Diferentes cereales dispuestos en mesa y cuchara de madera

¿Sabes qué nutrientes aportan los cereales?

¿Sabes qué nutrientes aportan los cereales?

Última actualización: 03-03-2019. Equipo Nutricioni

Los cereales son alimentos que aportan nutrientes de manera económica, variada y sana para el ser humano. Incorporarlos en la dieta, asegura un balance energético adecuado para  el desarrollo físico e intelectual.

Desde tiempos remotos el hombre se ha visto en la necesidad de buscar opciones alimenticias para su sustento y desarrollo adecuado, tanto físico como mental. No es un secreto que en los tiempos de nuestros antepasados, los grupos que mejor alimentados estaban eran los que presentaban un mejor desempeño en la caza y la recolecta.

Dentro de estas múltiples opciones nutricionales, los cereales, son tal vez el grupo de alimentos más antiguos que se conozcan y que son consumidos de forma cosmopolita.

El origen del nombre de tan conocidos alimentos, viene arraigado a la cultura griega y romana, las cuales los bautizaron con este nombre, como ofrenda a la Diosa Ceres, que representaba la agricultura.

Países como China, India, Estados Unidos, México, entre otros, son consumidores importantes de este tipo de alimentos, debido a la gran variedad de nutrientes que aportan.

Los cereales se pueden definir como frutos secos originados de plantas conocidas como gramíneas, caracterizados por una estructura sencilla rica en almidón, lípidos y proteínas.

Esta característica nutricional, los sitúa en la base de la pirámide alimenticia, lo que indica que deben ser consumidos en altas cantidades y de manera constante para mantenernos enérgicos.

La presencia de alta concentraciones de carbohidratos complejos en los cereales los convierten en un combustible ideal para nuestra maquinaria enzimática, ya que pueden transformarse en glucógeno, elemento que aporta energía a los músculos y el cerebro.

Numerosos estudios señalan que el consumo de cereales debe llevarse a cabo a lo largo de todo el día, recomendando ingerir de 6 a 11 porciones diarias de estos alimentos.

Es importante destacar que los cereales no solo aportan carbohidratos benéficos al cuerpo, sino que contienen una amplia gama de biomoléculas importantes para la fisiología del organismo, que los convierten en aliados irremplazables en la nutrición.

Colección de cereales sobre fondo de madera.

Cereales: ocho letras que aportan un sin fin de nutrientes a nuestro organismo

Los cereales han sido ampliamente señalados como un alimento indispensable para el mantenimiento de una buena condición física, sobre todo en personas con alta demanda energética, como por ejemplo los deportistas.

Pero ¿qué elementos los hacen tan importante en nuestra nutrición?, para contestar esta inquietud, debemos desglosar cada uno de las biomoléculas que los componen.

En el área de la bioquímica, se describen 3 biomoléculas fundamentales para el desarrollo de los seres vivos, y los cereales contienen grandes concentraciones de estos elementos. Estas son:

Los carbohidratos. También conocidos como glúcidos, son considerados como la principal fuente energética, especialmente para el cerebro, ya que su bioconversión es rápida y aporta alto contenido calórico. Estos azúcares, poseen influencia en el desarrollo muscular.

Las proteínas. Consideradas como la segunda fuente energética de importancia en el organismo, estas contribuyen directamente en el ámbito estructural, es decir, en la formación de tejido, huesos, etc.

Los lípidos. Considerados como la tercera fuente energética de importancia para el organismo por su alto contenido calórico. No obstante, su proceso de asimilación en el organismo es más lento, punto importante en los cereales, ya que estos contienen una gran variedad de ácidos grasos poliinsaturados altamente biodegradables.

Otros componentes de importancia metabólica presentes en los cereales son las vitaminas, entre las cuales pueden encontrarse principalmente las del grupo B. De igual forma, pueden encontrarse en ellos, minerales de importancia como por ejemplo: el zinc, fósforo, hierro, entre otros.

La fibra, especialmente la hidrosoluble, también es uno de los componentes más resaltantes en la composición de los cereales, gracias a los grandes beneficios que aporta al organismo.

Todos estos elementos, hacen de los cereales los acompañantes perfectos a la hora de realizar actividades físicas de exigencia metabólica.

Estos cereales son tus mejores amigos, consúmelos y serás fuerte

A pesar de que existen una gran variedad de cereales, existe un grupo bastante conocido y empleado por parte de los nutricionistas en sus dietas. Dentro de este grupo se pueden destacar:

La avena. Es uno de los cereales con mayor valor energético, por la presencia de glucosa, vitamina E y del grupo B (B1y B12), minerales (hierro, zinc, calcio), betaglucanos y fibra. Estos facilitan la función intestinal y reducen el colesterol, además aportan un gran porcentaje de calorías sin causar aumento de peso.

El arroz. Este es una de los cereales más populares en cuanto a consumo, debido a su gran aporte nutricional en vitaminas del grupo B (B1,B3,B6 y B9), minerales como el fósforo, potasio, hierro y selenio entre otros. También puede contener antioxidantes como la antocianina, sin embargo, el valor nutricional varía entre los tipos de arroz (blanco, rojo, integral, etc).

El maíz. Este cereal posee altas proporción de carbohidratos, vitaminas (A, B1, B2, B9), minerales de importancia fisiológica (hierro, sodio, potasio, magnesio) y un alto contenido de fibra, proteínas y lípidos (ácidos grasos poliinsaturados).

El trigo. Este cereal es considerado como un potente aliado en la medicina al incorporarse en la dieta, ya que se encuentra conformado por vitaminas de importancia (A, C, D, E y K), confiriéndole propiedades antioxidantes. Por otro lado, la presencia de minerales como: hierro, zinc, magnesio y fósforo, lo convierten en un candidato ideal para combatir la desnutrición.

El cuscús. Este cereal es altamente consumido en África por su gran aporte calórico, posee un alto porcentaje de proteínas (13% /100 g.) y carbohidratos. Entre las vitaminas que lo componen se encuentran la vitamina A y el grupo B12, aporta minerales como el fósforo y magnesio. Algunos trabajos señalan que el consumir 100 gramos de este cereal, aporta aproximadamente 350 calorías.

La cebada. Empleada para la fabricación de bebidas energéticas como la malta. Aporta vitaminas del grupo B12, vitamina K, su mayor aporte mineral incluye elementos como el azufre, cromo y selenio. Otro ingrediente de gran importancia que se encuentra presente en este cereal, es la lisina, aminoácido con importantes funciones biológicas.

Mujer joven comiendo cereal mientra escucha musica, en el piso se encuentran algunas frutas

La trilogía perfecta: cereales-suplementos-salud. ¿Cómo se complementan?

Un cuerpo saludable generalmente implica una buena nutrición, ya que esto asegura la energía necesaria para las funciones biológicas básicas, que implican el crecimiento y el desarrollo.

La ingesta de nutrientes adecuados a lo largo del día, se hace cada vez más prioritaria, debido a lo agitado del ritmo de vida que se lleva en la actualidad.

Muchas veces este ritmo de vida, nos conduce al consumo de alimentos que no se encuentran bien equilibrados nutricionalmente hablando.

En tal sentido, como la obtención de energía para nuestras funciones proviene del metabolismo de los alimentos, es importante ingerir aquellos ricos en nutrientes esenciales.

Los cereales son candidatos ideales para satisfacer de manera rápida y económica estas demandas energéticas, además, al ser su digestión un poco lenta, permite mantenernos satisfechos sin ganar peso. Esto siempre y cuando sean acompañados de manera equilibrada con otros alimentos.

No obstante, algunas persona pueden presentar problemas metabólicos que impiden la digestión y asimilación de los cereales y por ende, de los nutrientes presentes en los mismos.

Un ejemplo claro de estos trastornos metabólicos es la celiaquía, que se caracteriza por una intolerancia de carácter inmunológico al gluten, que son proteínas que se encuentran en los cereales, principalmente en el trigo y la avena.

En este trastorno, muchas veces se ve implicada la deficiencia de enzimas digestivas específicas para la el metabolismo de estas proteínas, afectando mayormente a la población infantil.

Como la nutrición se hace una condición mucho más importante en estas personas, los suplementos nutricionales pueden ser una fuente de energía alternativa.

Un ejemplo de estos suplementos es MetaMente, ya que puede ayudar a prevenir el debilitamiento tanto físico como mental en pacientes celíacos, los cuales se ven limitados en sus opciones nutricionales.

Generalmente en deportistas o personas con alta exigencia física, la masa muscular es un elemento que debe mantenerse inalterado, de igual forma, en los pacientes celíacos, debe buscarse la manera de fortalecer este componente.

La composición química de MetaMente contempla la presencia de compuestos como la L-Glutamina y la N-Acetyl L-Carnitine HCl, que colaboran en el fortalecimiento de la masa muscular.

Más del complemento perfecto

Otros componentes de importancia presentes en MetaMente son la Fosfatidilserina y el extracto natural de Ginkgo biloba. Estos elementos permiten mejorar la concentración de oxígeno que llega al cerebro y fortalecer la memoria y el proceso cognitivo.

El buen funcionamiento cerebral, también puede influir en un mejor metabolismo, ya que de esta manera, se ven favorecidas las funciones básicas para degradar y aprovechar los alimentos de manera más eficiente.

MetaMente también posee entre sus componentes extractos naturales de Bacopa monnieri  y elementos sintéticos extraídos de Vinca sp. como Vinpocetina. Estos elementos han sido ampliamente señalados en la medicina naturista por sus propiedades antioxidantes, reguladoras del movimiento intestinal y estimuladores del apetito, lo que contribuye a un mejor aprovechamiento de los alimentos.

En las personas celíacas, estos componentes pueden ejercer una mejora en la funciones limitadas que presenta la actividad intestinal de las mismas.

Muchos estudios científicos afirman que el sueño y el descanso influyen de manera directa en el proceso de asimilación de nutrientes, por lo que un buen descanso se traducirá en una buena nutrición.

Una alteración de las horas de descanso o las horas de comida altera lo que se conoce como el ciclo circadiano, el cual influye directamente en el metabolismo. Esto aunado a una mala nutrición, puede generar enfermedades importantes como por ejemplo, la diabetes y la obesidad.

MetaMente posee extracto de hierba de San Juan y Bacopa monnieri las cuales tienen propiedades antiansiolìticas y antidepresivas, que favorecen el sueño y contribuyen a mejorar los procesos de absorción de los alimentos.

Todas estas características indican que MetaMente puede considerarse como una buena opción para reforzar la nutrición en personas normales, deportistas, con cuadros de desnutrición y en personas celíacas, sin embargo, para estos últimos, debe ser empleado solo con autorización de un especialista.

¿Quieres ventajas? Consume cereales y las lograrás

La existencia de una gran variedad de elementos nutritivos en los cereales es prácticamente indiscutible, por lo que debemos incluirlos en nuestra dieta. Esta inclusión a posteriori traerá una gran cantidad de beneficios a nuestro organismo, entre los que podemos nombrar:

Reducen los niveles de colesterol malo en la sangre. Su bajo contenido en grasa y las altas cantidades de fibra, contribuyen a la movilización y eliminación de este componente.

Fortalecen el sistema nervioso. La gran variedad de vitaminas que contienen los cereales sirven como refuerzo para el mantenimiento de las células nerviosas y mejora la transmisión del impulso nervioso.

Mejoran en la función intestinal. El aporte de fibra soluble y la hordeina contenida en algunos cereales como la cebada, protegen la mucosa intestinal y fungen como antiséptico intestinal.

Mantienen el organismo libre de toxinas. Por sus propiedades antiinflamatorias y laxantes, ayuda a desechar sustancias nocivas para la salud.

Preservan tu piel. Debido a la alta cantidad de proteínas y al aporte de selenio ayudan a mantener la elasticidad de la piel y a la producción de keratina.

Mantienen sanos los riñones. El consumo de fibra, especialmente la soluble, la cual se encuentra presente en estos alimentos, ha sido señalada en diferentes trabajos de investigación como una solución para la expulsión de los cálculos renales.

Previenen la diabetes. Trabajos científicos realizados en Universidades de Suecia, indican que el consumo de cereales regula la concentración de azúcar en la sangre.

Estos son entre muchas otras las ventajas que nos da el consumo de estos alimentos, por lo que no ha de extrañar que sean considerados como alimentos dignos de dioses.

¿Sabes cuál es el mejor momento para consumir estos alimentos?

Las primeras horas de la mañana es el lapso de tiempo donde el organismo necesita surtirse de energía, ya que durante la noche ha llevado a cabo diversos procesos metabólicos, agotando las reservas energéticas.

Consumir alimento ricos en minerales, proteínas y carbohidratos, se hace extremadamente necesario para poder llevar a cabo las actividades diarias.

El hábito de consumir estos alimentos a primeras horas de la mañana, se ha estudiado en países Europeos. Estos estudios indican que adolescentes que siguen esta rutina, mantienen niveles vitamínicos altos, específicamente en vitamina del complejo B.

En los niños, la inclusión a la dieta de estos alimentos se recomienda de forma combinada con lácteos, a excepción de aquellos que presenten alergias a los derivados de la leche.

Durante el día, los cereales también pueden consumirse en forma de tentempié, ayudándonos a mantener el metabolismo activo, asegurando a la vez, el suministro de energía necesario para realizar las actividades diarias.

Es primordial tener en cuenta que el consumo de estos alimentos debe ser preferiblemente en su forma orgánica y más natural posible, ya que existen numerosas presentaciones comerciales que poseen altos contenidos de azúcar nada beneficiosas para la salud.

Dentro de las opciones naturales más recomendables están las hojuelas de avena, preferiblemente que no sea instantánea, granola sin azúcar, ya que esta viene generalmente combinada con trozos de frutas y miel que ya tienen este componente.

Las barras energéticas de arroz, trigo o cualquier otro cereal, también son una opción práctica para aportar los nutrientes de forma apetitosa y agradable.

Es evidente la gran ventaja que aporta el incluir cereales a la dieta, especialmente a primeras horas del día, por lo que deberíamos hacerlos parte de nuestra rutina alimenticia. Por ende, a la hora de su escogencia debemos cuidar que no sean instantáneos y con un contenido de azúcar menor al 12% del peso total del producto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *