¿Sabes cuántos tipos de osteoporosis existen?

¿Sabes cuántos tipos de osteoporosis existen?

Última actualización: 19-11-2018. Equipo Nutricioni

Son muchas las personas que en la actualidad padecen de osteoporosis, que es una enfermedad general de sistema esquelético, la cual es muy molesta.

Esta afección implica la pérdida de masa ósea debido al deterioro del tejido. Tiene  tiene como consecuencia una mayor fragilidad en los huesos y el organismo está propenso a fracturas.

La osteoporosis es una enfermedad silenciosa, ya que no existe ningún indicativo de que la padeces, antes de que ocurra la fractura del hueso.

Diversos estudios revelan que esta condición que puede ser genética, es asociada con personas de avanzada edad tanto hombres como mujeres.

El tejido óseo es una capa que rodea las células de la médula y estas contienen agua, fibras de colágeno y minerales cristalizados formando un tejido poroso.

Las causas de la osteoporosis incluyen diversos factores como hormonas, factores de crecimiento, nutrición, actividad física, envejecimiento y temas genéticos.

¿Qué es la osteoporosis?

La osteoporosis proviene del griego osteo (hueso), poros (poros) y penia (pérdida). Se trata de una enfermedad metabólica en la que se produce una reducción en la cantidad de hueso.

La pérdida de masa ósea es parte del envejecimiento de las personas y entre los 30-35 años se comienza a perder masa ósea poco a poco.

Esto no significa que entre esas edades se den las fracturas de los huesos.

Estudios realizados a gemelos y sus familiares revelaron que la osteoporosis podría ser controlada genéticamente.  Pero todavía no es 100% seguro de que esto se pueda realizar, porque no en todos los casos se obtuvieron los resultados esperados.

Esta enfermedad es mucho más frecuente en mujeres en edades avanzadas (80%), más que en los hombres que tienen una probabilidad  de 8% de padecer osteoporosis.

Las zonas del cuerpo donde ocurren mayormente las fracturas son la columna vertebral, en el fémur o cadera, y en las muñecas.

La osteoporosis es una enfermedad que se da por muchos factores y esta se ve afectada por un número considerable de hormonas, entre ellos los esteroides y factores de crecimiento.

También por el estado inmunológico, la raza, el sexo, la actividad física, la nutrición, tratamiento recibido y el envejecimiento.

La pérdida de masa ósea en las mujeres es más rápida a partir de los 50 años más que en los hombres, ya que en las damas ocurre  la menopausia.

En este proceso las mujeres tienen una pérdida de hormonas sexuales, llamado posmenopáusicas, por eso es asociado con la edad.

Es por ello, que es necesario realizar la investigación necesaria, para saber qué es lo que está causando la afección y así tener el diagnóstico preciso para las terapias a realizar.

Para conocer qué es lo que causa la osteoporosis es necesario conocer el tejido óseo. En los huesos de una persona adulta está compuesto por varios tejidos: óseo, cartilaginoso, conectivo denso, epitelial, adiposo y el nervioso.

Loss huesos que conforman nuestro esqueleto se clasifican en: largos, cortos, planos, irregulares y sesamoideos. También puede clasificarse en huesos corticales o trabeculares. Las funciones de cada uno dependerán de su forma.

La función del tejido óseo es el soporte mecánico de los tejidos y protección de órganos internos frente a lesiones mecánicas. También proporciona el almacenamiento y liberación  de calcio, fósforo y energía para el metabolismo.

Existen 4 tipos de células óseas que se dividen en dos grupos: las de mantenimiento del tejido óseo y las de degenerar o reabsorber el hueso.

¿Cómo diagnostica el médico si tienes osteoporosis?

Una de las formas de saber si tienes osteoporosis es a través de la densitometría ósea.

Este es un examen de laboratorio, que determina las causas de pérdida de masa ósea, y saber si el paciente se está descalcificando rápida o lentamente.

El especialista te preguntará si tienes familiares que padezcan esta condición, si tienes malos hábitos alimenticios, y si consumes alcohol y tabaco. También si realizas algún deporte o alguna otra actividad física y si te expones frecuentemente al sol.

Otras formas de saber si padeces esta enfermedad son:

  • Dolor en los huesos o zonas más propensas a sufrir osteoporosis.
  • Fracturas sin haber tenido un golpe o caída.
  • Posturas encorvadas.
  • Dolor de cuello.
  • Lumbago.
  • Pérdida de estatura (hasta 15 cm).

pie de rayos x un ser humano de 68 años. Hinchazón de los tejidos blandos con mott cometen osteoltic lesion primer y tercer hueso del metatarso con osteoporosis desuso.

Factores de riesgo de la osteoporosis

Hay estudios epidemiológicos que indican que existen factores de riesgo que llevan a la posibilidad de desarrollar osteoporosis.

Diversos expertos han realizado muchos intentos en el desarrollo de distintos métodos para identificar los niveles de masa ósea, y así facilitar el diagnóstico a tiempo.

En muchos casos se llega a la determinación de la enfermedad si la persona tiene más de 10 años de menopausia, tiene antecedentes de fractura y de familiares con osteoporosis.

A continuación explicamos los factores de riesgo de la osteoporosis:

Menopausia: Este es uno de los factores más comunes en esta enfermedad. Esta se presenta en las mujeres a partir de los 49 años hasta los 80 años de edad.

Por eso las mujeres son más propensas a padecer de osteoporosis más que los hombres.

Edad: Este factor es independiente para el desarrollo de esta enfermedad, ya que en los hombres o mujeres se puede producir  por encima de los 75 años.

A esta edad es menor la absorción del calcio, y son mayores los efectos de la desnutrición, la carencia de vitamina D, la baja exposición solar, y el sedentarismo. También existe la posibilidad de que se produzcan fracturas.

Genética: Esta enfermedad se puede desarrollar en las hijas de madres con osteoporosis, pero la carga genética no parece importante en la pérdida de masa ósea.

La afección se presenta durante la edad avanzada del paciente. Es importante comenzar a cuidarte en edad temprana para la prevención de la osteoporosis.

Masa corporal:  Mientras menor sea el índice de masa corporal existe la posibilidad de no padecer esta enfermedad, pero por otra parte al tener poco tejido adiposo existe la posibilidad de adquirirla.

Estilo de vida: Tener una buena alimentación y actividad física son factores que no previenen la osteoporosis, pero sí mejoran la calidad de vida y bajan la probabilidad de padecer esta condición.

Ingesta de calcio: Este mineral es necesario para un metabolismo óseo normal. Durante el desarrollo del esqueleto la persona que consuma calcio de forma inadecuada corre el riesgo de pérdida de masa ósea.

Estudios han demostrado que el ingerir calcio de forma adecuada previene el riesgo de tener fracturas, pero es importante saber la dosis que debemos consumir.

Un médico especialista te puede decir cuál es la dosis recomendada, ya que eso varía por edad y circunstancia (menopausia, embarazo, lactancia, crecimiento, entre otros).

Vitamina D: Esta se obtiene de la luz solar. Si tienes una alimentación balanceada y una exposición al sol a diario por pocas horas es suficiente.

El consumo de vitamina D es necesario para ancianos aislados y para personas con malabsorción de grasas.

Tabaco: Según estudios realizados, las mujeres fumadoras, arrojan que estas son más sedentarias y corren el riesgo de padecer osteoporosis a temprana edad.

En comparación con las mujeres que no fuman, el uso del tabaco tiene mayor incidencia en las fracturas y causa retraso en la curación de las mismas.

Alcohol: Este tóxico es perjudicial para la salud, ya que altera el metabolismo impidiendo la absorción del calcio, fósforo, magnesio, y vitamina D. Provoca  la aparición temprana de osteoporosis, una mayor frecuencia de caídas y fracturas.

Ejercicio físico: La actividad física es importante para el crecimiento y el cambio en tu esqueleto. Los hábitos sedentarios condicionan la posibilidad de padecer osteoporosis.

Tipos de osteoporosis

Existen tres tipos posibles en función de la edad y de las causas que pueden provocar esta patología.

Osteoporosis de tipo 1: Esta se da en mujeres después de la menopausia, debido a la falta de hormonas femeninas.

También por la vida sedentaria, la deficiencia de calcio, el exceso de alcohol o tabaco y puede ser hereditaria. Los hombres la pueden padecer por falta de testosterona.

Las edades en la que puede aparecer en ambos sexos es entre los 50 y 79 años.

El aumento de los factores de riesgo para la osteoporosis de tipo 1 o posmenopáusica incluyen:

  • Bajo peso corporal, que normalmente se asocia con los huesos más pequeños y los niveles más bajos de estrógeno.
  • Edad avanzada.
  • Mujeres que tuvieron una menopausia precoz en su vida.
  • Anorexia.

Osteoporosis de tipo 2: Esta se da en personas mayores a los 75 años debido al envejecimiento. La reducción de la materia ósea tiene como consecuencia las fracturas de cadera principalmente.

Este tipo de osteoporosis es denominada involutiva o senil. La persona puede tener fracturas de cuello, vértebras, húmero, la pelvis y la tibia.

Osteoporosis de tipo 3: Denominada también osteoporosis idiopática, no es muy frecuente ya que está asociada con la aparición en niños y adultos jóvenes.

Osteoporosis secundaria:Esta se da por la presencia de enfermedades que afectan al esqueleto o por el efecto de algunos medicamentos que disminuyen la densidad ósea.

Estas son algunas de las enfermedades que pueden causar osteoporosis secundaria:

  • Insuficiencia renal
  • Enfermedad de Cushing
  • Hiperparatiroidismo
  • Hipertiroidismo
  • Hipogonadismo
  • Diabetes mellitus
  • Trastornos hormonales

Algunos medicamentos que pueden causar osteoporosis secundaria son:

  • Corticosteroides
  • Barbitúricos
  • Anticonvulsivos

La osteoporosis en niños

La osteoporosis se define como la baja densidad ósea  para la edad cronológica. Esta afección en jóvenes también es llamada de tipo 3 idiopática, ya que esta afecta a cierta población de niños y adolescentes.

Para algunos padres una de las preocupaciones es que los hijos no engordan o tienen dietas con  restricciones en la niñez y adolescencia, como los alérgicos a la lactosa, lo cual los obliga a tomar leches deslactosadas.

Sii estos niños y adolescentes no hacen ejercicios eso puede llevarlos a padecer de osteoporosis.

Existen varios grados de osteoporosis infantil, desde las que pueden provocar la muerte de un recién nacido, hasta las relacionadas con trastornos renales o nutricionales y de metabolismo.

Factores que afectan la masa ósea en niños

El crecimiento y mineralización del esqueleto es un proceso que inicia desde el desarrollo fetal,  continúa por la infancia y la adolescencia hasta llegar a los 25 años. A esta edad se alcanza el límite máximo de masa ósea, y esta es constante hasta la sexta década de vida.

La infancia y la adolescencia son etapas cruciales para adquirir masa ósea. Cualquier factor que afecte este proceso va a disminuir la cantidad de hueso y se estará expuesto a desarrollar la afección en la edad adulta.

Existen varios factores que determinan la masa ósea en el niño, estos son:

  • Genéticos: hasta casi un 80% de la masa ósea.
  • Nutricionales: el consumo de calcio y vitamina D es necesario durante la adolescencia.
  • Ambientales: el consumo de alcohol y tabaco en la adolescencia tiene un efecto negativo sobre la masa ósea.
  • Hormonales: las alteraciones hormonales pueden tener efectos negativos en la densidad ósea.
  • Actividad física: un estilo de vida activo, mejora la calidad de tus huesos.

Tipos de osteoporosis en niños

En el área de pediatría la osteoporosis en niños es clasificada en dos grupos.

El primer grupo es la osteogénesis imperfecta, que ocurre por factores genéticos, en la cual el  organismo no produce colágeno afectando los huesos.

En la osteoporosis idiopática o juvenil, de origen desconocido, se localiza en los huesos y aparece durante la pubertad.

El segundo grupo  es la osteoporosis secundaria a otras enfermedades crónicas, así como sus tratamientos o inmovilización física que requieren.

¿Cómo prevenir la osteoporosis en niños y adolescentes?

  • Ingerir calcio adecuada (800-1.200 mg/día en niños y 1.200-1.500 mg/día en adolescentes).
  • Consumir de 400 UI diarias de vitamina D.
  • Tener una adecuada exposición solar.
  • Mantener un peso y altura normal para su edad.
  • Realizar actividad física.
  • No consumir alcohol y/o tabaco.
  • Evitar en lo posible el consumo de leches deslactosada, ya que la grasa ayuda a mejorar la asimilación del calcio.

Tratamientos para la osteoporosis

Una vez que se diagnostica la osteoporosis es imposible evitar que se expanda, por lo tanto lo ideal es buscar las herramientas necesarias para evitar padecer esta enfermedad.

Es necesario prevenir las fracturas con el consumo de alimentos que fortalecen tus huesos y así evitaras tener caídas.

Los expertos dicen que una persona adulta debe consumir por lo menos 1000 mg de calcio al día.  Este mineral es ideal consumirlo en la infancia, que es cuando se están formando los huesos.

Durante la temporada de invierno es necesario aprovechar los días de sol, y exponer tus brazos y piernas durante 15 minutos para absorber la vitamina D.

Hacer ejercicios todos los días durante media hora como mínimo es ideal para no padecer de osteoporosis.

Evitar los malos hábitos como el alcohol o el tabaco, ya que este último obstruye la llegada de la vitamina D y el calcio a nuestros huesos.

También si consumes VicMujer, este suplemento contiene vitaminas, minerales y hierbas para las personas que padecen de esta condición.

Todos los componentes de VicMujer le dan fuerza y vitalidad a tu organismo a la hora de realizar ejercicios para el mantenimiento de tus huesos.

Solo VicMujer es el apoyo ideal para las mujeres en muchas afecciones y enfermedades que estas padecen.

Este suplemento compuesto de vitaminas A, B, C, D y E, así como ácido fólico, calcio, zinc, magnesio, fósforo, entre otros.

En las actividades del día a día fortalece tus huesos para que estos absorban mejor el calcio y así prevenir enfermedades como la osteoporosis.

Otros beneficios que VicMujer ofrece es que mejora la circulación y la memoria, baja los niveles de colesterol alto y regula en azúcar en la sangre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *