cubos formando la palabra diabetes, Diabetes letras mayúsculas en crucigrama y azúcar pila en una cuchara

¿Sabes cuántos tipos de diabetes existen?

¿Sabes cuántos tipos de diabetes existen?

Última actualización: 25-05-2019. Equipo Nutricioni

La diabetes es una enfermedad crónica autoinmune que se presenta cuando los niveles de azúcar (glucosa) en la sangre son muy elevados, ocurre cuando el páncreas no es capaz de sintetizar la cantidad de insulina que el cuerpo necesita para ser utilizada como energía.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) es una enfermedad que afecta a más de 422 millones de personas en el mundo tanto a niños como adultos, capaz altera el funcionamiento de los músculos y tejidos.

Siempre se ha escuchado que existen dos tipos de diabetes, sin embargo hoy en día podemos decir gracias a los estudios científicos realizados  que existen 5 tipos de diabetes genéticamente diferentes.

Estos 5 tipos de diabetes son:

  • Diabetes tipo 1 o isulinodependiente.
  • Diabetes tipo 2.
  • Diabetes gestacional.
  • Diabetes MODY.
  • Prediabetes.

cubos formando la palabra diabetes, Diabetes letras mayúsculas en crucigrama y azúcar pila en una cuchara

Diabetes tipo 1 o Insulinodependiente

La diabetes tipo 1 es considerada una enfermedad autoinmune debido a que nuestro propio sistema autoinmune destruye las células del páncreas que producen la insulina, la cual es la hormona necesaria para mantener los niveles de azúcar en la sangre.

No se conoce la causa exacta por lo que ocurre esto, sin embargo los científicos creen que se debe principalmente a los genes.

En este tipo de diabetes el páncreas produce muy poca o ninguna insulina por lo que es necesario utilizar inyecciones de insulinas diarias que  permitan controlar los niveles de azúcar en la sangre para poder vivir.

Puede aparecer a cualquier edad  pero tiene mayor incidencia en los niños y adolescentes. Por lo general se diagnostica antes de los 30 años y suele tener un comienzo con bastante sintomatología.

Causas que dan origen a la Diabetes tipo 1

Aunque hoy en día aún se desconocen las causas exactas que dan origen a este tipo de diabetes, los científicos han considerados ciertos factores de riesgo que pueden dar origen a la enfermedad, estos factores son:

Genética: Relacionada en algunos casos con la predisposición hereditaria, según estadísticas el 13% de los niños y adolescentes diagnosticados con diabetes tipo 1 tienen un padre o un hermano con esta enfermedad.

Autoinmunidad: En condiciones normales el sistema inmunológico es el encargado de proteger nuestro cuerpo sin embargo en determinadas enfermedades como la diabetes el sistema inmune se vuelve contra nuestro cuerpo.

En este caso específico de diabetes tipo 1 se produce una reacción contra las células productoras de insulina ocasionando alteraciones en el nivel de glucosa en la sangre.

Factores o daño ambiental: relacionados con virus, agentes tóxicos, comidas y otros agentes.

Síntomas de la diabetes tipo 1

Los síntomas suelen variar en cada persona siendo los más comunes:

  • Necesidad de orinar constantemente, cuando los niveles de azúcar en la sangre son muy altos los riñones tienden a eliminar el exceso de azúcar a través de la orina es por ello que las micciones son frecuentes.
  • Constante sensación de sed, al orinar mucho el cuerpo pierde mucho líquido lo que origina mucha sed ya que el cuerpo requiere mantener la concentración normal de agua en el organismo.
  • Cansancio o fatiga debido al que el cuerpo no puede utilizar adecuadamente la glucosa como fuente de energía.
  • Pérdida de peso sin causa aparente.
  • Visión borrosa.
  • Sensación de hambre constantemente.
  • Picazón y piel seca.
  • Heridas que tardan en sanar.

Diagnóstico de la diabetes tipo 1

Para diagnosticar la presencia de diabetes el médico solicitará realizar una prueba de sangre para medir la concentración de glucosa presente en la misma. Las pruebas que se deben realizar son las siguientes:

Prueba aleatoria de azúcar en la sangre: esta prueba permite medir el nivel de azúcar en la sangre en cualquier momento del día, por lo que no requiere estar en ayunas. Un valor de 200 mg/dl o más indican la presencia de diabetes.

Prueba de azúcar en sangre en ayunas: para esta prueba la muestra de sangre se toma generalmente en la mañana después de haber tenido un ayuno de 8 horas como mínimo. Se diagnostica diabetes cuando presentan valores de 126 mg/dl o más  en dos pruebas individuales.

Prueba oral de tolerancia a la glucosa: para esta prueba se realiza primeramente un análisis de sangre en ayunas que permite determinar los niveles de glucosa en la sangre.

Luego se debe ingerir una bebida azucarada (generalmente 75 gr de azúcar disueltos en agua) y pasada dos horas se analiza varias veces los niveles de azúcar en la sangre. Si el valor es 200 mg/dl o más indica diabetes.

Prueba de hemoglobina glucosilada (A1C): Esta prueba no es más que un análisis de sangre que permite saber el nivel promedio de azúcar en la sangre unida a la hemoglobina durante los 2 o 3 últimos meses.

Mientras mayor sean los niveles de azúcar en la sangre mayor hemologlobinacion unida tendrás. Valores de A1C del 6,5%  o más en dos pruebas individuales indican diabetes.

Tratamiento de la diabetes tipo 1

El tratamiento para la diabetes tipo 1 consiste en la colocación de inyecciones de insulina o el uso de bombas de insulina, control frecuente de los niveles de azúcar en la sangre y cálculo de hidratos de carbono.

Las inyecciones de insulina son necesarias colocarlas a diario para poder vivir, son suministradas por medio de una jeringa con aguja fina, no pueden ser suministradas vía oral debido a que las enzimas digestivas interfieren en la acción de la insulina.

Otra opción  es la bomba de insulina, la cual es un dispositivo electrónico usado en la parte exterior del cuerpo. Permite realizar infusiones continuas de insulina con dosis precisas de acción rápida durante las 24 horas, reemplazado así la necesidad de colocar múltiples inyecciones.

El control del nivel de azúcar en la sangre debe realizarse hasta cuatro veces al día ya que un control frecuente de esta es la única manera de asegurarte de mantener en un rango adecuado los niveles de azúcar en la sangre.

Medicina, diabetes, glucemia, cuidado de la salud, dedo masculino con una gota de sangre y una tira de prueba.

Diabetes tipo 2 y resistencia a la insulina

En este tipo de diabetes el páncreas sí produce insulina inclusive en algunos casos en cantidades superiores a lo normal. Sin embargo,  el organismo no es capaz de utilizar la insulina que produce de manera eficaz, en consecuencia la concentración de azúcar en la sangre aumenta.

Suele aparecer en personas mayores a los 40 años con antecedentes familiares de diabetes o sobrepeso, aunque hoy en día se ha notado su aparición en niños y adolescentes.

Es considerada la más común ya que entre el 90-95% de las personas que padecen de diabetes tienen este tipo.

Causas que dan origen a la diabetes tipo 2

La diabetes tipo 2 se desarrolla cuando el cuerpo se hace resistente a la insulina, es decir la insulina que produce el cuerpo no funciona correctamente, las causas más comunes que llevan a padecer este tipo de diabetes son:

El peso: este factor constituye uno de los principales riesgos de padecer diabetes tipo 2 ya que mientras más sobrepeso tengas, más tejido graso tendrás y las células se harán más resistente a la insulina.

Antecedentes familiares: El riesgo a padecer diabetes tipo 2 aumenta si tienes algún familiar (padre, madre, hermano) con diabetes.

Inactividad: mientras más sedentarismo practiques más riesgo tendrás de padecer diabetes.

El ejercicio físico además de ayudarte a controlar tu peso, le permite a la glucosa ser utilizada como fuente de energía habiendo que las células sean más sensibles a la insulina.

Edad: el riesgo de este tipo de diabetes aumenta con la edad especialmente después de los 45 años, se piensa que puede ser debido a que a medida que envejeces tienden hacer menos actividad física, perder masa muscular y aumentar de peso.

Embarazo: si durante el embarazo padeciste de diabetes gestacional puedes llegar a ser diagnosticada con diabetes tipo 2 a los 15 años siguientes.

Incluso aun cuando no hayas padecido diabetes gestacional pero hayas dado a  luz a un bebé de más de 4 kilos también corres el riesgo de padecer diabetes tipo 2.

Presión alta: las personas que sufren de tensión alta entre 140/90 Hg presentan mayor riesgo de padecer diabetes tipo 2.

Origen étnico o raza: Aunque se desconoce el motivo algunos grupos étnicos tienen mayor riesgo de padecer de diabetes que otros, entre los que se incluyen las ascendencias de africana, hispana, asiática e indoamericana.

Síndrome de ovarios poliquísticos: El SOP es una enfermedad que afecta a las mujeres donde por medio de un desequilibrio de los niveles hormonales del cuerpo. Genera la aparición que quistes en el ovario siendo esto un factor de riesgo para padecer diabetes tipo 2.

Alcoholismo y tabaquismo: el consumo excesivo de alcohol y tabaco aumenta el riesgo de padecer diabetes. Por lo que se recomienda no ingerirlos o hacerlo de manera ocasional.

Niveles de colesterol y triglicéridos anormales: valores bajos de colesterol y altos de triglicéridos aumentan el riesgo de padecer diabetes tipo 2.

Síntomas de la diabetes tipo 2

Generalmente los síntomas de este tipo de diabetes se desarrollan lentamente, puedes incluso tener diabetes tipo 2 y no saberlo. Sin embargo, debes prestar atención si presentas los siguientes síntomas:

  • Fatiga, sentirse muy cansado.
  • Visión borrosa.
  • Necesidad de orinar frecuentemente.
  • Infecciones frecuentes.
  • Heridas o llagas que tardan en sanar.
  • Aumento del apetito.
  • Sed constante.
  • Zonas de la piel d las axilas y cuellos oscurecidas.
  • Pérdida de peso sin razón aparente.

Diagnóstico de la diabetes tipo 2

La diabetes tipo 2 se diagnostica realizando un análisis de sangre donde se evalúan los niveles de glucosa en la sangre a través de las pruebas antes mencionadas para el diagnóstico de la diabetes tipo 1.

Tratamiento de la diabetes tipo 2

Para el tratamiento control de la diabetes tipo 2 debemos:

  • Mantener un peso adecuado.
  • Realizar actividad física con regularidad.
  • Chequear regularmente la concentración de azúcar en la sangre.
  • Tomar medicamentos que ayuden a la insulina funcionar de forma correcta en el cuerpo o inyectarse insulina.
  • Realizar periódicamente chequeos con el médico especialista.

Diabetes gestacional

La diabetes gestacional es un tipo de diabetes que se desarrolla durante el embarazo y por lo general desaparece de forma espontánea después del parto.

Se debe principalmente a los cambios hormonales que sufren las mujeres durante el embarazo que crean resistencia a la insulina y debe ser tratada inmediatamente una vez que se diagnostica para evitar complicaciones severas en él bebe y en la madre.

Es diagnosticada entre las semanas 24 a 28 por medio de un análisis de sangre llamado prueba oral de tolerancia a la glucosa y afecta entre 4% al 7% de las mujeres embarazadas.

Causas de la diabetes gestacional

La causa principal que da origen a la diabetes gestacional es que durante el embarazo la placenta que te conecta al bebé altos niveles de hormonas para apoyar el embarazo, estas hormonas hacen que las células se vuelvan resistente a la insulina y en consecuencia se elevan los niveles de azúcar en la sangre.

Algunos factores de riesgo que pueden dar origen a la diabetes gestacional son:

Peso: tener sobrepeso con un índice de masa corporal (IMC) igual o mayor de 30 antes y durante el embarazo  aumenta las probabilidades de contraer diabetes gestacional.

Edad: mujeres mayores 25 años son propensas de presentar diabetes gestacional.

Antecedentes médicos personales o familiares: el riesgo a contraer diabetes gestacional es mayor si tienes prediabetes o si algún familiar cercano como madre, padre o hermano tienen diabetes tipo 2.

También se puede presentar este tipo de diabetes si tuviste un pérdida fetal sin razón aparente o si en un embarazo anterior diste a luz un bebé con más de 4 kg de peso.

Grupo étnico o raza: por razones aún desconocidas las mujeres de origen asiático, hispano, afroamericano e indioamericanas  presentan mayor riesgo de padecer de diabetes gestacional.

Síntomas de la diabetes gestacional

Por lo general las mujeres que padecen diabetes gestacional no presentan síntomas o suelen ser imperceptibles.

Sin embargo, se debe estar atento si se presenta síntomas asociados con la diabetes como: cansancio, visión borrosa, pérdida de peso, infecciones urinarias y vaginales, sed constante y micciones frecuentes.

Tratamiento de la diabetes gestacional

Para tratar la diabetes gestacional lo más importante es tratar de mantener con dieta y ejercicios los niveles de azúcar en la sangre de la madre, con el fin de mantener saludable al bebé y evitar complicaciones durante el embarazo y el parto.

Un buen tratamiento de la diabetes gestacional consiste en:

  • Controlar los niveles de azúcar en la sangre. Los especialistas recomienda verificar los niveles de azúcar en la sangre de 4 a 5 veces al día al levantarse y después de cada comida para asegurarse de que dichos niveles se encuentren dentro de un rango razonable. Este control puede ser realizado en casa con un glucómetro.
  • Seguir una dieta saludable, una dieta saludable se basa en la ingesta de vegetales, frutas, alimentos con altos contenido de fibra y bajo contenido de grasas y calorías, cereales integrales, etc. Comer los alimentos correctos es una de las mejores formas de mantener el nivel de azúcar en la sangre en los rangos recomendados.
  • Realizar ejercicios, realizar actividad física ayuda a disminuir el nivel de azúcar en la sangre ya que estimula al organismo para que la glucosa que va a las células sea transformada en energía.
  • El uso de medicamentos en caso de ser necesario, existen casos en los que es necesario recetar insulina para poder disminuir  los niveles de azúcar en la sangre, esta puede ser vía oral o inyectable.
  • Supervisar el desarrollo del bebé, se debe observar de manera minuciosa el desarrollo y crecimiento del bebé a través de ecografías y pruebas periódicas a fin de evitar cualquier complicación.

Diabetes Mody

La diabetes tipo MODY recibe su nombre a de las siglas en inglés Maturity Onset Diabetes of the Young conocida como la diabetes del adulto de inicio juvenil.

Es una forma monogénica de diabetes caracterizada por:

  • Se presenta en personas jóvenes generalmente ante de los 25 años de edad.
  • Su herencia es autosómica dominante, es decir una de las ramas familiares del paciente estará afectada en al menos 3 generaciones.
  • No necesitan insulina en al menos 5 años posteriores al diagnóstico.
  • No suele estar asociada con la obesidad o sobrepeso.
  • Su evolución suele ser lenta y progresiva.
  • Déficit en la secreción de insulina.

Se conocen al menos 13 genes implicados en la diabetes MODY, su causa de se debe principalmente por el cambio en un solo gen que los padres afectados transmiten a sus hijos lo que se conoce como herencia autosómica dominante.

Según cual sea el gen implicado se clasifica en 6 tipos diferentes:

MODY 1, debido a mutaciones del gen HNF-4ª

MODY 2, debido a mutaciones en el glucoquinasa

MODY 3, debido a mutaciones del gen HNF-1ª

MODY 4, debido a mutaciones en el gen IPF-1

MODY 5, debido a mutaciones del gen HNF-1Beta

MODY 6, debido a mutaciones en el gen Beta2/Neuro D1

Es un tipo de diabetes muy poco común por lo que en muchas ocasiones queda sin diagnosticar sin embargo cuando el paciente presenta hiperglucemia crónica en conjunto con su historial familiar son los principales indicativos de poder estar padeciendo la enfermedad.

En cuanto al tratamiento el especialista suele prescribir antidiabéticos orales, los cuales hasta el día de hoy han tenido muy buenos resultados, aunque a la larga puede ser necesario el uso de insulina.

Prediabetes

La prediabetes se presenta cuando los niveles de glucosa en la sangre son más  altos de lo normal pero no lo suficiente como para ser diagnosticada como diabetes.

Aunque realmente no es considerada como un tipo de diabetes como tal, es muy importante tomarlo en cuenta ya que esto implica tener alto riesgo para desarrollar diabetes a corto o mediano plazo.

La evolución de la prediabetes puede evitarse realizando actividad física diariamente, comiendo alimentos saludables, evitando el sobrepeso y controlando la presión arterial y el colesterol.

Generalmente las personas con prediabetes no presentan ninguna sintomatología para diagnosticarla el médico realizará una prueba de hemoglobina glucosilada (A1c) y otros exámenes para verificar si los niveles de azúcar en la sangre son más alto de normal.

Diabetes - Concepto médico y composición de píldoras, jeringas y estetoscopio.

¿Qué debemos hacer para prevenir la diabetes?

Cambiar el estilo de vida es lo primordial a la hora de prevenir la aparición de diabetes y debe ser fundamental cuando existe el riesgo de padecerla. Debemos tener en cuenta los siguientes consejos:

Cuidar la alimentación a través de un plan de alimentación saludable: es importante consumir alimentos y bebidas bajas en calorías.

Su dieta debe incluir alimentos con poca grasa y azúcar y ricos en fibras.

Alimentos como cereales integrales, verduras, frutas, pan integral, pasta y lácteos te ayudarán a mantener los niveles de azúcar en la sangre, regularán la presión y disminuirán el riesgo de padecer de enfermedades cardiacas.

Realiza actividad física con frecuencia: para prevenir la diabetes es importante mantenerse activo.

Realizar ejercicios con frecuencia te ayudará a perder peso y de esta manera mantener los niveles de azúcar en la sangre. Mientras menos sedentarismo practiques el riesgo a padecer de diabetes será menor.

Mantener un peso adecuado: controlar el peso es de suma importancia para prevenir la diabetes ya que al mantener un peso corporal adecuado ayudará al organismo a regular el funcionamiento de la insulina.

Evitar el consumo de alcohol y tabaco: fumar e ingerir bebidas alcohólicas contribuye a la resistencia a la insulina  lo que aumenta el riesgo de padecer diabetes. Por lo que se recomienda evitar el consumo de estas sustancias.

Consultar al médico: Se recomienda consultar al médico si se tiene más de 45 años de edad, si se sufre de sobrepeso, presentan sintomatologías de diabetes  o se tienen antecedentes familiares de diabetes.

Consume suplementos que contengan biotina en su composición: Estudios han demostrado que la biotina actúa como agente reductor del azúcar, es considerada como un cofactor que interviene en las reacciones metabólicas que ayudan a procesar el azúcar en la sangre.

La biotina estimula la enzima glucoquinasa y estimula la secreción de insulina en el páncreas lo que se traduce en la reducción de los niveles de glucosa en la sangre. En tal sentido se recomienda la ingesta de Anti Canas.

Anti Canas es un suplemento natural diseñado principalmente para mantener saludable el cabello. Sin embargo, contiene biotina la cual es una vitamina que forma parte del complejo vitamínico B, conocida como B7 o B8.

La biotina es utilizada entre otras cosas para pérdida de cabello, uñas escamadas, daño nervioso y tratamiento contra la diabetes tipo 2, por lo tanto el consumo de Anti Canas ayudará a mantener los niveles de azúcar en la sangre dentro de los valores normales.

Para gozar los beneficios que aporta  Anti Canas en cuanto a la transformación de la glucosa en energía para el organismo es recomendable ingerir 2 cápsulas al día preferiblemente con las comidas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *