¿Sabes cómo te ayuda el bicarbonato de sodio a adelgazar?

¿Sabes cómo te ayuda el bicarbonato de sodio a adelgazar?

Última actualización: 11-03-2019 por Editor Roselis.

De acuerdo con los expertos, un cuerpo alcalino transforma la grasa en músculo y  en energía, mientras que un organismo ácido quema el músculo y provoca el almacenamiento de la grasa.

Cuchara con bicarbonato al lado de una jarra de vidrio llena de agua

Es por eso que agregar un poco de bicarbonato de sodio en tu consumo diario puede ayudar a regular el peso.

Normalmente contamos en casa con una cajita de bicarbonato de sodio, tal vez ignorando su origen, cuáles son sus verdaderas potencialidades y cómo llegó hasta nosotros.

Aunque es muy conocido en todo el mundo no muchas personas saben cómo se produce.

Este polvo es utilizado en la gastronomía y también para aliviar problemas estomacales como acidez e indigestión. Su incorporación en el cuerpo disminuye la acidez en la sangre, logrando balancear el PH sanguíneo.

Son diversos los beneficios que ofrece el bicarbonato de sodio al organismo, porque al ser parte de una proceso alcalino mejora la oxigenación de las células, la digestión y la salud en general. También se habla de que en un ambiente alcalino los tejidos eliminan más eficientemente las impurezas.

Sin embargo, el consumo excesivo del bicarbonato de sodio puede afectar negativamente el cuerpo, por lo que es necesario conocer sus alcances y posibles propuestas para ingerirlo.

La historia del bicarbonato de sodio

Este compuesto se extrae naturalmente de la tierra o puede ser producido artificialmente. Llamado también bicarbonato sódico, este sólido cristalino de color blanco tiene una historia bien particular.

Puede ser obtenido en forma mineral de centros montañosos productivos como el de Wyoming, Estado Unidos. Luego se refina y se convierte en el polvo de bicarbonato que todos usamos.

Cabe destacar que Estados Unidos es el  país con mayores depósitos de este producto, con más de 47 millones de toneladas.

También es susceptible de manufacturarse artificialmente, pues se trata de un compuesto soluble en agua, que en presencia de ácido se descompone formando dióxido de carbono (CO2) y agua. Esto le da la condición de neutralizar los ácidos.

La utilización del bicarbonato de sodio data del antiguo Egipto, en cuya historia aparecen las primeras pistas sobre el uso de este producto. Se utilizaba en la higiene personal, para producir cristal, para lavar o teñir tejidos y para los procesos de momificación.

El producto fue utilizado como elemento de gran importancia en la industria del papel, jabón y textiles, así como para la elaboración de vidrio.

En 1846, 2 pasteleros estadounidenses descubrieron en Nueva York que el carbonato de sodio asociado a la leche generaba gas carbónico, provocando el mismo efecto que la levadura.

Así consiguieron refinar y dar lugar al bicarbonato de sodio que hoy conocemos a nivel industrial. Con un proceso simple creado en Bélgica, el producto se hizo más popular pues no generaba residuos tóxicos.

Inicialmente, el bicarbonato de sodio fue utilizado mayormente como agente fermentador. Cuando se mezcla con ácido, el componente reacciona creando burbujas, proporcionando dióxido de carbono para que la masa se esponje.

Los datos históricos refieren que era altamente utilizado para hacer pan y en otros alimentos que necesitan expandirse. En su forma originaria es conocido como nahcolite y es parte del mineral natrón.

En 1860 ya aparece el bicarbonato de sodio en publicaciones relacionadas con la cocina. Para 1920 sus múltiples usos lo hicieron expandirse hasta ser anunciado 10 años más tarde como un agente médico probado.

De cómo ayuda a eliminar la grasa abdominal

Abdomen plano con manos sosteniendo un reloj de arena color verde

La grasa abdominal es una de las más difíciles de erradicar, pero de acuerdo con los entendidos, consumiendo un poco de bicarbonato en ayunas es posible lograrlo en poco tiempo.

El producto es uno de los suplementos naturales dentro de la llamada dieta alcalina.

Está ampliamente recomendado para reducir grasas difíciles como la abdominal, ya que ayuda a combatir la acidez corporal, responsable del aumento del peso.

La dieta alcalina es la que promueve un método alimenticio donde se retome la naturalidad, abandonando los productos industrializados y refinados.

Sobre todo busca que el bicarbonato de sodio ayude a combatir la acidez y controle esos depósitos de grasa en zonas problemáticas como el abdomen.

Ante la ingesta de bicarbonato de sodio para adelgazar es necesario observar el consumo de una alimentación sana, para cooperar con los resultados que se quieren obtener.

Si usted tiene abdomen inflamado por sobrepeso o por alguna otra razón, el bicarbonato le permitirá salir de dudas.

Se establece que este compuesto hará que los músculos utilicen más grasas del abdomen y si ese fuera el caso, te sentirás más motivado para hacer ejercicios, lo siguiente es que comenzarás a adelgazar.

Al no desayunar correctamente proteínas, la falta de estos alimentos provoca que el cuerpo autodevore los músculos aumentando el ácido úrico. Este ácido también es neutralizado por el  bicarbonato de sodio.

Precisamente por sus potencialidades, el uso del bicarbonato de sodio debe ser muy ajustado. Su utilización debe ser ocasional en función de objetivos precisos, ya que al consumirse en exceso puede causar desequilibrios graves provocando alteraciones en electrolitos y ácidos.

Casi todas las recetas nos conducen indefectiblemente a la combinación potenciadora del bicarbonato de sodio con el prodigioso limón. Una fórmula que se usa para ayudar en la digestión y controlar las grasas.

Además, protege al cuerpo de los efectos de las toxinas y promueve las funciones del sistema linfático.

Una manera recomendada de tomarlo es agregar una cucharadita de 3g de bicarbonato de sodio en un vaso de agua tibia con 2 cucharadas del zumo de limón. Mezclar bien, esperar que pasen los efectos efervescentes y consumir en ayunas.

Otras sugerencias lo potencian con el vinagre de manzana, hojas de menta fresca o frutillas. Lo cierto es que su uso más popular es con limón, y aunque es muy sencillo podrían sorprender los resultados.

Bicarbonato de sodio, ¿cura para el cáncer?

En el  mundo hay varios investigadores que insisten en el que bicarbonato de sodio es la cura milagrosa contra el cáncer.

El Dr. Mark Sircus es uno de ellos y lo aborda en su libro Ganando la guerra al cáncer. Señala que es la medicina más barata y segura contra esta enfermedad

Asegura que el bicarbonato le da al cuerpo un proceso similar al de la quimioterapia, pero en forma natural, pues mata las células cancerígenas. Argumenta que como es tan barato y efectivo pocos lo promueven para este propósito.

Sircus considera que tal descubrimiento no es del agrado de la industria farmacéutica que gana millones con los otros procedimientos para tratar el cáncer.

Se podría decir que muchos nos han querido asumir estos descubrimientos y se espera por el reconocimiento farmacéutico de lo que algunos señalan como una gran verdad.

Lo cierto es que desde hace mucho tiempo el bicarbonato cumple tareas muy nobles en la vida de los seres humanos.

Por ejemplo, los recién nacidos que no comienzan a respirar adecuadamente, reciben dosis intravenosas de bicarbonato de sodio, pues su afección obedece a una alta concentración de ácido en la sangre.

Por cierto, un investigador de Arizona, el doctor Mark Pagel, recibió una donación de 2 millones de dólares para que la universidad ubicada en la misma ciudad, realizara pruebas con el bicarbonato de sodio.

Se han anunciado estudios sobre su efectividad en contra del cáncer de mamas, lo que significa una noticia muy alentadora para los defensores del producto y sus potencialidades contra este terrible mal.

Otros poderes del bicarbonato de sodio

Aquellas personas que tienen un olor corporal fuerte y penetrante, hallarán en el bicarbonato de sodio un importante aliado.

Si quieren evitar el uso de parabenos o del aluminio presentes en los desodorantes y antitranspirantes, pueden hacer una mezcla de agua con media cucharadita de este material y formar una pasta, que colocarán en las axilas para el control de malos olores.

Aplicado directamente como polvo en las axilas surte igual efecto. Disfrutará entonces de un desodorante natural muy seguro.

Su efectividad contra picaduras de insectos y sarpullidos también está comprobada. Ha resultado beneficioso en las erupciones cutáneas, incluso las producidas por hiedra venenosa.

El cuidado de la piel en casos de irritación leve o picazón recibe los beneficios del bicarbonato de sodio, porque el polvo aplicado directamente neutraliza las toxinas y las sustancias que provocaron la reacción.

Sus potencialidades como exfoliantes son probadas. Puede agregar bicarbonato de sodio a un baño caliente para un estimulante lavado de los pies o aplicar el polvo con agua para exfoliar cualquier parte del cuerpo.

En el rostro se recomienda usar una pasta suave  que generará excelentes resultados en la eliminación de células muertas.

Para realizarse un baño especial al mejor estilo de los spa más famosos, puede agregar una cucharada de bicarbonato de sodio en una copita de sidra de manzana y rociarlo en el cuerpo. Además de los resultados en su piel también dejará limpios la bañera y los desagües.

Si necesita reforzar la limpieza de las manos neutralizando olores y quitando todo tipo de suciedad, agregue 3 porciones de bicarbonato de sodio en una porción de agua y problema resuelto.

Cuando enfrentamos accidentes molestos con astillas incrustadas en alguna parte del cuerpo, podemos utilizar el bicarbonato de sodio. Una cucharada en un vaso de agua, aplicada en modo remojo 2 veces al día en la parte afectada, hará que las astillas salgan por sí solas después de un par de días.

Bicarbonato para la insolación y la salud bucal

Un remedio natural y efectivo contra las quemaduras de sol es sin dudas el bicarbonato de sodio. Puede agregar en una bañera ½ taza de este componente y al sumergirse recibirá un gran alivio.

Cuando salga del baño deje que se seque en la piel y recibirá un remedio adicional. También puede usarlo en compresas frías.

Por su acción antimicrobiana también es utilizado para el lavado efectivo de los dientes y encías. El bicarbonato de sodio tiene una acción abrasiva leve por lo que ayuda a eliminar placa, pulir y eliminar malos olores en la boca.

Se estima que el bicarbonato de sodio tiene mayor efectividad en la eliminación de placa dental que la pasta de dientes. Estudios realizados confirman que aquellas pastas que cuenta con el agregado de este elemento garantizan mejor la tarea de limpieza.

Por si fuera poco su capacidad antibacteriana es fundamental en la prevención de la caries dental, al matar la bacteria que las produce, así como a otros agentes patógenos en la boca.

Si requiere de un poderoso medicamento natural contra bacterias bucales, puede preparar una mezcla de 6 porciones de bicarbonato de sodio en una porción de sal marina.

Disolver en agua, licuar durante 30 segundos y colocarlo en un envase para su uso. Aplíquelo en encías externas y luego internas. Escupa el excedente y enjuague a los 15 minutos.

También es utilizado como blanqueador dental, pero solo una vez a la semana. Su uso excesivo podría dañar el esmalte

Siempre en procura de una mejor salud

Vinagre de Manzana

El bicarbonato de soda tiene importantes propiedades medicinales. Además del tratamiento para adelgazar, previene cálculos renales, mejora el ácido úrico y reduce el ácido en el estómago.

Ayuda a regular el pH del cuerpo, promueve la protección de la masa muscular y la oxigenación celular y por tal motivo mejora altamente el desempeño de los deportistas.

En la función digestiva tiene mucho campo de acción y de allí que sea considerado un colaborador directo en la eliminación de desechos tóxicos del organismo. Por eso quema la grasa más resistente.

Así como se avanza en los beneficios naturales del bicarbonato de sodio, también se promueven suplementos como Cetolep, especialmente formulado para promover la reducción del tejido graso.

La combinación de frutas y vinagre de sidra de manzana presente en Cetolep, permite moderar el colesterol y la acumulación de grasas.

Se ha investigado mucho para llegar a propuestas naturistas como la de Cetolep que combina además el té verde y las cetonas de las frambuesas para ayudar al metabolismo y controlar la presión arterial.

Tal como hemos mencionado, la efectividad del bicarbonato de sodio puede verse potenciada gracias a su combinación con el vinagre de sidra de manzana, el cual es uno de los más importantes ingredientes de Cetolep, destacado coadyuvante en el control del sobrepeso y la obesidad.

Mucho falta por conocer en materia de estos adelantos científicos, pero lo cierto es que mientras más sencillo y natural, puede llegar a ser potencialmente más efectivo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *