Mujer se aplica crema para la cara mientras se mira en el espejo

¿Sabes cómo reafirmar la cara? Te lo decimos claramente

¿Sabes cómo reafirmar la cara? Te lo decimos claramente

Última actualización: 01-04-2019. Equipo Nutricioni

La piel es el órgano más grande del cuerpo. Y también el más expuesto. Su posición exterior la coloca de frente a las agresiones provenientes del medio ambiente a través del sol, el viento, la radiación ultravioleta y hasta la fuerza de la gravedad.

Retrato de belleza de mujer triste tocando su piel.

Por eso es natural y de esperarse que el tiempo (la edad) conspire contra la buena salud y la firmeza de nuestra piel.

Más edad significa más agresiones desde el medio ambiente. Pero también menos cualidades para metabolizar y funcionar fisiológicamente a niveles si no óptimos, por lo menos satisfactorios.

Porque también la edad va menoscabando nuestras capacidades metabólicas y fisiológicas.

El resultado de la componenda entre la edad, la merma funcional y las agresiones del medio ambiente va desencadenando, sin piedad ni descanso, hacia una piel flácida, cansada, arrugada y quizás resquebrajada.

La buena noticia de todo esto es que aunque no podemos evitarlo por completo, si es factible detenerlo con bastante éxito. Solo hay que tener muy presentes algunas normas en cuanto a alimentación, actividad física, sanidad mental y emocional, entre otras cosas.

El fuerte de la responsabilidad de mantener la piel firme, suave, humectada, tersa y lozana recae sobre la alimentación.

Como quiera que la firmeza de la piel se logra gracias a la acción del colágeno y la elastina, entonces nuestra dieta debe estar dirigida a suministrar estas proteínas o a cubrir nuestras necesidades de las materias primas para producirlas.

La actividad física, la relajación mental y psíquica y otros factores terapéuticos ayudan dando firmeza casi que inmediata, pero para mantener los logros, hay que alimentarse adecuadamente.

Una buena alimentación la logramos ganando en hábitos dietéticos saludables (distribuir comidas, dosificar las comidas, balancear la ingesta de alimentos, suplir los nutrientes necesarios, etc.), consumiendo alimentos naturales ricos en nutrientes.

Y también podemos enriquecer nuestra dieta suministrando suplementos alimenticios de origen naturista, particularmente consumiendo aquellos con una fórmula que aporte los nutrientes deseados.

Para el caso particular de fortalecer el cutis, VicMujer se ha hecho muy popular entre las personas que desean una piel sana y firme.

La gran ventaja de VicMujer es que logra que la acción sinérgica del producto sea mayor y más beneficiosa que la que obtendríamos consumiendo los elementos por separado.

Deportes para fortalecer la piel

Está demostrado que el deporte (o la actividad física en general) es indispensable para tonificar los músculos y cualquier órgano con capacidad de movimiento. En esta última categoría entra la piel.

Cualquier tipo de entrenamiento ayuda a darle tono a la piel. Pero si deseamos puntualizar el área (o las áreas) de la piel donde queremos tono, firmeza o fortaleza, entonces también debemos hacerlo con la acción que realizaremos.

Si nuestros deseos son poseer un cutis terso, lozano, firme, entonces nuestra actividad física debe focalizarse en el área del rostro.

Como no hay ningún deporte o actividad deportiva que actúa directamente sobre el cutis, entonces debemos diseñar nuestra estrategia de ejercicios focalizados que sí lo haga.

Comienza por masajear todo tu rostro. Hazlo con movimientos circulares que se desplacen desde dentro del rostro hacia fuera, desde abajo hacia arriba.

La idea es ayudar a tu piel a enfrentar la fuerza de la gravedad. Hazlo hasta sentir la sangre fluir por tu rostro, pero sin agredirlo.

Luego procede a golpetear suavemente con la yema de tus dedos puntos focales de tu cutis: alrededor de los ojos, en el entrecejo, en la periferia (comisura) de los labios, los pómulos y la papada.

Con esto activarás tanto la movilidad de tu piel como su circulación sanguínea haciendo que los beneficios se hagan sistémicos.

En horas nocturnas, antes de acostarte (esto evitará efectos secundarios de las cremas) aplícate cremas reafirmantes y/o humectantes.

Las cremas están formuladas para nutrir tu piel llevando directamente hasta ellas nutrientes y humectantes que le son necesarios para lograr turgencia, firmeza, tersura y lozanía.

Los movimientos para aplicar las cremas deben tener las mismas direcciones que la de los ejercicios faciales.

Procura dormir boca arriba. De esta forma disminuyes el efecto de la gravedad sobre tu rostro ya que la piel se afirma sobre los huesos de la cara.

Trata de que por lo menos la ducha matutina la hagas con agua fría.  Esta práctica tonifica tus músculos y tu piel, incluyendo la de la cara.

Relajarse para gozar de una piel lozana

Es evidente el efecto de las emociones sobre la piel de tu rostro.

Las preocupaciones producen arrugas, las amarguras van formando “patas de gallo”, la ansiedad deshidrata al cutis y produce fisuras.

Lamentablemente, las emociones mal manejadas dejan sus huellas en nuestra cara. Entonces... ¡hay que relajarse!

Aunque no hay una receta infalible para relajarse, disminuir niveles de estrés, alejar las tristezas y gozar de las alegrías, sí podemos compartir algunos tips que te ayudarán a llevar una vida más llevadera y menos estresante:

Date tiempo para relajarte. Regálate por lo menos media hora diaria de buena música. Aprovecha en las noches, mientras te aplicas y hacen efecto tus cremas hidratantes y reafirmantes, para escuchar a los autores e intérpretes de tu gusto.

Dedica algún tiempo a la buena lectura. No te preocupes si te cuesta comenzar. ¡Solo hazlo!

La lectura tiene un sano efecto adictivo. Comienza y veras como con el tiempo no podrás dormir sin antes leer aunque sean unas pocas páginas.

Dedícate a cultivar y disfrutar de tus relaciones personales. Alimenta tus afectos. No hay nada más relajante y  antiestresante que amar y saberse amado.

Baila. No importa que sea solo o acompañado. Baila para divertirte, para-simplemente-disfrutar del baile. Baila como si se fuera acabar la música y nunca más fuera a existir el baile. ¿La fiesta? ¡Llévala por dentro!

Evita consumir alcohol, tabaco o cualquier otra droga. Con más razón de es del tipo psicotrópica. Que nada te aleje de la realidad, que nada te la distorsione. Aunque a veces sea dura, la vida es bella. Y con el tiempo aprenderás que sus asperezas solo persiguen que aprendas.

Cultiva un huerto. Además de servirte de fuente de nutrientes, también te proveerá de paz, serenidad y tranquilidad. Además de que le dará sentido a tu vida.

Alimentarse  bien... la base de un cutis sano.

La actividad física y la paz y serenidad, indudablemente, son de una enorme utilidad a la hora de trabajar un cutis lozano y firme.

Pero si queremos hacer sistémicos los logros obtenidos, si deseamos que los cambios logrados sean perdurables, entonces debemos atender nuestra dieta.

La pérdida de lozanía y firmeza en nuestra piel se debe a deficiencias en los niveles de colágeno y elastina. Entonces, para recuperarlas debemos restablecer los niveles óptimos de ambos elementos. Y esto se logra con una buena y adecuada alimentación.

El colágeno y la elastina son proteínas. Esto nos indica que si queremos aumentar sus niveles en nuestro cuerpo, entonces debemos enriquecer nuestra dieta con proteínas.

El colágeno se va perdiendo, de manera natural, con la edad. Se ha determinado que a los 40 años se ha perdido la mitad del colágeno. Por eso la pérdida de firmeza y lozanía en la piel y la necesidad de reponerlo.

La elastina es la proteína que permite que los músculos y la piel recuperen su forma original después del movimiento. Esta es la diferencia fundamental con el colágeno: el colágeno transfiere resistencia a los tejidos, la elastina le confiere elasticidad.

En cuanto la elastina, en su conformación destacan 4 aminoácidos, pero en el caso del colágeno, cada cadena que lo conforma contiene unos 1000 aminoácidos extraídos de los 21 que son esenciales.

Por ello, nuestra dieta debe enriquecerse con proteínas, sobremanera de origen animal, para tratar de garantizar la disponibilidad de todos los aminoácidos que necesitemos para sintetizar las 2 proteínas.

Así, si desea una piel lozana y tersa, debes enriquecer tu dieta con proteínas y vitaminas que garanticen la síntesis, tanto de colágeno como de elastina. Solo así permanecerán los cambios y mejoras logrados con ejercicios y relax.

Una dieta adecuada para un cutis hermoso

Si queremos una alimentación que potencie la producción y metabolismo de colágeno y elastina, las bases de un cutis lindo, lozano y terso, entonces debes programar tu dieta de forma tal que te provea de los nutrientes necesarios.

A grandes rasgos, debes aumentar tus consumos de proteínas y vitaminas. Para ello te damos estas recomendaciones:

Consume suficiente agua. Para poseer una piel lozana, lo primero es hidratarla. Ingiere al menos 2 litros de agua diarios (8 vasos). La hidratación de la piel recompone casi que de inmediato arrugas y líneas de expresión.

Asegúrate de comer frutas cítricas. La vitamina C es un excelente antioxidante, por lo cual retarda el envejecimiento de las células. Incluidas las de la piel. Entra las frutas cítricas más comunes tenemos naranjas, limones, mandarinas y toronjas. También fresas, frambuesas y arándanos.

Ingiere alimentos ricos en betacarotenos (provitamina A). Entre estos alimentos destacan las zanahorias, ajíes dulces y pimentones, espinacas y berros.

Provéete de ácidos grasos Omega 3, 6 y 9. Estos aceites te ayudarán a regular tu contenido de grasas y lípidos en tu sangre. Además de su aporte de vitamina E, quizás el mejor de los antioxidantes.

Entre los alimentos ricos en ácidos grasos omega tenemos los pescados de carne azul (sardinas, atún, salmón, etc.), los frutos secos, el aguacate y el aceite de oliva.

Disminuye sustancialmente tu consumo de azúcares. En especial los azúcares elementales como los provenientes de dulces, tortas, pastelería.

Evita, en la medida de lo posible, consumir alcohol y tabaco. También has otro tanto con el té y el café.

Ingiere alimentos con buen contenido de hierro, zinc y selenio. Hablamos de carnes magras, mariscos y moluscos, hígado y morcillas, legumbres, cereales, frutos secos, cerdo o cochino, chocolate negro (en pequeñas cantidades) y huevos

Reduce tu consumo de grasas y lípidos. Aunque las carnes son las mejores fuentes de proteínas para la piel, los excesos en grasa y lípidos son contraproducentes. Así que elige solo carnes magras. Evita aceites de palmas, mantequilla y margarinas. Aléjate de las grasas trans.

Conocimientos básicos sobre salud cutánea

Hay algunos conceptos básicos de salud cutánea que creemos es bueno que conozcas. Entre estos podemos puntualizar:

Hidratación. Es el proceso de reponer los niveles normales de agua. En este caso, reponer la cantidad adecuada que necesita tu piel para mantenerse tersa y lozana.

Humectación. Es la acción de evitar la pérdida de agua. Gracias a la humectación es posible reducir los niveles de deshidratación.

Arrugas. Se dice que son las huellas que deja el tiempo en el rostro de los hombres. Es la deformación causada por el deterioro de las condiciones de hidratación, elasticidad y nutrición en general del tejido cutáneo, en especial la piel del rostro y de las manos.

Líneas de expresión. Son las arrugas causadas por la pérdida de elasticidad en los lugares donde los músculos faciales produce movimientos: comisura de los labios, laterales de los párpados, entrecejo, etc.

Flacidez facial. Es aquella evidencia de la falta de elasticidad y de firmeza que muestra el cutis por acción de la fuerza de gravedad.

Ácido hialurónico. Es, quizás, el mejor ayudante de la piel en los procesos de humectación y de rehidratación.

Colágeno. Proteína responsable de la dureza y firmeza de los tejidos, en especial de la piel.

Elastina. Proteína que confiere elasticidad a los tejidos. Es la responsable, junto con el colágeno, de la lozanía de la piel.

Crema limpiadora. Aquella que tiene la capacidad de eliminar impurezas de la piel, así como las células muertas que la van opacando poco a poco. La limpieza de la piel es fundamental para mantener los niveles adecuados de humedad, oxigenación y renovación celular de los tejidos cutáneos.

Exfoliación. Es la eliminación de las células muertas de la piel. Normalmente se hace por procedimientos abrasivos, químicos o fisiológicos.

Se usa para mejorar la apariencia de la piel, decolorar, eliminar manchas, oxigenar y renovar la piel. Se aplica, normalmente, a nivel de la piel del rostro (cutis).

Un buen suplemento alimenticio para el cutis es VicMujer

Si queremos optimizar los efectos de una buena alimentación sobre un cutis lozano, entonces debemos enriquecer nuestra dieta con la ayuda de un buen suplemento alimenticio de origen naturista.

El mercado está lleno de suplementos alimenticios. Unos buenos, otros mejores.

El detalle es encontrar aquel cuya fórmula realmente provea los nutrientes que necesitamos para ayudar a nuestro cutis a recuperar (o mantener) la salud, hidratación y lozanía que una vez tuvimos (o que no queremos perder).

La experiencia nos coloca frente a VicMujer. Este suplemento alimenticio se muestra formulado pensando en tus necesidades de una piel sana, bella, hidratada y lozana; libre de arrugas y de líneas de expresión.

VicMujer contiene 8 de las 13 vitaminas indispensables para el buen funcionamiento del cuerpo humano, incluyendo la vitamina A y la vitamina D y el ácido pantoténico (B5), indispensables para generar y proteger tejidos tanto óseos como dérmicos y masa muscular.

También está formulado con 8 minerales que son esenciales para un buen metabolismo y una fisiología envidiable.

Entre los minerales que aporta este suplemento están el zinc, el selenio y el magnesio, los cuales ya los hemos indicado como indispensables para lograr una excelente piel.

Su contenido en carbohidratos, proteínas y grasas perfectamente balanceadas, así como de agentes antioxidantes, antibióticos, analgésicos y antiinflamatorios de origen naturista lo convierten en una de las mejores apuestas alimenticias para regenerar y mantener una piel bien cuidada, humectada y lozana.

Como todo suplemento nutricional, VicMujer viene dosificado, lo cual nos permite desarrollar un buen plan de alimentación, una buena dieta.

El saber qué cantidad de cada nutriente contiene cada dosis (cápsulas) del suplemento nos permite planificar. Así, determinamos cuántas cápsulas diarias debemos consumir para asegurar la ingesta de los nutrientes en las cantidades requeridas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *