Hombre joven de barba sonriendo mientras se toca el estomago, producto de una buena digestión

¿Sabes cómo eliminar las flatulencias?

¿Sabes cómo eliminar las flatulencias?

Última actualización: 05-10-2018. Equipo Nutricioni

Las flatulencias son un conjunto de gases intestinales que excreta el organismo de forma natural a través del ano, generalmente con un olor y sonido muy característico.

Los pedos (o peos como se les conoce de forma coloquial) son producidos por bacterias intestinales provenientes de los alimentos.

También son producidos por las levaduras simbióticas que habitan en el tracto gastrointestinal de los mamíferos, y por el dióxido de carbono (CO2), producido a consecuencia del proceso de neutralización del ácido gástrico y el aire tragado.

Niño con mascara tapa gases y guantes de limpieza

Sin embargo, por al menos las tres cuartas partes de los gases evacuados normalmente son generados debido a la fermentación bacteriana, sobre todo por el metano y el hidrógenos presentes en dicho proceso.

¿Cómo se producen las flatulencias?

Las flatulencias se deben al menos en un 90% a razones externas, por el consumo de alimentos ricos en carbohidratos complejos. Estos son las batatas, las coles, los huevos, la cebolla, el brócoli, las habichuelas, las alcachofas, la leche, las castañas, etc.

Estos son alimentos ricos en fibras o que son difíciles de digerir, sobre todo los oligosacáridos como la inulina.

En este tipo de alimentos los gases internos producidos de los oligosacáridos y carbohidratos son resistentes a la digestión, pasan al intestino delgado y cuando llegan al intestino grueso las bacterias los consumen como alimento, originando así las flatulencias.

En los casos de personas que poseen intolerancia a la lactosa, las bacterias intestinales que se alimentan de este disacárido. Suelen generar gases en exceso cuando ingieren productos como la leche y otros que contengan lactosa.

No obstante, existen otros factores que influyen en la producción excesiva de estos gases intestinales, como el aire excesivo que se traga durante la ingesta de los alimentos, e incluso un 10% de estos se producen por causas internas.

Beneficios de los gases intestinales o flatulencias

Las flatulencias o gases intestinales generados en condiciones normales, pueden aportar ciertos beneficios a la salud como:

Ayudan en la tonificación del suelo pélvico

Poder controlar las flatulencias no solo es importante para la sana convivencia debido a su repugnante olor, sino porque además ayuda a mantener tonificado el esfínter anal, evitar la incontinencia y regular el tránsito fecal.

Mientras controlamos la expulsión de gases intestinales o flatulencias, también ejercitamos involuntariamente los músculos del suelo pélvico. Así evitamos las pérdidas de orina en la madurez y mejoramos nuestras relaciones sexuales.

Son un sistema de alerta ante problemas digestivos

Cuando disfrutamos de un estilo de vida saludable, hacemos ejercicio y tenemos una dieta rica en fibra y equilibrada, el ritmo de nuestras flatulencias es regular o constante.

Sin embargo, si percibimos un incremento de estos gases, así como también algún cambio en el olor, podemos inferir algún tipo de irregularidad que se pueda presentar dentro de nuestro sistema digestivo.

Puede ser como consecuencia de algún alimento que nos ha sentado mal, el desarrollo de algún tipo de intolerancia, e incluso por intoxicación.

Es decir, las flatulencias nos permiten detectar al tipo de anomalía intestinal y tomar medidas al respecto para prevenir problemas mayores.

Previenen la formación de divertículos

Con el pasar de los años la diverticulosis forma parte de un proceso irregular, que se produce naturalmente en el cuerpo humano. Esta no es más que la tendencia que desarrolla el colon a formar pequeñas bolsas o pliegues en algunos tramos del intestino.

Estas pequeñas bolsas llamadas divertículos  atrapan y sellan cierta parte de la flora intestinal disminuyendo la superficie de absorción intestinal, lo que provoca a su vez  inflamación debido a la flora encerrada, y produciendo elementos tóxicos por no recibir alimento.

Los gases intestinales al expandirse, inflaman el intestino como si fuese un globo, esto evita la formación de estas pequeñas bolsas llamadas divertículos, y deshaciéndose antes de que estas puedan sellarse.

El consumo de suplementos como Enzi Activ, junto una dieta rica en fibra vegetal, son ideales para evitar este tipo de problemas.

La prevención de diverticulitis

El divertículo es una especie de bolsa generalmente pequeña que se forma en el aparato digestivo. Este se inflama como consecuencia de las toxinas producidas por la flora intestinal, o por la acumulación de alimentos que se fermentan en el intestino.

La diverticulitis genera dolores intensos a quienes la padecen, por tal motivo es de gran importancia consumir alimentos ricos en fibra, que producen flatulencias y ayudan a mantener una adecuada circulación en los intestinos.

Forman parte de una barrera frente a la peritonitis

La inflamación de un divertículo puede desencadenar en un la expulsión de una gran cantidad de bacterias en todo el cuerpo. Es decir, se produciría una septicemia a consecuencia de una peritonitis o infección generalizada que incluso puede provocar el fallecimiento.

El consumo de alimentos el brócoli, los frijoles y la avena, ayudan a la circulación adecuada de la materia fecal, y reducen la probabilidad de padecer este tipo de problemas.

Oler flatulencias disminuye el riesgo de padecer algunas enfermedades

El olor de los gases o flatulencias para la mayoría de las personas suele parecer repugnante o nauseabundo.

Sin embargo, un estudio de la universidad de Exeter realizado en 2014 reveló que la introducción de cantidades reducidas de ácido sulfuroso o sulfato de hidrógeno, puede ser capaz de reducir los daños en células enfermas, específicamente en el ARN mitocondrial.

Esto reduce las probabilidades de padecer enfermedades coronarias, vasculares e incluso algunos tipos de cáncer.

Hombre obeso en camino hacia el corazón. Ilustración

En tal sentido, olfatear de vez en cuando pequeñas dosis de ese olor a huevo podrido del ácido sulfuroso puede aportar ciertos beneficios a la salud general del individuo.

Ayudan a mantener en equilibrio la flora intestinal

En nuestro intestino conviven una serie de microorganismos de distintas especies. Estas poseen una lucha constante entre ellas

Algunos de estos microorganismos son beneficiosos para la salud intestinal, pero otros no.

Por el contrario, forman parte de una microbiota adversa a la salud de nuestros intestinos y pueden provocar  intoxicaciones. Por tal razón, deben mantenerse en menor proporción.

En tal sentido, varios estudios han demostrado que los gases producidos como consecuencia de la fermentación de la fibra, es decir las flatulencias, mantienen controlada la población de este tipo de microorganismos.

Exceso de gases intestinales o flatulencias irregulares

Por lo general eliminar las flatulencias o gases intestinales se realiza de forma constante y sin problemas.

Sin embargo, cuando se genera un exceso en la producción de estos gases puede resultar bastante incómodo, ya que por lo general viene acompañado de distensión abdominal, olor desagradable, dolor abdominal, flatulencias excesivas y eructos.

Este exceso en la producción de flatulencias puede generarse a consecuencia de los alimentos que ingerimos en un momento determinado.

No obstante, si el problema persiste puede ser signo de algún tipo de enfermedad del tracto gastrointestinal.

Según una investigación del hospital vall d´Hebron de Cataluña, la producción de gases intestinales en exceso puede deberse a la presencia de la bacteria bilophila  wadsworthia en el organismo.

Sin embargo, un desequilibrio en el ecosistema microbiano no es la única causa de la producción excesiva de gases en el intestino.

Existen otros aspectos que debes tener en cuenta si has presentado algunos de estos síntomas, ya que existe una gran variedad de enfermedades relacionadas al excesos y mal olor de las flatulencias.

Síntomas del exceso de gases

La producción de gases en exceso por lo general presenta los siguientes síntomas:

  • Eructos frecuentes
  • Flatulencias o expulsión de gases de forma excesiva
  • Distensión abdominal o sensación de llenura
  • Dolor o malestar abdomen
  • Malestar gástrico
  • Pérdida del apetito
  • Acidez intermitente

  • Sensación de falta de aire
  • Puntadas en el pecho
  • Sensación de hinchazón abdominal
  • Pesadez estomacal
  • Diarrea
  • Pérdida de peso
  • Estreñimiento

Si algunos de estos síntomas afectan tu calidad de vida es recomendable que acuda a su médico pues podría estar en presencia de algo mucho más complejo.

Algunos aspectos que debes tener en cuenta ante un exceso de gases

La producción de flatulencias es parte de un proceso digestivo normal y natural, además han estado presentes a lo largo de toda nuestra vida.

Sin embargo, si has detectado un incremento importante en la producción de estos, además de un cambio importante en su olor, es probable que debas prestar más atención a esta situación.

Podrías estar sufriendo de un incremento bacteriano, o puedes estar desarrollando algún tipo de alergia, intolerancia a alguna clase de alimentos, el estreñimiento, los síntomas de intestino irritable, enfermedad de Crohn e incluso un proceso de fermentación dentro del intestino.

Puedes mejorar este tipo de problemas con el uso de suplementos naturales como Enzi Activ.

¿Cómo saber si mis flatulencias son irregulares?

En la mayoría de los casos los gases intestinales o flatulencias solo son parte de una función metabólica. Es decir, son saludables e inofensivos, y se producen a consecuencia de los alimentos que consumimos.

Sin embargo, si has notado algún cambio en la frecuencia y el olor de los gases que emanan, deberías tomar en cuenta no solo la frecuencia, sino también qué alimentos has consumido.

Otro de los aspectos que debes tomar en consideración que tan hinchada o inflamada se pone tu barriga por el excesos de gas. El masticar chicle frecuentemente, comer muy rápido, si no masticas bien los alimentos tienden a tragar más aire, lo que contribuye a incrementar el problema.

Una vez que este aire ingrese al sistema digestivo obligatoriamente será eructado o expulsado a través del ano.

Un desequilibrio intestinal también puede generar flatulencias con mal olor, al igual que el consumo de alimentos con cierto porcentaje de azufre como los frijoles o el brócoli.

Foto de brocoli en una taza de poliestireno

Este tipo de alimentos son necesarios para proporcionar nutrientes a los microbios sanos que habitan en nuestro intestino, y generar a su vez una gran variedad de beneficios a nuestra salud. Pero  se debe tomar en cuenta que también incrementan la cantidad de gases que expulsamos e influyen mucho en el olor de los mismos.

Sin embargo, investigaciones recientes han demostrado la gran importancia que poseen estas fibras solubles en la salud intestinal.

Cuando los prebióticos no obtienen tipo de fibra soluble natural, pueden comerse la capa de mucosa que recubre el intestino, aumentando la posibilidad de padecer infección. Así que si percibes erupciones cutáneas, fatiga y pérdida de peso aunado a los síntomas ya mencionados, consulta a tu médico porque podrías estar en presencia de algo más serio.

Cómo ayudar al sistema digestivo y evitar las flatulencias

Existen múltiples factores que pueden incidir sobre la salud intestinal, entre los que se encuentra el consumo continuo de comidas o abundantes, y el número de veces que comemos al día. Es decir, no respetar las pausas entre comidas.

Por ello además de comer de forma moderada, y respetar el tiempo de por lo menos 3 a 4 horas entre comidas, te recomendamos, tomar unos minutos para relajarte antes y durante las comidas.

Debes tomarte el tiempo que sea necesario para masticar despacio los alimentos, disfrutando de cada bocado, y no tragar desmesuradamente. También puedes incorporar suplementos vitamínicos, como Enzi Activ, que también aporta grandes beneficios a la salud digestiva.

Es recomendable evitar las bebidas gaseosas, así como también el consumo excesivo de alimentos como las acelgas, el brócoli y los frijoles, tomar mucho café, y evitar la comida chatarra y todo tipo de frituras.

Asimismo, es conveniente evitar el uso de prendas muy ajustadas, consumir bebidas con popote o pitillo.

Mujer con vaso de vidrio lleno de agua, bebiendo

Incorpora hábitos saludables como caminatas tranquilas de por lo menos 10 a 15 minutos, y  evita las situaciones de estrés. Suma actividades alegres y relajantes, como tomar té de manzanilla antes de dormir, y a la hora de comer prefiere pescados asados o hervidos.

Si estás acostumbrado a tomar siestas te recomendamos que sean media o una hora después de comer.

Sin embargo, si percibes que el exceso de flatulencias está acompañado de estreñimiento, pérdida de peso, vómito, náuseas, dolor abdominal o rectal, acidez o diarrea, debes acudir a un médico de inmediato.

Solo un profesional de la salud puede darte un diagnóstico preciso y el tratamiento adecuado para tu caso en particular.

Alimentos recomendados para una buena salud intestinal

Si realmente deseas mejorar tus problemas digestivos, lo primero que debes hacer es incorporar una serie de cambios en tu dieta que te permitan prevenir un desequilibrio en tu  sistema digestivo.

Así que además de comer lentamente para evitar ingerir mucho aire al tragar y masticar bien los alimentos, puedes incluir en tu dieta alimentos como el té de menta después de cada comida.

La infusión de manzanilla también te puede ayudar no solo con el exceso de gases, sino que es muy beneficioso para diversos trastornos digestivos.

Agregar un poco de jengibre o kion en polvo a tus comidas o el té de esta raíz, al igual que la canela, que te ayudará a reducir la inflamación por gases estomacales. Además, te puede ayudar a prevenir el vómito, las náuseas e incluso los espasmos musculares y estomacales.

Comer de manera saludable, con moderación, masticar bien los alimentos y la incorporación de algún tipo de actividad física a tu rutina diaria siempre serán los mejores consejos para mantener una buena salud digestiva.

Enzimas para una buena digestión

Las enzimas son proteínas que genera el organismo por medio de órganos como el estómago de forma natural, y se encargan de varias reacciones químicas.

Entre ellas se encuentran las enzimas digestivas, responsables de estimular la buena digestión de los alimentos, como es el caso de la lopsasa, encargada de digerir las grasas o la amilasa responsable de descomponer los carbohidratos.

Las enzimas también pueden ser absorbidas a través de los alimentos, o del consumo de suplementos, como Enzi Activ, que aportan además de una gran variedad de vitaminas y minerales, las enzimas necesarias para fortalecer y mejorar tu salud intestinal.

Dolor de espalda por el exceso de gases

El exceso de flatulencias  producidos debido a la incapacidad del organismo para fermentar los alimentos de forma adecuada en su interior, genera bolsas de aire en el sistema gastrointestinal las cuales tienden a acumularse.

Estos gases, que pueden producirse  incluso dos horas posteriores a la última comida, generan cierta presión desde el interior que a su vez desencadena el dolor de espalda.

Todo este estrés al cual son sometidos los órganos internos del cuerpo genera dolores estomacales que comprometen la espalda. Esto ocurre inclusive aún después de haber expulsado todos los gases generados en exceso como consecuencia del consumo de alimentos de difícil digestión.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *