Remedios para dolor de estómago que no pueden faltar en casa

Remedios para dolor de estómago que no pueden faltar en casa

Última actualización: 29-08-2018. Equipo Nutricioni

En el día a día, debemos tener a mano remedios para dolor de estómago.          

Y es que, cuando menos pensamos, nos empieza a doler de tal manera, que no podemos proseguir la marcha o las actividades de rutina.

El estómago es de suma importancia en nuestro cuerpo y en específico, en el sistema digestivo, al cual pertenece. Es un órgano visceral, hueco en su interior, formado por tejidos fibrosos musculares que se mueven en forma involuntaria.

Se ubica en la parte superior del abdomen y está conectado por arriba con el esófago y en su parte inferior, con el intestino delgado.

El estómago es el lugar donde se realiza la función principal del aparato digestivo: la recepción y transformación de los alimentos, a través de la digestión.

Una vez tratado el alimento en el estómago, sus movimientos impulsan la comida procesada hacia el intestino. Allí continúa el proceso de absorción y digestión de nutrientes en el organismo.

Entre las importantes funciones que desempeña el estómago en nuestro cuerpo, podemos destacar las siguientes:

Digestión del bolo alimenticio: El bolo alimenticio formado en la boca, pasa por deglución a través del esófago, hacia el estómago.

En este órgano se forman las enzimas (proteasas), encargadas de disgregar y digerir los alimentos, para que sus nutrientes puedan ser mejor aprovechados.

Igualmente se albergan allí, células productoras de ácido clorhídrico, el cual realiza un trabajo de purificación de los alimentos que lo requieren.

Absorción de sustancias nutritivas: El estómago es el lugar donde se absorbe el agua que bebemos. También se absorben allí los aminoácidos, vitaminas y minerales que necesitamos.

Producción del Factor Intrínseco: En el estómago se produce esta sustancia, responsable de absorber la vitamina B12. Dicho nutriente, es necesario para la producción de los glóbulos rojos y el correcto funcionamiento del sistema nervioso.

Causas del dolor de estómago

La dispepsia o dolor de estómago, como es conocida comúnmente, tiene que ver con malestares que sentimos en el área del vientre, entre el pecho y la ingle.  

Estas molestias se manifiestan de distintas maneras y, muy frecuentemente, son un síntoma de enfermedades relacionadas con el aparato digestivo.

El dolor de estómago no es una enfermedad, pero se ha hecho bastante común en estos tiempos modernos, tanto en mujeres como en hombres de diversas edades.

Muchas veces, no podemos establecer la causa que pueda originar esta dolencia.

Algunos dolores de estómago vienen asociados con síntomas como flatulencia, acidez, inapetencia, pesadez en la digestión, vómitos y diarrea.  

Otros síntomas acompañantes del dolor de estómago pueden ser la distensión abdominal, decaimiento físico, pérdida de peso y debilidad.

La vida agitada actual genera mucho estrés en la sociedad, lo cual puede ser otro desencadenante del dolor estomacal. El estrés hace que se aceleren los movimientos peristálticos y ocasionen la dolencia.

Otras afecciones concretas, pueden perjudicar nuestro aparato digestivo y producir dolor de estómago. Por ejemplo la gastritis, úlceras gástricas, reflujos, la gordura, el consumo de ciertos medicamentos y de otros productos irritantes del estómago.

Ciertas enfermedades digestivas conllevan el síntoma del dolor estomacal, como son los cálculos biliares, la inflamación pancreática y el cáncer de estómago.

Así mismo encontramos enfermedades no digestivas que pueden producir dolor de estómago como la angina de pecho, la sífilis y la diabetes.

Una mala digestión puede hacer doler el estómago, por consumo de alimentos de difícil procesamiento, descompuestos, muy condimentados o con aditivos químicos.

La calidad del agua que bebemos y con la cual procesamos los alimentos, será determinante en la entrada de bacterias sanas o dañinas en nuestro estómago.

Naturalmente, la ingesta de agua no tratada y no potable, muy probablemente acarreará dolores fuertes de estómago.

Influencia de las emociones en el dolor estomacal

Los sentimientos tienen una repercusión directa en nuestro sistema digestivo. Y es que, el cerebro y nuestro aparato digestivo, están íntimamente conectados.

Al estar enamorados, sentimos mariposas en el estómago; al estar nerviosos, nos cruje el estómago y al estar molestos, lo sentimos en la boca del estómago.

Cuando sentimos depresión o tristeza, solemos tener falta de apetito; en cambio al estar felices, nos satisfacemos con las porciones adecuadas de alimentos.

Se ha comprobado que los medicamentos para el tratamiento del estrés, la falta de sueño y la ansiedad, tienen efectos en la digestión. Cuando sufrimos de estas afecciones emocionales, las afecciones típicas de la zona intestinal se agravan.

La conexión entre los sentimientos, el dolor de estómago y las enfermedades intestinales es innegable. Por ello es necesario lograr un equilibrio en la relación existente entre el estómago y el cerebro.

El trabajo representado por el estómago, simboliza también nuestra forma de digerir, absorber e incorporar las situaciones de la vida diaria.

Los retorcijones en el estómago, nos indican necesidad de afecto y alimento emocional. El miedo, la ira y los problemas, generan emociones que causan dolores y ardor estomacal.

Algunas formas de mejorar la salud mental e intestinal son la terapia psicológica, prolongar el descanso y salir de vacaciones una vez al año.

Conversar sobre nuestras inquietudes con alguien de confianza y evitar situaciones que nos pongan nerviosos o ansiosos, puede ser también alentador.

Las terapias de relajación como el yoga, reiki, meditación, reflexología y masajes tienen también efectos maravillosos en el restablecimiento de la salud estomacal.

Debemos poner en la mesa todas las alternativas para armar una solución integral y completa, que consiga el buen funcionamiento del sistema digestivo.

Encontrar el equilibrio cerebro-estómago, impactará beneficamente en la buena salud de nuestro estómago y del aparato digestivo en general.

Cambio de dieta para prevenir el dolor de estómago

Como sabemos, al padecer un dolor de estómago, no podemos seguir comiendo lo que acostumbramos, igual si hay otros síntomas asociados.

Por ello se recomienda seguir una dieta blanda que favorezca la buena digestión y ayude a luchar contra las afecciones gastrointestinales sufridas por el enfermo.

La dieta blanda es ideal para aquellas personas afectadas por dolor de estómago, diarrea, náuseas y otros desajustes gastrointestinales. Este tipo de alimentación mostrará sus efectos benéficos con el paso de los días, hasta la recuperación total.

La dieta blanda está basada en el consumo de alimentos de fácil digestión que no contengan nada de aceite ni elementos oleaginosos. Debe ser baja en fibra, para facilitar el proceso de digestión y nula en grasas, frituras, embutidos y alcohol.

Se eliminará igualmente el consumo de cereales integrales, leguminosas, carnes rojas, pescados azules, huevos, leche, queso, vegetales crudos y frutas crudas.

Tampoco debemos comer chocolate, dulcería, salsas, picante, encurtidos, alimentos muy dulces o con mucho condimento y por supuesto, evitar el tabaco.

Anotemos estas sugerencias para diseñar un menú de emergencia, que pueden ser:

Desayuno: Pan tostado, yogur y manzana.

Almuerzo: Pescado blanco a la plancha, arroz y plátano.

Cena: Avena cocida endulzada con un poco de miel.

Otra opción puede ser:

Desayuno: Panquecas y jugo de papaya.

Almuerzo: Pasta y pollo hervido con papas y cebolla.

Cena: Caldo de verduras con auyama, zanahoria y ajoporro. Compota de mango.

Resulta de suma importancia la ingesta abundante de agua, cada hora, con lo cual mantendremos al organismo hidratado, evitando así una descompensación.

Debemos beber agua a temperatura ambiente, mientras que la comida debe estar bien masticada e ingerirse lentamente, pues no queremos sentir de nuevo el dolor.

Con una dieta blanda nos recuperaremos rápidamente y podremos volver a comer de forma normal en 2 ó 3 días.

¿Qué remedios usar para el dolor de estómago?

Decíamos que el dolor de estómago no es una enfermedad en sí, pero amerita ser tratada por el médico, cuando es recurrente. En caso contrario, existen remedios eficaces que pueden aminorar y hacer desaparecer este dolor.

Cabe anotar que los remedios aquí sugeridos, son solo para adultos, ya que su administración en niños puede ocultar otras condiciones que el médico debe ver.

Entre los remedios para aliviar el dolor de estómago, existe una amplia gama de hierbas medicinales así como frutos curativos. El mundo mineral también nos ofrece soluciones como por ejemplo el bicarbonato de sodio o la milagrosa arcilla.

Les invitamos a conocer algunas de las plantas que podemos preparar en forma de té o infusión y utilizar de primera mano cuando nos duele la barriga:

Artemisa: El té de artemisa es muy eficaz para el dolor de estómago, pues tiene cualidades calmantes, digestivas y diuréticas.

Diente de León: El té de esta planta actúa como antiinflamatorio, diurético y abre el apetito cuando no queremos comer. Es muy bueno para el dolor de estómago.

Hierbabuena: Esta planta bebida en té, es muy beneficiosa para proteger el estómago. Tiene cualidades analgésicas, antiespasmódicas y estimula la buena digestión de los alimentos.

Jengibre y limón: La raíz del jengibre es antiinflamatoria, digestiva y reduce el dolor de estómago; además alivia los mareos y la hinchazón del abdomen. Y el zumo de limón, regula la acidez estomacal, aliviando igualmente el dolor.

Lechuga: Las hojas de este vegetal poseen un antiácido natural; cuando las preparamos como té, son un buen remedio para el dolor de estómago.

Manzanilla: El té de manzanilla es preferido por su gran poder digestivo. Alivia el dolor de estómago, mientras relaja al organismo.

Menta: La olorosa menta es muy usada para el tratamiento del dolor de estómago causado por indigestión.

Jugos y bebidas para curar el dolor de estómago

Las plantas nos ofrecen raíces, frutos y semillas excelentes para aliviar el dolor de estómago, a la vez que nutrimos adecuadamente nuestro cuerpo. Algunos de estos jugos y bebidas milagrosas son:

Arroz: El almidón contenido en el agua de arroz, es excelente para cortar la diarrea que suele presentarse con dolor de estómago.

Cúrcuma: El polvo de esta raíz disuelta en un poco de leche tibia, posee una gran capacidad para aminorar el dolor de estómago y calmar el intestino irritado.

Jugo verde: La base de este batido son los vegetales de hoja verde que son portadores de magnesio y fibra, ideales para desinflamar y depurar el estómago. Puede incluir hojas de espinaca, pulpa de aguacate, plátano maduro y jugo de manzana.

Papa: El jugo de la papa cruda es excelente para crear un PH alcalino en el estómago, neutralizando la acidez y el dolor de estómago.

Papaya: El jugo de papaya además de ser refrescante para el tracto digestivo, es un desinflamatorio ideal para el estómago. Se puede mezclar con semillas de linaza remojadas previamente en agua, mango y ralladura de cáscara de naranja.

Piña y linaza: El jugo de la pulpa de piña con las semillas de linaza, resulta ser excelente para aliviar el dolor de estómago. La piña contiene enzimas digestivas y mejora la absorción de nutrientes; la linaza tiene fibra y es antiinflamatoria.

Sábila: Con el gel de esta planta, se prepara un jugo muy efectivo para la limpieza del tracto digestivo, la acidez estomacal, la colitis y el colon irritable. Es desinflamatoria y refresca el intestino, mientras calma el dolor estomacal.

Vinagre de manzana: Una comida abundante puede generar dolor de estómago. Podemos usar el vinagre de manzana diluido en agua para aprovechar sus propiedades alcalinas, pues regula el PH del estómago y es antiflatulento.

Recursos minerales para el dolor estomacal

El dolor de estómago y el mal funcionamiento del intestino, van de la mano. Restablecer el equilibrio del tracto digestivo es fundamental para eliminar este molesto síntoma.

Afortunadamente, el reino mineral también nos brinda alternativas usadas desde tiempos remotos para el tratamiento de las afecciones estomacales.

Una   de las   más utilizadas  es la combinación  de bicarbonato de sodio y  limón. Sus propiedades alcalinas reducen instantáneamente la acidez estomacal, favoreciendo el buen funcionamiento de la mucosa que recubre el estómago.

Por otra parte la efervescencia del bicarbonato de sodio, estimula la expulsión de gases por la boca, ayudando así a bajar la hinchazón abdominal.

Pero sin duda alguna la reina de los remedios minerales contra el dolor de estómago, es la arcilla. Si bien su uso se realiza desde épocas remotas, no es tan conocido ni extendido como debiera ser, en respuesta a sus valiosas cualidades.

La arcilla es simplemente eso, tierra natural con agua potable fría: los dos agentes generadores de la vida orgánica en el planeta.

Se puede utilizar de forma externa en cataplasma, que quede con consistencia de pomada; o de forma interna, bebiendo una cucharada en un vaso de agua.

Las propiedades de la arcilla se basan en su poder desinflamante, desintoxicante, descongestionante, purificador, calmante, refrescante, absorbente y cicatrizante.

En general, un cuerpo con desarreglos digestivos, pasa factura provocando la mayoría de las dolencias que lo aquejan.

El dolor de estómago implica un desajuste de la temperatura gastrointestinal, que favorece la putrefacción intestinal y causa enfermedades del tracto digestivo.  

La fiebre puede ser interna o externa y debe controlarse refrescando las entrañas, facilitando su descongestión, provocando de esta manera el equilibrio térmico.

Debemos aplicar la arcilla sobre el estómago, cubriendo toda el área con una cataplasma de 2 centímetros de grosor, lo cual calmará indudablemente el dolor.

Opciones nutricionales para el dolor de estómago

Entre los microorganismos vivos que actúan en el proceso de digestión de los alimentos, fortalecen el sistema inmunitario y la salud, tenemos los probióticos.

El dolor de estómago y la mayoría de las afecciones sucedidas en nuestro aparato digestivo, son causados por bacterias dañinas que pueden multiplicarse.

Una opción nutricional que nos aporta los probióticos necesarios, es la  BioBacflor la cual nos ayuda a derrotar los agentes patógenos que causan la mala digestión.

También reponemos el daño a la flora intestinal, cuando tenemos una diarrea grave y el médico nos suministra antibióticos.

Los más de 5 mil millones de microorganismos vivos que tiene la BioBacflor son producidos por los siguientes probióticos:

Lactobacillus acidophilus, bacteria benéfica que se encuentra en todo nuestro tracto intestinal, beneficiando la salud digestiva.

Lactobacillus rhamnosus, posee cualidades de tipo inmunológico y ayuda en la producción del Lactobacillus plantarum, generador de sustancias antimicrobianas. Éstas sobreviven en el tracto intestinal para combatir los agentes patógenos.

Bifidobacterium longum, bacteria muy importante para nuestro organismo, ya que normaliza la digestión e inhibe el crecimiento de bacterias dañinas. El resultado es el aumento de defensas en nuestro sistema inmunológico.

Esta fórmula  añade igualmente Bacillus coagulans y Lactobacillus casei, al importante trabajo de cuidado y regeneración de nuestra microflora intestinal.

La BioBacflor contiene además Bifidobacterium breve y Bacillus subtilus, dos bacterias beneficiosas que protegen el arsenal de bacterias buenas. Utilizan una endospora resistente que les permite tolerar condiciones ambientales extremas.

Bacillus subtilus ha sido utilizado por años para tratar los trastornos intestinales gástricos, entre ellos la disentería. Fortalece la inmunidad en nuestro cuerpo, impidiendo el crecimiento de microorganismos patógenos.

La combinación de la BioBacflor trae además fructooligosacáridos, complejo de jugo de inulina y complejo de oligosacáridos de manano.

Esperamos que nuestras recomendaciones alimenticias, remedios y probióticos sean de gran ayuda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *