cuidado de la salud con remedios caseros, Cuidado de la salud, gripe, higiene, edad y concepto de personas: mujer enferma con medicamento que se toca la nariz para limpiar con papel en casa

Remedios naturales para la gripe y resfriado que sí funcionan

Remedios naturales para la gripe y resfriado que sí funcionan

Última actualización: 11-05-2019. Equipo Nutricioni

Mujer joven con resfriado. Mientras se limpia con una servilleta

Existen remedios naturales para la gripe y el resfriado que han sido retomados en la actualidad por su increíble efectividad.

No podemos negar que muchos de ellos son utilizados desde hace muchos años por nuestras abuelas, en los momentos en que estas afecciones tan frecuentes nos enviaban a la cama y nos privaban de nuestros deberes y diversiones.

Hoy en día, con la cantidad de estudios científicos que existen en el área de la medicina naturista y en la herbolaria, estos remedios han sido retomados con un gran valor y un uso más globalizado.

Nos hemos dado a la tarea de compartir dos formas en que se pueden utilizar los remedios naturales para los cuadros de virosis que generalmente son estacionales, la gripe y el resfriado común.

Una visión de cómo sería auxiliarnos de remedios que tenemos en casa, alimentación y plantas medicinales para evitar o prevenir estas infecciones respiratorias.

Y un esquema general de lo que podemos hacer con esos recursos naturales una vez que tenemos el cuadro sintomatológico, en una manera de incorporar esa ayuda hasta con infusiones o bebidas que nos han recomendado por su efectividad.

La gripe es una enfermedad respiratoria ocasionada por virus de la influenza que es autolimitada y cuyo tratamiento requiere de una hidratación adecuada y un descanso reparador.

Estas afecciones virales, el resfriado común y la influenza o gripe, se han caracterizado por aparecer en los meses fríos y húmedos del año, dando una sintomatología respiratoria que puede llegar a ser muy incapacitante por unos días.

Los llamados resfriados comunes son infecciones por diversos virus, también de sintomatología respiratoria y general, pero con reacciones en la zona de la nariz de tipo alérgicas, y es muy parecido al cuadro gripal, pero menos intenso.

Ambas virosis implican reacciones inmunológicas que pudieran neutralizar al virus incluso antes de que se manifieste la enfermedad, y para eso necesitamos contar con buenas defensas.

Una alimentación rica en vitaminas y minerales al igual que la toma de suplementos que aumenten estas defensas, como por ejemplo el Frambuesa Anticrón, por citar un ejemplo de producto completo y rico en nutrientes inmunoestimulantes; serían las mejores armas contra ellas.

¿Cómo prevenimos las gripes naturalmente?

Para combatir estos resfriados comunes y la gripe no hay nada mejor que tener un sistema inmunológico alerta y funcionando en condiciones tan óptimas que, al entrar el virus en contacto con el organismo, este pueda ser neutralizado.

Eso es lo que en realidad sería una labor de prevención y como sabemos, más vale prevenir que lamentar, y más ante estas virosis que afectan a millones de personas al año.

Tener un sistema de defensa en el organismo fuerte y activo para responder ante cualquier ataque externo, sea viral, bacteriano, parasitario o tóxico, amerita que exista una buena salud integral.

Simples recomendaciones que han sido pasadas de generación en generación y que hasta los médicos nos dan, pueden encontrarse en cientos de páginas en la red.

A veces una sencilla regla o hábito de higiene puede evitar que pasemos por esta molesta enfermedad respiratoria.

Nosotros hemos logrado reunir unos tips o sugerencias que nos gustaría compartir con la finalidad de evitar que este problema tan frecuente pueda llegar a afectarnos.

Hidrátate:

El agua en el organismo cumple miles de funciones muy importantes, entre ellas está que gracias al agua podemos expulsar residuos y toxinas a través de la orina, las heces, el sudor y las secreciones.

Mantenernos hidratados no solo ayuda a que el sistema inmune trabaje más fácilmente, también todos los sistemas, incluyéndolo, pueden realizar sus funciones metabólicas de la manera más adecuada.

Se ha recomendado beber beber un vaso de agua a temperatura ambiente en las mañanas como medida depurativa natural.

Mantén las manos limpias:

La transmisión viral es frecuentemente mediante lo que tocamos, es decir, que con las manos es como ocurren la mayor cantidad de transmisiones infecciosas.

Lavarse las manos con frecuencia garantiza que el contacto con los alimentos y lo que nos llevemos a la boca puedan ser menos contaminantes.

Por supuesto que cualquier norma de higiene o de limpieza será una manera de evitar contaminaciones, aunque igualmente los hábitos saludables como taparse la boca al estornudar o al toser evitan que nosotros contaminemos.

La prevención en la alimentación

Muchas sugerencias tienen que ver con lo que consumimos para nutrir nuestro organismo o lo que dejamos de consumir.

Conjuntamente con una buena alimentación rica en vitaminas y minerales de gran poder antioxidante y necesarios para que funcionen bien nuestras defensas, está el buen hábito de completar nuestra alimentación con suplementos alimenticios.

Existen excelentes polivitamínicos, preparados de plantas para inmunoestimular y hasta productos de compleja y completa composición que nutren y fortalecen al sistema inmunológico.

Uno de ellos, el Frambuesa Anticrón, es rico en alimentos como la frambuesa roja y algunos hongos comestibles que estimulan las defensas de forma ya comprobada.

Consumo de menos azúcares:

Está comprobado que los azúcares refinados, es decir, el azúcar blanco que no es originario de su forma natural, es debilitante del sistema inmunológico.

Es por eso que durante las épocas de humedad y frío, es bueno reajustar la dieta evitando añadir más carbohidratos y escogiendo los integrales.

Usa suplementos naturales:

Existen plantas y hierbas que podemos consumir a diario que nos brindan efectos beneficiosos como los de fortalecer nuestras defensas.

Estas plantas ya están comprobadas mediante estudios hechos en muchas partes del mundo, donde los resultados clínicos muestran que ayudan a prevenir las infecciones virales estacionales mediante el fortalecimiento del sistema inmunológico.

La Equinácea ha demostrado tener actividad antiviral y de fortalecimiento del sistema de defensas del organismo, al mismo tiempo, tomada durante la infección, mejora los síntomas y acorta el período de la enfermedad.

Igual resultado se obtiene con el uso del Saúco una vez que se ha contagiado la virosis, pero tomado antes puede aumentar las defensas notablemente.

Si estás cansado o débil y se acerca la época fría, es bueno que comiences a tomar alguno de estos productos para elevar tus defensas.

Otro importante producto es el que ya nombramos antes, el Frambuesa Anticrón, que igualmente favorece la fortaleza inmune del cuerpo, y que tomado a diario te ayuda a prevenir infecciones.

Este producto combina los efectos de las frutas, específicamente la frambuesa con los efectos de hongos como el Shiitake, el Maitake y el Reishi para aumentar las defensas.

Limón, ajo, aceites esenciales…

Remedios que están en nuestras cocinas, que forman parte de nuestra alimentación diaria, incluso éstos, son de gran valor para prevenir la gripe y los resfriados.

Jugo de limón:

Su poder preventivo de enfermedades infecciosas radica en la cantidad de vitamina C y de ácido fólico que provee, con lo cual estimula el funcionamiento del sistema inmune aumentando las defensas.

El jugo de limón tiene efectos astringentes, equilibra los electrolitos y mejora la circulación sanguínea nutriendo al resto del de los órganos.

El limón es usado para aumentar los efectos medicinales de infusiones, de batidos y completar las características nutritivas de ensaladas y sopas.

Masticar el ajo:

El ajo es uno de los antibióticos naturales más reconocidos, pero, desde hace mucho la costumbre de masticar un ajo para prevenir la gripe es más reconocida aún.

Lo cierto es que esto tiene su base en los beneficios inmunoestimulantes y antisépticos del ajo que tantas universidades y escuelas de nutrición han estudiado.

Con el ajo se observa como hay un acortamiento de los períodos de infección viral; esto es en caso de que ya la tengamos.

Aceites esenciales:

Estos aceites son la herramienta de trabajo de la aromaterapia, la milenaria técnica de la Ayurveda que mediante la aplicación y la inhalación de aceites esenciales combate muchas afecciones.

En este caso los aceites que propone son para mantener limpio el ambiente y al cuerpo, por eso propone el uso de combinaciones de aceites esenciales como el de menta piperita, lavanda, eucaliptus, romero, canela y orégano que ambientan y depuran el espacio.

Mezclar algunos de estos aceites esenciales y colocarlo detrás de las orejas induce efectos inmunomoduladores y durante el cuadro viral mejora la sintomatología.

Tés de jengibre y menta:

Hacer hábito el tomar las infusiones de jengibre que ha sido considerado un antiséptico natural y un estimulante de la producción de las defensas, es tan beneficioso tanto antes de que ocurra la infección gripal como para mejorar los síntomas si ya se está infectado.

Agregar jengibre a infusiones de manzanilla, de menta, de té verde, favorece doblemente los efectos benéficos de estos elementos vegetales.

Una vez que estamos enfermos de gripe…

Ya que con los cambios de temperatura muchas veces no podemos hacer nada más que confiar en la fortaleza de nuestro organismo, podemos por circunstancias como contagios por ambientes cerrados u otras, enfermarnos.

Así también podemos contar con remedios naturales y algunas sugerencias que desde hace años nuestras familias poseen culturalmente y que nos serán de excelentes beneficios.

Aunque se ha dicho que los cambios climáticos favorecen la multiplicación de los gérmenes, es probable que en épocas frías pases más tiempo encerrado con otras personas y surja el peligro del contagio con más facilidad.

Una vez que tengamos un resfriado común o una gripe, habrán síntomas como malestar general, fiebre, irritación nasal y de garganta; tos frecuente con mucha producción de moco; igualmente el dolor torácico y en ocasiones, la dificultad para respirar.

El dolor de cabeza, escalofríos; la inapetencia, fatiga y cansancio; muchas veces trastornos gastrointestinales como náuseas, vómitos y diarrea, con signos de deshidratación también.

La mejor manera de combatirlos es sintomáticamente.

Es por eso que vamos a revisar una serie de remedios caseros y naturales que nos permitirán mejorar nuestro estado general y sobrellevar el ciclo de la infección con más fuerza y energía.

Mucho descanso:

Al estar en reposo nuestro organismo tiende a utilizar la energía para las funciones de circulación y las inmunes, lo que hace que la recuperación sea mejor.

Por otro lado, las infecciones causan tal fatiga y desgaste, ya que implican un daño celular, que las calorías que poseemos también se hacen necesarias para restaurar o regenerar los tejidos dañados.

Si hacemos ejercicios o nuestras actividades normales, eso supondrá un esfuerzo o gasto de energía que el organismo en momentos de infección puede no tener.

Por eso la primera sugerencia nuestra y del médico será que descanses, que te mantengas en casa abrigado, solo el tiempo suficiente para que pase la virosis y se tientas descansado y mejor.

te de jengibre con limon

Son medidas simples pero muy efectivas

Ya nuestras abuelas tenían razón en cuanto a los líquidos calientes, la sopa de pollo, mantenerse abrigado y descansando…

Todo consejo ha de tener su razón o explicación científica de base para ayudarnos a entender porqué son efectivos.

Bebe líquidos calientes:

Se sabe que los alimentos calientes, específicamente los líquidos, proporcionan alivio a los síntomas como irritación de la garganta, la secreción nasal, la congestión nasal y pulmonar.

Debido a que el calor que pasa por esa zona al ser bebido aumenta la circulación, esta sangre incrementa el transporte de moléculas del sistema inmune que combaten al virus y a sus productos tóxicos.

El calor relaja la musculatura de la garganta y de los bronquios favoreciendo la salida de secreciones y ayuda a parar la tos.

Aquí es cuando aprovechamos para consumir infusiones de plantas con efectos antiinflamatorios, relajantes, antisépticos y tantos otros que nos brinda la naturaleza.

Con las virosis hay más perdida de líquidos, así que aumenta la ingesta de ellos y no permitas que te deshidrate la sudoración, la fiebre y la poca ingesta por la inapetencia.

Vaporización con menta o eucalipto:

Sobre todo con el eucalipto vamos a lograr que exista una mejor apertura de las vías bronquiales que harán que la tos disminuya y las secreciones salgan, lo que generará en una mejor ventilación pulmonar.

Estas hojas de menta y eucalipto tienen efectos astringentes y antiinflamatorios que mejoran la sintomatología de la nariz y la garganta además.

Se sugiere que en vaporeras o en su defecto, vasijas con agua muy caliente, se coloquen aceites esenciales de ellas o simplemente las hojas; luego se inhalen lo más posible.

Limpia tu nariz con frecuencia:

Un consejo simple pero necesario es la limpieza nasal con soluciones salinas, bien sea que las consigas en la farmacia o que la prepares con agua hervida y sal o bicarbonato.

Limpiar las fosas nasales permite mejorar la respiración ya que la salinidad ayuda a arrastrar líquido y mocos.

Pero también la salinidad elimina gérmenes de las fosas así como virus y bacterias.

Limonada caliente y la sopita de pollo

Muchos remedios que trabajamos como efectivos, -y así lo hemos comprobado- nos refieren a momentos en que nos hemos sentido consentidos y cuidados.

Claro que las bases por la que nos hemos sentido mejor después de consumirlos tienen explicaciones muy bien cimentadas en los efectos benéficos de sus componentes o ingredientes.

Sopa de pollo:

Existen muchos estudios de nutrición a lo largo de universidades de renombre en el mundo, que han determinado que la popular sopa de pollo tiene efectos analgésicos, descongestionantes y antiinflamatorios.

Una sopa de pollo contiene ingredientes como vegetales verdes, ricos en antioxidantes, minerales y en fitoquímicos antiinflamatorios y depurativos.

También carbohidratos complejos que ayudan a alimentar las bacterias normales del intestino pues son prebióticos para que la flora combata infecciones.

Otros elementos como condimentos, dentro de los cuales están la pimienta, la cúrcuma y hasta el jengibre que lo usan en su cocción en muchos países, tienen efectos de estimulación del sistema inmune y desinflamantes.

Por otra parte muchos refieren que el ser caliente, líquida y con grasas, mejora la vía digestiva y respiratoria aflojando la flema y liberando los bronquios para una mejor respiración.

Muchas, son muchas las ventajas y las explicaciones, así que no dudes en utilizarla.

Infusiones cítricas y la vitamina C:

Una manera de combatir las infecciones respiratorias es aportándole al organismo una carga extra de vitamina C, bien sea en alimentos cítricos, suplementos polivitamínicos o con la misma vitamina C que el médico podrá indicar de farmacia.

También hay muchos productos del mercado que son combinaciones de plantas o hierbas y hasta frutas, como arándanos, frambuesas y otras cítricas, acompañadas de otros alimentos naturales estimulantes como los hongos.

Estamos hablando específicamente del Frambuesa Anticrón, que combina sustancias provenientes de la naturaleza para aumentar las defensas y nutrir mejor en momentos de infecciones virales, aunque su mejor beneficio es para evitarlas.

Aprovecha las infusiones de hierbas como el té, la manzanilla, la hierbabuena y otras, para enriquecerlas con vitamina C agregándoles jugos de limón o naranja naturales y también la miel, que es otra bendición.

La miel y otros antisépticos deliciosos

Muchos alimentos que usamos a diario y que nos resultan placenteros como la miel y el mismo té verde, son una fuente de beneficios que podemos aprovechar cuando estamos atravesando un infección viral estacionaria desgastante.

Como vemos, los remedios naturales para la gripe no tiene porqué ser de mal sabor o provocar un rechazo, muchos de ellos son parte de nuestros hábitos alimenticios.

La miel:

Rica en antioxidantes y en estimulantes del sistema inmunológico, este delicioso alimento tiene propiedades antiinflamatorias, y está además lleno minerales y de electrolitos que nos permiten una rápida recuperación.

Tendemos a aplicarlo directamente en las zonas inflamadas como gárgaras y tocamientos, ya que la miel posee efectos antisépticos y relajantes.

Lo ideal es que la añadas a las infusiones y jugos naturales para mejorar los beneficios del té que consumes.

Té verde:

Ya se sabe que esta bebida oriental que tanto gusta a nivel mundial posee las catequinas, fitoquímicos con propiedades antivirales según muchos estudios.

Simplemente que sea uno de los alimentos que formen parte de las infusiones y bebidas calientes en la rutina del que sufre gripe, ya es aumentar las ventajas de ellas.

Normalmente usamos el té verde como una manera de prevenir infecciones pero también es antiinflamatorio e inmunoestimulante.

Sigue usando ajo cuando hay gripe:

Hablamos que el ajo evita que ocurran estos cuadros gripales estacionales; pero una vez que estamos sufriendo de ellos es necesario mantener la ingesta de los mismos, ya que la alicina que contienen ayuda a combatir la infección en ese momento.

Se propone que sea parte de las infusiones, aunque sabemos que él forma parte de casi toda nuestra dieta, incluyendo la maravillosa sopa de pollo...

Usa suplementos con Zinc:

Estudios en la India aseguran que el zinc tiene la capacidad de disminuir los síntomas de la gripe y del resfriado hasta en la mitad, en cuanto a su intensidad.

Ayuda a tu organismo con suplementos que lo contengan o con sencillas tabletas de zinc que consigues en las farmacias y tiendas naturistas, donde vemos hasta combinaciones de calcio, magnesio y zinc.

Unas plantas muy antigripales

Para terminar, vamos a concentrarnos en dos plantas que han sido consideradas unos grandes remedios naturales para la gripe y para el resfriado común, la Equinácea y el Saúco.

Equinácea:

Ya habíamos dicho a la hora de tratar los remedios naturales para prevenir estos cuadros virales que una de las plantas que mayor difusión tiene a nivel mundial para aumentar las defensas del organismo, es la equinácea.

Y es que ella no solo previene las infecciones respiratorias; pues ya se sabe que durante la infección viral es posible que acortemos el período o ciclo del virus con la ingesta de esta planta.

La equinácea se indica tanto en la práctica médica tradicional como en herbolaria para aminorar los síntomas gripales tan pronto el paciente comienza a sentirse mal.

Saúco:

Las bayas y la corteza del saúco se usan ya en forma muy frecuente como un medicamento natural para contrarrestar el dolor, el malestar general y la fiebre en los casos de gripes o infecciones virales del resfriado común.

Se consigue en muchas tiendas naturistas, herbolarios y hasta en preparados farmacéuticos que se venden en farmacias.

Aunque usted no lo crea, este árbol contiene ácido salicílico, muy similar a la aspirina o ácido acetilsalicílico; así que ya podemos imaginar sus efectos contra el dolor y la fiebre.

Pero además contiene un fitoquímico llamado sambucol que es antiviral y aumenta la función del sistema inmune; dato aportado por expertos en virología.

Es necesario concluir que no hay cura para la gripe o para el resfriado común, que simplemente son infecciones virales que ceden con cuidados y manteniendo el cuerpo en óptimas condiciones de hidratación y nutrición; sin olvidar el descanso.

Por consiguiente, si hay intensidad de síntomas o persistencia de ellos en varios días, es sumamente importante que acudas al médico para una evaluación y corrección del tratamiento.

Recuerda que aunque son infecciones leves, pueden producir complicaciones respiratorias si no hay los cuidados correspondientes como fortalecer tus defensas, descansar y mantener el equilibrio hidroelectrolítico.

A la larga el autocuidado se impone como la mejor manera de tratar estas molestas e inevitables infecciones virales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *