Hombre senior aliviado con camisa y corbata (hombre de negocios o maestro) con una lectura de presión arterial baja en el monitor.

¿Reconoces los síntomas de presión baja? Qué no te sorprenda

¿Reconoces los síntomas de presión baja? Qué no te sorprenda

Última actualización: 11-05-2019. Equipo Nutricioni

Hombre senior aliviado con camisa y corbata (hombre de negocios o maestro) con una lectura de presión arterial baja en el monitor.

Los síntomas de presión baja pueden, fácilmente, confundirse con otros problemas de salud. Por tal motivo, es necesario conocerlos muy bien, para poder distinguirlos y comprender cómo se debe actuar si tu presión arterial cae.

Primero, comencemos por una sencilla explicación de qué es la presión arterial baja, o hipotensión.

Por tensión arterial, nos referimos a la fuerza que ejerce el flujo de sangre contra las paredes de las arterias, cuando es bombeada por el corazón.

Cuando decimos que esta presión está baja, se debe a que la sangre no corre con fuerza suficiente para llegar a todos los órganos y extremidades del cuerpo, como se supone que debería.

Las causas pueden ser varias. Desde un movimiento brusco, hasta una hemorragia grave. Y dependerá de las características físicas de cada persona, para determinar si la presión baja representa un problema serio.

Básicamente, el valor normal de la presión arterial es de 120 mm/Hg sobre 80 mm/Hg, o un poco por debajo de esos números.

A partir de estos datos, los profesionales de la salud indican que una presión arterial ubicada en menos de 90 mm/Hg sobre 60 mm/Hg, es considerada como hipotensión.

¿Cómo reconocer una caída de la presión?

El primer síntoma de la presión arterial baja, son los mareos. Por lo general, cuando estás acostado, o sentado, y te levantas demasiado rápido (o viceversa), puedes sentir cómo pierdes la estabilidad, y todo parece dar vueltas.

Al mismo tiempo, es común sentir debilidad en todo el cuerpo. Pero sobre todo, en las extremidades. Los desmayos, también son un signo alarmante de la baja de presión.

La persona que experimenta este problema, puede presentar desorientación y confusión, sin comprender muy bien qué está ocurriendo.

Por otra parte, sentir mucho sueño de imprevisto, como si estuviese a punto de quedarte dormido también puede ser un indicativo.

Asimismo, las ganas de vomitar sin motivo aparente, la visión nublada y la respiración irregular, son señales a las que debes prestar mucha atención.

Trata la hipotensión con infusiones caseras

Si tienes problemas frecuentes con la presión baja, es necesario acudir al médico, para recibir la atención necesaria y para que te indique un tratamiento efectivo.

Luego de obtener la opinión de un profesional en la salud, puedes apegarte a tu tratamiento. Pero también es una opción saludable escoger entre diferentes infusiones caseras, que ayudan a subir tu presión arterial de forma natural.

Esta es una alternativa para el tratamiento. Por supuesto, debe contar con la aprobación de tu médico, y no debes dejar de lado el tratamiento prescrito.

Té de regaliz

Quizá no sea el sabor preferido de todos, pero ciertamente la regaliz tiene importantes propiedades para asegurarse de que tu sangre circule correctamente por todo el cuerpo. Gracias a ello, puede elevar la presión arterial rápidamente. Apenas 10 gr de regaliz, son suficientes para el té, no exageres.

Té de romero con miel

Unos 5 gr de romero seco, son suficientes para subir tu presión arterial, si esta se encuentra en niveles muy bajos. Lo que esta hierba aromática consigue es activar el flujo de sangre hasta los vasos sanguíneos más pequeños del cuerpo, un efecto necesario para aliviar el malestar de la hipotensión.

Infusión de agripalma

Tanto para los hipertensos, como para los hipotensos, la agripalma es una planta que mejora la salud del corazón y los vasos sanguíneos.

No solo es buena para revertir la presión baja, sino que ayuda a mantenerla en niveles normales, lo mismo con la frecuencia cardíaca.

Infusión de jengibre con un toque de cayena

Entre las muchas propiedades del jengibre, encontramos que activa diferentes funciones de nuestro organismo, para combatir síntomas como el debilitamiento.

Asimismo, es un aliado para mejorar la circulación de la sangre a través de las arterias, y evitar que se formen coágulos.

Infusión de ginseng

Una vez que se tiene la aprobación del médico, la infusión de ginseng se convierte en un gran aliado para mantener la presión arterial en sus límites adecuados. No obstante, suele ser más seguro para las personas con hipotensión, que para los hipertensos.

Prevurín para que no te falle la presión

Se trata de un suplemento nutricional que se emplea para proteger el tracto urinario de las infecciones que comúnmente lo atacan. Asimismo, tiene muchas propiedades para revertir los procesos de inflamación, y ayudar a depurar el organismo de toxinas.

Para ello, presenta una interesante lista de plantas medicinales y extractos de frutas, que reúnen importante beneficios.

La razón de que Prevurín se encuentre asociado a la presión baja, es gracias a que muchos de sus componentes, poseen propiedades comprobadas para regular la presión arterial, unidas a una variedad de beneficios para la salud del corazón.

En primer lugar, tenemos la vitamina B6, útil para: disminuir el colesterol alto y limpiar los triglicéridos acumulados en la sangre; controlar la subida y bajada de la presión; prevenir los accidentes cerebrovasculares.

Además, se sabe que esta vitamina también neutraliza la presencia de homocisteína en la sangre, para mitigar el riesgo de desarrollar enfermedades cardíacas.

Las plantas medicinales y frutas que contiene Prevurín son los granos de café verde, granada, arándanos, apio y cúrcuma. Aunque también incluye Chanca piedra, cardo de leche, yuca, garra del diablo, entre otras.

Los arándanos, cuando se consumen diariamente, tienen una incidencia importantísima en la regulación de la presión arterial, especialmente, en personas que parecen estar sanas.

Por su parte, los granos de café verde todavía conservan el ácido clorogénico, una sustancia que relaja el cuerpo, consiguiendo que la presión arterial vuelva a sus niveles normales.

En cuanto a las granadas, se debe tomar en cuenta su poder para eliminar el colesterol lento antes de que se acumule en las arterias, obstaculizando la circulación de la sangre.

Adquirir Prevurín es la oportunidad ideal para potenciar la salud de tu sistema cardiovascular. Recuerda que un corazón sana, te dará muchos años más de vida.

Cocos en diferente presentaciones sobre una tabla de madera

Más bebidas para regular la presión

Las infusiones no son los únicos remedios caseros para revertir la presión arterial baja. De hecho, existen varias preparaciones, que le traerán a tu cuerpo un gran número de beneficios, especialmente, si se refiere a tu presión arterial.

La mayoría de los ingredientes que necesitarás, puedes encontrarlos fácilmente en cualquier supermercado. Quizás, ya los tengas al alcance de tu mano.

Jugo de zanahoria

Las zanahorias son verduras con un gran aporte de antioxidantes. Gracias a ello, inciden favorablemente en la salud del corazón y otros órganos importantes.

Cuando el jugo de zanahorias se consume en ayunas, tiene mayor poder para regular la frecuencia cardíaca y el flujo de la sangre. Además, cuida de los vasos sanguíneos, para mantenerlos limpios de cualquier obstrucción, por ejemplo, del colesterol lento.

Al preparar el jugo con dos zanahorias, puedes endulzarlo con miel natural, en lugar de azúcar. Este alimento, también es favorable para controlar la presión arterial.

Agua con sal

Un remedio realmente simple, pues, el agua y la sal son dos ingredientes que nunca faltan en la cocina. Precisamente, en su simplicidad se esconde todo sus poder.

Tan solo una pizca de sal, es suficiente para subir considerablemente la presión arterial. Eso se logra a través de la acumuación de liquidos dentro del organismo.

Si se sospecha que la baja de presión es consecuencia de la deshidratación, sería beneficioso agregarle limón y un poco de azúcar al agua con sal.

Agua de coco

Pocas bebidas son tan efectivas en el restablecimiento de los electrolitos que pierde el cuerpo, como el agua de coco. Mejor que muchas bebidas deportivas que prometen hidratar tu cuerpo rápidamente.

Esta propiedad del agua de coco, es la razón por la que se considera una bebida increíble para mantener la presión arterial en niveles normales. Además, sus porcentajes de vitaminas, minerales y antioxidantes, la convierten en una bebida nutritiva.

Extracto de albahaca con miel

Muchas veces, se toma la albahaca para tratar los dolores comunes, como el dolor de cabeza. Si la mezclamos con miel, tendremos un tónico ideal para subir la presión arterial, pues, aporta vitaminas y minerales.

Alimentos que aumentan tu presión

Cuando sigues un tratamiento para contrarrestar la hipotensión, es importante que tu dieta cuente con alimentos que suban tu presión arterial de forma natural y sencilla.

No es necesario consumirlos en grandes cantidades. Solo porciones razonables serán suficientes para percibir resultados positivos. ¿Ya sabes cuáles son?

Chocolate

Delicioso y nutritivo, siempre que contenga mayor porcentaje de cacao. El chocolate cuenta con dos elementos importantes para elevar la presión arterial: la cafeína y la teobromina.

Agua

Mantenerse hidratado es básico para evitar la caída de la presión arterial, por debajo de los niveles saludables. Entonces, el agua se convierte en tu mejor amiga.

Variedades de queso

Los diferentes tipos de quesos, contienen diferentes porcentajes de sodio, así que su consumo excesivo no está recomendado. Sin embargo, un pequeño trozo de vez en cuando, seré efectivo para calmar la hipotensión.

Frutos secos

La mayoría de los frutos secos, son una fuente habitual de vitaminas del complejo B. Estas, a su vez, tienen propiedades que cuidan de la salud el sistema cardiovascular, lo cual incluye regular las subidas y bajas de la presión arterial.

Encurtidos

Aceitunas, pepinillos, jamón, entre otras alimentos que entran en esta clasificación, todos con alto contenido de sodio. En este caso, es beneficioso para los hipotensos, pero no se debe exagerar.

Frutas cítricas

Además de vitamina C, los cítricos son también una fuente de muchos otros nutrientes, en especial, antioxidantes que trabajan para mantener un óptimo flujo de sangre en todo el cuerpo, ideal para regular la presión arterial.

Té, café y similares

Dos sustancias son importantes en este punto: la cafeína y la teína. Su función principal es la de estimular todo el cuerpo, incluyendo los vasos sanguíneos, que dejarán pasar más sangre, de ser necesario.

Carnes magras y carnes rojas

Si se tratase solo de carnes magras, sería más sencillo. Pero, en esta oportunidad, también debemos llamar la atención sobre la carne roja. Ambas opciones son buenas para revertir la hipotensión.

Otros alimentos a tomar en cuenta son:

  • Arándanos y pasas
  • Cereales y legumbres
  • Semillas de sandía
  • Sal y especias

Hombre mayor sentado en una pelota haciendo ejercicios guiado por una mujer especialista

¿Qué hábitos ayudan con la hipotensión?

Para complementar los beneficios de los remedios caseros y los alimentos, debes fijarte en ciertos trucos, o hábitos, que puedes adoptar como tratamiento de esta clase de inconvenientes.

Igualmente, es una oportunidad para construir un estilo de vida más saludable, y conseguir que los problemas de presión baja o alta ya no controlen tu día a día. A veces, desde las acciones más pequeñas, obtienes una gran solución.

¿Qué hacer cuando baja la presión?

  • Cuando te incorpores de una silla, sofá o cama, evita los movimientos rápidos y bruscos. Mejor, levántate con cuidado.
  • Tomate un momento para respirar profundamente, antes de terminar de ponerte sobre tus pies.
  • En caso de ser la primera vez que cae tu presión arterial considerablemente, prueba con colocar una pizca de sal debajo de tu lengua. Debería ser suficiente para subir tu presión en poco tiempo. Pero no es un remedio definitivo.
  • Recuéstate en una cama, o sofá, y eleva tus piernas, apoyándose en la pared o en el respaldo del sofá.
  • Toma un trozo de regaliz y masticalo hasta comerlo todo. Como ya vimos, el té de regaliz sube la presión arterial, lo mismo que el regaliz puro.
  • Al llegar del trabajo, si sientes que tu presión ha caído, utiliza tu ducha para lavar con chorros de agua tus piernas, desde las pantorrillas hasta los pies.

¿Cómo evitar los problemas de presión?

  • Mantén tu cuerpo siempre hidratado. Esto es fundamental para no sufrir de presión baja causada por la deshidratación. Si no quieres tomar solo agua, puedes beber también agua de coco. Deliciosa y refrescante.
  • Antes ir a la cama, prepara tu bañera con agua tibia y sales marinas. Entonces, toma un baño de 15 o 20 minutos.
  • Si puedes evitarlo, no pases largos períodos de tiempo parado durante el día. Cada vez que puedas, toma un descanso para sentarte por un par de minutos.
  • Evita los excesos, desde abusar de sustancia como el alcohol y los cigarrillos, como de la comida.
  • En la cama, es mejor dormir con la cabeza un poco elevada. Así que pregunta por la mejor almohada para ello.

El origen de tu presión arterial baja

La presión baja puede ser un problema aislado, que no implique ningún riesgo para la vida de quien la padece. No obstante, existen otros casos donde esta caída de la presión arterial se origina en otros problemas de salud mucho más serios.

Al acudir al médico, él podrá evaluarte y determinar cuál es la causa de tu presión baja, para poder atacar el problema de raíz. De igual manera, resulta útil conocer algunos de los motivos de esta afección.

Hemorragias (pérdida importante de sangre)

Si el paciente sufre de una hemorragia importante, tanto externa como interna, la cantidad de sangre circulando en el cuerpo disminuye considerablemente, lo cual provoca la caída de la presión arterial.

Por supuesto, este es un problema que requiere atención médica inmediata.

Permanecer de pie, deshidratación

Luego de una jornada intensa de trabajo, donde se permanece de pie por mucho tiempo, puede bajar la presión arterial de las personas. Por eso, es importante tomarse descansos para descansar.

Igualmente, cuando una persona está deshidratada, su presión baja. Por lo general, este problema se revierte al recuperar los niveles normales de agua.

Problemas cardíacos

Muchos problemas del corazón serán la causa de la disminución de la presión arterial. Por ejemplo, la insuficiencia cardíaca, la bradicardia (ritmo cardíaco bajo), infartos, inconvenientes en el miocardio y en la válvula del corazón.

Reacciones alérgicas

Se le conoce como anafilaxis, es una reacción alérgica muy grave, que pone en riesgo la vida del paciente. Además de disminuir considerablemente la presión arterial, también produce problemas respiratorios.

Embarazos

Aunque es un problema común durante el embarazo, vale la pena prestar atención a la intensidad de sus síntomas, para prevenir cualquier inconveniente más serio.

Finalmente, existen infecciones muy fuertes que se extienden hasta llegar a la sangre, uno de los principales síntomas es la caída de la presión arterial. También el consumo de ciertas medicinas, puede traer esta consecuencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *