Recomendaciones nutricionales para pacientes con artritis

Recomendaciones nutricionales para pacientes con artritis

Última actualización: 04-06-2019. Equipo Nutricioni

Con la artritis reumatoide, considerada una enfermedad autoinmune, la principal manifestación es la inflamación severa presente en las articulaciones. Esta inflamación genera a mediano plazo que se deformen las articulaciones.

Esta alteración se aprecia sobre todo en las manos y los pies. Otro síntoma común y muy desagradable es el fuerte dolor que conforme pasa el tiempo, ocasiona problemas para la funcionalidad de estas extremidades, mermando la calidad de vida de quien la padece.

Esto se debe a que la artritis va deteriorando el cartílago que es la membrana que protege y permite la contracción entre los dos huesos, como en el caso de la rodilla o el codo. Pero además produce daño en los ligamentos, tendones y el hueso.

Al dañar el cartílago, provoca que las articulaciones se tornen cada vez más rígidas. Eso sin contar que los casos más crónicos de artritis llegan a provocar daños en otros órganos, además de los mencionados.

No existe un origen determinado que produzca la artritis, además de que por ser una alteración de tipo reumatológica, suele asociarse con factores de tipo psicológico o emocional.

Una vez que la enfermedad se hace presente, no tiene cura, solo se trata. En gran medida buscando alivio a las crisis de dolor. Que pueden llegar a ser más fuertes en ciertas temporadas del año, o afectar un área del cuerpo en particular.

La artritis suele ser más común en mujeres que en hombres. Aunque es más características hacia la adultez, generalmente mayores de cincuenta años; existen casos en donde la enfermedad ha iniciado sobre los veinte años.

Relación entre la artritis y la alimentación

Una alimentación saludable y rica en nutrientes esenciales, puede llegar a ser la clave de una vida llena de vitalidad y bienestar. Si bien es cierto que la artritis no tiene una cura definitiva, puede sobrellevarse mejor con una alimentación adecuada.

Aunque no lo crea posible, la alimentación sana es un excelente aliado, en principio porque nos permite mantener un peso saludable. La obesidad agudiza aún más las crisis de dolor en los casos de artritis, al someter a un mayor peso las articulaciones.

Por otra parte, las crisis de dolor, rigidez y la sensación de quemazón que se produce en las articulaciones, debido principalmente al cuadro de inflamación crónica. Pueden mejorar significativamente incluyendo los alimentos adecuados en la dieta.

Para esto es necesario que se incluyan aquellos alimentos con propiedades antiinflamatorias y otros nutrientes que reducen los síntomas de la artritis. En especial el dolor y la hinchazón en articulaciones.

En algunos casos, pacientes con alergias de tipo alimentarias, producen en el intestino problemas para absorber correctamente ciertos nutrientes necesarios para la buena salud del organismo.

También es importante destacar que con la artritis la persona puede llegar a perder el apetito, dejando de comer las porciones adecuadas para cubrir las necesidades nutricionales que el cuerpo requiere.

Con la artritis, generalmente se incrementa el metabolismo, provocando que el paciente con artritis un aumento en la quema de calorías durante el día. Esto provoca que la persona requiera un régimen nutricional mayor.

De lo contrario, pierde peso, además reduce el volumen del músculo. Sin contar que el sistema inmune se ve afectado seriamente. En todos estos casos, se hace imprescindible una buena alimentación como parte del tratamiento terapéutico para la artritis.

Sugerencias generales para reducir los síntomas de la artritis

Como primera sugerencia, es importante que la persona con artritis evite estar por tiempo prolongado de pie o sentado. Si no hay más remedio, al menos alterne unos minutos al menos, caminando, moviéndose si está sentado, o descansar al sentarse si está de pie.

Mantenga una buena higiene del sueño, trate de mantener horarios de sueño entre las ocho a diez horas durante la noche, procurando que sea continuo. Además durante el día se sugiere una siesta de al menos treinta minutos.

Descansar lo suficiente es parte de una rutina saludable para evitar los dolores que produce la artritis.

Al levantarse en las mañanas, un baño con agua caliente, permite reducir los síntomas de rigidez que son muy comunes a primera hora del día. Los músculos se activan con el calor, contribuyendo además a disminuir también la inflamación.

Debe reducir actividades que incluyan ejercer mucha fuerza a nivel de las manos, como lavar al exprimir prendas de tela mojada, abrir frascos o al limpiar la loza. De igual forma, es importante que no se exponga a un mismo movimiento muchas veces.

Por ejemplo, una ascensorista, presiona botones con la misma mano y el mismo dedo durante todo un turno. No es saludable, en este tipo de trabajo, tan apegado a una rutina hay que buscar la manera de romper un poco esa rutina para prevenir la artritis.

La artritis puede agravarse en situaciones de estrés, por lo que debe evitar en lo posible situaciones estresantes. En su lugar, aprenda a manejar dichas situaciones, en miras de evitar cuadros seguidos de estrés.

Tome suplementos naturales, como un plus extra de salud, que le brindará el bienestar que necesita. Para aliviar los síntomas de la artritis cuenta con Equilibrio Acai, que contiene arcilla bentonita, eficaz para equilibrar el pH, haciéndolo más alcalino y menos ácido.

Además Equilibrio Acai también contiene acai, un fruto, con propiedades diuréticas, que previene la retención de líquidos, reduciendo así las crisis de dolor en pacientes con artritis.

Resumen nutricional para pacientes con artritis

En términos de nutrición, lo más adecuado para un paciente que padezca de artritis reumatoide, sería una dieta balanceada, que cuente con vitaminas como A, C y E. Además de minerales, especialmente selenio y zinc. Los antioxidantes no deben faltar.

En este sentido alimentos como melocotón, zanahoria, albaricoque, mango, auyama y papaya, por ser fuente de carotenos o vitamina A, no deben faltar en la dieta. Asimismo los alimentos con propiedades basificantes que mantienen el pH equilibrado, como la miel, frutos secos, legumbres, frutas y verduras, especialmente la patata.

Por supuesto al reforzar los basificantes, es necesario reducir aquellos que tengan el efecto contrario y promuevan la acidez por encima de la alcalinidad. Especialmente las carnes y los embutidos, los cereales y el pescado.

Use siempre aceite de oliva preferiblemente extra virgen. Controlar la ingesta de hidratos de carbono, ya que en algunos casos de artritis, el paciente puede presentar intolerancia. Reduzca lo más que pueda el consumo de sal. No solo evita la retención de líquidos.

Sino que además los cuadros de inflamación disminuyen, mostrando una evidente mejoría. Es importante también reducir la ingesta de grasas saturadas, entre ellas la mantequilla, bollería industrial, carnes rojas, productos lácteos enteros, los embutidos, etc.

En aquellos casos, donde el paciente manifieste pérdida de peso, es importante reforzar los nutrientes esenciales, de manera de evitar perder más peso y al mismo tiempo mantenerse saludable.

Las proteínas preferiblemente de origen vegetal, huevo, soja, pescado y carne blanca en última instancia. Además es importante una ingesta adecuada de líquidos durante el día, así como alimentos con efecto diurético, como las frutas y verduras.

Apoyar la dieta con suplementos naturales como Equilibrio Acai, que contiene hojas de senna, ideal no solo para prevenir el estreñimiento, sino que tiene efecto diurético. De manera de prevenir la retención de líquido y la hinchazón.

Equilibrio Acai también tiene cáscara sagrada, su poder depurativo, elimina de forma natural todas aquellas toxinas que producen daño en el organismo. Además promueve la buena función de la flora intestinal.

Alimentos que contribuyen a controlar la artritis

Brócoli

Todos aquellos alimentos que cuentan con propiedades antiinflamatorias, son los más idóneos para pacientes con artritis, ya que contribuyen a reducir el cuadro de inflamación y con este, obviamente hay una mejoría con respecto al dolor que produce.

En este caso, alimentos fuente de ácidos grasos omega 3, así como antioxidantes que incluyan vitamina C, bioflavonoides y carotenos. También aquellos que son fuente de vitamina D, son los más recomendados para paliar la enfermedad.

El brócoli, si bien no cura la artritis, evita que la enfermedad avance y empeore. Esto gracias a que contiene sulforafano, un eficaz antiinflamatorio natural. El sulforafano protege el cartílago y al mismo tiempo la articulación.

Además es fuente de vitamina C, por lo que cuenta con antioxidantes que evitan el estrés oxidativo. En esta línea de los antioxidantes se recomienda también el pimiento rojo, es una importante fuente de vitamina C, alto en carotenos, el cual sirve de antiinflamatorio.

Ahora bien si se trata de brindarle al organismo omega 3, las nueces y otros frutos secos, son ricos en este ácido graso sano, son excelente antiinflamatorios, que le ayudarán a controlar los síntomas de la artritis y la artrosis.

El salmón del pescado, es una de las mejores recomendaciones para pacientes con artritis, ya que su contenido de omega 3, además de vitamina D, son de gran beneficio para controlar los síntomas.

Además el contenido nutricional del salmón, contribuye a mantener sano el cartílago, protegiendo la articulación, ralentizando el daño que produce la enfermedad en las articulaciones.

La piña por su contenido de bromelina, es uno de los mejores antiinflamatorios naturales para contrarrestar los cuadros de inflamación. Además por su contenido de vitamina C, es otro antioxidante eficaz para el organismo.

Las semillas de lino cuentan con ácido alfa-linolénico o ALA, otro tipo de ácido graso “bueno” que tiene propiedades antiinflamatorias que contribuyen a reducir los síntomas desagradables de dolor e inflamación en casos de artritis.

Otros alimentos antiinflamatorios para tratar la artritis

Las gambas, son un alimento que además de exquisito, es altamente nutritivo. Contiene hierro, así como vitamina B12, pero también aporta omega 3. Es uno de los pocos alimentos ricos en vitamina D. Infaltable en su dieta contra la artritis.

Otro alimento que no debe faltar es el calabacín, es diurético, contiene vitamina C y K; además de betacarotenos. Todo este compendio nutricional lo hace un aliado para reducir los síntomas de la artritis.

Así como las espinacas, un vegetal altamente nutritivo, contiene vitaminas A, C, E y K, minerales como calcio y magnesio. Su poder antioxidante contribuye a minimizar los cuadros de dolor que produce la artritis, al evitar que la inflamación avance.

Qué decir del ajo, uno de los mejores antiinflamatorios que ofrece la naturaleza para usted, además de su poder antibacteriano. El ajo contribuye a reducir notoriamente la inflamación en las articulaciones, por lo que el dolor también disminuye.

De las frutas, además de la piña, las fresas son altamente antioxidantes, por su doble aporte tanto de vitamina C como de antocianina. Esto contribuye a reducir el grado de proteína C reactiva. De esta forma contribuye a mermar la inflamación.

Las lentejas, son excelente fuente de proteínas de origen vegetal, recomendada en la dieta para pacientes con artritis. Además es fuente de fibra y folato, contribuye a mantener un peso saludable, con artritis lo último que queremos es sobrepeso.

También la batata por ser fuente de vitamina A, C y betacarotenos, es otro alimento que no debe faltar en su lista de compras del supermercado. Ofrece grandes beneficios en los casos de artritis por su composición nutricional.

Los plátanos además de brindar su aporte de potasio, cuentan con vitamina C y B, esenciales para combatir la artritis. Además que al igual que las lentejas son fuente de fibra, un motivo más para incluirlo en la dieta diaria.

Por último tenemos el jengibre, de los mejores antiinflamatorios con los que puede contar. Una de las mejores formar de evitar el daño progresivo en sus articulaciones ya que contiene gingerol, este componente es el responsable de su propiedad antiinflamatoria.

Alimentos que deben evitarse cuando se padece de artritis

Así como tenemos alimentos eficaces para combatir la artritis, también existen otros que más bien promueven el avance de la enfermedad, ocasionando dolor y molestias. Sin contar las otras consecuencias derivadas de padecer de artritis.

Es por ello, que aunque no tengamos a la mano la cura definitiva para la artritis, si podemos evitar que la enfermedad progrese y dañe más nuestra calidad de vida. Por esta razón es importante evitar o reducir el consumo de ciertos alimentos.

Uno de ellos es el azúcar o los productos azucarados, además de promover otras enfermedades como la diabetes y la obesidad. Fomentan la inflamación de las articulaciones, que producen tanto dolor.

La famosa comida chatarra, como la pizza, hamburguesas y toda aquella que contengan grasas saturadas, como la margarina, natilla, queso y en general, los lácteos enteros. La bollería industrial, como dulces, pasteles galletas ricas en azúcar son su peor enemigo.

De igual forma las grasas transaturadas que también se encuentran en este tipo de comida, como las papas fritas, empanadas, entre otros. Permiten que la enfermedad se agrave más rápidamente, incluso llegando a afectar otros órganos.

Las carnes rojas, así como los mariscos fomentan mayor ácido úrico en el torrente sanguíneo. En casos de artritis, especialmente la gota; estos alimentos fomentan la acumulación de estos cristales de ácido úrico en las articulaciones provocando dolor.

Esto debido a que son fuente importante de purina, de donde proviene el ácido úrico. Especialmente los mariscos y la casquería, son alimentos que se deben evitar por completo.

Como se dijo anteriormente la mejor opción es el aceite de oliva, por su aporte de omega 3, aceites como el de girasol y el de soja, son ricos en omega 6. Este ácido graso fomenta mayor inflamación en pacientes con artritis.

Así tanto estos aceites, como toda la variedad de alimentos que se producen a base de estos aceites queda descartada cuando se sufre de artritis.

Para finalizar...

La dieta debe incluir más frutas y verduras y menos grasas. La sal si bien no puede eliminarla del todo, al menos reduzca lo más que pueda. Dele sazón a sus comidas con especias más saludables, como el perejil o la cúrcuma.

Que además son antiinflamatorios naturales, por lo que aporta un doble propósito, por sus nutrientes y además a combatir los síntomas de la artritis.

Una dieta saludable, además de ejercicios supervisados por su médico, contribuyen a reducir los síntomas de la artritis. Además de evitar que la enfermedad avance y dañe las articulaciones, al punto de provocar la incapacidad física en las manos, los dedos, etc.

Evite pasar mucho tiempo sentado o mucho tiempo parado, para evitar retención de líquidos, especialmente en los pies. Asimismo es importante un consumo adecuado de agua y alimentos diuréticos para contrarrestar la hinchazón.

Siga al pie de la letra las indicaciones de su nutricionista, en cuanto a la alimentación más provechosa para evitar que la artritis, dañe su calidad de vida. Una dieta balanceada que mayormente incluya frutas y verduras.

Pudiendo alternar el resto con cereales integrales y carnes magras. Alimentos antioxidantes son igualmente importantes, té verde, frutos rojos del bosque como fresas, cerezas, arándanos, serán de gran ayuda.

Igual de importante es consumir alimentos ricos en fibra, además de garantizarle un peso saludable, contribuye a evitar la retención de líquidos y la inflamación. Por supuesto esto debe ir de la mano, con un consumo muy bajo o nulo de grasas.

Pacientes con artritis deberían evitar consumir alcohol, no le aporta ningún beneficio saludable a su organismo, además de fomentar mayor inflamación. Con la inflamación el dolor se incrementa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *