Ensalada Greca

Recetas caseras: cocinar en casa sin complicarnos la vida

Recetas caseras: cocinar en casa sin complicarnos la vida

Última actualización: 11-12-2018. Equipo Nutricioni

Existe un sinfín de opciones posibles y válidas para escapar de esa ‘rutina’ en la que a veces nuestra dieta se ve inmersa.

En el caso común del trabajador promedio, la alimentación suele limitarse a platos sumamente básicos, económicos y muy poco nutritivos.

Suele repetirse mucho la combinación de hamburguesas, pizzas y sándwiches para salir del paso y volver al trabajo.Mano de mujer rechanzo comer comida chatarra

Esta situación, además de perjudicar nuestra salud, afecta nuestro estado de ánimo, por lo cual sería ideal cambiar esta condición.  Solo con tomar una nueva direcciòn y preparar recetas que se ajusten a nuestra economia y tiempo.

Tal propuesta gira en torno a recetas caseras, que no nos tomara demasiado tiempo preparar y que sin dudas hará felices a nuestros paladares.

La intención principal es que sea deliciosa y fácil de preparar; pero además, incluiremos platos que cubran gran parte (si no la totalidad) de los contenidos nutritivos que debe tener una comida para ser balanceada.

Ofreceremos la posibilidad de realizar grandes banquetes, y de acercarle a la cocina, presentándosela como un lugar en donde puede librarse del estrés.

Cuando se dé la ocasión de invitar a familiares, amigos, compañeros de trabajo, entre otros comensales a nuestro hogar, tendremos opciones de sobra para cocinar.

Con esta guía podremos hacer desayunos, almuerzos, cenas, postres, ensaladas, todo ello a muy bajo costo y con ingredientes fáciles de conseguir.

Podemos garantizar que la experiencia de cocinar tu propia comida es bastante grata y altamente satisfactoria.

Otra ventaja de cocinar lo que comes, es saber exactamente qué ingredientes se utilizaron en la preparación de la comida que ingerirás tú y con quienes la compartas.

Al comer en la calle no tenemos esa garantía, por más que tratemos n,unca se está del todo seguro. No hay nada que genere mayor seguridad que saber cuan limpios estaban los ingredientes de nuestra comida. O saber, los orígenes de los víveres que compramos para nuestra alimentación.

La sopa con carácter medicinal

Presentaremos una  gran variedad de platos que nos permitan incluir en nuestra dieta, distintos menús que nos alegren el día.

Ingredientes asequibles, de fácil preparación y un gran sabor serán los elementos que caractericen a nuestras comidas de ahora en adelante.

El plato que explicaremos a continuación será la tradicional sopa de pollo. Esta comida, se caracteriza por su versatilidad de usos, al no ser exclusiva de un almuerzo, una cena o un desayuno.Imagen en primer plano de un caldo de pollo

Puede servirse en distintas ocasiones sin ningún problema.

Siendo uno de los platos más antiguos de la humanidad, la sopa se ha convertido en una receta crucial en nuestras familias.  

El caso de la sopa de pollo, es bastante particular por sus propiedades curativas. Parece ser una tradición, una cultura, o una verdad familiar que pasa de generación en generación, la realidad es que la sopa de pollo, es buena para el resfriado.

No hay duda de que esta sopa,  tiene la facultad de mejorar las defensas en  nuestro cuerpo, fortaleciendo además el sistema inmune.

Es excelente para prevenir enfermedades, la sopa de pollo es altamente recomendada para disminuir la presiòn arterial, entre otras dolencias.

Como propiedad es positivas para nuestro cuerpo, ya que  la sopa de pollo, y las sopas a nivel general, poseen características muy llamativas. Una de ellas es su capacidad para ayudarnos a luchas contra las bajas temperaturas.

Cuando el frio arrecia una recomendación hecha por muchos doctores es tomar sopa, ayuda a mantener el cuerpo atemperado.

Es buena para controlar el peso, estimulando el metabolismo y promoviendo una mejor digestión. Esto sucede dado que al ser un líquido con alta cantidad de contenidos proteicos (dependiendo de su contenido) estimula la sensación de llenura.

En vez de un postre dulce, una buena sopa te puede ayudar a sentirte satisfecho, a la vez de cuidar tu salud y tu figura.

Arroz con pollo o paella

Tenemos una noción básica de lo puede ser este plato y es que el propio nombre es bastante ilustrativo.

Sin embargo, lo que parece simple puede no serlo tanto si nos ponemos creativos. Un plato tan singular puede llegar a ser espectacular si nos esmeramos y le ponemos un poco de empeño y de creatividad.

Podemos prepararla de manera simple o más especializada. Un ejemplo de ellos  es que podemos hacer un arroz con pollo separadamente, o también combinados en modo de paella.Hombre y mujeres cocinando pechuga de pollo y vegetales

Al combinarse, se le agregan distintos ingredientes que no son indispensables para su receta, pero que le dan un sabor especial y muy  particular de la cocina ibérica.

Lo bueno de este plato, es que además de ser sencillo, es bastante económico de preparar y es ideal para una familia numerosa que requiera una buena alimentación. El gran secreto del arroz con pollo es su simplicidad, y multiplicidad de variantes.

Se hace en muchos países, y forma una parte fundamental en las dietas familiares de hoy en día. No sólo en España, mediante la receta de la paella, sino en muchos otros países con distintos estilos, bastante particulares en su preparación.

Sin duda, es un plato universal que no se le puede encasillar en un solo país, pues en Latinoamérica es bastante típico, además de famoso por ser delicioso y rendidor.

Es bastante lógico observar, que las familias se valgan de este tipo de receta para comidas en reuniones grandes. Sea con amigos o familiares, el arroz con pollo suele resolver muchas diatribas al momento de satisfacer los estómagos en los diferentes hogares.

Es un alimento que puede consumirse al momento de estar listo, sin embargo, puede guardarse en la nevera sin ningún tipo de problema.

Luego se puede precalentar e ingerir, pero jamás dejarlo al aire libre, pues el mismo se descompone y puede ser muy perjudicial para la salud.

Lo más recomendable es prepararlo para el consumo inmediato, es el momento en donde el mismo tiene un mejor sabor y donde sus propiedades son más nutritivas.

Pan sin gluten

Algo tan básico como es el pan en nuestra dieta, y nunca nos preguntamos cómo sería prepararlo.

Lo lógico siempre ha sido irlo a buscar en la panadería más cercana e ingerirlo sin preguntarnos ¿Qué tal si preparo mi propio pan? Pero, además ¿Qué tal si preparo un pan libre de Gluten?Imagen de diferentes tipos de panes de vista superior

Seguramente esto distinguiría a nuestro pan de los demás ¿Cómo le pides al panadero que exclusivamente haga tu pan libre de gluten? Esto en caso de sufrir de Celiaquía.

Para aclarar un poco estos términos, entendemos por gluten a esas pequeñas proteínas que hay excesivamente en harinas de cereales de secano, trigo y la cebada.

Y la celiaquía, es la respuesta inmunológica ante el consumo de alimentos con alto contenido de gluten. Es una enfermedad que genera una inflamación que daña el revestimiento del intestino delgado y puede ocasionar complicaciones médicas.

Sus síntomas varían desde la diarrea, hasta la anemia y la osteoporosis; prevenir estas situaciones puede ser clave para nuestra salud.

Retomando el tema del pan, ya sabemos qué es el gluten y cuáles son algunas de sus implicaciones. Ahora podemos entender, que sería fenomenal poder seguir comiendo pan sin las complicaciones que trae consigo el gluten.

No es difícil de hacer, y no se debería dejar de consumir pan solo por sufrir celiaquía. Si el paciente lo desea puede hacerlo, siempre que lo prepare adecuadamente.

Se puede preparar con harinas naturales, es barato de hacer y puede ser muy sabroso, ya que no pierde su propiedades naturales al alterarse este pequeño detalle.

Curiosidades culinarias

Nuestras recetas caseras evidentemente contienen productos, víveres, alimentos que vienen naturales o prefabricados.

En esta sección hablaremos un poco sobre el contenido de nuestras recetas y le mostraremos algunas curiosidades sobre los ingredientes que utilizamos.

Algunos van mejor fritos, otros cocinados al vacío, al vapor, o incluso al microondas. Por ejemplo, en el caso de las frutas y las verduras suele ser bastante común que muchos de ellos pierdan sus propiedades al sofreírse.Mujer picando vegetales en cocina en tabla de madera grande

Pues este no es el caso del tomate, el cual potencia sus características antioxidantes al ser cocinado con aceite.

Una tendencia bastante reciente a nivel culinario, es preparar algunos alimentos al vapor.

Esta técnica consta de cocinar la comida en una base de agua sin que los alimentos entren en contacto directo con la misma, utilizando un recipiente que sea hermético.

Vaporeras eléctricas, coladores, ollas con rejillas, vaporizadores eléctricos o tradicionales, son algunos utensilios que nos ayudarían a emplear esta técnica.

No existen los límites para cocinar de esta manera; es una costumbre entre los vegetarianos, y sobre todo los veganos en aplicarla.

Esto lo hacen buscando conservar todos los beneficios de cada fruta o verdura consumida; sin embargo, pueden cocinarse carnes, granos, pescados y otras comidas con este método sin verse afectados en lo absoluto.

Cada comida tendrá su propia cantidad de tiempo para ser cocinada, pero lo recomendado para las verduras son máximo 15 minutos.

En lo que a carnes y pescado se refiere, podrá variar dependiendo de cómo se fileteen, pero en promedio deberían dejarse cocinando por alrededor de media hora.

Limpieza y lavado particular de cada tipo de alimento

Lo primero que debemos tener en cuenta para realizar nuestras comidas cotidianas es la limpieza. En cuestiones de higiene, los alimentos deben someterse a un riguroso proceso de lavado, que es particular para cada tipo de fruta o verdura.

Estos contienen bacterias, micro-organismos, suciedad por tierra, entre otras sustancias o partículas que pueda ser dañino consumir.

Por ejemplo las frutas deben lavarse colocándolas bajo el lava platos, restregándolas un poco con las manos para remover bacterias. Si se trata de frutos secos, únicamente debemos cerciorarnos de tener las manos bien limpias antes de ingerirlos.Niños comiendo fresas con vaso de vidrio que contiene leche

A nivel general las manos deben estar en perfecto estado de limpieza al momento de comer para prevenir enfermedades estomacales.

Para el caso de las verduras, recomendamos colocarlas en un bol con agua fría por algunos minutos, añadiendo un poco de vinagre.

Esto último se recomienda para matar gusanos y algunos otros insectos que pueden colarse como pasa con la lechuga. Luego las pasamos por el lavamanos y verificamos que estén bien limpias.

En lo que respecta a raíces, verduras o frutos que vienen de la tierra como las yucas, las papas o los nabos, se recomienda pasarles un cepillo antes de rebanarlas para prever que estén contaminadas por dentro.

En referencia a los hongos, champiñones o a lo que en España catalogan como setas silvestres, también es recomendable el cepillo.

De preferencia pequeño, con un poco de agua, ya que sumergirlos es poco útil, pues las setas chupan el agua. Otra alternativa es pelarlos, los dejará más limpios y no les restará nada de sabor.

Al margen ya de todo lo que debemos fijarnos en lo que respecta a limpieza, hay varios tips que podemos enumerar rápidamente para cocinar de mejor forma.

Uno de ellos es mantener los cuchillos con buen fino, sea afilándolos nosotros mismos o contratando a un profesional de confianza. Esto nos agilizará la vida, y será una inversión en nuestra seguridad.

Tipos de recetas caseras

Cuando hablamos de recetas caseras de inmediato pensamos en comida. Es inevitable que nuestro cerebro relacione aquello con algún plato delicioso que nuestra madre o en muchos casos nuestra abuela nos preparaban de niños.

Sin embargo estas suelen limitarse a desayunos, almuerzos o cenas, en algunos casos postres muy deliciosos.

Todos ellos suelen contener ingredientes que están al alcance del bolsillo, fáciles de preparar y muy ricos para degustar. Sin embargo, las recetas no son sólo de comida, y existe una amplia gama de recetas caseras para solucionar múltiples situaciones.

Un ejemplo de ello son las recetas caseras que existen para combatir la tos, de todo tipo, con o sin flema, seca, crónica o aguda.

Para esto las recetas no contienen ingredientes o pasos en específico para preparar algo, sino situaciones o actividades recomendadas para prevenir la tos. También para atacarla y reducirla, en algunos casos hasta curarla.

También existen recetas caseras para prevenir y erradicar la caspa que pueden llegar a ser tan buenos o incluso mejores que los champús anticaspa.

En las mismas se nos ofrecen una serie de alternativas, mediante tratamientos con productos alternativos para lavar el cabello.

Las recetas caseras buscan principalmente resolver un problema engorroso con soluciones simples, desde materiales que podamos tener en el hogar.

Un problema común que se le puede presentar a cualquiera es levantarse por la mañana y notar que tiene una espinilla en la cara.

Un barro, acné, o como mejor se lo quiera catalogar es una de las situaciones más incómodas que le pueda ocurrir a cualquiera, sin importar la edad.

Ante esto, surgen varias recetas que proponen soluciones naturales para neutralizar los efectos de este problema dermatológico.  

Esta situación, dependiendo de su gravedad, deberá ser tratada por un dermatólogo profesional; pero si hablamos de una situación de rápida solución lo más sencillo suele ser buscar una receta casera.

¿Las ensaladas son realmente buenas para la salud?

Es un cuestionamiento natural que surge al pensar en recetas caseras. A las ensaladas suele relacionárselas con alimentos buenos para el cuerpo, dietas, y alternativas bajas en calorías para lucir mejor.  Ensalada Greca

Sin embargo, la gente se predispone y piensa que cualquier ensalada es buena y no es así.

Tales afirmaciones se realizan desmesuradamente, sin medir valores dietéticos, nutricionales y también sin tener en cuenta el organismo de cada quien.

necesario, fijarnos en los productos que incluiremos y en su preparación a la hora de consumir una ensalada.

A veces, incluimos ingredientes que no son recomendables bajo ciertas condiciones. Un ejemplo de esto son las vinagretas, que si no se consumen frescas pueden estropear los vegetales que vamos a consumir.

También, debemos fijarnos, si es el caso, cuando vayamos a comprar ensaladas, en el envase que las almacenan para movilizarlas.

Esto debido a  que nuestro ritmo de vida es muy acelerado, y el estrés diario, nos vuelve fanático de las comidas rápidas y se nos olvida tomar ciertas precauciones que van en beneficio de nuestra salud.

Por otra lado, al vernos inmersos en rutinas alimenticias solemos excedernos con las hamburguesas o las pizzas para almorzar.

Ante esto, nuestro sentido común nos lleva a pensar que:  mi dieta va muy mal a base de pura comida chatarra, incluiré ensaladas para mejorarla. Sin embargo, si nuestra opción es comprar ensaladas que vienen en envases plásticos tampoco mejoraremos mucho esta situación.

Tales ensaladas traen una fecha de caducidad prescrita por los fabricantes. La misma debe respetarse pues con el tiempo, las propiedades de los vegetales se van venciendo.

Lo más recomendable siempre es prepararlas en casa, con productos adquridos por nosotros. En estas compras, se deben incluir semillas o frutos secos, vegetales y hojas verdes.

Vale agregar, que debemos tener cuidado con el modo en cómo aderezamos nuestras ensaladas. Si nos excedemos con aderezos en polvo, con muchos químicos para ser preparados rápidamente, pueden terminar siendo nocivas para nuestro organismo.

Una dieta balanceada, consumiendo ensaladas varias veces por semana puede alargar nuestros años de vida, siempre que las hagamos como se debe.

Una receta maravillosa para los achaques

Existen ocasiones en las que exigimos demasiado nuestro cuerpo y corremos el riesgo de sufrir lesiones musculares.

Alto estrés o accidentes fortuitos, incluso en nuestras casas pueden traernos graves problemas de salud. Ante estos problemas siempre nos podremos apoyar en Aliviáne para aliviar nuestras dolencias musculares.

Con una combinación maravillosa de hierbas y enzimas, el Aliviáne se convertirá en un aliado clave para tu rutina diaria.  

Cuando alguno de nuestros músculos o articulaciones se estira demasiado y nos lastimamos, algunas proteínas quedan dañadas en el proceso.

El Aliviáne contiene dentro de sus componentes una enzima llamada proteasa fúngica que está especializada en desechar este tipo de proteínas dañadas.


La proteasa fúngica es una enzima proteolítica, pero no es la única que Aliviáne tiene en su haber para desechar las proteínas dañadas.

También contiene bromelina, que puede hallarse en los tallos de las piñas, y papaína que la vemos en frutas como la lechoza.

Para darle apoyo las  enzimas del Aliviáne posee proteasa bacteriana que sirve para hidrolizar los enlaces interiores de las proteínas.

Contiene además, extractos de raíz de jengibre y extractos de raíz de garra del diablo. Ambos, básicamente, colaboran con el alivio del dolor causado por estas lesiones.

El Aliviáne contiene además 100 miligramos una hierba llamada White Willow Bark, que tiene salicin a nivel natural.

Este es esencial para combatir el dolor y posee propiedades curativas cuando sufrimos de estrés muscular.

Sin duda alguna nuestro producto le ayudará si presenta molestias musculares, producto de una actividad física exigente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *