Ilustración de diferentes tipos de dolores en un hombre

¿Realmente sabemos definir qué es el dolor?

¿Realmente sabemos definir qué es el dolor?

Última actualización: 05-10-2018. Equipo Nutricioni

No existe una persona que no sepa que es un dolor, pero ¿cuál es la definición?

El dolor es una sensación de molestia, la cual, dependiendo de su intensidad puede llegar a restringir el desarrollo normal del día a día de un individuo. Tiene gran importancia el tener en consideración que un dolor, es ante todo, una señal de alarma que indica un desequilibrio en el organismo.

El grado de intensidad bajo el cual se manifiesta un dolor varía. Puede presentarse desde un nivel leve o moderado hasta un nivel muy agudo o crónico.

Esta sensación de la que hablamos, se presenta cuando un estímulo externo (golpe, cortadura, enfermedad) activa los centros nerviosos receptores. Estas terminaciones nerviosas envían una señal desde la médula espinal hasta el cerebro, por lo tanto, el sistema nervioso es quien controla este proceso.

La percepción de la intensidad de un dolor varía de una persona a otra, de allí que resulta una vivencia subjetiva. Cada quien reacciona y siente de manera diferente este estímulo.

Aunque resulte molesto, el dolor es un aviso que envía el cuerpo para indicar que algo no anda bien, está pidiendo que se le preste atención. Si las personas no sintieran dolor, los daños serían mayores, las enfermedades se agudizarían rápidamente y sin control y las lesiones no serían tratadas.

Hombre adulto se toca el pecho con sintomas de dolor

Factores que determinan el nivel de dolor

Biológicos

○ Nivel o estado de la lesión

○ Presencia de enfermedades o circunstancias adicionales

Herencia Psicológicos

○ Desesperación, estrés, ansiedad, miedo

○ Creer que el dolor es producto de algo más grave

○ Incapacidad para manejar el dolor

Sociales

○ La reacción del resto de las personas

○ Requisitos o condiciones del ambiente de trabajo

○ Creencias personales o culturales

○ Posibilidad de recibir atención médica

¿Qué es el umbral del dolor?

Las personas reaccionan de manera diferente ante dolores de la misma intensidad. Recordemos que se ha dicho que el dolor es subjetivo, esto quiere decir, a unas personas les causa más dolor que a otras el mismo estímulo. Esto se debe al llamado umbral del dolor.

De allí se deriva la definición de umbral de dolor como el nivel de tolerancia o capacidad de respuesta de cada individuo ante una sensación dolorosa.

Una persona tienen un umbral alto cuando maneja niveles de dolor de mayor intensidad con cierta calma, mientras que un umbral bajo es cuando el individuo es incapaz de soportar o manejar los mismos estímulos desagradables.

humbre con dolor de cabeza

Tipos de dolor

La presencia de dolor puede incapacitar por completo o limitar el desarrollo de la cotidianidad de las personas. Antes de determinar cómo aliviar el dolor, es necesario determinar el tipo de dolencia presentada.

Existen dos tipos de dolor: agudo y crónico. Estas categorías están determinadas de acuerdo al tiempo de duración de la molestia.

-Dolor agudo: su manifestación es de corto plazo, a pesar de que su presencia puede ser de horas o días. Por lo general es localizado y resulta fácil explicar dónde se origina. Es una señal de alerta y de necesidad de proteger nuestro organismo.

En esta categoría se ubica por ejemplo el dolor de muelas, golpes, postoperatorios, quemadura, entre otros.

-Dolor crónico: también es llamado dolor persistente. De acuerdo con la Asociación Internacional para el Estudio del dolor, su duración es mayor a 6 meses.

No se alivia con reposo ni tratamiento médico habitual. Puede ser originado tanto por causas físicas como psicológicas (ansiedad, desorden del sueño, depresión.

Este tipo de dolor pierde su función de alertar, pues se transforma en una patología o enfermedad. Ejemplo de dolor crónico: algunos tipos de migrañas, dolores por formaciones tumorales, dolor lumbar, artritis, etc.

Ilustración de diferentes tipos de dolores en un hombre

Métodos para tratar de aliviar el dolor

Es fundamental buscar ayuda médica ante cualquier dolencia que limite la realización de las actividades cotidianas y más si esta se prolonga en el tiempo.

Aprenda a percibir el dolor como un llamado a prestar atención a algún desequilibrio en el organismo. Si es necesario aliviar algún dolor puedes recurrir a alguna de las siguientes opciones:

-Descanso: Evitar el uso de la zona afectada, dejándola en reposo entre 24 y 48 horas.

-Aplicar hielo: el frío contrae los vasos sanguíneos ayudando a adormecer la zona afectada y también disminuye las inflamaciones.

Elevación: en los casos que así lo permita puede elevar la parte del cuerpo adolorida ya que esto reduce la inflamación.

Uso de analgésicos: estos son medicamentos que ayudan a disminuir temporalmente la intensidad del dolor. Su uso prolongado puede tener efectos secundarios en algunos órganos.

-Hacer ejercicio con regularidad. A través de la actividad física mejora la salud, las condiciones físicas en general, ya que mantiene activas las articulaciones, fortalece los músculos y los huesos.

Adicionalmente, aumenta la energía, controla el peso , regula el sueño, incrementa la autoestima y la sensación de bienestar.

Alternar frío-calor: al aplicar frío se adormece la zona adolorida, disminuye la hinchazón e inflamación. El calor estimula la circulación y facilita la relajación muscular. Puede aplicarse por medio de duchas, compresas de agua, mantas térmicas, etc.

-Masajes. Esta técnica es muy relajante, tanto a nivel muscular como emocional. Este método no se recomienda cuando el dolor proviene de una zona inflamada, hinchada o muy adolorida.

-Dormir. Cuando se descansa el tiempo suficiente, el organismo repone energías, se reduce el estrés y los músculos se relajan. Si es necesario y tiene la posibilidad tome una siesta a mediodía, unos 15 o 20 minutos puede ser suficiente.

Acupuntura. Consiste en la colocación de agujas muy finas en zonas específicas del cuerpo. Por medio de las agujas se busca bloquear la señal de dolor por medio de la estimulación de las terminaciones nerviosas. Se recomienda que esta práctica sea realizada por un profesional

Métodos alternativos para el control del dolor

Uso de plantas medicinales

De generación en generación se ha evidenciado el uso de plantas medicinales para el tratamiento de todo tipo de dolencias.

El abuso en el consumo de analgésicos afecta diferentes órganos o tiene otros efectos secundarios sobre la salud. Es por ello que se recomienda el uso de plantas cuyos compuestos actúan de forma muy parecida a los medicamentos. También se pueden aprovechar sus beneficios al consumir suplementos naturales Fórmula para el Dolor.

A continuación se dan a conocer algunas plantas con efectos analgésicos:

  • Valeriana: es muy apreciada y reconocida por su propiedad relajante, pues disminuye los niveles de ansiedad y de estrés. Adicionalmente, se ha descubierto que calma los dolores de cabeza, los calambres y los espasmos. Puede consumirse en té.
  • Romero: alivia los dolores de cuello, espalda y cabeza. Es desinflamatorio tanto a nivel muscular como de articulaciones. Para el dolor de cabeza puede inhalar el vapor, pero su uso más conocido es en infusión.
  • Ortiga: en infusión se pueden aprovechar sus facultades como analgésico y antiinflamatorio. Tiene componentes que fortalecen los huesos.
  • Lavanda: se recomienda su uso para aplicaciones tópicas o en compresas para aliviar torticolis o lesiones musculares leves. Es muy recomendada para dar masajes.
  • Sábila o Aloe Vera: es una de las plantas más populares en cuanto a usos medicinales. Tiene múltiples propiedades. Excelente cicatrizante, es antiinflamatoria. Limpia el colon, desintoxica el organismo, regenera las células, etc. Puede ser utilizada en bebidas o como cataplasma.
  • Anís estrellado: desde tiempos inmemoriales se ha utilizado por sus propiedades antiespasmódicas y reguladoras de la digestión. Se utiliza en infusión.
  • Arnica: reconocida por ser desinflamatoria y analgésica. Altamente efectiva aliviando el dolor producido por golpes. Es muy importante saber que no debe ingerirse ya que puede ser tóxica, solo debe ser aplicada de forma externa en la zona afectada.
  • Hierbabuena: Excelente antiespasmódico, ayuda en casos de indigestión, desinflama la garganta y alivia los dolores de cabeza. Se utiliza en infusión, en cataplasmas y aceite esencial.
  • Hinojo: Reduce los cólicos menstruales. Es antidepresiva y relajante. Tiene propiedades para regular los niveles de colesterol, la presión arterial, ayuda con las dolencias por artritis, colitis y malestares estomacales.

Hierbas medicinales guindadas en un palo de bambú

Suplementos naturales

Un suplemento es un refuerzo o un complemento. Cuando una persona consume algún suplemento natural, está aportando a su organismo una compensación de nutrientes, minerales, aminoácidos, vitaminas, etc necesarios para su óptimo funcionamiento.

El cuerpo es capaz de extraer de los alimentos todos los elementos necesarios para su bienestar, pero esto puede ser alterado por múltiples factores. El envejecimiento, la mala nutrición, el estrés, depresión o enfermedades pueden afectar dicha capacidad.

Desde la infancia se puede comenzar el uso de estos suplementos para favorecer el crecimiento, el desarrollo de músculos y huesos y fortalecer el sistema inmunológico.

Ya en la etapa adulta, especialmente en la vejez, es imprescindible la incorporación de suplementos a los hábitos de salud. En esta etapa, las personas son propensas a fracturas, enfermedades como la artritis, desgaste de huesos y músculos, pérdida de memoria y disminución de las defensas.

Los suplementos combinan en cantidades exactas los elementos que los componen. Deben ser elaborados por especialistas y bajo los más estrictos controles de calidad, para lograr el beneficio buscado al consumirlo.

Actualmente el ritmo de vida acelerado al que nos vemos sometidos, influye negativamente en la calidad de nuestra alimentación.

Debido a que el uso de estas fórmulas está dirigido a la búsqueda del bienestar, existen suplementos para solventar diversas necesidades. En el mercado se oferta gran variedad de estos productos: suplementos vitamínicos, alimenticios, para niños, para deportistas, para la memoria, para mejorar la apariencia de piel, uñas y cabello, etc.

Aquí nos enfocaremos en las propiedades analgésicas dentro de los suplementos naturales que ofrece Fórmula para el Dolor.

Es importante insistir en que se debe tener cuidado con el consumo excesivo de analgésicos convencionales. Existe una creencia de que consumir estos medicamentos no tiene consecuencias negativas.

Entre los efectos secundarios están los posibles daños a órganos como el hígado y los riñones, intoxicación por medicamentos, hemorragias digestivas y muchas más.

Los maravillosos atributos naturales que posee Fórmula para el Dolor

Es un suplemento elaborado científicamente y bajo un control de calidad excelente. Combina las cantidades exactas de elementos para el máximo beneficio de la salud.

Fórmula para el Dolor es recomendado para aliviar dolores y molestias menores.

Entre los aportes de este producto se pueden destacar:

  • Aminora las molestias causadas por la artritis y la osteoartritis.
  • Alivia el dolor por malestar estomacal
  • Alivia los dolores de cabeza y las migrañas
  • Disminuye la ansiedad y el estrés
  • Disminuye las inflamaciones
  • Tiene propiedades analgésicas similares al acetaminofén y la aspirina
  • Contiene hierbas con propiedades analgésicas
  • Regenera las células

Componentes de Fórmula para el Dolor

  • Ácido hialurónico: es una sustancia natural que disminuye las molestias producidas por la osteoartritis, ayuda ante la dificultad de movilidad de las articulaciones y es excelente regenerador celular.
  • Extracto de cúrcuma: esta planta posee propiedades similares al Ibuprofeno. Alivia dolores de cabeza, artritis y por tensión muscular. Disminuye los cólicos menstruales por su efecto antiespasmódico.
  • Extracto de raíz de jengibre: tiene propiedades antiinflamatorias y de analgésico. Actúa favorablemente sobre dolor de cabeza y migrañas. Es recomendada en casos de artritis y artrosis.
  • Extracto de hojas de té verde: es antiinflamatorio, estimula el sistema nervioso y ayuda en casos de dolor de cabeza.
  • Boswellia serrata: tiene propiedades antiinflamatorias que alivian los dolores producidos por osteoartritis, artritis rematoide, enfermedades intestinales, es un sedante suave.
  • Bromelina: es el principal componente de la piña. Agiliza la cicatrización, especialmente en quemaduras. Excelente desinflamatorio.

Son múltiples los beneficios que aporta este suplemento, siempre y cuando esté respaldado por una dieta balanceada que aporte los nutrientes necesarios.

Cuando se utiliza para disminuir un dolor, se aconseja indagar sobre la causa que lo origina para evitar males mayores. Lo más recomendable es consultar al médico para que emita un diagnóstico sobre la dolencia y así evitar la automedicación.

No se debe pasar por alto la importancia de mantener hábitos saludables: hacer ejercicio, no abusar del tabaco y alcohol, hidratarse abundantemente, ser positivo y prestar atención a las señales de nuestro cuerpo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *