hombre se siente perseguido por sombras en un cuarto

¿Realmente es posible dejar de tener miedo?

¿Realmente es posible dejar de tener miedo?

Última actualización: 19-11-2018. Equipo Nutricioni

El miedo es una disfunción del estado de ánimo, que comúnmente produce  angustia, y una sensación de peligro inminente, exista o no, razones que lo produzcan.

Cuando una persona siente miedo, automáticamente se bloquea, o por el contrario presenta una respuesta defensiva exagerada ante  un elemento atacante.

Generalmente, el miedo se produce por agentes externos, sin embargo muchas personas viven cautivas bajo sus garras, por razones que nunca llegan a ser materializadas, ya que  solo están en su mente.

Algunos  toman decisiones  de vida importante, bajo la influencia de este flagelo, por no saber cómo manejar el conflicto.

El miedo es una respuesta de la mente que también afecta al cuerpo, desde sudoración  excesiva, espasmos estomacales, insomnio, rigidez muscular, son algunos de los síntomas que experimenta un individuo cuando siente miedo.

Existen múltiples formas de atacar el problema del miedo, desde psicoterapia, ejercicios físicos de respiración, y consumir algunos suplementos naturales NervSoport, son la clave del éxito en la lucha contra el miedo.

Niño hispánico joven sobre la pared gris del grunge que cubre ojos con las manos y que hace gesto de la parada con la expresión triste y del miedo. Concepto avergonzado y negativo.

Entender la bioquímica del miedo. Algo más que una sensación

El miedo como respuesta biológica se origina en el cerebro, específicamente en el sistema límbico. Lugar en donde son segregadas una serie de sustancias químicas, que conjugadas, intervienen en la producción de sensaciones como el deseo de lucha, el instinto de supervivencia, la huida y evitar el dolor. Todas directamente relacionadas al miedo.

El sistema límbico, a través de la amígdala cerebral, se encarga de analizar la información que obtiene mediante los sentidos. Cuando se activa, se genera una alarma, desencadenando  ansiedad y miedo, produciendo en el individuo respuestas como, el bloqueo físico y mental, la huida o el enfrentamiento.

La vasopresina, la adrenalina y las catelominas son  hormonas que se encuentra relacionada a los estados de miedo.

Cuando un individuo se encuentra en una situación atemorizante, su cuerpo responde de manera inmediata y se genera una respuesta en cadena. La presión sanguínea aumenta, los músculos se tensan, las pupilas se dilatan, las glándulas sudoríparas se excitan y se pueden ocasionar espasmos estomacales.

Muchos terapeutas utilizan los fármacos antidepresivos como herramienta básica en el tratamiento de fobias y miedos, predisponiendo a los usuarios a desarrollar dependencia  a los mismos. Por su parte la medicina natural presenta una alternativa, que no ocasiona dependencia ni efectos colaterales.

NervSoport es una alternativa natural, que puede emplearse como complemento  en el tratamiento de las fobias y miedo, gracias a su potente fórmula compuesta por vitaminas del complejo B, Calcio, Magnesio, raíz de Ashwagandhas. Su acción genera en el individuo una sensación de bienestar y relajación, sin producir efectos colaterales ni dependencia.

Cuando el miedo afecta de manera negativa tu forma de comer

Es de conocimiento colectivo, que una buena alimentación garantiza el bienestar de nuestro cuerpo y  mente. Las emociones influyen de una manera importante en la forma de comer.

Un patrón ineficaz para el trato de emociones negativas como el miedo, puede desencadenar  trastornos de conducta alimentaria a largo plazo.

La forma de comer de un individuo, es el reflejo de su mundo interior. Algunos utilizan  la comida como un escape, una forma de expresar sentimientos y emociones que se le dificultan verbalizar, en este caso el miedo.

A través del apetito el inconsciente muestra que alguna actividad irregular esta aconteciendo en su interior. Una persona que no enfrenta su miedo de manera adecuada, se puede ver envuelto en un espiral de consumo  alimenticio excesivo..

Por otro lado existen individuos que presentan cierta resistencia a comer algunos tipos de alimentos, por temor al  aumento de peso. Estos individuos son identificados como “dietantes crónicos” o comedores “reprimidos”.

El mecanismos de acción de  los dietantes crónicos, se basa en hacer dietas muy restrictivas,  en algunas ocasiones eliminan de su rutina alimenticia, nutrientes que son básicos para el bienestar del organismo.

Esta conducta excesiva de los dietantes crónicos, tiende a ser tan hostil, que la mayoría, termina desarrollando un consumo excesivo de alimento. Esto debido a la carencia de nutrientes básicos, que aportan energía al cuerpo, trayendo como consecuencia un aumento de peso, mayor al que se ha perdido, originando en la persona frustración e irritabilidad.

Los detantes crónicos, son un gran ejemplo, de cómo el miedo puede  afectar la forma de comer de un individuo. NervSoport gracias a sus propiedades sedimentables, contribuyen a disminuir la ansiedad, que presenta el individuo cuando siente miedo, permitiéndole tomar las cosas con calma y evitar consumos excesivos de comida.

Mujer sin apetito con plato de comida de vegetales al frente

Bloqueo, huida, enfrentamiento. Tres respuestas ante el miedo

Cuando un individuo se encuentra expuesto a una situación perturbadora y atemorizante,  existen tres posibles respuestas, que se originan como mecanismo de defensa, ante la situación.

El bloqueo es una respuesta que se produce cuando el individuo que siente miedo, se paraliza, y no  logra coordinar sus ideas, quedando atrapado con una sensación de angustia, que no le permite conseguir lo que tenía previsto.

Cuando una persona se bloquea, queda imposibilitado a ejercer cualquier acción contra el agente perturbador

La huida es una de las respuestas más comunes en aquellos que se encuentran en una situación amenazadora.

El individuo que huye, reconoce que el agente perturbador es más fuerte que él, y concibe  la huida como principal solución a su problema.

Este mecanismo de defensa no es el más recomendable, ya que impide que la persona enfrente su problema, e induce una conducta de escapismo emocional.

El enfrentamiento es el mejor canal para transitar por la autopista del miedo. Enfrentar un miedo, significa reconocer que se tiene  miedo, pedir ayuda y actuar ante el agente perturbador

Enfrentar un miedo, involucra exponerse ante él, y exponerse, representa un trago amargo. Sin embargo es mejor pasar un trago amargo  en un momento, que pasar toda una vida cautivo por el miedo. La clave es tomar la determinación y actuar.

La psicoterapia es especialista en este campo, a través de ella, el paciente tiene la oportunidad de conversar, analizar, y enfrentar sus miedos con la ayuda de un especialista.

Muchos especialistas recomiendan tratamientos naturales como NervSoport, complemento de las terapias, ya que no ocasionan reacciones adversas, no generan dependencia, y suelen ser metabolizadas de manera efectiva por el organismo.

Tener miedo o tener fobia ¿Cuál es la diferencia?

El miedo es una respuesta adaptativa, normal y necesaria para la supervivencia del individuo, que se convierte en una sentimiento negativo, cuando paraliza al individuo y le impide desarrollar sus actividades  diarias.

Los individuos según su edad, presentan algunos tipos de miedo. Por ejemplo, los niños durante la infancia le tienen temor a la obscuridad. Mientras que los adolescentes temen no ser aceptados por sus congéneres, o se atemorizan ante la idea de ser ridiculizados por sus amigos.

A pesar de experimentar miedo, los niños y los adolescentes, por su manera de percibir la realidad, se sobreponen ante el miedo de manera más efectiva que los adultos. La mente del adulto es más aguda y difícil de tratar.

La mente del adulto, parece en ocasiones impenetrables, algunos asumen posturas innecesarias para ocultar sus miedos.

Un individuo de mediana edad puede sentir miedo a quedarse  solo, o sin empleo; también le puede aterrorizar sufrir una infidelidad o sencillamente lo paralice la muerte

Por su parte una fobia, es un terror paralizante, e irracional ante  un eleento especifico, que no representan un peligro real para la persona.

El alcance de una fobia se puede medir por el daño que causa en la persona y los eventos que desencadena cuando se experimenta.

Existen muchos tipos de fobia, por ejemplo la glosofobia (fobia hablar en público), aracnofobia (fobia a las arañas), tripofobia (miedo a las perforaciones corporales).

La diferencia entre tener miedo y tener fobia radica en la intensidad  de cada una y su alcance. El miedo está relacionado a un peligro que la persona en un momento determinado corre, mientras que la fobia además de ser más intensa, se caracteriza por lo absurdo de su origen.

hombre se siente perseguido por sombras en un cuarto

Tengo miedo de amar ¿El miedo afecta mis relaciones  afectivas?

El miedo excesivo a relacionarse con otros, puede transformarse en una fobia, y afectar severamente las relaciones afectivas de un individuo. Ocasionándole un aislamiento progresivo, que en el futuro lo neutralizara, impidiéndole establecer vínculos emocionales  necesarios para su desarrollo como persona.

El miedo a establecer un vínculo amoroso, es el más común. Cuando una persona ha sido víctima de una desilusión amorosa, activa ciertos mecanismos de defensa, cuando se siente cerca de un agente que representa peligro para él o ella.

En este caso  estar cerca de una persona que lo atrae, representa una situación de peligro,  y su principal defensa, es huir.

Muchos individuos viven en un escape constante, nunca concretan relaciones estables por temor a revivir el malestar que en un pasado experimentaron.

Para ellos, el miedo se convierte en el principal argumento que defiende la huida, se les pasa la vida escapando del amor, y en el peor de los casos, llegan al ocaso de su vida acompañados de una terrible soledad.

En otro extremo, se localizan las personas que enfrenta su miedo al amor, de una manera   defensiva, involucrándose de cierta forma en una relación,

Cuando perciben que puede haber un riesgo, se precipitan a ejercer una acción defensiva (en la mayoría de los casos negativa) por temor a ser engañados, o heridos nuevamente, ocasionando así un daño en la otra persona , que quizás no tenía ninguna mala intensión.

Ambos escenarios son una muestra de la incapacidad que una persona puede desarrollar, al momento de establecer vínculos emocionales, gracias al miedo.

La respuesta a la pregunta del enunciado es si el miedo puede afectar las relaciones afectivas de un individuo, ya que lo bloquea en el proceso de desarrollar vínculos que le permitirán madurar y crecer emocionalmente y socialmente.

Mujer espalda mirando a través de una ventana

Salir  de la zona de confort contribuye a enfrentar el miedo de manera eficaz

Estar en una zona de confort, es vivir dentro de un estado mental donde no se experimenta ningún tipo de crecimiento, ni madurez personal.

La zona de confort suele ser cómoda, no se necesita mayor esfuerzo para poder vivir en ella. Sin embargo, el permanecer allí durante mucho tiempo genera una situación de estancamiento personal.

Las personas que pasan mucho tiempo en su zona de confort, lo hacen porque   sienten miedo a experimentar situaciones nuevas en su vida.

El miedo al fracaso suele el  ancla, que puede mantener a una persona en el puerto de la conformidad durante toda su vida

Existen muchas razones por la cuales un individuo debe salir de su zona de confort y enfrentar sus miedos,  entre ellas podemos mencionar :

  • Gana fortaleza mental y espiritual.
  • Se vuelve creativo en la resolución de los conflictos
  • Gana autoconfianza, porque entiende que es capaz y responsable de cambiar su situación.
  • Extiende su círculo de amistades y vive experiencias nuevas.

Salir de la zona de confort y enfrentar el miedo, significa que no se debe huir de ellos. Al contrario se debe reconocer que existen, si es posible se debe identificar. Por último, el individuo que siente miedo, debe exponerse ante él, y analizar, si realmente lo que le causa miedo representa un peligro real .

Enfrentar un miedo, es una acción que  debe ejecutarse de manera paulatina, pues hacerlo de manera precipitada puede ocasionar daños mayores.

Los psicoterapeutas emplean técnicas especiales para hacer de este proceso algo seguro y efectivo, algunos recetan fármacos para que la transición sea lo menos traumática posible.

Actualmente muchos psicólogos recomiendan el consumo de vitaminas como la B6 (piridoxina), ya que contribuye a contrarrestar las respuesta de estrés generadas por el miedo.

Una dieta rica en alimentos que contengan vitamina B6 favorece el tratamiento del estrés que puede producir el miedo.

Consumir suplementos nutricionales naturales NervSoport, es un recurso potente para complementar el tratamiento de los miedos, ya que produce una sensación de relajación en el individuo, ayudándolo a tomar las decisiones teniendo una perspectiva de las cosas equilibrada.

Este es el momento de tomar la decisión de tu vida. Utiliza NervSoport es momento de abandonar el miedo y hacer la diferencia   

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *