Radicales libres y antioxidantes en nuestro organismo

Radicales libres y antioxidantes en nuestro organismo

Última actualización: 21-01-2019. Equipo Nutricioni

Son muchas las causas que ocasionan daño a la piel, tanto la exposición diaria al sol como problemas de mala alimentación o problemas a nivel celular. Una de estas causas son los radicales libres, los cuales pueden llegar a destruir nuestras células. Los radicales libres y antioxidantes deben tener un equilibrio en nuestros cuerpos para que nos mantengamos sanos.

De manera natural, diariamente nuestro organismo se encuentra en un proceso de lucha constante debido a la reactividad de los radicales libres. Estos radicales hacen un recorrido por nuestros cuerpos intentando atacar moléculas estables para obtener su estabilidad electroquímica.

Con el avance de la edad, los protectores celulares disminuyen, favoreciendo las condiciones para que la acción de los radicales libres tengan efectos negativos en nuestro organismo. Lo que quiere decir, que cuanto mayor seamos, más vulnerables somos a tales efectos.

Cuando los radicales libres atacan y obtienen lo que necesitan de nuestras moléculas, hacen que éstas, a su vez, se conviertan en un radical libre, generando daños a nuestra salud. Estos daños se pueden presentar tanto de manera interna como externa en nuestro cuerpo.

El cuerpo produce cantidades moderadas de radicales libres, aunque no necesariamente signifique que sea algo negativo, en vista de que éstos cumplen con algunos procesos antibacteriales y antivirales.

El problema se presenta cuando hay un exceso que se mantiene durante mucho tiempo en nuestro cuerpo.

Es entonces donde las precauciones y acciones que tomemos pueden, en gran medida, hacer la diferencia. Tanto la alimentación y el estilo de vida que llevemos, como el uso de nutrientes que los neutralizan, los cuales pueden ser factores que nos beneficien.

Algunos de los nutrientes que nos pueden ayudar a mantener a los radicales libres bajo control, se consiguen en los antioxidantes. Los antioxidantes son una excelente herramienta, al momento de combatir el envejecimiento celular causado por los radicales libres.

En las siguientes secciones, vamos a estar conociendo cuáles son algunas consecuencias de los radicales libres, la importancia de los antioxidantes y te daremos algunos consejos para tratar de controlarlos y evitarlos.

¿Cómo se producen los radicales libres? Causas y consecuencias

Principalmente, los radicales libres son producidos naturalmente en cantidades mínimas por nuestro propio organismo. Los procesos antioxidantes de nuestro organismo se encargan de controlarlos y neutralizarlos. También los antioxidantes externos ayudan en este proceso.

Los radicales libres se pueden producir de dos maneras: interna y externa. Se producen de manera interna cuando realizamos ejercicio de muy alta intensidad, cuando estamos sometidos a mucho estrés y los que son formados por el metabolismo.

De manera externa, los radicales libres son producidos por factores como lo es la contaminación en el medio ambiente, exposición a rayos ultravioletas A y B, y rayos X.

El consumo de productos como el alcohol, el tabaco, medicamentos, drogas y tener una mala alimentación también ocasionan la producción de radicales libres.

Se debe tratar de reducir en la medida de lo posible todos estos factores, para evitar el exceso de radicales libres que conllevan a consecuencias graves.

Algunas de las enfermedades y consecuencias causadas por los radicales libres son las siguientes:

  • Diferentes tipos de cáncer, como cáncer de boca, faringe y esófago.

  • Alzheimer.

  • Parkinson.

  • Diabetes.

  • Asma.

  • Afectación de la visión por la aparición de cataratas.

  • Artritis.

  • Enfermedades cardiovasculares producidas por el endurecimiento de las paredes arteriales.

  • Enfermedades degenerativas que aceleran el envejecimiento causado por el daño en las células de elastina y colágeno, afectando la piel.

  • Problemas en el sistema nervioso, al verse disminuido el impulso nervioso.

Otra consecuencia en los hombres, infertilidad. Los espermatozoides, son otras de las células que también pueden verse seriamente afectadas por el ataque de los radicales libres.

El citoplasma de los espermatozoides es escaso, lo que los hace mucho más susceptibles al daño que ocasionan los radicales libres.

Cuando el equilibrio entre los radicales libres y los antioxidantes no es adecuado, se pueden producir cambios en la estructura espermática y alteraciones en el espermatozoide. Esto se relaciona directamente con la infertilidad en el hombre.

Prueba Re-Activa Piel, Cabellos y Uñas y brindale a tu organismo las vitaminas y minerales que necesita, para mantener todas sus funciones vitales saludables y sanas.

Antioxidantes: Potente herramienta contra los radicales libres

Con el fin de que nuestras células se mantengan sanas, podamos evitar el envejecimiento acelerado y evitar algunas enfermedades. Una excelente fuente de vitaminas y nutrientes son los antioxidantes.

Los antioxidantes son una serie de compuestos químicos que nuestro cuerpo necesita para prevenir o evitar daños en las células. Estos pueden ser naturales o producidos por el hombre.

Los antioxidantes se pueden dividir en no enzimáticos y enzimáticos. Los antioxidantes no enzimáticos son los que ingerimos en nuestra dieta diaria, como son las vitaminas A, C y E. Y los antioxidantes enzimáticos son los que nuestro propio organismo produce para frenar el efecto nocivo de los radicales libres.

Los antioxidantes se pueden conseguir en una gran variedad de alimentos y en suplementos vitamínicos.

Plantas ricas en antioxidantes. Existen algunas plantas ricas en antioxidantes, que nos pueden beneficiar a bloquear el efecto dañino de los radicales libres.

La incorporación de plantas antioxidantes en nuestra dieta es importante para mantener una buena salud en nuestras células.

Estas son algunas de las plantas que nos pueden ofrecer este beneficio:

  • Uña de gato. Al actuar como estimulante inmunitario e inmunológico, es un excelente elemento para aumentar las defensas.

  • Acerola. Gracias al alto contenido de vitamina C, que es tan necesaria para nuestro organismo, es una rica fuente de antioxidantes.

  • Espino blanco. Previene problemas relacionados con el corazón y problemas circulatorios.

Minerales antioxidantes:

  • Selenio. El selenio lo podemos encontrar en alimentos como la avena o el arroz, y nos ayuda a desintoxicarnos de metales pesados de nuestro organismo.

  • Zinc. Se encuentra en alimentos como los frutos secos, la avena, el pescado, entre otros, y nos ayuda a neutralizar los radicales libres.

Vitaminas antioxidantes

Carotenoides. Los carotenoides son los que le dan el color característico a algunas plantas y vegetales como la zanahoria, la naranja y colores rojos de muchas otras. En sí misma, los carotenoides no son una vitamina, pero sí un antioxidante denominado provitamina A.

Uno de los beneficios de los carotenoides es mantener una buena visión y ser protectora contra enfermedades oculares degenerativas.

El uso de carotenoides es de gran utilidad para reducir el riesgo de contraer enfermedades como el cáncer, enfermedades cardiovasculares y salud cutánea. También cumplen funciones inmunitarias para prevenir infecciones.

El exceso en el consumo de vitamina A, por medio de los betacarotenos por un período de tiempo largo, puede ocasionar daño a la vista, a los huesos y a la piel.

Vitamina C. La vitamina C hace un aporte fundamental al funcionamiento del sistema inmunitario y frena la acción nociva de los radicales libres.

Se recomienda, que diariamente se tenga un consumo de vitamina C de 75 mg en la mujer y 90 mg para el hombre.

El consumo de vitamina C no debe ser excesivo, ya que puede provocar la aparición de cálculos renales.

El bajo consumo o carencia de vitamina C puede causar anemia, hemorragias en la piel, cansancio y debilidad y un proceso más lento de cicatrización de las heridas.

Vitamina E. El sistema inmunitario se mantiene fuerte para enfrentar virus y bacterias, cuando la ingesta de vitamina E es la recomendada. La ingesta diaria recomendada es de 15 mg.

Al ser una vitamina liposoluble, el exceso de vitamina E no se desecha por medio de la orina, por lo que es recomendable no consumirla en exceso.

El consumo de vitamina E favorece las funciones de los linfocitos, éstas son células que actúan de manera defensiva contra virus y bacterias.

También contiene propiedades que mantienen una buena salud para el cabello, las uñas y la piel. Con Re-Activa Piel, Cabellos y Uñas estarás recibiendo todos los beneficios de la vitamina E para nutrir y mantener una piel saludable.

La deficiencia de vitamina E puede generar trastornos neurológicos. También se pueden presentar problemas como pérdida de visión, problemas en la piel, baja capacidad de concentración, problemas circulatorios, entre otros.

Alimentos donde pueden ser ubicados los antioxidantes

Alimentos ricos en antioxidantes

Para evitar el daño y oxidación de nuestras células como consecuencia del ataque de los radicales libres, también podemos tomar hábitos alimenticios saludables que nos ayuden en esta tarea. Vamos a ver una lista de alimentos ricos en antioxidantes que pueden ser incluidos en nuestra dieta diaria:

Manzanas. El consumo de manzana nos ayuda a reducir el colesterol malo y el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares y cáncer. Se debe consumir con la piel, ya que es allí donde se concentran en mayor cantidad los polifonelos.

Frutos secos. Los frutos secos como las almendras, las nueces, las avellanas, entre otros, aportan beneficios a la salud cardiovascular. Estos frutos contienen vitamina E y altos contenidos de selenio y omega 3, los cuales ayudan a mantener buena salud en la piel y el sistema inmunológico.

Plátanos. Favorece las funciones del intestino y los músculos por su alto contenido en potasio y magnesio. También benefician el fortalecimiento de los huesos y favorece la inmunidad.

Los cítricos. Característicos por sus altos contenidos de vitaminas antioxidantes como la vitamina C y la provitamina A. Debido a esto y a otras sustancias, se puede prevenir el cáncer de boca, laringe y estómago. También reduce el colesterol.

Frijoles. Los frijoles contienen altas cantidades de proteína y fibra, que favorecen el proceso antioxidante de nuestro organismo.

Cacao. El cacao en su estado natural, es decir, sin su transformación al chocolate que tanto nos gusta con edulcorante, contiene y conserva un gran poder antioxidante. Puede proteger de enfermedades cardiovasculares y del cáncer.

Lácteos y huevos. Por sus altos contenidos en vitamina A, productos como la leche, el queso y los huevos son buenos antioxidantes para reforzar el sistema inmunológico y favorecer la vista.

Ciruelas pasas. Ayudan en la prevención del cáncer y aumentan la densidad ósea. Contiene muchas sustancias con propiedades antioxidantes.

Frambuesas. Favorecen la prevención del cáncer colon y elimina el colesterol a través de las heces.

Peras. Al igual que la manzana, debe consumirse con la piel para aprovechar todos sus beneficios. Posee además un alto poder antioxidante que cuida la mucosa intestinal.

Bebidas antioxidantes para frenar el envejecimiento

Las bebidas alcohólicas, refrescos y jugos procesados con conservantes, se pueden sustituir por bebidas naturales más saludables, reduciendo el consumo de edulcorantes y aromas artificiales.

Los jugos antioxidantes pueden aportar grandes beneficios a tu organismo al momento de contrarrestar el ataque de los radicales libres.

Estos jugos consisten en hacer mezclas de diferentes frutas, vegetales y especias con altos contenidos de antioxidantes.

Algunas de las bebidas con importantes valores antioxidantes que puedes incluir en tu dieta son las siguientes:

Jugo de granada. La granada es una excelente opción para aumentar los antioxidantes en nuestro organismo, debido a sus altos contenidos de vitamina A y E.

Como dato curioso, se puede extraer la cáscara de esta fruta y deshidratarla para agregarla convertida en polvo en otro tipo de batidos y jugos, debido al poder antioxidante que posee.

Limonada. El limón tiene altos valores de vitamina C y es un gran antioxidante. Al igual que la granada, también tiene contenida la mayor parte de antioxidantes en la cáscara.

El limón nos ayuda a cuidar nuestros huesos y dientes, y también produce colágeno y glóbulos rojos.

Té verde. Infusión milenaria y poderoso anticancerígeno. Nos ayuda a proteger nuestro sistema cardiovascular, a eliminar excesos de toxinas y líquidos de nuestro organismo.

Mosto. Una bebida ideal para sustituir al vino, ya que no contiene alcohol. Esta nos ayuda a combatir el envejecimiento y nos aporta antioxidantes, así como vitamina E y los flavonoides.

Se recomienda preparar esta bebida con su cáscara y semillas, los cuales contienen muchos nutrientes.

Batido verde. Excelente para comenzar el desayuno, el batido verde se prepara combinando vegetales como las hojas de remolacha, espinacas y acelgas, añadiendo frutas como fresas o manzanas.

Todos estos vegetales verdes contienen altas cantidades de antioxidantes.

Otra excelente opción para elegir es Re-Activa Piel, Cabellos y Uñas, que además de tener un alto contenido de vitaminas, contiene hierbas que ayudarán a mantener tu organismo y a obtener una piel saludable.

Cuidado con la actividad física intensa

Es bien sabido que la actividad física y la práctica deportiva favorece y beneficia nuestra salud de diferentes maneras. Nos ayuda a mantener un peso estable y saludable y a oxigenar la sangre, además nos da mayor fuerza y resistencia.

La actividad física también beneficia los músculos y los huesos.

Por esta razón, podemos ver como cada día se incentiva y se promueve más desde distintos medios, la práctica deportiva.

Por otra parte, no se debe dejar de lado el hecho de que durante la práctica deportiva y actividad física, la producción de radicales libres aumenta, causando daño oxidativo. Estos daños se pueden presentar en los músculos, el hígados y otras estructuras.

La práctica regular de ejercicio nos puede mantener saludables, pero el problema con los radicales libres se presenta cuando ésta es muy intensa y excesiva.

Para reducir el estrés, intenta realizar alguna actividad relajante que te ayude a mantener el estrés bajo control, como puede ser realizar yoga.

Para evitar estas consecuencias, las personas que practican constantemente ejercicios, pueden incorporar en sus dietas vitaminas como la A, B y C. También antioxidantes como el zinc y el selenio le favorecerán.

Evita los productos tóxicos como el tabaco y el cigarro. Reduce el consumo de alcohol al mínimo posible.

Evita el consumo de alimentos procesados.Lleva una alimentación variada y rica en frutas y verduras con altos contenidos antioxidantes.

Practica ejercicio de forma regular y controlada, evita el exceso. Consume vitaminas y minerales que te ayuden a combatir el proceso degenerativo de las células, tu organismo y tu piel.

Añade a tu dieta productos como Re-Activa Piel, Cabellos y Uñas para que obtengas todos sus beneficios complementado con una buena alimentación.

Como ves, lo más importante es tratar de mantener una vida sana y saludable para evitar el daño causado por los radicales libres. Así como acompañarlos de actividades que te ayuden a tener una vida más activa y reducir el estrés.

¡Quiérete y cuídate, es la mejor receta!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *