rostro perfecto, cara de mujer de belleza. Hermosa joven morena modelo spa niña con una piel perfecta. Concepto de cuidado de la piel. Piel limpia y fresca. Retrato de mujer mirando a la cámara y sonriendo. Fondo beige

¿Quieres un cutis perfecto? Aquí te explicamos cómo tenerlo

¿Quieres un cutis perfecto? Aquí te explicamos cómo tenerlo

Última actualización: 19-05-2019. Equipo Nutricioni

La belleza es un concepto muy amplio. Cada persona tiene una idea diferente de ella. Es un hecho es que un cutis perfecto, liso y sin manchas o imperfecciones es uno de los atributos más apreciados y saludables de la belleza física. ¿Quieres saber cómo tenerlo?

La palabra cutis deriva del griego Kytos y del latín Cutis, palabras que usaban para designar la piel de los humanos y, de las frutas y vegetales.

Hoy en día se emplea esta palabra en medicina para nombrar la piel de todo el cuerpo, pero en lenguaje femenino, en cosmetología y en dermatología se utiliza normalmente para señalar específicamente la piel del rostro y el cuello.

Existen un sin fin de tratamientos; pomadas, cremas, ungüentos, polvos, cebos, sueros, masajes, exfoliaciones, hidrataciones, humectantes y un largo etcétera, dedicados a la belleza del cutis y a mantenerlo perfecto y sano.

Pero algunas veces pasamos por alto que los elementos externos aunque puedan parecer milagrosos, solo son herramientas para complementar nuestra nutrición y el cuidado que le damos a nuestro cuerpo, no solo en la superficie sino desde adentro.

Un cutis perfecto es el reflejo de la salud integral de tu cuerpo. Sin importar tu tipo de piel, una buena alimentación siempre mantendrá tu cutis radiante y hermoso. Los excesos y las carencias en la alimentación se notan en todo tu cuerpo. Piel, cabello y uñas incluidos.

Si tienes una piel muy seca o muy grasa probablemente necesites apoyarte en tratamientos externos como cremas humectantes y lociones astringentes.

Adicionalmente debes conocer cómo cuidarla de los agentes externos como el sol, el frío o la contaminación, cómo limpiar tu piel, qué productos puedes utilizar y cuáles no son favorables.

Acompáñanos en este viaje de descubrimiento al interior de nuestra piel y cómo mantener un cutis saludable y perfecto.

rostro perfecto, cara de mujer de belleza. Hermosa joven morena modelo spa niña con una piel perfecta. Concepto de cuidado de la piel. Piel limpia y fresca. Retrato de mujer mirando a la cámara y sonriendo. Fondo beige

Piel perfecta desde el interior: como la alimentación influye en tu cutis

La alimentación juega un papel importante en la forma cómo funciona todo nuestro organismo y la piel no es una excepción.

Si no consumimos los nutrientes necesarios para que se renueve adecuadamente y se mantenga nutrida nuestra piel, no importará cuántos costosos tratamientos utilicemos, pues solo mejoraran la apariencia superficial.

Es importante conocer las vitaminas, minerales y ácidos grasos que tu piel necesita para nutrirse y renovarse adecuadamente luciendo tersa, previniendo granitos y hasta líneas de expresión o cicatrices.

  • Vitamina A: la encuentras en la naranja, zanahoria, acelga, espinaca, calabaza y en la leche, por citar algunos ejemplos.

Ella es fundamental para crear células nuevas y sanas, para renovar el tejido cutáneo, así como para mejorar la apariencia y la humectación de la piel y estimular el crecimiento del cabello, vello y uñas sanas.

  • Vitamina C: la puedes encontrar sobre todo en frutas cítricas, que además tienen minerales y aminoácidos, que son esenciales para la piel y el metabolismo.

La vitamina C o ácido ascórbico es un poderoso antioxidante que estimula la reproducción celular y ataca los radicales libres, previniendo el envejecimiento y la aparición de arrugas.

  • La vitamina K: la podemos encontrar en alimentos verde oscuro como las acelgas, el brócoli, la espinaca y el berro.

Es necesaria para la reproducción de las células de la piel y para la circulación, promoviendo que la piel se mantenga bien nutrida, hidratada y humectada.

  • La vitamina E: es indispensable para la piel, ella estimula la generación de colágeno y elastina, principales componentes de nuestra piel y grandes aliados del cutis.

La encontramos en el brócoli, acelgas, espinacas, semillas de girasol, frutos secos, cereales y algunos aceites vegetales como el de soja o el de girasol.

  • Azufre y zinc: estos minerales ayudan en la producción y absorción de colágeno y elastina para crear piel sana.
  • Ácidos grasos omega 3: nos protegen de los radicales libres.
  • Colágeno y elastina: los principales componentes de nuestra piel, de su estructura y su elasticidad. Ellas le dan cuerpo, tersura y evitan arrugas, estrías y cicatrices.

Alimentos que aportan los nutrientes necesarios para tener un cutis hermoso y perfecto

Ya hemos comentado sobre los nutrientes necesarios para la salud de tu cutis. Pero, ¿dónde puedes encontrarlos?

A continuación te sugerimos algunos alimentos saludables para tu piel y en los que encontrarás los nutrientes que ella necesita:

  • Duraznos y albaricoques: son ricos en vitamina A y otros betacarotenos. Ellos ayudarán a renovar las células de la piel y mantenerla humectada.
  • Pimientos: principalmente los rojos, contienen mucha vitamina C fomentando la producción de colágeno y protegiéndonos de los radicales libres y el envejecimiento prematuro.
  • Ajonjolí: también conocido como semilla de sésamo, es rica en metionina, un aminoácido que contiene azufre necesario para renovar tu piel y estimular la producción de colágeno.
  • Cerezas agrias y otras bayas silvestres: mora, frambuesa, zarzamora, fresas y arándanos. Contienen antioxidantes esenciales para la salud de tu piel.
  • Pepinos: es sumamente hidratante y ayuda a depurar el organismo de los radicales libres y los desechos que se acumulan en los poros y generan granitos.
  • Vainitas, endivias y habas frescas: ayudan a la correcta hidratación y a depurar el hígado, manteniendo la sangre limpia y previniendo que se acumulen en las glándulas sebáceas agentes nocivos.
  • Tomates y otros vegetales rojos: contienen licopeno, un poderoso antioxidante que protege el cutis.
  • Ácidos grasos mono y poliinsaturadas: las nueces, los aguacates y los llamados pescados azules son una rica fuente de estos ácidos grasos indispensables para mantener bien hidratada y protegida.
  • Avena y cereales integrales: ayudan a mantener un adecuado equilibrio hormonal en tu organismo. Los desequilibrios hormonales influyen en tu piel, pudiendo volverla reseca o demasiado grasa.
  • Leche y derivados: contienen vitamina A y E, además aportan minerales indispensables para tu piel.
  • Vegetales de hojas verdes oscuras o anchas: promueven la buena salud en general, contiene elastina, fomentan la producción de colágeno y aporta vitaminas como el complejo B y minerales como zinc y el selenio.

Hacen funcionar tu cuerpo correctamente y favorecen la reproducción de células sanas.

  • Nueces, avellanas y otros frutos secos: además de selenio y cobre contienen vitamina E que previenen el envejecimiento prematuro.
  • Gelatina: es el alimento más rico en colágeno natural para embellecer tu piel.

cereales de maiz, Bol lleno de varios cereales - dieta y desayuno

Cuidados indispensables para lograr un rostro de película en tu rutina diaria

Ahora que hemos logrado una nutrición correcta para nuestra piel, debemos combinarla con cuidados adecuados.

La limpieza es fundamental para mantener la piel libre de sudor e impurezas que pueden introducirse en nuestros poros y obstruirlos, así como para mantenerla libre de bacterias.

Antes hemos mencionado que la piel debe hidratarse y humectarse. La diferencia consiste en que la hidratación ocurre de adentro hacia afuera, a través del riego sanguíneo, mientras que la humectación procede del exterior en la forma de cremas y sueros.

Algunos cuidados necesarios a nuestro cutis que podemos mencionar son:

  • Un aseo adecuado con bastante agua y un limpiador eficiente para retirar la suciedad y evitar que se tapen los poros. Utiliza limpiadoras faciales según tu tipo de piel, como una leche limpiadora si la piel es seca o delicada y un gel o barra si la piel es normal, mixta o grasa.
  • Hidratación y humectación adecuadas que se consiguen bebiendo abundantes líquidos y utilizando una mascarilla o crema nutritiva cuando es necesario.

Después de cumplidos los 35 años es recomendable una rutina de humectación diaria o interdiaria con cremas de día y noche.

Alcanzados los 45 años se recomienda además un suero nutritivo a base de vitamina C y ácido hialurónico.

  • Alimentación apropiada y nutrición correcta de la piel incluyendo en la dieta diaria los alimentos necesarios e indispensables para la piel y reforzándola con un suplemento nutritivo.
  • Exfoliación periódica de la piel. La frecuencia con la que la realices dependerá de tu tipo de piel.
  • Protección de los elementos como el frío, el calor excesivo, la radiación ultravioleta, la nieve, el polvo, contaminación, químicos, etc. a través de cremas con factor de protección solar, manteca de cacao para protegerse del frío del invierno, máscaras, bufandas o pasamontañas.
  • Tonificación adecuada de la piel.
  • Una buena rutina es desmaquillarte cada vez que utilizas maquillaje.
  • Aplicación de mascarillas limpiadoras y nutritivas regularmente acordes a tu tipo de piel. Existen muchas alternativas naturales y de cosméticas comerciales.
  • Depurar el organismo cada seis meses, o al menos una vez al año para mantener la sangre y la piel libre de impurezas.

Conoce qué es el cutis y por qué es importante mantenerlo sano

El cutis es el nombre que se le da comúnmente a la delicada piel de la cara y el cuello. La piel es el órgano más grande de nuestro cuerpo y tristemente uno de los menos atendidos y entendidos. Su función es recubrir y proteger todo nuestro cuerpo de los agentes externos y del clima.

En ella se produce la melanina, que nos protege de la radiación ultravioleta y sin la cual resultaríamos gravemente dañados por la luz solar.

Regula la temperatura de nuestro cuerpo, generando al sudoración para mantenernos frescos cuando hace calor o erizando los vellos de la piel cuando hace frío.

Las glándulas de la piel excretan no solamente sudor, sino también sustancias que nos protegen de bacterias, así como de parásitos y químicos.

En ella se encuentran también las terminaciones nerviosas que nos advierten de nuestro entorno y nos ayudan a desenvolvernos en el mundo.

Un ejemplo son los receptores del tacto que nos permiten saber que algo nos ha tocado o cuando tenemos un objeto tomado en una mano.

O los receptores de calor y frío, que nos avisan de si estamos expuestos a condiciones favorables o extremas o nos estamos acercando a un lugar potencialmente peligroso.

Está compuesta por tres capas, conocidas como epidermis, dermis y tejido subcutáneo o hipodermis, las cuales se ocupan de diferentes funciones cada una.

El cutis propiamente dicho comprende toda la piel de la cabeza y el cuello, la más delicada de nuestro cuerpo.

Es sumamente importante mantener la piel saludable, pues ella nuestra primera defensa, y en el caso del cutis propiamente dicho, nuestra carta de presentación social.

La delicada piel de nuestro rostro es la que está más expuesta a los elementos, en ella se reflejan nuestros gestos y nuestra edad o nuestra ocupación.

Por ejemplo, un hombre joven de unos 30 años cuya ocupación sea la de ganadero o agricultor y pase la mayor parte del día al aire libre presentará las mismas arrugas en torno a los ojos que podrían aparecer en una mujer a la edad de 45 años que trabaje en una oficina.

Suplementos que aportan todos los nutrientes que tu cutis necesita

Combina una adecuada nutrición y, una rutina de limpieza y tonificación con algún suplemento rico en colágeno, vitaminas y minerales que tu cutis necesita.

La fórmula de Piel Perfecta ofrece vitamina A,  vitamina C, vitamina E, niacinamida, resveratrol, ácido alfa lipoico,  hoja de aloe vera, colágeno, hoja de té verde, semilla de uva, granos de café verde, ácido hialurónico, L-glycine,  L-glutatión, cúrcuma y lycopene o licopeno, los cuales son indispensables para mantener perfecta tu piel.

Piel Perfecta te ayuda a tener una piel más sana y con una apariencia joven y vital, aportando mayor firmeza y elasticidad gracias al colágeno. Previene las arrugas y reduce las existentes.

Sus antioxidantes, contenidos en el café verde y la semilla de uvas, atacan los radicales libres y previenen enfermedades.

Piel Perfecta reafirma y tonifica la piel del cutis a partir del colágeno, el L-Glutatión, la L-Prolina y el DMAE, combinados con la acción antiarrugas y sanadora de la piel del ácido hialurónico. Contiene aloe vera y ácido alfa lipoico que curan y protegen la piel.

En su fórmula entran también las vitaminas A, C, B3 o niacinamida y E que sanan y restauran la piel, la nutren, la protegen, promueven la formación de células sanas, y le dan una apariencia sana y un brillo muy especial que solo puede reflejar un cutis saludable.

La cúrcuma que contiene aporta beneficios a todo tu organismo, controlando la presión arterial, regulando la contracción y distensión de arterias y venas. Adicionalmente es un poderoso antiinflamatorio.

El ácido hialurónico junto con el colágeno y la elastina se encuentran casi todos los tejidos de nuestro cuerpo y son responsables de la tonicidad, elasticidad y firmeza de todos los tejidos blandos y la piel.

Contiene antioxidantes y folatos y antioxidantes y de vitaminas B1, B2, B3, B6, hierro, sodio, potasio, magnesio, calcio y fósforo que actúan en todo tu organismo mejorando tu salud.

Su mezcla de antioxidantes actúa además en el resto de nuestro organismo previniendo enfermedades y estimulando el sistema inmune.

Piel Perfecta te brinda una sensación de rejuvenecimiento y vitalidad desde la primera semana de uso.

Los mejores tratamientos de la cosmética profesional para un cutis perfecto

Por supuesto que ocasionalmente necesitamos una ayuda adicional para embellecer nuestro cutis.

Puede ser que tus ocupaciones requieren exposición solar, que tengas la piel grasa o que algunos signos de la edad ya hayan dejado huella en la piel de tu rostro y cuello.

La cosmética profesional cuenta con varias opciones:

Peeling facial. El peeling o micropeeling es una exfoliación y limpieza profunda de la piel. Remueve las células muertas de la superficie, elimina manchas superficiales y purifica los poros, dejando la piel nueva, fresca en la superficie y los poros limpios.

Inmediatamente al finalizar la limpieza y exfoliación, que suele utilizar ácido acetilsalicílico, se humecta la piel y se cierran los poros.

Este tratamiento puede ser abrasivo, porque no se recomienda realizarlo si tienes una piel delicada. En cutis normal se puede realizar una vez al año, en cutis graso se recomienda realizarlo semestralmente.

Velo de novia. Es un tratamiento integral corporal que incluye vapor, masaje corporal relajante, masaje facial, depilación facial y corporal, micro peeling, exfoliación completa del cuerpo, hidratación facial y envoltura corporal; que es una hidratación de cuerpo completo.

Se le llama de esta manera porque suele realizarse una semana antes de la boda, pero puedes realizarla una vez al año para mantener la piel de todo tu cuerpo sana y radiante.

La radiofrecuencia facial. Consiste en la aplicación de calor por medio de un láser de baja frecuencia, combinado con ultrasonido que regenera las capas de la piel haciendo que la piel recupere su elasticidad y brillo natural.

Elimina la flacidez y atenúa las líneas de expresión, consiguiendo incluso desaparecer las arrugas más finas. Con la radiofrecuencia se logra un efecto similar al de un lifting o levantamiento facial sin la necesidad de entrar en un quirófano con los riesgos que conlleva.

Tratamiento de ácido hialurónico. Otra técnica bastante conocida consiste en la inyección de cantidades precisas en zonas estratégicas del rostro de ácido hialurónico.

Los resultados son apreciables casi de inmediato y es una substancia que las células metabolizan sin problemas pues se encuentra presente naturalmente en nuestro cuerpo.

Restringe estas comidas porque ellas dañan la piel de tu cutis

Tal vez no lo sepas, pero ciertos alimentos pueden ser perjudiciales para tu piel.

Frituras y aceites hidrogenados. Los aceites hidrogenados al alcanzar altas temperatura se oxidan y se convierten en grasas saturadas los cuales elevan el colesterol y se pegan a las arterias y capilares.

Esto impide la correcta oxigenación de la piel previniendo que las células sinteticen el colágeno y la elastina correctamente lo cual impide la renovación de las células. Además causan granos porque tapan los poros.

Alimentos empaquetados o procesados en fábricas. Durante el proceso de cocción al que son sometidas se pierden las vitaminas y se dañan las cadenas de proteínas.

Adicionalmente tiene un alto contenido de sodio y grasas que afecta negativamente tu piel y produce deshidratación.

Azúcares. Consumidos en exceso dañan tu metabolismo y causan estreñimiento, dermatitis y empeorar otras alergias de la piel y el sistema respiratorio.

Mucha cafeína. La cafeína no solo está presente en el café, se encuentra también en las sodas negras y los tés helados que se venden embotellados o en polvo.

Consumida en exceso hace que nuestro cuerpo produzca mayores cantidades de cortisol, la hormona del estrés.

No solo te ocasionan estrés, daña tu piel, adelgazando y acelerando el envejecimiento, provocando la aparición de arrugas prematuras y profundas.

Exceso de alcohol. El alcohol deshidrata, lo cual se traducirá en una apariencia opaca de la piel y en la aparición de acné, cuando tu piel empiece a generar más grasas para contrarrestar los efectos del alcohol.

Otros consejos saludables para tu cutis

Si deseas mantener tu cutis perfecto debes erradicar ciertos hábitos o disminuir el consumo de ciertos alimentos y golosinas.

Un ejemplo de golosinas que debemos evitar son los chocolates con leche con menos del 40% de cacao. Son los azúcares y grasas que ellos contienen los responsables de la aparición de granitos y puntos negros.

En su lugar puedes optar por consumir los chocolates oscuros con mayor porcentaje de cacao que además aportan muchos antioxidantes y teobromina, contribuyendo a la producción de endorfinas.

Otra cosa que deberías hacer es evitar los helados de casas comerciales. Están compuestos en su mayoría por grasas hidrogenadas y mantecas que no solo irán directo a tu rostro, sino a tus arterias y cintura.

Los helados naturales a base de leche o yogurt, sorbetes granizados y paletas de jugos de frutos son mucho más saludables y no contienen grasas dañinas.

El tabaco también es un gran enemigo del cutis, resecando y haciendo envejecer prematuramente la piel. Está cargado de radicales libres y agentes cancerígenos.

La exposición solar prolongada debe evitarse, puesto que los rayos ultravioleta queman las células de la piel y pueden producir la aparición de manchas, resequedad del cutis, arrugas y en casos extremos cáncer de piel.

No es aconsejable aplastar los granitos, esto causa inflamación en la piel, puede generar cicatrices y abre la puerta a gérmenes y bacterias que causan infecciones.

Y por último, se deben evitar los astringentes, pues ellos resecan la piel y obligan a las glándulas sebáceas a trabajar excesivamente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *