sintomas de cancer de prostata, Síntomas del cáncer de vejiga causa diagnóstico de factores de riesgo

¿Quieres prevenir el cáncer de próstata? Esto debes hacer

¿Quieres prevenir el cáncer de próstata? Esto debes hacer

Última actualización: 03-06-2019. Equipo Nutricioni

Es un crecimiento anormal que se da en esta glándula sexual propia del hombre y donde se produce el semen. Tiene el tamaño de una nuez y está justo debajo de la vejiga, alrededor de la uretra; este tipo de cáncer, a diferencia de otros, se desarrolla de forma muy lenta.

Recordemos que el cáncer comienza cuando las células empiezan a crecer desmesuradamente, y esto puede suceder a cualquier célula del cuerpo. Lo mismo pasa con las células de la próstata: empiezan a crecer desproporcionadamente.

A pesar de su pequeño tamaño la próstata crece un poco a medida que el hombre envejece. Detrás de la próstata se encuentran las vesículas seminales, donde se produce la mayor parte del semen; por su centro pasa la uretra, el conducto por donde fluye la orina y el semen.

La mayor parte de estos cánceres son adenocarcinomas, es decir, se producen en los tejidos que revisten a éstas glándulas. Existen cuatro tipos de cáncer de próstata:

  • sarcomas
  • carcinomas pequeños
  • tumores neuroendocrinos
  • carcinomas de células transicionales

Estos tipos de cáncer no son tan frecuentes, entonces lo más probable es, que si padeces cáncer de próstata, este sea un adenocarcinoma. Este cáncer se desarrolla muy lentamente, aunque otros se propagan más rápido.

Hay estudios que demuestran que, hombres de tercera edad que murieron de distintas causas, tenían cáncer de próstata el cual nunca les afectó. Nunca lo supieron, incluso sus médicos tampoco, he ahí el desafío que representa esta afección.

¿Cuáles son sus causas?

Con base en muchas observaciones y estudios, se pueden contar cuatro causas:

Genéticas: Definitivamente hay causas genéticas que favorecen la aparición del cáncer de próstata, pero aún así no se pueden desligar de las causas ambientales. Hay un gen en particular, el HPC-1 que tiene alta participación en la aparición del cáncer de próstata.

Símbolo de la cadena de hormonas en estilo lineal abstracto. Fondo blanco

Hormonales: Investigaciones sugieren que estos factores tienen alguna importancia en la aparición de este tipo de cáncer.

Son ellos: su dependencia de las hormonas andrógenas; los eunucos no padecen este cáncer; la evidencia de que se puede inducir este cáncer en ratas inoculando estrógenos y andrógenos.

Ambientales: la mucha ingesta de grasas animales; la alta exposición a diario al humo del escape de los vehículos; contaminación del aire; uso de fertilizantes; desenvolverse en ambientes donde haya químicos, como imprentas, fábricas de pintura, astilleros, o donde se procese goma.

Infecciosos: En esta parte los resultados de las investigaciones no han sido definitivos. Se cree que infecciones transmitidas sexualmente podrían originar cáncer de próstata, pero esto no es concluyente.

Se sugiere que tener muchos compañeros sexuales incrementa el riesgo; una enfermedad sexual previa; actividad sexual con prostitutas, o haber comenzado la actividad sexual a temprana edad.

Otros estudios indicarían que la represión de la actividad sexual sería una causa. Igualmente han mostrado un mayor riesgo en aquellos hombres que no han estado casados, y todavía más riesgo entre los que tuvieron hijos, pero esto ha generado debate, ya que no ha podido establecerse una relación concreta entre el estado marital del varón y el número de hijos engendrados.

¿Cuáles son los síntomas?

El cáncer de próstata tiene la particularidad de que sus síntomas se manifiestan muy lentamente y tardan años en aparecer. En sus primeras etapas, cuando solo se localiza en la próstata, esta enfermedad es totalmente asintomática o, muestra algunos síntomas muy leves.

Estos pueden ser cierta incontinencia urinaria, un menor calibre en el chorro de orina, una micción más frecuente por las noches, problemas para orinar y picor durante el acto de orinar.

Cuando la enfermedad está más avanzada pero aún en la próstata hay más problemas para orinar, rastros de sangre en la orina, o síntomas de alguna infección, acompañado de dolores lumbares y dificultad para tener sexo.

Cuando la enfermedad avanza más allá del ámbito de la próstata hace crecer los ganglios linfáticos, produce dolor en las piernas y dolor en los huesos.

Aunado a eso hay debilidad en las piernas, problemas en los riñones, poco apetito, pérdida de peso y anemia. Te recomendamos tomar Verde Salud su composición es una gran defensa contra los agentes que causan cáncer.

Más concretamente, los síntomas se manifiestan de esta manera:

  • urgencia de orinar, o pérdida involuntaria de orina
  • aumentan los viajes al baño para orinar, sea de día o de noche
  • micción dolorosa y con picor
  • se obstruye la uretra produciendo retención de orina
  • luego de orinar, queda un goteo
  • la vejiga no se vacía por completo

El mismo hecho de que la enfermedad tarde en manifestarse hace necesario el chequeo frecuente en todo varón; no hay que olvidar que el riesgo aumenta a medida que se envejece. Es por ello que se aconseja conversar abiertamente con tu médico de confianza ante la presencia de cualquier síntoma.

Tipos de cáncer y su diagnóstico

En la mayor parte de los casos, un 95%, el cáncer de próstata aparece en el tejido glandular, a esto se le llama adenocarcinoma. El resto de este cáncer entra dentro de lo que se llama neuroendocrino, es decir, que empieza en las células pequeñas.

Hay tres maneras en las que este cáncer puede crecer:

  • De forma local: el tumor invade la cápsula prostática, luego la rompe e invade los órganos y tejidos que están más allá.
  • Por diseminación: hay una relación entre el tamaño que tenía el tumor al principio y la posibilidad de afectar los ganglios linfáticos.
  • Por diseminación en sangre: se produce por medio de los vasos sanguíneos hacia el hueso.

El diagnóstico de este cáncer, a pesar de la lentitud con la que avanza, se puede hacer por medio de exámenes médicos.

El palpamiento rectal es el examen más confiables, aunque también se puede hacer una prueba de sangre, con los cuales se detecta esta dolencia antes que sus síntomas.

El urólogo practicará un examen físico y hará una revisión de los antecedentes clínicos del paciente para luego, proceder a hacer alguno de estos exámenes:

Tacto rectal: El médico inserta uno de sus dedos en el recto de la persona usando un gel con lubricante para encontrar alguna zona dura o protuberancia que podría ser la señal de un cáncer. No produce dolor, y aunque pueda causar incomodidad en el varón, es rápida.

Muestra de sangre: Sirve para determinar el antígeno prostático específico. Esta sustancia producida por la próstata se detecta en la muestra y es útil en los casos de cánceres no detectados o silenciosos.

Examen de orina: A través de esta muestra se puede detectar la presencia de sangre, de algún tipo de infección o si hay recrecimiento de la próstata.

Biopsia: Se toma una muestra de tejido, insertando una aguja en la próstata, para su análisis y así confirmar o descartar la presencia de un cáncer.

Factores de riesgo y prevención

Hay cuatro factores principales que pueden incrementar el riesgo de un cáncer de próstata:

La edad: Mientras más edad tenga el varón, más probabilidad tiene.

La raza: Por razones desconocidas los varones afroamericanos tienen más alta posibilidad de desarrollar cáncer de próstata que varones de otras razas.

Antecedentes: Si hay hombres en tu familia que han padecido esta enfermedad, es muy probable que también la desarrolles.

Incluso, si hay casos de cáncer de mama en tu familia, es mayor tu riesgo de tener cáncer de próstata.

hombre sedentario, falta de ejercicio, hombre con sobrepeso simplemente viendo la televisión en el sofá

El sobrepeso: Los hombres con sobrepeso que tienen cáncer de próstata tienen mayor probabilidad de padecer esta enfermedad de forma avanzada que es más complicada para tratar.

Las complicaciones que se pueden presentar son:

Metástasis: Este cáncer puede invadir órganos cercanos, como es el caso de la vejiga o regarse a través de la sangre hasta llegar a los huesos.

Cuando llega a los huesos esta enfermedad produce dolor y fractura. Una vez que se ha extendido se puede controlar con tratamiento pero no hay mucha probabilidad de que se cure.

Incontinencia: Esta complicación, para poder ser tratada, va a depender de qué tan grave sea y las posibilidades ciertas de que mejore al pasar el tiempo. Las alternativas son los fármacos, el uso de sondas y la cirugía.

Disfunción eréctil: El tratamiento aplicado al cáncer de próstata, bien sea por radiación, uso de hormonas o cirugía, y la enfermedad en sí, pueden causar disfunción eréctil.

Existen tratamientos quirúrgicos para corregir esto, medicamentos o dispositivos de vacío. Verde Salud te aporta energía extra y evita la fatiga.

Medidas de prevención

Para disminuir el riesgo de padecer cáncer de próstata puedes seguir estas recomendaciones:

Dieta de frutas y vegetales: Evita comer alimentos con mucha grasa, mejor elige comer muchas frutas, cereales integrales y vegetales.

Tanto frutas como vegetales tienen gran cantidad de vitaminas y otros nutrientes necesarios para preservar tu salud.

No está probado clínicamente que se pueda evitar el cáncer de próstata solo a través de la dieta, pero ayuda mucho.

Verde Salud tiene diferentes propiedades que hacen un aporte positivo a la salud, con una mayor concentración de minerales, vitaminas y nutrientes.

Mejor alimentos que suplementos: No se ha demostrado clínicamente que los suplementos disminuyan el riesgo de padecer cáncer de próstata específicamente. Siempre será mejor ingerir alimentos ricos en vitaminas y minerales para mantener un buen nivel vitamínico.

Moverse: Hacer ejercicio es una de las mejores cosas que podemos hacer a diario. Mejora nuestra salud en general y nuestro estado de ánimo, amén de nuestro peso ideal.

Hay evidencias que indican que los hombres que no se ejercitan tienen mayores niveles de antígeno prostático, mientras que los que hacen ejercicio regular corren menor riesgo de desarrollar este tipo de cáncer.

Ejercítate, mínimo, tres días a la semana; si nunca has empezado un plan de ejercicios, comienza gradualmente y, poco a poco, aumenta la intensidad.

Mantente en el peso: Si estás en tu peso ideal, pues, trabaja para mantenerlo. Si necesitas perder peso, empieza a ingerir menos calorías y a hacer más ejercicio. Elabora un plan junto con tu médico de confianza.

Habla con tu médico: Aquellos varones que tienen altas posibilidades de padecer cáncer de próstata podrían optar por ingerir fármacos o probar otros tratamientos. Ciertos estudios demuestran que ingerir inhibidores de la 5-alfa-reductasa puede contribuir mucho.

Esto sirve para controlar el crecimiento de la glándula prostática y evitar la caída del pelo. Pero, al final, debes consultarlo con tu médico para tomar una decisión bien pensada.

Formas naturales contra el cáncer de próstata

Tanto la alimentación como algunas plantas medicinales son buenas armas contra el cáncer de próstata y otros tipos de cáncer.

La dieta debe ser abundante en legumbres, frutas y verduras, ácidos grasos omega-3, cereales integrales y frutos secos.

Además, se debe complementar con alimentos que contengan sustancias comprobadamente anticancerosas:

Vitamina C: presente en las frutas y verduras de colores.

Vitamina E: Tiene poder antioxidante y la consigues en el germen de trigo, el aceite de girasol, el aceite de sésamo, nueces y cacahuates.

Vitamina D: Está en la carne de pescados azules y las semillas de girasol.

Selenio: También es antioxidante y abunda en frutos secos, semillas de calabazas y las verduras en general.

Verde Salud es un potente antioxidante natural que fortalece el sistema inmunológico, mejora las condiciones físicas y es una gran defensa contra los agentes que causan cáncer.

El maitake: Tiene un componente llamado fracción-D, que activa unas proteínas llamadas interferón-alfa, producidas por el sistema inmunitario. Se vuelve así una forma de inmunoterapia que ayuda mucho en el cáncer de próstata.

Cohosh negro: Tiene componentes que impiden que proliferen las células tumorales, favoreciendo la muerte de las células cancerígenas, tanto de la próstata como de la mama.

La dosis habitual está entre los 20-500 mg. por día de extracto seco. Produce pocos efecto secundarios tales como dolores de cabeza, trastornos intestinales o mareos.

Evacúa bien: Eliminar correctamente los residuos es algo primordial para mantener las salud. Debemos evacuar diariamente, con heces de consistencia normal y que no deben flotar.

La ortiga: Esta planta medicinal actúa de manera especial sobre el tejido prostático, ya que inhibe las enzimas adenosina desaminasa y 5-alfa-reductasa, teniendo una buena acción sobre el cáncer de próstata. Como son diuréticas, las hojas de ortiga no están indicadas para personas con insuficiencia renal.

El tofu: Se cree que la genisteína y la diadzeína inhiben el crecimiento tumoral. Las dosis pueden ser de entre 20 a 80 mg. diarios, pero en casos de cáncer de próstata las dosis pueden ser mayores. En dosis altas producen dolor de estómago y diarrea.

El reishi: Tiene una positiva sobre el tejido prostático ya que inhibe fuertemente la testosterona por medio de la disminución de los niveles de la 5-alfa-reductasa.

Ahuyenta el cáncer con Verde Salud

Verde Salud es un producto netamente orgánico, libre de restos de pesticidas o fertilizantes, que lo hacen altamente beneficioso por la calidad de sus componentes.

Tiene una gran concentración de vitaminas, minerales y nutrientes, siendo un gran aliado para tu salud.

Entre las distintas vitaminas que lo componen permiten mantener una buena salud de tus ojos; además, ayudan a fortificar huesos y dientes. Tiene una gran participación en la formación de glóbulos rojos.

Es un gran desintoxicante de la sangre, también previene casos de ácido úrico. Gran solución para la anemia ferropénica por su gran contenido de hierro y vitamina C.

Verde Salud contiene antioxidantes que fortalecen tu sistema inmunológico; además, es un gran aliado contra ciertos tipos de cáncer.

Aumenta la resistencia de los deportistas especialmente, ya que el consumo de oxígeno en las prácticas deportivas intensas. En la parte digestiva ayuda contra el estreñimiento y facilita el tránsito intestinal.

Es bueno para las úlceras gástricas, fortalece la salud del colon y del duodeno. Además ayuda a bajar los niveles de colesterol en sangre y es altamente indicado para pacientes con diabetes tipo 2, por su gran efectividad para regular el azúcar en sangre.

Verde Salud regula la presión arterial reduciendo las probabilidades de accidentes cerebrovasculares. Su composición de vegetales de hoja verde oscura, fruta y verdura lo hacen un excelente complemento para tu salud.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *