hombre obeso metiendo la barriga mientras se mide con una cinta métrica

Quema la grasa con la dieta del metabolismo acelerado

Quema la grasa con la dieta del metabolismo acelerado

Última actualización: 20-12-2018. Equipo Nutricioni

Otro invento de dieta que te promete perder peso, seguramente es lo que pasó por tu mente cuando decidiste darle “click” a este artículo, pero aún así convertirte en una máquina de quemar grasa te parece una idea atractiva.

Quizás la figura con los kilos de más que miras en el espejo no te agrada del todo, y eso es válido, el sobrepeso es un problema de salud, no es una imagen que debemos aceptar.

Si continúas leyendo, es que me permites pasar la barrera entre redactor y lector, siendo una especie de consejero, pero voy a ser directo, hay que cambiar el estilo de vida que te puso en ese estado.

hombre obeso metiendo la barriga mientras se mide con una cinta métrica

La dieta del metabolismo acelerado implica eso, no es una dieta de privaciones, es una dieta que te enseña que tu cuerpo es una máquina y como tal podemos controlar sus procesos en beneficio de pérdida de peso corporal.   

Muchas dietas te privan de ciertos alimentos e ingestas de los mismos en tiempos claves del día para reducir la entrada de nutrientes al cuerpo, esto puede ser peligroso.

La carencia de minerales o vitaminas pueden desencadenar alteraciones en los sistemas del cuerpo y mientras posiblemente pierdas peso, también puedes estar perdiendo la funcionalidad óptima de un órgano vital.

Esta dieta diseñada por la nutricionista estadounidense Haylie Pomroy, no sale del azar, nace de una serie investigación sobre el proceso metabólico del cuerpo y los factores que influyen en su rendimiento.

Esta dieta tiene una base en la teoría biológica del cuerpo y no en el ensayo y error de muchas otras que te llenan de ansiedades y angustias.

El practicar dietas no adecuadas puede apagar tu metabolismo, la idea es avivarlo nuevamente y ponerlo en servicio.

Así como llevar un plan de entrenamiento en un gimnasio para mejorar el desempeño atlético del cuerpo, se debe entrenar también el metabolismo, estimulando con distintos mecanismo para ayudar a procesar el exceso de grasa corporal.

La dieta del metabolismo acelerado te dice que cada alimento está compuesto por ciertos elementos que deben combinar para activar este importante proceso en tu organismo.

La ciencia natural ha logrado resumir en suplementos estos aportes nutritivos como Pirigrás, que puede ser usado para lograr los efectos positivos de un metabolismo estable.

El proceso metabólico

El metabolismo es uno de los procesos más importantes, está representado por un conjunto de reacciones bioquímicas y etapas fisicoquímicas que se dan en las células y en el organismo.

Estos procesos son la base de la vida, puesto que permiten las diversas actividades de las células, como crecer, dividir, restaurar su estructura e interactuar a los estímulos recibidos.

Se puede dividir el metabolismo en dos procesos que dependen uno del otro, el primero se conoce como catabolismo.

El proceso catabólico designa que sustancias puede procesar el cuerpo y que otras son solo tóxicas.

Las reacciones que en él se dan implican la degradación de compuestos para la liberación de la energía de los enlaces químicos degradados.

Los alimentos están conformados por sustancias químicas, llamados elementos, que se unen a través de enlaces formando estructuras químicas complejas o moléculas.

Estos enlaces reservan en cierto modo, cierta cantidad de energía que se libera con su rompimiento en el proceso catabólico, una de las sustancias ricas en energía es la glucosa.

El otro proceso llamado anabolismo toma la energía liberada para impulsar la recomposición de nuevos enlaces químicos y construir otras sustancias.

Las sustancias que se obtienen son estructuras básicas de las células como proteínas o ácidos nucleicos.

Dentro del proceso metabólico existen sustancias llamadas enzimas, que son catalizadores de las reacciones químicas dadas en las células y determinan el tipo de metabolismo que esta posea.

metabolismo en hombre musculoso, El concepto de metabolismo, nutrición adecuada y dieta.

Estas actúan de forma selectiva sobre otras sustancias a la que denominan sustratos, es decir, cada sustrato posee una enzima específica.

Las enzimas también actúan como factor regulador de las vías metabólicas, modificando la actividad completa, según sea el ambiente y las necesidades de la célula o lo que otras células puedan transmitir.

Con base en esto, una persona puede determinar qué sustancias le son favorables y que otras desmejoran la función metabólica.

La dieta del metabolismo acelerado busca activar este sistema y educarlo con la alimentación adecuada para que este queme combustible de manera constante.

Esto sin crear restricciones alimenticias que puedan provocar un impacto negativo en otra función corporal.

El impacto de la dieta en el organismo

Los alimentos no son tus enemigos, como lo describen muchas otras dietas, el problema es cómo los usas para nutrir tu cuerpo.

Con el plan del metabolismo acelerado podrás traer beneficio a órganos fundamentales que te ayudarán a procesar mejor los excesos de grasa en el cuerpo.

Las glándulas suprarrenales: Estas unidades productoras de hormonas regulan las etapas de estrés en el cuerpo, también determinan el desarrollo muscular y regulan los niveles de azúcar y grasa en la sangre.

Sus funciones son generales, influyen en nivel de estado de ánimo hasta en tu nivel energético.

Con la ingesta de alimentos correctos altos en contenido glucémico, activarás estas glándulas, reduciendo los episodios de estrés o haciéndolos más controlables, evitando así una caída de tu metabolismo.

El hígado: Es un órgano protagonista en la función metabólica del cuerpo, opera más de 600 funciones cada día. El hígado regula el azúcar, puede enviarla a almacenes como grasa o puede presentarla en paquetes combustibles para su quema.

Activar la función hepática requiere de alimentos ricos en proteínas y nitrógeno.

La tiroides: La historia del metabolismo en el cuerpo es escrita por la glándula tiroides, su secreción hormonal coordina 80% de la capacidad de quemar grasa en las células.

Estas hormonas estimulan a las células a quemar no solo la grasa que entra al cuerpo, sino también la grasa que se reserva en exceso en el tejido adiposo.    

La pituitaria: Si el hígado es protagonista y la tiroides escribe la historia, La pituitaria es el director de la obra metabólica.

Esta glándula es la que inicia el concierto de reacciones químicas en el cuerpo, su vitalización es primordial.

Los micronutrientes en los alimentos naturales, son la esencia de la dieta del metabolismo acelerado, y todas las fases diseñadas en este plan buscan intencionalmente favorecer a la pituitaria.

La sustancia corporal: Mírate en el espejo y he allí, ves un cuerpo producto de lo que come y cómo come.

Todo lo que te compone parte de los nutrientes que ingieres y de la forma en cómo lo haces, lo que ha acostumbrado a tu metabolismo a comportarse de buena o mala manera.

Construyendo tu manual de usuario

La dieta del metabolismo acelerado está diseñada en ciclos que comprenden 28 días, donde se busca una alimentación abundante y variada, para reparar el metabolismo del cuerpo.

La pérdida de peso en el proceso es una consecuencia de un metabolismo activado.

Ilustración de la sombra de una mujer obesa comparando con una mujer flaca

Cada ciclo consta de 4 semanas y cada semana se divide en tres fases, cada fase tiene aspectos y metas especiales.

En las fases se dividen los distintos grupos de alimentos a consumir y con fases de entrenamiento físico como refuerzo, recordemos que metabolismo es movilidad del cuerpo. Estas se pueden resumir en:

Fase 1: Esta fase está diseñada para sosegar el estrés y serenar las glándulas suprarrenales. Debe iniciar con la semana y dura dos días, en lo que se debe consumir un alto índice glucémico, pocas proteínas y casi nada de grasa.

Su diseño está pensado en asimilar los alimentos y transformarlos en energía, esta se extraerá de las frutas y los cereales de medio índice glucémico.

Los granos juegan un papel protagónico en este fase en el acompañamiento de las comidas.

Los ejercicios que se deben realizar en esta fase deben ser del tipo cardiovasculares vigorosos.

Ejercicios como correr, usar la escaladora elíptica, bailoterapia o alguna otra clase aeróbica, con esto ayudarás también a quemar carbohidratos y los excesos hormonales en el cuerpo.   

Fase 2: Su finalidad es desbloquear los depósitos de grasa y empezar la regeneración de los músculos.

Su duración es de dos días en los que se consumen menos calorías y más proteínas de origen animal y verduras alcalinas para regular el pH del cuerpo.

Se prevé un entrenamiento anaeróbico con entrenamientos de fuerza como levantamiento de pesas con pocas repeticiones. Esto estimula el hígado para formar músculo y quemar grasa.

Fase 3: Es hora de prenderle fuego al cuerpo con hormonas, corazón y calor durante los tres días finales de la semana.

Esta fase es alta en grasas saludables, pocos carbohidratos y proteínas obtenido de granos y frutas de bajo índice glucémico.  

Se debe acompañar con ejercicios como yoga o respiraciones profundas para bajar los niveles de estrés, buscando equilibrar las hormonas, en especial la tiroxina.

La comida es tu medicina

La práctica de distintas dietas ha creado un abismo psicológico en muchas personas que intentan bajar de peso con sus promesas de privativas alimenticias.

Tras cada plan alimenticio se encontraba un mensaje implícito, la comida es tu enemigo y la verdad es todo lo contrario, sin comer no podemos vivir, con la dieta del metabolismo acelerado se cambia el mensaje por “la comida es tu medicina”.

Y es a través de la comida que lograremos activar nuestro organismo, su metabolismo como máquina quemadora de grasa de forma natural.

La dieta del metabolismo acelerado ofrece una amplia gama de alimentos para escoger y personalizar tus comidas, sin obligarte a comer algo que no te gusta.

Una cosa interesante de esta dieta es podrás conocer alimentos nuevos que tu paladar quizás no haya saboreado, así que puede tomarse como una buena ocasión para adentrarte a comer cosas nuevas.

También para ayudar a tu organismo y completar esos nutrientes que te faltan para hacer despegar tu metabolismo, puedes tomar Pirigrás un suplemento natural que puedes alternar en las distintas fases de la dieta.

Como toda medicina, la comida debe ir dosificada para obtener los resultados que deseamos, esta dieta permite jugar no solo con los tipos de comida si no también con sus cantidades.

En esta dieta los alimentos se miden en volumen, es indispensable poseer un taza dosificadora para poder conocer las porciones exactas de los alimentos a consumir.

Las carnes y los pescados se miden por peso, el pan se mide por rebanadas y el huevo se mide por unidad.

Los aceites o cremas pueden medirse por cucharadas, en el caso de las frutas pueden medirse por unidad si son de tamaño normal o mediano, y si son grandes o muy pequeñas por tazas.

Conociendo cómo medir las comidas se pueden preparar las porciones que comas obtendrás resultados distintos, y aquí viene el impacto de esta dieta, “PARA PERDER MÁS PESO, DEBES COMER MÁS”.

Es increíble, pero estamos hablando de reactivar el metabolismo y esto solo se logra comiendo, pero comiendo lo adecuado.  

La biblia del metabolismo acelerado

Reparar tu metabolismo implica seguir religiosamente una serie de parámetros para mantener tu organismo activo.

No debes tenerle miedo a las comidas, ni al uso de suplementos alimenticios como Pirigrás, pues juntas te ayudarán a quemar esa molesta grasa y te perturba.

Mandamiento 1: Se debe comer un mínimo de cinco veces al día, la comida es nuestra medicina, son tres comidas y dos refrigerios.

No podemos saltar las comidas porque perderemos el efecto que crea la costumbre en el metabolismo.

Mandamiento 2: Debes comer con intervalos de  tres o cuatro horas entre comidas, menos cuando duermas.

De esta manera tu metabolismo puede completar sus ciclo es e iniciar nuevamente la quema de grasa.

Mandamiento 3: Debes comer durante la primera hora después de levantarte, y cumplir eso todos los días.

Lo que debe iniciar contigo es el metabolismo, es la manera con la que obtendrás energía.  

Mandamiento 4: No debes abandonar la dieta, no puedes saltar sus fases, desplazarse o acortarlos, debe durar los 28 días completos.

Mandamiento 5: Respeta los alimentos permitidos en cada fase, define tu plan, combina alimentos pero no te permitas variar la lista que impone la dieta.

Mandamiento 6: No puedes invertir las fases de la dieta, todas están diseñadas para programar el sistema metabólico.

Mandamiento 7: Diariamente debes beber la tercera parte de tu peso en decilitros de agua. Mantenerse hidratado es primordial para el transporte de nutrientes en el organismo.

Mandamiento 8: Si tu economía lo permite, escoge alimentos orgánicos para tu plan de comidas, son más nutritivos y poseen menos aditivos tóxicos.

Mandamiento 9: Debes saber escoger bien la carne y asegurarte que sea libre de nitratos. Estos pueden interferir en la acción de la hormona tiroxina.  

Mandamiento 10: Dependiendo de la fase en la que te encuentres debes ejercitarte mínimo tres veces a la semana.

El metabolismo es movimiento, no se activará bajo un estado sedentario.

Respetando estos mandamientos, en 28 días empezarás a ver resultados positivos en tu salud, en tu talla de pantalón y en la báscula que tienes en el baño.  

Los pecados en la dieta del metabolismo acelerado

Cada religión tiene mandamientos y también cosas prohibidas, es que no puedes llegar al nirvana irrespetando el sendero de la luz.

Existen alimentos que son un pecado dentro de la dieta del metabolismo acelerado, aunque parezcan inofensivos, pueden interferir negativamente en tu proceso de activación metabólica.

Pecado 1: Debes evitar el trigo, y con evitar digo eliminarlo de la dieta. El trigo contiene gluten y este puede adherirse a la pared intestinal e interferir con el metabolismo evitando la absorción de nutrientes.  

Pecado 2: No consumas maíz, este grano posee alto contenido en azúcares y carbohidratos que terminan depositado como grasa en el cuerpo.

Pecado 3: Consumir lácteos pueden interferir negativamente en la activación del sistema metabólica.  

Pecado 4: Prohibida la soja, es un pecado consumirla, puesto que su ingesta inhibe la enzima tripsina, necesaria para digerir las proteínas.

Además el ácido fítico en su composición dificulta el metabolismo de los minerales.

Pecado 5: El rico pecado de la azúcar refinada o los endulzantes artificiales, difícil evitarla pero no imposible si se desea alcanzar la meta.

Esta puede crear una disfunción metabólica y mitocondrial que te hace propenso a la obesidad.   

Pecado 6: El café y su contenido de cafeína están vetados durante la dieta, aunque la cafeína ayude a acelerar el metabolismo puede causar ansiedad.

La cafeína provoca un aumento de la hormona cortisol en la sangre elevando el nivel de estrés en el cuerpo, lo que puede llevarte a romper con la dieta por ansiedad.

Pecado 7: El alcohol es una sustancia tóxica para el organismo en el especial para el hígado que es un órgano primordial en el proceso metabólico. Se debe evitar al máximo su consumo, por tus objetivos debes eliminar durante tu plan de dieta.

Pecado 8: Nada de frutas secas, ni jugos de frutas, ni de alimentos de dieta sin grasas. Los frutos secos contienen altos niveles de calorías.

Los jugos de fruta generalmente tienen alto contenido de azúcar o se corre el riesgo de endulzarlos y por último los alimentos de dieta generalmente contienen toxinas que pueden crear daños celulares.

Aprendiendo a combinar los alimentos

El plan de la dieta del metabolismo acelerado está dividido en 3 fases, cada fase comprende una serie de alimentos distintos que buscan liberar de las cadenas al metabolismo y acelerarlo.

Conociendo las premisas bíblicas de la dieta y los pecados que no debemos cometer, podemos empezar a armar nuestra lista de alimentos permitidos en la dieta según cada fase.

Fase 1 (lunes y martes): Se evitan las grasas saludables.

Granos: Amaranto, arroz integral, avena, cebada, espelta, leche de arroz, pan de granos germinados, quínoa y tapioca.

Frutas: Durazno, fresa, guayaba, higo, kiwi, limón, mandarina, mango, manzana, melón, arándanos, frambuesas, zarzamoras, naranja, papaya, pera, piña, sandía y toronja.

Verduras: Apio, bambú, berenjena, betabel, brócoli, calabaza, cebolla, champiñones, chayote, chícharos, chile verde, repollo, espinaca, tomate, lechuga, nabos, pepino, pimientos y zanahorias.

mujer en cocina con muchas verduras de hoja verde, Estilo de vida saludable, cocina, comida vegetariana

Proteína animal: Atún blanco, lomo de cerdo, claras de huevo, pechuga de pavo, pescado, pollo, filete de vaca, tocino de pavo y sardinas frescas.

Proteína vegetal: Frijoles y lentejas.

Fase 2 (miércoles y jueves): En esta fase se evitan las grasas saludables, granos y la proteína vegetal.

Verduras: Apio, bambú, berenjena, betabel, brócoli, calabaza, cebolla, champiñones, chayote, chícharos, chile verde, repollo, espinaca, tomate, lechuga, nabos, pepino, pimientos, zanahorias, espárragos, espirulina y germinados.

Proteína Animal: Atún blanco, lomo de cerdo, claras de huevo, pechuga de pavo, pescado, pollo, filete de vaca, tocino de pavo y sardinas frescas y embutidos solo si son libres de nitratos.

Frutas: Limón.

Fase 3 (viernes a domingo): Se permiten todo tipo de alimento.

Verduras: Apio, bambú, palmito, berenjena, betabel, brócoli, calabaza, cebolla, champiñones, chayote, chícharos, chile verde, repollo, espinaca, tomate, lechuga, nabos, pepino, pimientos, zanahorias, espárragos, espirulina y germinados.

Frutas: cerezas, ciruelas, duraznos, moras, limón y tunas.

Proteína animal: Almejas, atún blanco, calamares, camarones, jaiba, lomo de cerdo, conejo, cordero, huevos enteros, langosta, ostiones, pavo, pescado, pollo y carne de res magra.

Proteína vegetal: Frijoles, lentejas, garbanzos y leche de almendras.

Granos: Arroz integral, avena, cebada, quínoa y pan de granos germinados.

Grasas saludables: Aceite de oliva, palta, humus, mantequilla de almendra, almendras, avellanas, piñones, castañas, nueces, lino, calabaza y girasol.

Combinando estos alimentos puedes en sus distintas fases puedes empezar a activar tu metabolismo para convertirte en una maquina quema grasa. También puedes combinarlos con la ingesta de Pirigrás un suplemento diseñado para activar la producción de tiroxina en el cuerpo.  

¡Yo!, mi mejor aliado

Eres una maquina quemar grasas, tu cuerpo está diseñado para batallar contra el sobrepeso, contra la obesidad, pero no puedo lograrlo sin ti.

Más allá de lo físico está un conciencia que debes activar para iniciar este maravilloso plan alimenticio que se traduce en salud para tu organismo.

Si te encanta soñar con tallas menores, con poder dormir mejor, con salir a caminar sin quedarte cada cinco metros sin aire y fatigado, debes empezar a cambiar de actitud.

Ninguna dieta valdrá, ningún entrenamiento surtirá efecto, ningún suplemento trabajará eficientemente, si no tienes fe en ti.

Recordemos que el cuerpo cumple funciones casi biológicas mecánicas, pero el pensamiento juega un papel importante en este juego químico que se llama metabolismo.

El estado psíquico de la persona puede hacerla propensa a condiciones emocionales que emiten cascadas de hormonas al cuerpo que interfieren en el normal proceso del metabolismo.

Existen factores externos que pueden inducirnos al estrés o a la tristeza, pero está en nosotros hacerlos  momentáneos y no prolongarlos en el tiempo.

Lo que pasa, irremediablemente pasa, lo que viene puede que venga o no, lo importante es el ahora, tú ahora es cambiar el programa alimenticio por tu salud.

No solo debemos mejorar nuestra alimentación, también debemos empezar a mover el cuerpo y sintonizarlo con ese nuevo espíritu de cambio que emana de nuestro pensamiento.

Los ejercicios son vitales para recordarle a las células que estamos vivos, que necesitamos esforzarnos y funcionar a la perfección.

Fit deportista haciendo ejercicio con pelota para six pack.

Las células se comunican y se entienden, aunque estudios no lo hayan comprobado, cabe la hipótesis de que si pensamos en estado sedentario, nuestras células irán entendiendo que vale poco, vivir mucho o no vivir.

Por eso las personas que realizan poco ejercicio se enferman con mayor frecuencia y los que se mal alimentan agravan esa condición.

Mírate al espejo y decide cambiar, desarrolla tu plan alimenticio del metabolismo acelerado, juégate los 28 días de duración de la dieta y descubre por tu propia experiencia los resultados. Se tu mejor aliado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *