¿Qué tomar para la menopausia?

¿Qué tomar para la menopausia?

Última actualización: 29-11-2018. Equipo Nutricioni

Las mujeres al cumplir más de 50 años padecen de innumerables males asociados a la desaparición total de la menstruación. El más característico es la sensación incontrolable de calor.

El sofoco que origina no se alivia ni estando al frente de un aire acondicionado. Muchas son tratadas con medicamentos, que a mediano plazo desencadenan efectos secundarios.

Ante esta situación un gran porcentaje de las mujeres optan por implementar el uso de suplementos o remedios naturales para coadyuvar en la reducción de los incomodos síntomas que genera.

Es este artículo encontrarás algunos consejos básicos que se deben tomar en cuenta a la hora de enfrentar la aparición de la menopausia.  

La menopausia

La menopausia implica, en las mujeres, la disipación definitiva de la menstruación, en las edades comprendidas entre los 50 y 55 años de edad.

La menopausia es considerada sólo un signo más profundo del conjunto de los fenómenos del climaterio.

El inicio de esta condición es momentáneo, es decir, que la menstruación no desaparece bruscamente. Poco a poco la mujer va dejando de menstrual con lapsos fallidos en su regla.

Cuando esto sucede se conoce con la denominación científica de perimenopausia, que es cuando la mujer no ha de tener la “regla” en un aproximado de 12 meses.

El climaterio son los cambios que suceden antes, durante y después de la menopausia. El usado término médico se puede referenciar a una etapa de la vida de la mujer en que se pueden producir ciertos cambios, como lo es la fertilidad o infertilidad.

La duración del climaterio es de aproximadamente entre 10 y 15 años.

La menopausia se divide en dos fases:

La premenopausia: es la época anterior a la última “regla”, y tiene un tiempo de 3 a 5 años.

La posmenopausia: es la época que a partir de la última menstruación, y tiene una duración de 7 a 10 años.

La edad aproximada para la aparición de la menopausia es muy variable, se puede presentar desde los 50 años de edad.

Hablaremos de menopausia precoz si la última menstruación se puede producir antes de los 40 y 45 años de edad, un porcentaje de menos del 4%, y también conversaremos de menopausia tardía si aún existen menstruaciones después de la edad de los 55 años.

Cambios hormonales en la menopausia

El ovario en la época reproductiva posee determinados y numerosos folículos, que son los encargados (tras su debida maduración) de dar lugar a los óvulos que saldrán posteriormente del ovario.

Son numerosas las hormonas que están implicadas en el feliz término del proceso de ovulación.

El ovario posee la única responsabilidad de producir los estrógenos, que son hormonas encargadas del mantenimiento de los órganos genitales de la mujer.

Así como también, de los cambios que le ocurren en ella durante su ciclo genital natural.

El climaterio es que cesa la función ovárica, de tal manera que deja de reproducir las llamadas hormonas en la edad reproductiva de la mujer.

La menopausia habitual es la que le puede ocurrir a la mujer a la edad de los 50 años, una de las causas principales es el cese total de la función ovárica.

El empleo de Apoyo de las Mujeres es beneficioso cuando la función ovárica termina en la mujer, por el efecto de la menopausia.

Esto es una específica alteración del patrón hormonal, encargada de la proliferación del endometrio para poder albergar una concepción natural.

Causas de la menopausia precoz

La menstruación precoz es infrecuente en la mujer, existen variadas razones por que se produce esta afectación. Una de ellas sería la insuficiencia ovárica primaria, fallo ovárico prematuro. Entre las que nombraremos a continuación:

Enfermedades autoinmunes: aproximadamente 30% de las mujeres con menopausia prematura padecen trastornos de tipo autoinmune, como  lupus eritematoso sistémico, hipotiroidismo, la artritis reumatoide, inflamaciones intestinales, como la Enfermedad de Crohn .

Exposición de la quimioterapia o radioterapia: algunos fármacos suelen ser empleados para el tratamiento de determinados tipos de cáncer, lo que puede desencadenar la menopausia precoz; también el tumor o tumores pueden afectar las estructuras genitales de la mujer.

Histerectomía: la extirpación total del útero.

Tabaquismo: puede incidir en el deterioro de la función ovárica, provocando la ausencia de la menstruación a edades más tempranas en la mujer.

Relación genética: cuando un familiar consanguíneo padece de fallo ovárico o hiperplasia suprarrenal congénita, suele presentarse la menopausia precoz, razón por la cual se establece esta relación, aunque sea un tanto débil.

Síntomas de la menopausia

La aparición del inicio de la menopausia en la vida de la mujer se reconoce por la aparición de los síntomas físicos internos como externos. Los síntomas de la menopausia más habituales:

Síntomas neurovegetativos

Sofocos: generan la vasodilatación cutánea y del cuerpo, más aun la sensación de bastante calor.

De manera ascendente el calor empieza desde el tórax hasta el cuello, que son acompañadas por el enrojecimiento del rostro y bastante sudoración profunda.

Su recurrente frecuencia y su larga duración son muy variables, son más frecuentes y profundas en las noches que se acompañan de la sensación de un malestar moderado.

Pueden padecer de estos síntomas unos años antes que la menopausia y puede durar hasta 5 años después, su intensidad va en disminución con el tiempo.

Otros síntomas pueden aparecer en conjunto con otros males asociados a la menopausia como palpitaciones, insomnio, vértigos, entre otros.

Para estos síntomas se recomienda el uso de Apoyo de las Mujeres.

Síntomas locales

Algunos se localizan en áreas muy concretas del sistema reproductor femenino:

Los Ovarios: suelen  disminuir su tamaño, toman formas poco naturales, rugosas, con un aspecto fibroso y es visible la ausencia de formaciones foliculares.

Vulva: se produce atrofia vulvar, y la aparición de prurito.

Vagina: se generan ciertos cambios como la atrofia del epitelio vaginal, se acorta de manera que tiene la aparición de otro síntoma de dispareunia; esto es el dolor causado por las relaciones sexuales, y así aumenta el riesgo de infección en la misma zona.

Útero: de igual manera disminuye de forma y tamaño; produce cierto adelgazamiento del endometrio. Así como también, su secreción.

Con estas posibles y nefastas alteraciones también se suma la aparición de prolapsos genitales, aún más frecuentes. También, tenemos la incontinencia urinaria, causada por las modificaciones de los músculos y ligamentos de la vagina.

Síntomas sistémicos de la menopausia

Se encuentran algunas alteraciones psicológicas, como el cambio del hábito del sueño, muy frecuente se encuentra el insomnio.

Podrán observar la irritabilidad, los estados de ánimos del tipo depresivo, la ansiedad también se encuentra entre los síntomas.

Entre algunas otras patologías en encuentra las enfermedades cardiovasculares, podremos nombrar también el incremento de infartos, hipertensión por nombrar algunas de ellas.

También, la osteoporosis que es una enfermedad tan particular de los huesos, ocurre tanto en mujeres como en hombres; esta se caracteriza por la baja masa ósea y una alta alteración de la estructura del hueso.

Sus síntomas provocan un alto aumento de la fragilidad y, una tasa muy elevada de presentar fracturas por este padecimiento.

En las mujeres ocurre entre los 30 y 35 años; cuando disminuye de manera gradual la fortaleza de nuestros huesos.

En la época de la menopausia esta pérdida de “fuerza” es constante, puede alcanzar determinados niveles como el 3% en los primeros 5 años.

La respuesta a esta condición es que durante los años del climaterio disminuye los estrógenos, que juegan un papel importante en la densidad ósea del individuo.

Una de las manifestaciones de la osteoporosis es la aparición de recurrentes fracturas, en la columna vertebral, el fémur y la cadera principalmente.

También, nombraremos los dolores articulares de la manos por la artritis, la pronunciada disminución de las tallas de pantalón o la falda.

La densitometría es la prueba más fiable que se emplea para medir la densidad ósea. De tal manera, se observa si existe una osteoporosis, o si se pudiera tratar de una osteopenia, que es la disminución prolongada o no de la masa ósea.

Tratamientos para la menopausia

El tratamiento farmacológico debe utilizarse únicamente a presentar síntomas, ya que la menopausia y el climaterio constituye una etapa más en la vida de una mujer.

No es recomendable el abuso de fármacos, por los  efectos secundarios.

Terapia hormonal sustitutiva

La medida farmacológica utilizada en el climaterio es la administración de distintos preparados de estrógenos, tales como pastillas, cremas vaginales, inyecciones, entre otros.

Tienen eficacia en las alteraciones cutáneas y genitales, sofocaciones, disminución de la masa ósea, síntomas psíquicos, entre otros.

Entre los efectos secundarios que producen en el organismo se encuentra el adenocarcinoma de endometrio, carcinoma de ovario, enfermedades tromboembólica, proliferación del epitelio de la mama, cálculos en la vesícula biliar, enfermedades del corazón, entre otros.

Otros tratamientos hormonales

Los estrógenos son un problema por las numerosas contraindicaciones que conllevan, por lo que tratamientos como los gestágenos o la tibolona resulta la mejor opción para tratar los síntomas ligados a la menopausia.

Estos en su mayoría son esteroides sintéticos, que también actúan como protector de la masa ósea de la mujer.

El particular, la tibolona suele producir un efecto secundario como es el riesgo de padecimiento de cáncer de mama.

Otros de los medicamentos utilizados es el tamoxifeno y el raloxifeno, sólo que no producen la acción en los consecuentes síntomas neurovegetativos y en la atrofia genital. Estos llevan muy poco efecto secundario.

La osteoporosis, posee también otras opciones como lo son los Bifosfonatos; encargados de inhibir la reabsorción ósea y el constante aumento del contenido del calcio en el  hueso.

La Calcitonina que inhibe la resorción ósea, y por ende  va a tener un efecto analgésico (va a disminuir considerablemente el dolor).

El lapso del tratamiento no puede sobrepasar los seis meses, y debe complementarse con un suplemento de calcio.

Medidas complementarias para tratar los síntomas de la menopausia

Medidas dietéticas

Las vitaminas y los minerales no deben de excluirse nunca de la dieta. La alimentación tiene que tener una base sustanciosa en calcio ya que fortalece los huesos.

La ingesta diaria de calcio, debe ser de un aproximado de 1,5 gramos; complementado con alimentos como la leche y todos sus derivados; así como las sardinas, frutas y verduras.

Asimismo, la vitamina E, ayuda a disminuir los sofocos y la sudoración nocturna; el magnesio beneficia la absorción del calcio; la vitamina C, contribuye a la absorción de la vitamina E y reduce la caída capilar y la vitamina D ayuda a reducir el colesterol.

Otras medidas son:

  • Moderar el consumo de cafeína, y evitar las bebidas carbonatadas, ya que aceleran la pérdida de hueso.
  • Reducir el consumo de carne de res, cerdo o pollo, por sus grasas saturadas que reducen la capacidad del cuerpo para metabolizar el estrógeno.
  • Disminuir el consumo de azúcar debido a que limita la capacidad del hígado para metabolizar el estrógeno.
  • Comer legumbres por su alto contenido de proteína vegetal. Estas ayudan a regular los desajustes hormonales, el tránsito intestinal y a reducir la grasa corporal.

Ejercicio físico

Entre otros factores, la falta de ejercicio es uno de los riesgos más altos para el padecimiento de osteoporosis, la práctica progresiva de algún tipo de ejercicio que coloque al cuerpo en forma.

Con la supervisión médica es recomendable realizar distintas actividades físicas ya que las mujeres que realizan algún deporte pierden menos masa ósea.

Además, el ejercicio puede reducir el riesgo de alguna enfermedad cardiovascular. Reducir el riesgo de padecer algunos tipos de cáncer. Mejorar de manera considerable el buen humor y el bienestar de la paciente

¿Cómo aliviar los síntomas de la menopausia?

Algunas mujeres poseen la fortuna de no presentar ningún síntoma de la menopausia, son agraciadas por la naturaleza; los médicos estiman que un porcentaje muy alto, cerca del 85% pueden mostrar en su mayoría los trastornos asociados con la menopausia.

Si los síntomas de la menopausia son muy intensos, e interfieren con su vida diaria, se recomienda consultar al médico.

Él indicará algún tratamiento farmacológico para la eliminación o la reducción  al mínimo de las molestias causadas por la menopausia.

El seguimiento de algunos de estos consejos, pueden ayudarte a mejorar:

Como el calor es uno de los síntomas que más afecta a las féminas durante largos años, se debe tratar de ingerir comidas y bebidas calientes y picantes.

Evitar situaciones de estrés, o que coloquen a su cuerpo en condiciones de máxima presión física interna o externa.

Evitar ingerir bebidas alcohólicas y con cafeína.

Como los sofocos aparecen en horas de la noche es recomendable tener un ventilador, o aire acondicionado para refrescarse.

Utilizar ropas ligeras que permitan a las mujeres transpirar, evitar la sudoración excesiva al máximo.

Ingerir bebidas frías, cuando empiecen a sentirse sofocadas.

La sequedad vaginal puede ser aliviada con lubricantes y cremas de uso tópico.

Cuida tu higiene en la parte íntima, utiliza los productos especialmente indicados en el caso de la zona genital femenina.

¿Qué tomar para la menopausia?

La mejor opción para tratar los síntomas de la menopausia es utilizando productos naturales, que usados sin abusos proporcionan considerables mejoras. Tienen la función de depurar el organismo de toxinas.

Algunos de los recomendados a utilizar son los siguientes:

Apoyo de las Mujeres es un suplemento con soy isoflavonas, extracto cohosh negro, dong quai, regaliz, trébol rojo, salvia, chasteberry, wild yam, polygonum cuspidatum, polvos de caldo bendito y frambuesa; así como extracto de fruta de chasteberry.

Este suplemento es un tratamiento alternativo para las mujeres que no quieren o no pueden tomar medicación.

Ajo: previene los futuros síntomas de la menopausia. Mejora la circulación sanguínea y depura el organismo.

Podemos untar ajo crudo en el pan tostado del desayuno; o agregando un diente de ajo a un jugo casero.

Como el olor del ajo es insoportable para ciertas personas, en el mercado existen cápsulas con aceite de ajo.

Semillas de Chía: es ideal para disminuir el volumen del vientre y limpiar el intestino profundamente. Puede comerse en galletas, batidos, jugos, entre otros.

Ginseng: es una planta muy conocida desde hace bastante años, por ayudar a  prevenir los estados depresivos, muy habituales en la menopausia.

No es muy recomendable en los casos extremos de nerviosismo o hipertensión arterial ya que activa al organismo.

Se consume por ocho días seguidos, descansando el resto del mes.

Levadura de cerveza: se utiliza muy a menudo para el pelo, las uñas, la piel y para regular el sistema nervioso.

Lactobacillus acidophilus y bifidus: ingerir fórmulas nutricionales a bases de estas bacterias, son buenas para el intestino porque ayuda con el metabolismo y con los estrógenos.

Trébol rojo: es magnífico para disminuir los sofocos, evitar la pérdida ósea, mantener en buenas condiciones la salud cardiovascular y disminuir el riesgo de padecer cáncer de mama y de endometrio.

Este ingrediente natural lo podemos encontrar en Apoyo de las Mujeres.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *