Alimentos lácteos, quesos, leches y yogurt sobre platón de mimbre y mesa de madera blanca

¿Qué son los lácteos?: nutrientes y beneficios

¿Qué son los lácteos?: nutrientes y beneficios

Última actualización: 25-11-2018. Equipo Nutricioni

Haciendo un poco de historia, es muy posible que el consumo de leche de origen animal esté unido a los humanos desde épocas muy remotas. Pero ¿qué son los lácteos?

Se le considera alimentos lácteos a la leche y todos los que se originan o derivan de ella, por lo tanto, este adjetivo se aplica a alimentos como el queso, el yogurt y el suero.

El consumo regular de estos alimentos puede resultar de mucha ayuda para evitar problemas como la presión arterial alta, la diabetes tipo II y el sobrepeso.

Como todos sabemos, la leche mayormente empleada para el consumo humano es la de la vaca, aunque la de oveja, cabra y búfala, también es apta y altamente nutritiva.

En algunos países, dependiendo de la cultura y del tipo de explotación ganadera que posean, es consumida la leche de camella,  yegua y algunos otros animales.

Es muy probable que la domesticación de cabras y ovejas haya sido lograda por el hombre hace unos 9000 años aproximadamente. Aunque los primeros registros donde consta el consumo de leche de origen animal son de hace 8500 años.

Desde hace 4000 años, es que existen importantes producciones de leche de ovejas, cabras y vacas, en las áreas cercanas al noreste de Anatolia.

Debido a la gran cantidad de animales que viajaban con las personas, la disponibilidad de leche era bastante alta, dando origen a otros productos como el queso.

Existen historiadores que sugieren que este alimento se originó por la leche fermentada en las vasijas que utilizaban para almacenar el líquido, y eran hechas de estómagos de animales.

Como todos sabemos, el consumo de leche y productos derivados forma parte importante de nuestra dieta, de hecho, es uno de los grupos esenciales.

Una manera muy sencilla, segura y práctica de obtener todos los beneficios de los nutrientes que ofrece los lácteos es con Osteo Vigor, una fórmula altamente nutritiva.

Con el consumo regular de este producto, logras aportar al organismo cantidades necesarias no solo de calcio, sino de muchas otras vitaminas esenciales para una correcta nutrición.

Alimentos lácteos, quesos, leches y yogurt sobre platón de mimbre y mesa de madera blanca

Propiedades nutricionales de los lácteos

Algo muy importante de conocer es la diferencia entre los alimentos energizantes y los nutritivos, ya que ambos no aportan las mismas sustancias.

Los alimentos con mayor aporte de energía poseen en su composición mayor cantidad de calorías que de nutrientes, en el caso contrario, obviamente es al revés.

Para clasificar o diferenciar a los alimentos, se toma en cuenta el contenido de proteínas, vitaminas del tipo A, C y D, fibras, además del calcio, potasio, hierro y magnesio.

Los elementos como la grasa saturada, los carbohidratos provenientes de los azúcares añadidos y el sodio son los elementos que debe ser controlados.

En el caso de los alimentos de origen vegetal, poseen una relación mucho más estrecha entre su contenido de proteínas y calorías que los de origen vegetal.

En el caso de los productos lácteos, estos lograr aportar más nutrientes que calorías, por todo, lo que se refiere a proteínas y calcio.

Los derivados lácteos contiene una elevada cantidad de nutrientes, lo que los convierte en uno de los alimentos más completos que podemos consumir.

Presentan un excelente equilibrio entre la cantidad de carbohidratos, grasa y proteínas, dando de esta forma un muy elevado valor nutricional.

Esta variada y excelente composición los convierte en uno de los pilares de la alimentación, ya que pueden cubrir las necesidades de gran parte de la población.

Al mismo tiempo, los productos lácteos aportan macro y microelementos que garantizan el desarrollo óptimo de los individuos, cuya relación es muy buena con respecto a las calorías.

Estos alimentos, como ya lo mencionamos, son particularmente buenos para aportar calcio y calorías, con al gran ventaja que son de muy fácil asimilación.

AL mismo tiempo, son una gran fuente de vitaminas, pueden aportar fácilmente las del tipo A, B1 y E, además de muchos minerales como el calcio, magnesio. potasio y fósforo.

Poseen una composición que puede ser variable entre grasas, proteínas, minerales, vitaminas, lactosa y agua.

Esta peculiar característica les confiere el poder de adaptarse a gran cantidad de dietas y de cubrir efectivamente los requerimientos nutricionales de muchas clases de personas.

Un aspecto el cual importante mencionar, es la cantidad de lactobacilos que puede aportar el yogurt, estas bacterias son muy necesarias para la salud de la microbiota intestinal.

Beneficios de consumir lácteos regularmente

Como ya sabemos, el consumir lácteos es necesario para lograr una dieta sana y balanceada, rica en nutrientes que aseguren nuestra salud y bienestar.

Estudiemos un poco más a profundidad algunos de los muchos beneficios de consumir lácteos como uno de los grupos esenciales en nuestra dieta.

Resultan muy efectivos para reducir los altos niveles de presión arterial. Dos elementos presentes en los lácteos son el calcio y la vitamina D.

Este par de nutrientes está directamente relacionado con un menor riesgo de sufrir problemas de tensión arterial.

Pero los beneficios no terminan allí, los derivados lácteos son capaces de aportar algunas otras sustancias igual de beneficiosas contra los problemas de hipertensión.

Entre estas sustancias encontramos la lactosa, los péptidos derivados y las proteínas lácteas, además de minerales esenciales como el magnesio y el potasio.

Existen diferentes estudios que avalan estas teorías, entre ellos podemos nombrar el realizado en al universidad de Navarra en 5884 personas.

En dicho estudio se utilizaron individuos de todas las edades, y se llegó a la conclusión que

las personas adultas con un alto consumo de lácteos poseen menor riesgo de padecer hipertensión.

Además de esto, se acota que una dieta con alta ingesta de alimentos lácteos descremados reduce en mayor proporción la hipertensión que una baja en grasas.

Ayuda a prevenir el sobrepeso. Está demostrado de igual forma, que el consumo diaria de leche y productos lácteos está directamente asociado a menor riesgo de sufrir sobrepeso.

Este positivo efecto es igual en personas adultas y en niños, ya que estos últimos, al consumir mayor cantidad de calcio, presentan un índice de masa muscular más alto.

Esta característica en al edad infantil, puede ser una manera de reducir el riesgo de presentar obesidad y sobrepeso al llegar a la edad adulta.

En las personas adultas, podríamos decir que el efecto es doble, ya que al contener una muy buena cantidad de proteínas, la sensación de saciedad perdura durante más tiempo.

Esto es algo muy positivo si se está intentando perder peso, ya que de esta forma, se logra reducir la ansiedad y los antojos entre comidas.

Hombre miendo el azucar con un glucometro

Reducen el riesgo de padecer de diabetes tipo II

Existen diferentes estudios que afirman que existe una relación entre el consumo de lácteos y la menor incidencia de la diabetes tipo II, además de otros problemas metabólicos. Los investigadores de la Universidad de Lund, ubicada en Suecia, llegaron a la conclusión que el elevado consumo de lácteos posee este maravilloso efecto por el organismo.

Para una reducción de hasta el 23% en la incidencia de esta enfermedad, es necesario el consumo de ocho porciones diarias.

Disminuyen los niveles de colesterol. Actualmente, existen muchos estudios que avalan esta capacidad de los lácteos para reducir el llamado colesterol malo.

Productos como la leche y el yogurt, por ejemplo, al ser consumidos de manera constante como complementos de la dieta lograron una reducción importante en los niveles de dicha sustancia.

Esta reducción fue de hasta un 5%, al mismo tiempo, que los niveles de colesterol bueno o HDL, aumentó una fracción solo con el consumo de leche.

Calcio para la salud del sistema óseo. Como todos sabemos, el calcio es el elemento principal para la formación y correcto mantenimiento de la salud ósea.

La leche y todos su derivados es uno de los principales alimentos en cuanto a la cantidad que puede aportar de este muy necesario mineral.

El calcio, no solo es necesario para los huesos, también ayuda mucho en diferentes funciones orgánicas esenciales para el mantenimiento de la vida.

Por este motivo los huesos son una reserva de este mineral, si el cuerpo lo requiere en otra parte, lo tomará desde allí.

Debido a esto se hace muy necesario el mantener en niveles óptimos este mineral en el organismo para así evitar debilidad y fracturas por golpes o traumatismo.

Además, también contiene niveles importantes de vitamina D, sustancia necesaria para evitar la pérdida de este mineral y la posterior descalcificación de los huesos.

Para evitar las caries y algunos otros problemas a nivel bucal, el consumo de lácteos es un aliado indispensable, contiene exactamente los elementos nutricionales que el cuerpo requiere.

Todos estos beneficios y más, pueden ser aprovechados por ti con la maravillosa fórmula de Osteo Vigor una gran combinación de vitaminas y minerales.

Protege la salud de tus huesos, evitando problemas relacionados a la falta de dureza como la osteoporosis, además de prevenir la aparición de caries.

También, esta maravillosa fórmula cuida de la salud de las articulaciones y los cartílagos lo que te ayuda a mantener la agilidad de movimientos por mucho más tiempo.

Lácteos en la alimentación de los niños

La leche y todos los alimentos que se derivan constituyen uno de los más importantes grupos alimenticios en la edad de la niñez y la adolescencia.

El consumir este tipo de alimentos es esencial en estas etapas de la vida, ya que al estar en pleno desarrollo, la exigencia de calcio del organismo es muy elevada.

Este mineral, como ya todos sabemos muy bien, es un elemento indispensable para un correcto desarrollo de huesos y dientes.

Sí los niños y adolescentes no cubren de manera efectiva los requerimientos de este mineral, es un déficit que no podrá ser cubierto más adelante.

Para que dichos requerimientos sean cubiertos, se estima que deben existir un consumo diario de por lo menos tres raciones, entre queso, leche y yogurt, por ejemplo.

Es muy necesario el incluir este grupo de alimentos a la hora de desayunar, además, existen derivados lácteos que pueden ser incluidos en la dieta a cualquier hora del día.

Estos alimentos por sí solos pueden cubrir las tres cuartas partes de fósforo y calcio necesarios para la correcta mineralización de los huesos.

Además, al mismo tiempo son capaces de cubrir la cuarta parte en requerimiento de proteínas, necesarias para la creación de nuevos tejidos.

En los niños cuya edad ya para los tres años, el ingerir diariamente derivados lácteos permite un crecimiento óptimo, sano y adecuado, logrando un desarrollo normal.

Esto también ayuda a lograr y mantener mantener un nivel de masa muscular y un nivel de masa ósea adecuados para evitar posibles patologías en edad adulta.

Otra ventaja que podemos mencionar es que el calcio que se obtiene de productos lácteos ayuda a reducir la producción de grasas en el cuerpo.

Esto resulta algo muy positivo para los niños y adolescentes, siendo que el problema de la obesidad infantil se ha convertido en algo preocupante a nivel mundial.

Por suerte, existen una gran cantidad de productos derivados de la leche, lo cual ofrece muchas facilidades a la hora de incorporar este esencial nutriente en la dieta de los niños.

No debes olvidar que Osteo Vigor ayuda la normal desarrollo de huesos y tejidos gracias a la gran cantidad de nutrientes que puede brindar, entre ellos calcio y vitamina D.

Cuida de tu salud y la de tu familia con este maravilloso producto natural, seguro y muy eficaz para aportar todos los nutrientes que el sistema óseo requiere.

Mujer embaraza sostiendo el bebe

Lácteos para las damas embarazadas

Los lácteos y sus derivados son alimentos esenciales para consumir durante la etapa gestacional, ya que aportan una cantidad de nutrientes indispensables.

El calcio, está directamente relacionado con el peso del bebé al nacer. Está demostrado que un peso adecuado reduce en gran medida problemas de salud a futuro.

Además, las proteínas y vitaminas que contienen estos alimentos, son necesarias para la correcta formación de músculos, corazón, dientes nervios huesos y una buena coagulación.

Como ya lo hemos mencionado, los lácteos y todos los alimentos de este grupo, aportan vitaminas A, B, D y E, además de minerales como el hierro y el fósforo.

Los mejores alimentos lácteos que puedes consumir durante el embarazo son, en primer lugar la leche, ya que contiene calcio y proteínas en altas cantidades.

También, aporta vitaminas B2, B6 y riboflavina, además de otros minerales como el magnesio, el zinc y el fósforo.

El queso, resulta una gran fuente de calcio y fósforo, este par de nutrientes, los necesita el bebé para un normal desarrollo de huesos y dientes sanos y fuertes.

Los mejores quesos que puedes incluir en la dieta son los elaborados con leche pasteurizada, entre ellos se encuentran el cheddar y el parmesano como quesos duros.

Debes evitar los quesos que sean elaborados con leche no pasteurizada, por la salud y seguridad tuya y de tu bebé.

El yogurt, es otro alimento lácteo altamente recomendado durante el embarazo, ya que posee todas las cualidades de la leche y puedes combinar con diferentes frutas.

Las damas en estado de gestación pueden incluir hasta cuatro raciones de alimentos lácteos en la dieta.

Una manera sencilla de hacerlo es con la ingesta de dos rebanadas de queso, un vaso de leche y un yogurt, de esta forma se cubren los requerimientos.

En el caso de las mujeres intolerantes a la lactosa o vegetarianas, la soya fortificada puede suplir los requerimientos de calcio en esta etapa de la vida.

Los muy beneficiosos lactobacilos

Las bacterias que habitan en nuestro intestino, son muy necesarias para lograr una serie de funciones esenciales para la correcta nutrición.

Los lactobacilos, son sustancias probióticas altamente beneficiosas para la salud y el correcto funcionamiento de la flora intestinal.

El yogurt, al ser un derivado lácteo, es uno de los alimentos con mayor aporte en probióticos naturales, lo que se traduce en una mayor salud gastrointestinal.

El consumo constante de alimentos que aportan sustancias probióticas es una manera sana y segura de garantizar un buen funcionamiento del sistema digestivo.

Los lactobacilos, ayuda a mejorar de manera notable el proceso de digestión, mejorando problemas relacionados con la misma, como pesadez y estreñimiento.

Al mejorar la salud y el equilibrio de la flora intestinal, se logra al mismo tiempo reforzar el sistema inmunológico, ya que estas logran mantener bajo control muchas bacterias patógenas.

Los lactobacilos, también poseen la cualidad de disminuir la inflamación y el dolor causado por problemas relacionados con los gases y las flatulencias.

Son capaces de reducir las afecciones estomacales, los lactobacilos se adhieren a las paredes del sistema gastrointestinal, impidiendo así que lo hagan las bacterias dañinas.

También pueden mejorar los molestos síntomas del reflujo gástrico, como la acidez, las náuseas y vómitos después de comer.

Promueven una mejor nutrición del organismo, ya que gracias a ellos, al absorción de los nutrientes es mucho más efectiva.

La diarrea, es solo una reacción de defensa de nuestro organismo para librarse de algunas bacterias patógenas que estén causando algún desequilibrio.

Al consumir lactobacilos de manera regular, se reduce de manera notoria los casos de diarrea, evitando las demás complicaciones como debilidad y deshidratación.

Estas son solo otras razones para incorporar no solo el yogurt, sino todos los derivados lácteos a tu dieta y al de tu familia con mayor protagonismo.

Y además no olvides, que para aprovechar de una manera natural y segura todos los beneficios de los lácteos, posee la poderosa fórmula de Osteo Vigor.

Si eres intolerante a la lactosa, pero deseas aportar mayor cantidad de proteínas a tu cuerpo, además de minerales esenciales como calcio y fósforo, sin duda, esta es la mejor manera.

Cuida de la salud de tus huesos y dientes, además, protege el bienestar de cartílagos y articulaciones, todo, en una sencilla y muy segura fórmula natural.

¿Quiénes no pueden consumir lácteos?

Si presentas molestias estomacales o algún tipo de malestar después de comer o beber algún alimento derivado de la leche, es probable que seas intolerante a la lactosa.

La lactosa, no es otra cosa que el azúcar que se encuentra presente en la leche y en todos los alimentos derivados lácteos.

Para que el intestino delgado logre descomponer esta sustancia de manera correcta, necesita de una sustancia llamada lactasa, lo cual no es más que una enzima digestiva.

Las personas que son intolerantes a la lactosa, simplemente no poseen la suficiente cantidad de la enzima lactasa para lograr un trabajo efectivo.

En este sentido, siempre será necesario el consumo de productos libres de lactosa por cubrir los requerimientos en calcio y otras sustancias nutritivas.

Algo que te será de mucha ayuda en este sentido, son los suplementos especializados, te aportan todos los nutrientes de manera segura y sin efectos secundarios.

Otro consejo muy útil, es que siempre prefieras el consumo de productos lácteos descremados, ya que aportan los mismos nutrientes con menor cantidad de grasas.

En el caso de los niños, si no son intolerantes a la lactosa, alimentarlos con leche completa, esta contiene los nutrientes y las grasas que ellos requieren para su desarrollo.

Existen muchos otros alimentos capaces de aportar calcio y proteínas, recuerda que debes combinar todos los grupos alimenticios para lograr una correcta nutrición.

Siempre debes consumir una dieta balanceada, rica en vegetales, frutas y verduras, controlando siempre el consumo de azúcares y carbohidratos.

Una dieta correcta, rica en calcio y vitamina D, reduce en gran medida los riesgos de osteoporosis, pero si la combinas con ejercicios regulares, el éxito está seguro.

Puedes notar que el cuidar de ti y los tuyos no es una tarea imposible de hacer, solo necesitas la información correcta y empezar a cambiar los hábitos perjudiciales.

Empieza hoy mismo a cuidar y querer tu cuerpo, vale la pena el mantenerlo en óptimas condiciones, recuerda que te acompañará por el reto de tu vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *