Alimentos necesarios para que el cuerpo reciba las proteinas necesarias

¿Qué son los aminoácidos y por qué son tan importantes?

¿Qué son los aminoácidos y por qué son tan importantes?

Última actualización: 19-11-2018. Equipo Nutricioni

Es preciso tener un conocimiento básico sobre la química de las proteínas para entender la nutrición y otros conceptos del metabolismo.

En una definición bastante conceptual, un aminoácido es una pequeña molécula orgánica que contiene, al menos, un grupo amino (-NH2) de naturaleza básica y un grupo carboxilo (-COOH), de carácter ácido.

En una definición más simple, son los elementos químicos de los cuales provienen las proteínas, que están formadas por cadenas de aminoácidos fusionados por enlaces peptídicos.

Esto indica que los aminoácidos al unirse fabrican las proteínas, vitales para el funcionamiento de nuestro organismo.

Aunque el cuerpo destina para distintos propósitos todos los tipos de aminoácidos, obviamente los más importantes son aquellos que originan las proteínas.

Sin embargo, estas no son las únicas funciones que estos van a desarrollar en nuestro organismo.

Es evidente que los aminoácidos están presentes en las células que forman el cuerpo, lo que significa que son básicos para la vida.

Alimentos necesarios para que el cuerpo reciba las proteinas necesarias

Esenciales y no esenciales

Existen 22 aminoácidos, que se clasifican entre esenciales y no esenciales, dependiendo de si son o no producidos por el organismo.

Los aminoácidos no esenciales son aquellos que nuestro cuerpo puede producir por sí mismo y que también podemos adquirir por medio de la alimentación, pero que si no los ingerimos no pasa nada ya que se regeneran solos.

Son los siguientes: alanina, asparagina, aspartato, cisteína, glicina, glutamato, glutamina, hidroxilisina, hidroxiprolina, prolina, serina y tirosina.

Los aminoácidos esenciales son, por el contrario, los que no se producen en el organismo, por lo que es necesario que los ingiramos a través de la dieta diaria, ya que de otra forma no los obtendremos.

Estos son: leucina, isoleucina, valina, metionina, lisina, fenilalanina, triptófano, treonina, histidina y arginina. Los dos últimos se consideran semi esenciales porque dependen del resto de los componentes de la dieta.

Otro caso especial es la histidina que no se puede sintetizar por el cuerpo durante la infancia, pero que se convierte en no esencial en la edad adulta.

Como fuentes de aminoácidos no esenciales se pueden mencionar: la carne, los huevos, los lácteos y algunos vegetales como la espelta, la soja y la quinua.

Algunas funciones esenciales de los aminoácidos

Entre los procesos que dichos elementos ejecutan se encuentran los siguientes:

  • Permiten la transportación de algunas sustancias químicas de una a otra célula.
  • Son capaces de reservar todos los nutrientes esenciales para el cuerpo.
  • Ayudan a regenerar la musculatura.
  • Sirven de apoyo en el tratamiento de diversas enfermedades y ante las carencias de minerales o vitaminas.

Bien, hemos mencionado algunas funciones que dichos compuestos desarrollan y que no dejan de ser vitales.

De hecho ciertos aminoácidos se pueden convertir en otros aminoácidos, proteínas, glucosa, ácidos grasos o cetonas.

Veamos esas funciones que llevan a cabo algunos aminoácidos:

  • Aspartato, GABA, glutamato, glicina: actúan como vehículos químicos, transportando información de una célula a otra.  
  • Valina, leucina e isoleucina: conforman los aminoácidos de la musculatura, conocidos como cadena ramificada y que están presentes en las proteínas musculares.
  • Alanina: esencial para la salud del hígado, ya que ayuda a depurar las toxinas y a convertir la glucosa en energía. Por esto último es considerado uno de los más importantes.
  • Arginina: facilita el flujo sanguíneo y mejora la función inmunológica.
  • Glutamina: actúa como protector del estómago, el tracto intestinal y mejora la función hepática.
  • Lisina: es un elemento limitado, que actúa como puente a otros aminos, se obtiene por medio de la alimentación.
  • Prolina: actúa como humectante natural de la piel, es por ello de las más vitales.
  • Treonina: crean sitios activos de enzimas.
  • Glicina: produce glutatión y porfirina, un componente de la hemoglobina.
  • Metionina, histidina, fenilalanina, tirosina, triptófano: elaboran diversas sustancias y aminoácidos útiles.

Brazo doblado mostrando musculo con fondo de una playa

Aminoácidos que favorecen al organismo

Como se ha visto, los aminoácidos son, en suma, los cimientos básicos del cuerpo ya que forman las proteínas y son una fuente de energía, como las grasas y los carbohidratos. Comprenden una parte muy extensa de nuestro cuerpo y de varios de los procesos que este ejecuta día a día.

En este sentido, sostener un balance de ellos tiene un registro  perenne de beneficios, que comienzan por propiciar el aumento de la musculatura hasta regenerar el sistema inmunológico.

A continuación se destacan, algunos de los beneficios que dichos elementos  brindan a nuestro cuerpo:

  • Obtendremos mayor resistencia física.
  • Se elevan nuestros niveles de energía.
  • Permiten la recuperación muscular luego de realizar grandes esfuerzos.
  • Hacen posible el aumento de la  hormona de crecimiento.
  • Contribuyen a la  pérdida de peso y de grasa sin desperdiciar proteínas.
  • Normalizan los niveles de azúcar en nuestro organismo.
  • Disminuyen la fatiga.
  • Calibran las funciones del  sistema nervioso.
  • Colaboran con el proceso cardiovascular.
  • Entre otros.

Anatomía del músculo de la rodilla, del tendón y del cartílago

Compuestos indispensables para el cuerpo

La importancia de los aminoácidos es vital, debido a que como fundadores de enzimas y conductos, equilibran la mayoría de los procesos metabólicos en el cuerpo humano y son esenciales para mantenernos sanos.

Son los responsables de la resistencia y regeneración dentro del cuerpo.

Son extremadamente versátiles, siempre que se disfrute de una salud estable y se mantenga en buen estado el organismo.

Si eres de las personas a las que les gusta ejercitarse y que usualmente cumplen con un  plan de dietas para favorecer más sus rutinas, sin supervisión de un nutricionista, debes hacer una verificación de lo que comes para que tus aminoácidos estén en las cantidades adecuadas.

Debemos tener en cuenta que los niveles de aminos pueden variar mucho de persona a persona y van a depender de factores como: edad, el metabolismo, el estrés,  estabilidad emocional, entre otros.

Estos definirán los distintos tipos de aminoácidos esenciales para permanecer estables.

Dieta balanceada: carga adecuada de aminoácidos 

Como sabemos, la alimentación es de gran importancia para tener una buena salud y una mejor calidad de vida.

Existen personas que no prestan atención a la forma en la que se alimentan, ni a los alimentos que ingieren, asumiendo que ya están bien nutridos solo porque cumplen con sus tres comidas todos los días, pero recordemos que alimentarse no es solamente comer cualquier cosa.

Evidentemente todos los alimentos que ingerimos aportan al organismo nutrientes, vitaminas, minerales y proteínas.

En estas últimas (las proteínas) se encuentran los aminoácidos, que debemos obtener por medio de algunos alimentos, para que nuestro organismo disfrute de los importantes beneficios que estos brindan.

Todos los aminoácidos pueden obtenerse en las cantidades necesarias a partir de fuentes alimenticias, incluso para quienes sean vegetarianos.

Entre los alimentos que nos pueden brindar una mayor carga de aminoácidos se encuentran:

  • Los huevos.
  • Lácteos (quesos, leche y yogurt).
  • Las carnes (rojas y blancas).
  • Los frutos secos.
  • Los cereales integrales.
  • Las legumbres.
  • Los granos.

Todos los mencionados anteriormente contienen una carga elevada de aminoácidos esenciales.

Aparte de estos, existen también hierbas y plantas como el jengibre, la achicoria, el ginseng, ricas en aminoácidos esenciales, que brindan un aporte extra contribuyendo así con nuestra salud.

Aminoácidos y proteínas, ¿son lo mismo?

Al leer un poco acerca de los aminoácidos, se puede presumir que son lo mismo que la proteínas, pero la verdad es que no.

Las proteínas son los principales componentes de parte de nuestras células, mientras que los aminoácidos son los bloques de construcción de las proteínas.

Lo que sí es cierto, es que ambos compuestos trabajan de forma articulada para mantener la estabilidad de nuestro cuerpo.

Los aminoácidos interactúan y se unen de acuerdo con su conducta química formando de esta forma las proteínas.

Un dato para resaltar es que las proteínas se pierden constantemente en el cuerpo y la ausencia de sustento alimenticio causa daños y problemas. Ocasionando así efectos secundarios y un evidente deterioro en la salud del individuo.

Hablemos de la calidad nutricional de los aminoácidos

En esta oportunidad se hace referencia a la cantidad y diversidad de aminoácidos englobados en las proteínas de la dieta, de manera que aquellas de elevada calidad son las que poseen todos los aminoácidos.

Por lo tanto es preciso seleccionar alimentos que contengan proteínas de alta calidad para obtener así un aporte correcto de aminoácidos.  

Para conocer el valor nutricional de los alimentos es necesario, no sólo saber qué alimentos aportan proteínas, sino también aquellos que proveen las de mayor calidad y de contenido graso más favorecedor.

Sin embargo, el número de proteínas que cada ser humano requiere va a depender de la edad, sexo, composición corporal entre otras.

Aminoácidos, agentes contra enfermedades

Algunos estudios recientes han demostrado que los aminoácidos, son efectivos en la lucha contra la diabetes, la depresión, la osteoporosis, los infartos, los trastornos metabólicos, la inmunodeficiencia, el envejecimiento y hasta la caída del cabello, entre otros problemas de salud.

Toda esta influencia que ejercen dichos compuestos se debe a que es de vital relevancia en la vida diaria y en el balance del organismo de todo ser humano.

Esto ha llevado a que no solo podamos adquirir los aminoácidos de forma natural en los alimentos, sino también a través de la ingesta de algunos suplementos artificiales elaborados por industrias nutricionistas y farmacéuticas.

Estos suplementos artificiales generalmente se ingieren junto a una dieta adecuada que permite que sea más eficaz el tratamiento ante dichas patologías. No obstante, todo debe ser tomado bajo prescripción médica.

Coadyuvantes en la actividad física

Como hemos podido apreciar los aminoácidos constituyen unos de los nutrientes vitales que integran la alimentación de todo ser humano. Ejecutan importantes funciones y también intervienen en el mantenimiento del organismo.

Por ser lo aminoácidos los encargados de dar origen a las proteínas, y estas cumplir el cometido de regenerar y aumentar el tejido muscular, son un agente importantísimo para quienes se ejercitan a diario, realizan alguna actividad física o practican algún deporte.

Los aminoácidos que actúan directamente sobre los músculos son: Lisina, Treonina y Triptófano. Posibilitan la tonificación muscular, a través de  los movimientos y contracciones que se ejecuten al realizar una actividad física.

Colaboran con las vitaminas y minerales en el cumplimiento de sus funciones y otorgando energía al cuerpo.

Las personas que tienen un estilo de vida que depende de una rutina física (deportistas, atletas, fisicoculturistas), eligen o les son prescritos, algunos suplementos artificiales que les ayuden a complementar y les permitan de manera más rápida el incremento de la masa muscular.

Por esta razón los aminoácidos han ganado mucha más importancia, volviéndose el componente ideal para aquellos sujetos que pretenden alcanzar una cuerpo muscularmente definido y bien tonificado.

Mentiras y realidades sobre los aminoácidos

Es preciso desmentir ciertas “leyendas urbanas” sobre los aminoácidos. Aquí se exponen algunas de ellas:

  • Es totalmente falso que se debe cumplir una dieta que incluya la carne como proteína principal para tener el nivel justo de aminoácidos.

Las personas vegetarianas o veganas pueden mantener un equilibrio en su ingesta de aminoácidos si saben combinar los alimentos de la manera correcta, aprovechando las fuentes de proteína vegetal, como la soja y otros de gran valor proteico.

  • Es verdad que tanto el déficit como la ingesta exagerada de proteínas afecta la salud de los riñones.
  • Es cierto que si ingerimos alimentos altos en aminoácidos o proteínas, aumenta la masa muscular. Pero hay que tener presente que se debe articular el ejercicio con una alimentación balanceada.
  • Es falso que Incrementar el consumo de proteínas y bajar el de carbohidratos ayuda a perder peso. Lo que sí es cierto es que los aminos ayudan a quemar grasa gracias al ejercicio.
  • Una gran verdad es que los alimentos con altos niveles de aminoácidos satisfacen más al estómago, ya que permanecen más tiempo, lo que retarda un poco más las necesidad de comer.

Como dato adicional podemos decir que los aminoácidos por sí mismos son indispensables para que los otros nutrientes sean correctamente absorbidos y metabolizados.

Recuerda, al organismo hay que tomárselo en serio y mientras más cuidado pongamos en conocer los elementos vitales de su funcionamiento mejor será nuestra calidad de vida.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *