¿Existen estrategias para mejorar la memoria sin presión?

¿Existen estrategias para mejorar la memoria sin presión?

Última actualización: 30-11-2018. Equipo Nutricioni

 

¿Existen estrategias para mejorar la memoria sin presión?

La memoria es la capacidad que tenemos de recordar nuestras experiencias y vivencias. Es una capacidad inherente a todo ser vivo.

Son las imágenes que grabamos en la mente de todo lo que pasamos, vivimos gozamos y sufrimos. Todo lo experimentado está guardado y clasificado como en una biblioteca.

.Todo organismo vivo posee memoria aunque sea rudimentaria, gracias a ella los seres vivos logran aprender y sobrevivir. Los animales recuerdan que especies les pueden hacer daño y cuales les alimentan.

Muchas personas creen tener mala memoria. Muchas veces el estrés y el cansancio nos hace ser distraídos. Pero existen maneras sencillas y divertidas para mejorarla.

Etapas del proceso de la memoria

Conocer como es el proceso de la memoria es necesario para poder mejorarla.

Existen tres etapas durante las cuales el cerebro almacena los acontecimientos:

  • Registro
  • Guardado
  • Recuperación

En la etapa de registro el cerebro necesita fijar el acontecimiento a recordar, por lo cual no se debe distraer durante la misma.

Esta etapa es muy importante para garantizar la recuperación del acontecimiento. Es necesario fijar muy bien el suceso, asociándolo a imágenes fáciles de recordar o con significado para quien está realizando el registro.

Por ejemplo, si queremos recordar una fecha de un aniversario, recorremos las imágenes del evento a recordar.

En la fase de guardado se cataloga el suceso para asignarle un lugar en el banco de memoria.

En el banco de memoria hay compartimientos ordenados según una clasificación para hacer más fácil la siguiente fase. La clasificación puede ser muy variada, ajustándose a la persona que la hace.

Podemos pensar en esta fase como un gran almacén o tienda donde cada pasillo está identificado según lo que en él se puede encontrar.

Para recuperar el dato guardado se hace una búsqueda del suceso según la clasificación que se le ha dado. En cada pasillo se ordenan las imágenes registradas.

Siguiendo con la comparación con el almacén o tienda, se localiza el suceso por la categoría donde se le guardó, localizando el pasillo dado.

Si queremos llaves de lavamanos nos dirigimos al pasillo de utensilios para baños, o si lo que queremos es pintar la sala nos dirigimos al pasillo de pinturas.

Se debe clasificar la información. Y para un mejor acceso a ella es necesario un buen sistema de codificación.

Por ejemplo para recordar la lista de compras se visualiza la cocina recorriendo cada estante de ella para así recordar lo que íbamos a comprar.

Optimización del proceso memorístico

Estas fases de registro, almacenaje y recuperación, se realizan de una manera más o menos consciente y su efectividad depende  de la potencialidad de la memoria.

Pero también de la forma en que maneje el proceso de cada fase, si se optimiza cada fase se logra un mejor uso del recurso de memoria.

Es de hacer notar que en el proceso de registro es de suma importancia poner atención.

Siempre se pone atención cuando escuchamos o aprendemos, pero hay que hacer hincapié en esta atención, si estamos distraídos es posible que el suceso no se fije en nuestra memoria.

Así nos acontece que no recordamos un determinado suceso porque estábamos haciendo otra cosa durante su registro.

A veces no recordamos si cerramos la puerta porque estábamos pensando en la próxima reunión con los amigos, o no recordamos donde pusimos las llaves por estar pendientes de que el perro está ladrando en la puerta trasera.

Se puede construir un castillo de memoria, el cual consiste en edificar en la mente una estructura con las imágenes a recordar.

Cada imagen está relacionada con la siguiente haciendo una estructura con la forma de icosaedro. Esta es un sólido con veinte caras triangulares.

En conclusión debemos concentrarnos en la tarea que estemos realizando para así no perder detalles, detalles que luego nos ayudan en el proceso de recordar.

La concentración es determinante en esta fase ya que permite calidad en los recuerdos guardados.

El estrés es un factor determinante para bloquear nuestra memoria, por eso debemos relajarnos, poner atención pero sin crear una presión innecesaria que sería contraproducente.

Existen casos de personas que se quejan de no poder recordar determinados acontecimientos o aquellos que siempre olvidan fechas importantes; porque simplemente no estaban poniendo atención en el momento de registrar el hecho.

La memoria es un proceso de imágenes, guardamos imágenes asociadas a aquello que queremos recordar. Para acordarse es necesario visualizar lo que queremos no olvidar.

Para recordar una fecha determinada se debe visualizar en un contexto gráfico, como un calendario o en la pantalla del celular.

La memoria está alojada en el cerebro y el cerebro es como un músculo o una maquinaria.

Si no lo ejercitamos se vuelve fofo e inútil. Existen infinidad de ejercicios para el cerebro y debemos practicar algunos para poner tonificarlo.

La memoria y la edad

Es un hecho conocido que  la edad es determinante para la memoria, a medida que ésta avanza se va perdiendo capacidad.

Pero es posible revertir este deterioro mediante ejercicios,  técnicas y una alimentación balanceada.

Cuidar y proteger  la memoria es una forma de prevenir el Alzhéimer y la demencia senil.

Oxigenar el cerebro, caminar al aire libre y hacer ejercicios cardiovasculares. Son recursos disponibles para casi todas las personas sin importar la edad.

Bailar es un buen ejercicio, mover el cuerpo al ritmo de la música ayuda a mantener el cerebro sano.

Se pueden desarrollar estrategias divertidas para lograr una mejor memoria,  divirtiéndose se logran las metas casi sin esfuerzo. Se dice que lo aprendido con risas no se olvida. Y no se siente como una obligación.

Entrenar el cerebro para lograr una mejor memoria

Los ejercicios para el cerebro no son necesariamente complicados; con tan solo salir de la rutina ya representa un entrenamiento para él.

Cambiar algo aunque sea insignificante, cepillar los dientes con la mano no dominante, buscar caminos nuevos para ir a donde normalmente vamos. Son ejemplos de cosas que fácilmente podemos llevar a cabo.

Los ejercicios para el cerebro deben ser adaptados a cada persona, porque cada individuo es único. Lo que sirve a uno no necesariamente sirve a otro, así debemos buscar las mejores técnicas.

Realizar gimnasia cerebral es algo muy recomendado. Este concepto fue desarrollado por el Dr. Paul Dennison a mediados de los años 70.

Consiste en una serie de ejercicios basados en que el cuerpo y el cerebro son un todo, por lo cual se logran mejoras en el funcionamiento del cerebro al mover el cuerpo.

Una alimentación balanceada mejora la memoria

La alimentación es un factor muy importante a tomar en cuenta para lograr una buena memoria, tener buenos hábitos alimenticios ayuda a mantenernos sanos y obtenemos un mejor desarrollo en general.

La dieta diaria para mejorar la memoria debe incluir:

  • Plátano.
  • Nueces.
  • Manzana.
  • Salmón y trucha.
  • Levadura de cerveza.
  • Brócoli
  • Linaza.
  • Espinacas.
  • Germen de trigo.
  • Ajos.
  • Cebollas.
  • Espárragos.
  • Avena.
  • Lentejas.
  • Pimientos.
  • Cítricos.

Podemos confeccionar un menú diario incluyendo algunos de estos alimentos para lograr la alimentación balanceada que ayuda a potenciar nuestro cerebro y por ende la memoria.

Es importante tomar mucha agua, nuestro cuerpo está compuesto principalmente de agua, bebiendo entre seis u ocho vasos de agua al día.

Los extractos vegetales utilizados por distintas civilizaciones desde hace milenios, como el ginkgo biloba, hierba de san juan y aminoácidos, se combinan de manera efectiva en MetaMente, para mejorar la memoria a cualquier edad.

Los juegos, los idiomas  y el humor mejoran la memoria

Juegos de memoria, con cartas de baraja española o de póker, haciendo parejas entre ellas así el juego no requiere de tecnología.

Pero para los amantes de ésta, existen juegos computarizados que agregan niveles de dificultad a medida que va mejorando la memoria.

Algunos juegos de computadora sugeridos; Mahjong Titans, que  consiste en hacer parejas de fichas dispuestas en la pantalla de la misma, y todos los juegos de memoria donde se voltean fichas, el ajedrez 3D y el tradicional.

Mnemotecnia (también conocida como mnemotecnia) Las reglas mnemotécnicas consisten en hacer correlaciones con palabras y frases cortas a fin de recordar  aquello que no queremos olvidar.

En matemáticas existe la frase: “un día vi una vaca vestida de uniforme” para recordar la fórmula de las integrales por partes.

En electricidad se utiliza la frase “viva la reina isabel” para recordar la fórmula de la ley de Ohm.

Para el cerebro es más fácil recordar frases que números o fórmulas, por eso la mnemotecnia es un recurso válido y muy utilizado en todas los niveles.

Las frases deben ser jocosas para que sean fáciles de recordar. De esta manera sirven para retener conceptos de forma sencilla.

Aprender, ya sea un idioma, un instrumento musical o un baile nuevo. Estas actividades, además de ser muy relajantes y amenas ayudan a desarrollar la plasticidad del cerebro, creando literalmente nuevas conexiones neuronales.

Moverse, cantar y bailar son excelentes actividades para la memoria

Bailar: mover el cuerpo ayuda con los procesos dentro del cerebro.

Un baile muy interesante es el tango. Para la mayoría de las personas es una experiencia nueva y por esto constituye un reto para la mente.

Consta de instrucciones precisas y metódicas por lo cual es excelente para mantener el cerebro ocupado además de que es un ejercicio cardiovascular y aeróbico.

Música: La música puede ayudar también a desarrollar una mejor memoria, inventando o usando canciones que indiquen los pasos de aquello a recordar.

Por ejemplo; los pollitos dicen que no olvide el libro porque de otro modo estaré en problemas.

O se puede confeccionar una tonada con la lista de compras y así no olvidar ni la leche ni los tomates.

Aprender las canciones de los artistas de moda, o que son de nuestro gusto, canciones viejas y nuevas practicando cantarlas en voz alta a capela o con acompañamiento.

Ejercicio físico: Aprender a jugar béisbol, fútbol, básquet, o cualquier deporte en el que haya que seguir reglas y mover el cuerpo.

O también deportes que no sean en grupo, en caso de no contar con amigos dispuesto a ejercitarse con uno.

El tenis solo necesita de otra persona dispuesta, también el raquetbol, o más sencillamente la pelota de goma. Sólo dos personas pueden realizar actividades deportivas siguiendo las reglas establecidas por el deporte elegido.

Es posible también practicar deportes individuales; atletismo, lanzamiento de peso, jabalina, natación, saltos de trampolín, donde también se seguirán reglas y lo importante es el esfuerzo físico logrado luego de la actividad.

Ejercitar la memoria es un proceso

En resumen para desarrollar estrategias para mejorar la memoria no es necesario tener un doctorado en ciencias, tan solo comprometerse a lograr la meta.

Se pueden resumir en unas pocas estrategias:

  • Poner atención a las cosas que realizamos día a día.
  • Juegos para el cerebro
  • Alimentación sana y balanceada.
  • Aprender cosas no necesariamente por trabajo.
  • Mover el cuerpo.
  • Practicar un deporte.
  • Salir de la rutina.
  • Cantar a todo pulmón

El cerebro es el computador personal más completo, puede procesar a la vez, muchas más operaciones que el computador electrónico más avanzado del mundo, por eso debemos mantenerlo sano, mejorando sus procesos con sencillas técnicas.

Soluciones rápidas y naturales para mejorar la memoria

En la actualidad el avance de la ciencia y la tecnología han permitido desarrollar ayudas farmacológicas para el proceso de la memoria, permitiendo mejoras en las funciones neuronales.

También se han desarrollado suplementos nutricionales que permiten mejoras  en la memoria y otras funciones corporales.

MetaMente está hecho a base de vitaminas y extractos vegetales de eficacia comprobada. Es una excelente opción para los estudiantes que necesitan mejorar su rendimiento académico.

En conjunto con las técnicas descritas,  MetaMente ayuda a mantener el cerebro sano y a mejorar la memoria.

Incluso se ha comprobado en pacientes con Alzheimer, quienes han reportado mejoras en sus funciones de memoria.

Con el suplemento MetaMente y manteniendo una sana alimentación, la práctica de ejercicios  o cualquier práctica física, manteniendo el cerebro alerta, lograremos una  memoria óptima a lo largo de nuestra vida.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *