comida paradisiaca, Mujer con ostras frescas y copa de champagne en la mesa

¿Qué es la líbido?: dos teorías y consejos para aumentarla

¿Qué es la líbido?: dos teorías y consejos para aumentarla

Última actualización: 26-01-2019. Equipo Nutricioni

¿Qué es la líbido? Conocemos como líbido el deseo sexual o impulso sexual que puede sentir una persona.

Sigmund Freud le da una explicación un poco más compleja al término, haciendo mención de la energía psíquica.

Sin embargo, la medicina trata a la líbido específicamente como un deseo sexual  y cuando los niveles de la líbido son bajos, puede ser un indicio de tener alguna patología.

Hablando médicamente, normalmente la reducción de la líbido se le atribuye a alteraciones emocionales como la depresión, que es un trastorno en el estado anímico. Que se caracteriza por presentar sentimientos negativos como tristeza y culpa.

Esto trae como consecuencia la falta de interés y disfrute de las personas hacia las cosas.

También puede ser el síntoma de un desorden hormonal que reduce los niveles de estrógenos en la mujer y testosterona en el hombre.

Existen corrientes del psicoanálisis que le dan otro enfoque a la líbido, la teoría de Sigmund Freud explica, que el deseo sexual es la motivación primaria del comportamiento de las personas.

O la teoría de Carl Jung, que explica la líbido como la expresión de las funciones vitales del hombre.

En la actualidad se da gran importancia a la líbido en una relación de pareja, que puede ser complementada con el uso de Creador de Músculo.

amor atraves de lo fisico, Pareja con sobrepeso. Concepto de estilo de vida saludable Adultos obesos sobre fondo blanco. Familia feliz juntos

Desarrollo psicosexual según Sigmund Freud

Para Sigmund Freud la líbido es una de las principales fuentes de energía que motiva el comportamiento del hombre.

Freud explica, que cuando somos niños se pasa por una serie de etapas que se asocian a la sexualidad y variadas fijaciones que quedan en el inconsciente y determinan la vida del adulto. Esas etapas son:

Etapa oral. Ocurre durante los primeros 18 meses de vida aproximadamente, aquí se manifiestan las primeras pretensiones de satisfacer los requerimientos de la líbido.

En esta etapa la boca es el primer instrumento con el que se trata de obtener placer, también es con la boca que el niño explora el ambiente que lo rodea, por eso intenta llevarse todo a la boca y morderlo.

Cuando se le impide al niño rotundamente que se lleve algo a la boca, puede representar un bloqueo que conlleva a que ciertos problemas se fijen en el inconsciente.

Etapa anal. Después de pasar por la etapa oral y hasta los 3 años aproximadamente, se entra en la etapa en la que el niño empieza a controlar esfínteres para defecar.

Etapa fálica. Esta etapa se sitúa entre los 3 y 6 años aproximadamente, aquí el niño asocia su zona erógena a sus genitales, y por este motivo encuentran placer en orinar, también en esta fase comienzan a tener interés por las diferencias entre el hombre y la mujer.

Etapa de latencia. Comienza a los siete años y dura hasta llegar al comienzo de la pubertad. En esta fase se detiene la examinación en cuanto a la parte sexual, esta etapa está vinculada con las manifestaciones de vergüenza y pudor.

Etapa genital. Comienza en la pubertad y la líbido es tan intensa que existe dificultad para reprimirla, aquí regresan a ser los genitales la zona erógena. Pero con la diferencia, que ya se tienen las competencias necesarias para desarrollar su sexualidad por medio de lazos de apego hacia otras personas.

La sexualidad según Carl Jung

Carl Jung fue el creador de la “Escuela de Psicología Analítica” y reconocía a la líbido como una entidad psíquica enérgica en general.

La teoría de la sexualidad que plantea Carl Jung es distinta a las teorías de Sigmund Freud. Jun publicó dos libros acerca del tema “Metamorfosis” y “Símbolos de la líbido”.

Jung a diferencia de Freud no creía que la líbido fuera de naturaleza meramente sexual. Para él la líbido es una energía indefinida, y la sexualidad es sólo una de sus manifestaciones.

Jung tiene un concepto de la líbido más amplio y que va más allá de las connotaciones sexuales que implica.

Tampoco estaba de acuerdo con las teorías acerca del complejo de Edipo o complejo de Electra. Admitía que los niños si sienten especial cariño por el padre de sexo opuesto pero sin una connotación sexual. Para él una madre es un símbolo de protección y no de erotismo.

Jung fue el creador del concepto de anima (elemento femenino dentro del hombre) y animus (elemento masculino dentro de la mujer).

Para Jung tener sexo sin amor representa una contención del anima del hombre, en cambio cuando se tiene sexo con amor favorece a la realización de la armonía y equilibrio exacto de la integridad interior. Pero este equilibrio sólo es alcanzado cuando una persona reconoce el valor que tiene su pareja sexual.

El hombre que es reprimido y de carácter violento, ve el sexo solamente como un acto físico, degradando a su pareja, porque sólo la ve como a un objeto.

Cuando la mujer es reprimida actúa del mismo modo, o simplemente mantiene el sexo al margen porque le infunde temor.

Los seguidores de Jung opinan que hay que unir el anima y el animus, para conseguir el desarrollo social e individual de la persona.

Hoy en día tomar suplementos como Creador de Músculo pueden ser de gran utilidad para estimular la líbido.

Hombre joven empezando a tocar a mujer previo a la relación sexual

La líbido en las mujeres y en los hombres

La líbido entre las mujeres y los hombres es igual, pero se manifiesta de maneras distintas en el organismo.

Normalmente en las mujeres pesan más tabúes y prohibiciones, por este motivo en momentos se manifiesta una líbido baja.

La líbido en el hombre suele ser más intensa e impulsiva, lo que quiere decir que el deseo sexual del hombre nace desde su interior. Mientras que en la mujer el deseo sexual se origina cuando es incitado por su pareja y se produce la excitación.

También se encuentra el factor biológico, en el que las hormonas juegan un papel fundamental en la líbido.

La hormona encargada de propiciar la líbido es la testosterona, que es una hormona masculina secretada en los testículos, pero también producida por la mujer, pero en menor cantidad en los ovarios.

En la mujer los estrógenos, son las hormonas femeninas, también intervienen en los niveles de líbido de la misma.

En las mujeres las hormonas oscilan a causa del ciclo menstrual, lo cual afecta la líbido. El ciclo menstrual tiene una duración aproximada de 28 días, a mitad del ciclo ocurre la ovulación y días previos a que esto suben mucho los niveles de estrógeno. Por tal motivo los niveles de líbido son altos y se encuentra en su mayor plenitud.

Por el contrario, en las mujeres que recién han dado a luz, tienen un nivel de líbido muy bajo, debido a que después de dar a luz se dispara la prolactina, que es una hormona que disminuye el deseo sexual.

En los hombres el nivel de líbido más alto ocurre en las mañanas, debido a que en esos momentos se incrementan los niveles de testosterona, por eso es que los hombres prefieren tener relaciones sexuales cuando se despiertan.

¿Cómo aumentar la líbido en el hombre?

  • El hombre puede aumentar la líbido incluyendo en su dieta alimentos afrodisíacos ricos en zinc, que ayudan a elevar los niveles de testosterona que hace incrementar la líbido en gran proporción.
  • Es fundamental reducir los alimentos ricos en carbohidratos o ingerirlos en exceso, sobretodo los que tienen una gran cantidad de azúcar. Porque incrementa los niveles de insulina, la cual tiene relación directa con la reducción en la producción de testosterona, lo que a su vez disminuye la líbido.
  • Ingerir alimentos que contengan omega 3, ya que favorece a la circulación de la sangre por todo el cuerpo e incrementa los niveles de testosterona, que como ya hemos mencionado, es el soporte principal de la líbido.
  • Eliminar el uso de los tabacos como el cigarro, porque además de perjudicar a la salud, en especial a los pulmones, también disminuye la líbido. Por los efectos causados por la nicotina, que con el paso del tiempo se van acumulando en las arterias, alterando una correcta circulación de la sangre.

cerrar la mano del hombre con la quema de cigarrillo como pene en el tabaquismo causar la disfunción eréctil sexual y el concepto de advertencia de impotencia aislado en el fondo del grunge

  • Mantener una rutina de ejercicios, ya que estos ayudan a incrementar los niveles de testosterona.
  • Intentar reducir los niveles de estrés. Cuando los niveles de estrés están muy altos podemos utilizar métodos de relajación como yoga, la meditación, ejercicios de respiración o cualquier ejercicio que libere tensión.
  • Otro elemento fundamental es poder dormir bien, la carencia o falta de sueño puede ocasionar algún nivel de estrés y afectar directamente la líbido, porque reduce drásticamente los niveles de testosterona.

Para dormir bien se pueden emplear algunas técnicas de relajación, tomar un té antes de dormir, o haber tenido un día de mucha actividad física.

  • Utilizar suplementos naturales que ayuden a mejorar la circulación de la sangre o incrementar la energía que son agentes indispensable para aumentar la líbido, se recomienda el uso de Creador de Músculo.

¿Cómo aumentar la líbido en las mujeres?

Algunos de los aspectos que influyen en la sexualidad de la mujer y que debe cuidar para aumentar su deseo sexual:

Cuidado emocional. Las emociones afectan la líbido de la mujer e inclusive, puede llegar a inhibir por completo el deseo sexual.

En caso de llegar a padecer de ansiedad o depresión de manera continua, debe ser atendido por un especialista, ya que afectan todas las áreas de la vida e inclusive el aspecto sexual.  

Una de las formas que tiene la mujer de liberar tensión es cuando se comunica abiertamente y expone sus sentimientos.

También es recomendable tener relaciones afectuosas con otras personas, trabajar en algo en lo que se sienta satisfacción, realizar alguna actividad de interés para ti, disponer de tiempo libre para las cosas que son de provecho para ti misma.

Incrementa tu imaginación. La lectura de publicaciones de tipo erótico como novelas románticas pueden ser de provecho para hacer volar la imaginación y te hagan sentir y vibrar.

No limites tus pensamientos o emociones en cuanto al sexo y aprender a experimentar el placer sexual a través de la imaginación.

Ver películas eróticas también te pueden ayudar.

Activa tu energía femenina. Existen muchos métodos que pueden activar tu energía femenina, como ejercicios de relajación de los músculos de la vagina o ejercicios de concentración.

Otro método puede ser realizar danzas, como por ejemplo la danza del vientre, donde realizas movimientos de la pelvis.

Nutre tu relación de pareja. La líbido de la mujer está vinculada al amor y al nivel de unión emocional que exista en su relación de pareja.

Lo que suceda fuera de la alcoba tendrá influencia a la hora de la intimidad, por eso es importante brindarle tiempo a tu pareja y nutrir la relación.

Si tienes problemas con tu pareja es recomendable asistir a terapia.

Alimentos que te pueden ayudar aumentar la líbido

La líbido también está relacionada con los nutrientes que le suministramos a nuestro cuerpo y que son necesarios para realizar las funciones del mismo y por ende la producción de hormonas entra dentro de esas funciones.

Las cuales pueden verse alteradas cuando no se cuenta con los nutrientes necesarios. Algunos de los alimentos que pueden ayudar a mantener los niveles de la líbido son:

Cacao. El cacao posee más del 50 de feniletilamina, que es una sustancia que  provoca la liberación de endorfinas y serotonina que incita al incremento de la líbido.

Cacao en diferente presentaciones, granos, chocolate derretido y en tableta

Ostras. Es rico en zinc, que es un mineral fundamental para la fabricación de la testosterona, también cuenta con acido aspartato y aspártico que son elementos que favorecen la producción de testosterona.

Miel. El término luna de miel se origina de una tradición palestina, donde las personas  tomaban durante el primer mes de casados agua-miel, debido a que la miel proporciona energía y ayuda en la elaboración de testosterona.

Pollo. Porque el pollo es rico en zinc y vitaminas del grupo B, primordialmente vitamina B6. Estos nutrientes están estrechamente vinculados con la formación de testosterona.

Nuez moscada. Tiene la cualidad de incitar las células nerviosas y mejorar la circulación de la sangre, lo que conlleva a un incremento en el deseo sexual.

Chile picante. Tiene la cualidad de acelerar al corazón, también ayuda al cerebro a liberar endorfinas, hormona que proporciona placer y felicidad.

El picante también contribuye a mejorar el sistema nervioso, y todas estas juntas estimulan la excitación sexual.

Plátano. El plátano contiene una sustancia llamada bufotenina, que es un alcaloide semejante a la serotonina, que mejora la confianza, el estado de ánimo y estimula el deseo sexual.

Una baja en el cuerpo de la líbido puede solucionarse incluyendo en la dieta alguno de estos alimentos, pero también utilizando un suplemento adecuado como Creador de Músculo.

Como pudimos apreciar la líbido desempeña un papel muy importante en la vida de cualquier ser humano.

Debemos desarrollarla sanamente y apoyarnos en las cualidades de las vitaminas y los suplementos alimenticios para lograr disfrutarla a cabalidad junto a nuestra pareja.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *