¿Qué es la fibromialgia? Síntomas, alimentación y tratamientos

¿Qué es la fibromialgia? Síntomas, alimentación y tratamientos

Última actualización: 17-12-2018. Equipo Nutricioni

La fibromialgia es una afección que se caracteriza porque la persona presenta dolor musculoesquelético generalizado y sensación dolorosa a la palpación en los músculos, áreas que rodean la inserción de tendones y tejidos blandos inmediatos.

La persona que la padece puede presentar también rigidez muscular, cansancio y alteraciones del sueño.

En la fibromialgia puede estar afectado cualquier tejido fibromuscular, en especial los del occipucio, los hombros, el tórax, el cuello, los muslos y la zona lumbar.

Mujer con dolor en la espalda baja. Columna vertebral (ilustración)

Aunque puede aparecer en hombres, niños y adolescentes, la fibromialgia es más frecuente en mujeres, generalmente jóvenes o de mediana edad.

El diagnóstico es clínico. A veces se presenta en pacientes con enfermedades reumáticas sistémicas.

Estudios recientes coinciden en que la fibromialgia puede ser un trastorno de la sensibilidad al dolor mediado por mecanismos centrales.

La causa es desconocida, pero se cree que contribuyen una alteración de la etapa 4 del sueño y la tensión emocional.

Síntomas de la fibromialgia

De acuerdo con estudios realizados se puede concluir que la fibromialgia consiste en una anomalía en la percepción del dolor, de manera que se perciben como dolorosos, estímulos que habitualmente no lo son.

  • Además de dolor, la fibromialgia puede ocasionar rigidez generalizada, sobre todo al levantarse por las mañanas, y sensación de inflamación mal delimitada en manos y pies.
  • También pueden notarse hormigueos poco definidos que afectan de forma difusa sobre todo las manos.
  • Muchas veces la persona se queja de que le duele todo, pero en otras ocasiones los síntomas son referidos como quemazón, molestia general o desazón.
  • Frecuentemente el dolor varía de acuerdo con la hora del día, el nivel de actividad, los cambios climáticos, la falta de sueño o el estrés.

articulaciones inflamadas, dolores en el cuerpo, Ilustración médica que muestra articulaciones inflamadas y dolorosas.

También son muy frecuentes síntomas como:

  • Poca tolerancia al esfuerzo.
  • Cansancio severo.
  • Alteraciones del sueño.
  • Ansiedad y tristeza.
  • Rigidez muscular que aparece por la mañana y que empeora con el reposo.
  • Pérdida de memoria y dificultad para concentrarse.
  • Dolor de cabeza.

Causas de la fibromialgia

A pesar de que el dolor es constante, los síntomas de la fibromialgia surgen como brotes, presentándose a veces fases de estabilidad.

Cada persona evoluciona de una forma diferente. Por esta razón, es difícil definir las causas de la fibromialgia y establecer un tratamiento único.

Hay personas que desarrollan la enfermedad sin alguna causa aparente.

En otras comienza después de procesos identificables como puede ser una infección bacteriana o viral, un accidente de tránsito, o en otros casos aparece después de que otra enfermedad conocida limite la calidad de vida.

Mujer joven con ropa deportiva con dolor en la espalda superior e inferiorMujer joven con ropa deportiva con dolor en la espalda superior e inferior

Sin embargo, dichos agentes desencadenantes no parecen causar la enfermedad, sino que, probablemente, lo que hacen es estimularla en una persona que ya tiene una anomalía oculta en la regulación de su capacidad de respuesta a determinados estímulos.

Está demostrado que en pacientes con fibromialgia los neurotransmisores del dolor están alterados.

En síntesis, existe una disminución de serotonina, que interviene en la inhibición de las sensaciones dolorosas y en el estado de ánimo.

Tratamiento para la fibromialgia

La afección en sí no tiene un tratamiento concreto ni definitivo.

El objetivo del tratamiento es producir el alivio del dolor y tratar los síntomas que lo acompañan, con el fin de conseguir una notable mejoría en la calidad de vida de los pacientes que la padecen.

Resulta fundamental conocer la naturaleza de la enfermedad y cuáles son los factores desencadenantes de los brotes, suministrar tratamiento para las alteraciones psicológicas asociadas como ansiedad y depresión, en caso de que las haya, y realizar ejercicio físico suave diariamente.

mujeres caminando en un parque mujeres en sus 30 años caminando juntas al aire libre. Lindas mujeres rubias y en forma de unos 30 años que son activas y trabajan para mantenerse saludables

Es de suma importancia fomentar las mejores condiciones con la finalidad de que el paciente pueda tener un sueño reparador.

Dormir en una cama cómoda, contar con una almohada baja; evitar la ingesta de sustancias y bebidas estimulantes, las temperaturas extremas, los ruidos y las luces.

Los analgésicos pueden disminuir de manera parcial el dolor.

Otros medicamentos utilizados son los relajantes musculares y antidepresivos, que aumentan los niveles de serotonina y mejoran los síntomas de la fibromialgia, pero todos ellos deben suministrarse bajo estricta vigilancia médica.

Diagnóstico de la fibromialgia

El diagnóstico de la fibromialgia se establece tomando en consideración los siguientes aspectos:

  1. Dolor generado por la palpación digital de puntos sensibles específicos. Debe ejercerse una fuerza de unos 4 kg sobre el punto. Una palpación que produce dolor es un resultado positivo.
  2. Antecedentes de dolor en el lado izquierdo y derecho del cuerpo, por encima y por debajo de la cintura, y en el esqueleto axial: columna cervical, tórax anterior o columna torácica, o zona lumbar, durante por lo menos tres meses.
  3. En pacientes que padecen enfermedades reumáticas sistémicas, el diagnóstico de fibromialgia simultánea puede ser más difícil, ya que la misma puede malinterpretarse como un estado de gravedad de la artritis reumatoide o de lupus eritematoso sistémico.

Ilustración de diferentes tipos de dolores en un hombre

Factores a considerar con el fin de evitar posibles errores médicos

-Existen numerosas investigaciones médicas que proponen diferentes teorías con respecto a las causas y síntomas de la fibromialgia, generando controversias en cuanto a si se trata de una patología de origen cerebral o del sistema periférico.

-Es fundamental establecer un diagnóstico firme porque ahorra todo un peregrinaje en busca de diagnósticos o tratamientos, mejora la ansiedad que produce sentirse adolorido sin saber la causa, y permite establecer objetivos realistas.

-La polimialgia reumática puede también producir mialgias generalizadas, en especial en adultos mayores; es posible distinguirla de la fibromialgia porque tiende a afectar los músculos proximales en forma selectiva y la velocidad de eritrosedimentación está elevada.

-La fibromialgia suele confundirse con el síndrome de fatiga crónica, que puede causar mialgias generalizadas similares y astenia, y los resultados de los estudios de laboratorio son normales.

-Astenia es el término médico con el cual se designa la fatiga física, y está caracterizada por una debilidad generalizada y prolongada del organismo y una disminución del poder funcional.

Mujer recien levantada presenta dolor en cuello y espalda

A diferencia de una fatiga normal, este estado de agotamiento no ocurre después de un esfuerzo y no desaparece con el reposo. Puede tratarse de un estado aislado (es entonces cuando se habla de síndrome de fatiga crónica) o de un síntoma de una enfermedad.

Mialgia: qué es y cuáles son sus síntomas

La mialgia es un dolor muscular bastante común en muchas personas.

Sin embargo, no es una enfermedad o un trastorno, sino un síntoma que se puede llegar a experimentar en varias situaciones y que es necesario conocer puesto que puede significar una condición subyacente importante.

En la mialgia el dolor del músculo puede variar, siendo desde leve hasta insoportable, según la causa y el estado de salud general de la persona que lo padece.

Además, el dolor también puede estar asociado a rigidez y espasmos.

La manifestación de los síntomas de la mialgia dependerá del área que está siendo afectada.

El dolor a menudo puede ser severo y el inicio puede ser repentino y persistente durante algunos días e incluso semanas, dependiendo de la intensidad y la causa del dolor.

La mialgia puede afectar también las cervicales, por lo que los dolores de cabeza en la zona occipital también pueden ser un síntoma de padecimiento de mialgia.

Mujer joven sentada en un escritorio mientras se toca la cabeza y la espalda baja con gesto de dolor

La mialgia cervical puede también manifestarse con deterioro de visión, problemas al tragar e incluso con rigidez facial.

¿Qué hacer cuando se padece de fibromialgia?

  1. Limitar al máximo el consumo de azúcares (dextrosa, glucosa, maltosa, lactosa, fructosa, miel), ya que los niveles elevados de insulina empeorarán dramáticamente el dolor. Las frutas frescas y enteras son una mejor opción para consumir azúcares.
  2. Consumir, preferiblemente, alimentos frescos. Llevar una alimentación rica en alimentos sin conservantes, ni aditivos químicos, podría aliviar los síntomas desencadenados por problemas de salud coexistentes, como el síndrome del intestino irritable
  3. Reducir el consumo de granos tanto como sea posible, ya que se metabolizan de forma muy similar a los azúcares. Esto también incluye el consumo de granos orgánicos, sin procesar. El trigo y el gluten son el principal tipo de granos que se deben evitar.
  4. Evitar, en lo posible, el consumo de vegetales solanáceos. Los vegetales solanáceos como los tomates, papas y berenjenas podrían desencadenar en algunas personas artritis y problemas de salud que causan dolor.
  5. -Evitar los irritantes hepáticos como: café, fritos, alcohol, azúcar, leche (yogur, queso), grasas procesadas (saturadas y trans), hidratos de carbono refinados (pan, pasta, galletas, bollería), aditivos, colorantes, conservantes, alimentos procesados o muy elaborados, y carnes rojas.
  6. -Utilizar con moderación levadura. Consumir levadura también podría contribuir con el crecimiento de hongos, que a su vez pueden contribuir con el dolor.
  7. -Limitar el consumo de productos lácteos pasteurizados. Muchas de las personas que sufren de fibromialgia tienen problemas para digerir la leche y sus productos derivados. No obstante, hay quienes pueden tolerar los productos lácteos sin pasteurizar provenientes de fuentes orgánicas.
  8. Evitar el consumo de carbohidratos. Un elevado porcentaje de los pacientes que padecen fibromialgia, tienen un bajo funcionamiento suprarrenal, lo que afecta el metabolismo de los carbohidratos, lo que aumenta las posibilidades de causar una hipoglucemia.
  9. Limitar al máximo el consumo de comida chatarra. Además de contribuir con el aumento de peso y el desarrollo de malos hábitos alimenticios, este tipo de comida podría también irritar los músculos, alterar el sueño y comprometer el sistema inmunológico.
  10. Evitar los aditivos como el glutamato monosódico, ya que este es un neurotransmisor excitatorio que podría estimular los receptores de dolor; los niveles de glutamato en el líquido cefalorraquídeo han demostrado correlacionarse con los niveles de dolor en los pacientes con fibromialgia.
  11. Eliminar el consumo de aspartame. Este endulzante artificial contenido en muchos productos “sin azúcar”, es parte de un grupo químico llamado excitotoxinas, que activan las neuronas que pueden aumentar la sensibilidad al dolor.
  12. Reducir al máximo el consumo de carne de cerdo, ternera, embutidos, huevo, aceites vegetales refinados, margarinas, ya que representan una rica fuente de ácido araquidónico (omega 6) que contribuye a los procesos inflamatorios, aumentando la probabilidad de que aparezca el dolor.

Imagen en primer plano de guisantes en una comida de almuerzo

Algunas consideraciones en relación a la fibromialgia

En los pacientes con fibromialgia se ha observado carencias crónicas de calcio y magnesio, que puede ser responsable de los calambres y contracturas del músculo liso.

Las mujeres con fibromialgia suelen tener bajos los niveles de hierro y vitamina D.

Es importante aumentar la capacidad antioxidante de la dieta de las personas que padecen fibromialgia, mediante el consumo de alimentos ricos en vitaminas A, C, E, selenio, zinc y polifenoles.

Así mismo, es conveniente planear una dieta antiinflamatoria para reducir el dolor y la inflamación, mediante el consumo de alimentos ricos en ácidos grasos omega-3, y aumentar el consumo de especias que mejoran la respuesta al dolor como: albahaca, romero, cúrcuma y jengibre fresco.

polvo de curcuma en recipiente de madera, con cuchara de madera

Es recomendable realizar en estos pacientes un análisis de intolerancias alimentarias y de histaminosis, pues se ha observado con gran frecuencia que se benefician con la exclusión de alimentos del grupo de las solanáceas, tales como: patata, tomate, pimiento, berenjena.

Otros datos relevantes

De la misma manera, las proteínas de la leche y del trigo, principalmente, producen alteraciones intestinales que provocan afectación inmunológica, favoreciendo las intolerancias y las patologías autoinmunes como la fibromialgia.

La dieta recomendada para los pacientes que padecen de fibromialgia ha de ser alcalinizante; es decir, con poca presencia de alimentos acidificantes y un consumo adecuado de frutos secos y verduras de hojas verdes que aportan minerales como calcio, magnesio y potasio.

Se recomienda el consumo de mariscos, sobre todo de ostras, cereales integrales, algunas legumbres, y yema de huevo, ya que proporcionan un significativo aporte de magnesio y zinc, favoreciendo la absorción de calcio tanto a nivel digestivo como óseo.

Ostras

Se ha observado, de igual manera, que los alimentos que aportan vitamina D, como el pescado azul, anchoas y lácteos, favorecen la asimilación de calcio.

También es importante saber

Estudios recientes han demostrado que la fibromialgia está relacionada con un desequilibrio de las sustancias químicas cerebrales que controlan el estado de ánimo, y por lo general está relacionada con la fatiga y el insomnio.

Las dietas acidificantes con frecuencia provocan cansancio, palidez, dolor de cabeza, altibajos emocionales, contracturas musculares, caries, caída de cabello y uñas quebradizas.

El ácido cítrico del limón, cuando se diluye en agua, genera una almohadilla de citrato de carácter alcalinizante.

Es importante evitar también la ingesta de alimentos como espárragos, coliflor y brécol o brócoli, ya que reducen la capacidad desintoxicadora del hígado.

Aumentar el consumo de espinacas, remolacha, queso de cabra, manzana rallada, cebolla y aceite de oliva extra virgen, ya que estos alimentos ayudan a controlar el estreñimiento y permiten repoblar la flora intestinal.

ensalada nutritiva de rabano, Verduras crudas frescas - remolachas, guisantes y frijoles, calabacín, pimientos, cebollas, ajo, especias sobre un fondo claro. Fondo de cocción, espacio para texto. Vista superior

Ejercicio físico en pacientes con fibromialgia

Una de las mejores herramientas no farmacológicas que permiten reducir el dolor y mejorar los aspectos particulares de la fibromialgia y sus síntomas asociados son los ejercicios físicos programados.

La fibromialgia es calificada por algunos especialistas como el síndrome del dolor. El dolor crónico y difuso es el síntoma más representativo de esta enfermedad, referido por muchos pacientes como una quemazón en los músculos.

Los dolores pueden incrementarse debido a factores ambientales o emocionales, tales como ansiedad o estrés. Igualmente, existen puntos sensibles, generalmente en áreas cervicales y lumbares, hombros y caderas, en los cuales el dolor es más intenso.

Es fundamental tener en cuenta que antes de comenzar cualquier programa de ejercicio físico el paciente debe haber mejorado sus síntomas de dolor y fatiga por medio de un tratamiento médico.

La actividad física debe ser incluida de forma sistémica como parte constitutiva del tratamiento.

  1. Ejercicios aeróbicos: los ejercicios aeróbicos ayudan a aliviar el dolor de los puntos sensibles y resultan efectivos para el bienestar general del paciente.

Los de bajo impacto, como caminar, por ejemplo, evitan la atrofia muscular, fomentan la circulación y mejoran la resistencia cardiorrespiratoria.

Lo más importante es comenzar de forma lenta e ir incrementando gradualmente la intensidad de los ejercicios.

Es recomendable realizar la actividad en días alternos y con una duración aproximada de 30 minutos, considerando que puede incrementarse o disminuir de acuerdo a la sintomatología.

  1. Ejercicios de flexibilidad: los ejercicios de flexibilidad, cuando se realizan correctamente y mediante estiramientos suaves, alivian la tensión muscular y en algunos casos pueden ayudar al fortalecimiento de los músculos encogidos.

Antes de comenzar, se debe realizar un calentamiento suave. El estiramiento debe realizarse hasta el límite de resistencia del músculo, sin producir dolor, y mantenerse durante aproximadamente 10 a 20 segundos.

  1. Ejercicios de fuerza: los ejercicios de fuerza hacen posible un aumento de la fuerza máxima y de la capacidad funcional, disminuyendo los efectos de la fibromialgia a nivel neuromuscular.

Es indicado trabajar con cargas bajas, progresivas, realizando varias repeticiones (entre 15 y 20).

No es recomendable un entrenamiento de fuerza a alta intensidad, es decir, basado en pocas repeticiones con cargas elevadas.

  1. Ejercicios acuáticos: es posible realizar en el agua todo tipo de ejercicios, ya sea aeróbicos, de flexibilidad, de resistencia, de fuerza o de relajación.

natacion, mujer deportista, mujer joven con gafas y gorra de natación estilo de trazo de arrastre delantero en la piscina de carreras interior de agua azul

Lo importante es estar atento a la temperatura del agua, la cual se sugiere sea de 34º C, ya que el frío agrava los síntomas de la enfermedad.

Los ejercicios en el agua ayudan a disminuir el dolor, la rigidez muscular, la fatiga, la cantidad de puntos sensibles, mejoran la calidad del sueño, la vitalidad y la función cognitiva.

Papel de la vitamina D en el tratamiento de la fibromialgia

Los enfoques terapéuticos actuales en pacientes con fibromialgia incluyen la educación del paciente, la terapia conductual, el ejercicio físico, el manejo del dolor y el alivio de los síntomas crónicos, es decir, es multidimensional, ya no se basa sólo en las terapias farmacológicas.

Además del papel fundamental en la homeostasis del esqueleto y del calcio, la vitamina D manifiesta una abundancia de acciones extraesqueléticas que incluyen la modulación del crecimiento celular, las funciones neuromusculares y el aumento de propiedades antiinflamatorias.

Representación de una playa y arena, debido que es el medio donde obtenemos vitamina D

Estudios realizados recientemente han observado una elevada frecuencia de niveles séricos bajos de calcifediol en pacientes con dolor agudo y fibromialgia, de allí el incremento del interés del uso de la vitamina D en patologías reumáticas.

Algunas investigaciones recientes sobre los efectos beneficiosos de la vitamina D, demuestran que los niveles bajos de esta vitamina pueden empeorar los síntomas de la fibromialgia, entre otras cosas.

También se ha demostrado que los rayos del sol son un importante analgésico natural.

Aunque la vitamina D es un excelente aliado contra las patologías dolorosas, cuando las concentraciones de esta vitamina en la sangre son muy elevadas puede ser perjudicial para el organismo.

Por lo general, los signos de esta toxicidad incluyen náuseas, vómito, inapetencia, resfrío, debilidad generalizada y pérdida de peso.

¿Es posible llevar una vida normal si se padece de fibromialgia?

Es recomendable aceptar y adaptarse a la enfermedad, respetando el ritmo del cuerpo; eso ayuda a mejorar la autoestima y a evitar la depresión.

Aunque el dolor es el eterno compañero de quienes padecen fibromialgia, ésta no es una enfermedad degenerativa.

Se deben aprovechar las fases buenas que se presenten, aunque sean pocas, intentando llevar una vida activa, para no desconectarse del entorno social.

Es vital hacer ejercicio físico moderado, incrementando poco a poco la intensidad.

Llevar una vida sexual activa, hasta donde el cuerpo lo permita, también ayuda a desenfocarse de los trastornos ocasionados por esta tediosa enfermedad.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *