¿Qué es la fatiga muscular?

¿Qué es la fatiga muscular?

Última actualización: 17-03-2019. Equipo Nutricioni

Se considera fatiga muscular, cuando se tiene una disminución total o parcial de la cantidad de fuerza que los músculos producen.

Cuando se produce la fatiga muscular hay que tratarla, de lo contrario puede producirse una lesión. Por lo general, la fatiga muscular no es síntoma de una enfermedad.

Es por ello que, puede ser tratada naturalmente con remedios naturales, descansa y suplementos. Dentro del grupo de los suplementos cuentas con Aliviáne , un producto 100% natural.

De igual forma, debes de guardar reposo, mantener una alimentación balanceada y mantener controlados los niveles de estrés. Siguiendo estos consejos, puedes mejorar rápidamente

De no tener mejoría al cabo de unos días, debes consultar al médico, este te hará unas pruebas para descartar que sea síntoma de una enfermedad.

Por otro lado, cuando la fatiga muscular es producto de un sobreesfuerzo físico, bien sea por una actividad diaria o por un deporte se debe buscar la causa.

Ya que, la fatiga muscular se puede deber a:

  • Una insuficiencia en el suministro de energía a los músculos.
  • Alteración en el flujo de calcio, este mineral es necesario para que se realicen las contracciones en las fibras musculares.

A la fatiga musculares producto del sobreesfuerzo físico, se les conoce también como fatiga metabólica.

Esto ocurre debido a que, cuando un cuerpo lleva mucho tiempo realizando una actividad de forma continua, se produce una acumulación de metabolitos en los músculos.

Dicha acumulación hace que se reduzcan los sustratos energéticos provocando la fatiga muscular.

Síntomas y prevención de la fatiga muscular

La fatiga muscular, generalmente aparece cuando ya los músculos no responden. Las fuerzas desaparecen de repente, se presenta falla en las piernas o brazos ambos inclusive.

Se siente que las energía del cuerpo se va, obligando a disminuir la velocidad e incluso a detenerse por completo. Además de la pérdida de energía, la fatiga muscular presenta otros síntomas, estos son:

  • Variación en la presión arterial.
  • Respiración precipitada y anormal.
  • Aumento considerable del ritmo cardíaco.
  • Estímulo confuso.
  • Falta de coordinación
  • Cambio de la función locomotora.
  • Dolor generalizado.
  • Pesadez muscular.
  • Agotamiento extremo.
  • Ansiedad.
  • Sensación de incomodidad.

Esto síntomas se presenta debido a que el cuerpo a llegado al límite de sus capacidades. Esto es algo que no se puede predecir, ya que el límite de una persona es muy variable.

Esto dependerá de diferentes aspectos, tales como la genética, la alimentación y el estado físico de la persona. La fatiga muscular puede ocasionar que disminuya tu calidad de vida.

Para evitarlo, las personas que está padeciendo de fatiga muscular busca diversas estrategias para disminuir las molestias. Sin embargo, para tratarla adecuadamente es necesario conocer qué es lo que está causando la fatiga.

Habitualmente, los tratamientos que se emplean para tratar la fatiga muscular, están destinado a disminuir o eliminar los dolores musculares. Así como a incrementar la fuerza muscular y fortalecer la salud en general.

Para ello se puede emplear Aliviáne , elaborado con extracto de hierbas naturales como el sauce blanco, la garra del diablo y la raíz de jengibre. Estas hierbas ayudan a disminuir el dolor que ocasiona el sobreesfuerzo físico.

De igual forma, cuenta con bromelina y papaína, estas son enzimas que disminuye la inflamación y fortalece el sistema inmunológico.

Fatiga muscular; ¿Qué la causa?

La causas de la fatiga muscular son muy diversas, algunas de ellas son:

El sobreesfuerzo físico: esta se presenta cuando la persona realiza actividades física, Donde tiene que emplear fuerza, incluso superiores a las que tiene. Estos altos niveles de exigencia ocasionan la fatiga muscular.

Es importante señalar que, cuando se realiza actividades cognitivas también se puede presentar fatiga muscular. Esta se produce por cualquier movimiento o fuerza física, como secuela del esfuerzo intelectual realizado.

La alimentación: es fundamental para tener una vida saludable y llena de energía. Es por ello que, cuando se tiene una dieta balanceada se garantiza salud y bienestar general.

Sin embargo, mantener una alimentación adecuada dependerá del tipo de vida que lleves.

Esto se debe a que los requerimientos de una persona que realice gran esfuerzo físico no debe ser igual a la que lleva una vida más sedentaria. Es de notar que la energía que se emplea en cada persona  no es la misma.

De igual forma, los músculos del cuerpo se pueden ver afectado por una mala nutrición. Ya sea por carencia de calcio, glucosa, acumulación de ácido láctico en los músculos son causante de la fatiga muscular.

La deshidratación: también hace que presentes fatiga muscular. Esto se debe a que el cuerpo necesita agua para cumplir con sus funciones básicas, cuando se encuentra deshidratado, el organismo no funciona correctamente.

Esto  provoca una sensación de pesadez, debilidad y temblor en todo el cuerpo. Es por ello que, la fatiga muscular en muchos casos se puede presentar por falta de agua en el organismo.

Cabe acotar que, la cantidad de agua que se ingiere va a depender de la actividad física que se realice o del clima donde se encuentre. De igual forma, influyen los niveles de estrés a los que te encuentres expuesto.

El descanso: dormir bien o descansar después de una rutina de ejercicio fuerte es fundamental para reponer las energías perdidas. Cuando no se descansa lo suficiente se produce la fatiga muscular.

entrenamiento exhaustivo, Fatiga, agotamiento y debilidad muscular

La fatiga muscular también es producida por la mente

La fatiga muscular puede ser producida de forma indirecta por tu estado emocional o mental. Esto se debe a las diferentes enfermedades psicológicas como el estrés, la depresión o apnea del sueño.

A continuación se explicara como las enfermedades psicológicas pueden hacer que se presente la fatiga muscular.

El estrés: cuando estas pasando por una etapa difícil y el estrés te agobia, no tiene la capacidad de aguantar tu peso. Es por ello que el agotamiento emocional ocasiona la fatiga muscular.

Es posible que descansando un día, practicando rutinas de relajación esta fatiga disminuye y logres tener una vida placentera.

Si por el contrario, no logras controlarlo dejando que se transforme en una fatiga crónica, vas a llevar un peso que no permitirá que desarrolles una vida plena.

La depresión: se caracteriza por ser una perturbación de índole psicológico.  Por lo general, la persona que la padece, siente una profunda tristeza y una autoestima baja.

Presente poco interés por las cosas que lo rodean y gran disminución de sus facultades psíquicas. En muchas ocasiones no come ni duerme bien ocasionando un deterioro en la salud.

Este deterioro ocasiona que esta falta de energía, sin fuerzas, está cansada todo el tiempo, por lo que la fatiga muscular se presenta con facilidad.

Apnea del sueño: esta es una enfermedad afecta el descanso nocturno, evitando el sueño reparador. Esto se debe a que mientras duerme, se produce una falta de aire ocasionando que te despiertes, estos se repite varias veces.

Cuando se produce la falta de aire reiteradamente, te interrumpe el sueño evitando que descanse correctamente. Como ya se dijo no descanso y dormir mal es una de las causas de la fatiga muscular.

Es normal que cuando duermes mal te levantas cansado y con dolor en el cuerpo.

¿Las enfermedades producen fatiga muscular?

Así como las enfermedades mentales ocasionan fatiga muscular, las enfermedades físicas también las ocasionan. A continuación unas enfermedades que te pueden causar fatiga muscular:

Las infecciones: esta produce desgastes ya que el cuerpo consume energía al combatir las bacterias que produce la infección.

Dicho desgaste energético causa fatiga muscular, razón por la cual el individuo por lo que no puede desempeñar las tareas cotidianas.

Fibromialgia: es una enfermedad que ocasiona dolor agudo por ciertas zonas del cuerpo. Se caracteriza por ser un estado de cansancio generalizado, se encuentra  vinculado con estrés.

La diabetes: ocasiona que las personas se canse más de la habitual, debido a la glucosa contenida en la sangre. Esta no es distribuida a todas las células, motivo por el cual el cuerpo queda sin energía.

De igual forma, esta enfermedad origina que se tenga ganas de orinar frecuentemente para poder eliminar el exceso de azúcar del cuerpo. Esto ocasiona que se pierda masa muscular, lo que conlleva a la fatiga muscular.

La anemia: la sangre se encarga de oxigenar todo el cuerpo, para ello debe necesita hemoglobina.

La hemoglobina, se caracteriza por ser una sustancia con gran contenido de hierro, cuya función principal es el transporte del oxígeno desde los pulmones.

Cuando se presenta una carencia de hierro en la sangre, la hemoglobina no cuenta con los recursos necesarios para oxigenar las células del cuerpo.

Esto hace que el organismo pierda vitalidad y originando la anemia en consecuencia un cansancio generalizado y fatiga muscular.

Alteraciones de la tiroides: esta es una glándula que se encuentra detrás de la clavícula, tiene forma de mariposa.

Esta glándula se encarga de segregar hormonas que determina con qué velocidad se consumen las calorías y los latidos del corazón. Cuando no funciona correctamente, desestabiliza el equilibrio corporal.

Dicho desequilibrio causa que se consuman de forma inusual las calorías, de igual forma causa movimientos acelerados de los órganos cardiacos, dando paso a la fatiga.

Las enfermedades cardiacas: cuando el corazón no cuenta con las fuerzas necesarias para bombear la sangre se ve reflejado en fatiga generalizada.

¿Se puede evitar la fatiga muscular?

La fatiga muscular se puede evitar si se ponen en práctica los siguientes consejos:

Realiza ejercicios: aunque parece algo un poco contradictorio, el realizar ejercicios ayuda a disminuir la fatiga muscular.  Para ello debes contar con un asesor en deporte.

Al realizar ejercicios con una intensidad acorde a tus necesidades y condición física te ayuda a liberar hormonas. Dichas hormonas, hacen que tu cuerpo y tus músculos se activen, otorgándole fuerza.

Realizar ejercicio es una forma muy efectiva de combatir la fatiga muscular. Dentro de los ejercicios que puedes hacer están; las flexiones, el caminar o trotar.

También puedes realizar otras actividades como bailar o nadar, lo importante es que pongas el cuerpo en movimiento.

La cena: debe ser por lo menos con tres horas de anticipación, además  debe contener alimentos ligeros, esto facilita la digestión facilitando el descanso nocturno.

Desayuna: de forma saludable, esto te brindará la energía que necesita para el desarrollo de las actividades diarias. Asegúrate que este se encuentra equilibrado y contenga proteínas, carbohidratos, frutas y vegetales.

Toma Aliviáne: es un producto natural, que está diseñado para tratar las proteínas dañadas del cuerpo. De esta manera se evita el dolor del sobreesfuerzo físico.

Este producto cuenta con jengibre es una especie de raíz que tiene poderosas  propiedades medicinales, entre ellas está el poder antiinflamatorio y analgésico.

Elimina las toxinas: ya que esta son causante de fatiga e tu cuerpo y pueden ocasionar enfermedades. Así que no está mal que en ocasiones te realices una dieta depurativa.

Delega: no tomes toda la responsabilidad para ti, de vez en cuando debes de pedir ayuda a las personas que se encuentran a tu alrededor. De esta manera puedes disminuir los niveles de estrés y evita la fatiga muscular.

Descansa del deporte: cuando realizas deportes, debes tomar un tiempo para descansar. Para ello debes de tener uno o dos días a la semana para descansar.

De esta manera evitaras que se acumule  ácido láctico y que te sientas agotado.

Relájate: Date un baño relajante, lee un libro o escucha música tranquila. Cambiar de rutina, impedirá que sumes fatiga.

Alimentación para evitar la fatiga

Cuando deseas evitar la fatiga muscular, lo mejor que puedes hacer es tener una alimentación balanceada. De esta manera llenas de energía tu cuerpo, para ello cuentas con los siguientes alimentos:

Las carnes rojas: Son una fuente de proteína que ayudan al fortalecimiento muscular. Son una excelente fuente de glutamina, aminoácido esencial en los músculos.

Los carbohidratos complejos: aportan glucosa y facilitan la producción de glucógeno, que alimenta tus músculos.

Las fibras: Reduce el colesterol y ayuda a mantener los niveles de energía. Está presente en los salvados, como la avena y el salvado de trigo.

Las frutas: Excelente fuente de glucosa, que te da energía. Incluye cambur, pera y naranja ya que aportan potasio, que disminuyen el cansancio.

Algunos alimentos específicos son:

Tomate: contribuye a metabolizar el ácido láctico, es muy bueno por su contenido es 90% agua.

Verduras verdes: todas las hortalizas verdes son una fuente rica en hierro y zinc. Esos minerales proveen una óptima aireación de nuestro cuerpo en esos periodos de máxima exigencia.

Semillas de calabaza: se caracterizan por tener gran cantidad de nutrientes, entre ellos: excelente antioxidante, vitaminas B, E. De igual forma contienen ácidos grasos esenciales, selenio, zinc, así como magnesio, que facilitan la recuperación muscular.

Colaboran en la reducción de colesterol malo y, por ende a regularizar la tensión arterial.

Nueces: incluyendo las propiedades de los frutos secos, se le adiciona la colina. La colina es la encargada de de que se conectan las neuronas.

Y fósforos y zinc, dos elementos primarios para eliminar para lidiar con el cansancio muscular.

Plátanos; ricos en nutrientes. Aportan energía al organismo, debido a la Vitamina B6 que contiene.

La avena: es un cereal  que provee energía  y es rica en vitaminas.

Las pastas: por ser carbohidrato en forma de almidón es uno de los alimentos que aporta más energía al cuerpo.

Nutrientes que combaten la fatiga muscular

Dentro de los nutrientes que ayudan a combatir la fatiga muscular se tiene:

El calcio: es un mineral que forma parte elemental del sistema óseo, pues está involucrado directamente con la formación de los huesos. Este mineral además, es muy necesario ya que se emplea en las contracciones musculares.

Los alimentos que contiene gran cantidad de calcio son los productos lácteos.

La vitamina D: es necesaria para asegurar la absorción del calcio por el organismo. Esta se puede obtener de forma natural al estar expuesto al sol, también tras el consumo de los productos lácteos. Estos además de proporcionar el calcio ayuda a que este sea absorbido por el organismo.

El glucógeno muscular: se caracteriza por ser un polisacárido. Este es una fuente de energía que abunda en el hígado y el la fibra musculares.

Sus beneficios radican en que se puede transformar en glucosa cuando es requerido por el cuerpo. Es por ello que evita que se produzca la fatiga muscular.

Es importante señalar que, los niveles de glucógeno que se tengan en el cuerpo va a depender de la cantidad de masa muscular se tenga. Además de la cantidad de fibra y el tipo de entrenamiento.

Ácido láctico: este proviene de la desintegración de la glucosa durante el entrenamiento. Cuando se produce un exceso de este ácido evita que el calcio en los músculos.

Debido a esta acción del ácido láctico, los músculos se ven afectado, ya que no se produce la contracción y la relajación muscular correctamente.  De igual forma, evita que se rompa las moléculas de glucosa, estas son las que proporcionan energía al organismo.

Las vitaminas del complejo B: estas son las que se encargan de transportar la glucosa por el cuerpo. De esta manera es que se distribuye la energía uniformemente llegando al músculo que la requiere.

El omega 3: se caracteriza por ser una grasa poliinsaturada, que se obtiene mediante los alimentos los suplementos alimenticios. Es consumo de el omega 3 ayuda a la recuperación muscular, disminuyendo considerablemente el efecto del ácido láctico sobre el organismo.

ejercitar los musculos, Un tipo sin camisa en el gimnasio, entrena su cuerpo para mantenerse en forma y tiene músculos definidos. El atleta levanta pesas y fatiga. Concepto de: deporte, gimnasio, músculos y fitness.

Aliviáne para disminuir la fatiga muscular

Ya se han dado valiosos consejos para evitar que se produzca la fatiga muscular. Sin embargo, en el caso de los deportistas, evitar que se produzca la fatiga es casi imposible.

Afortunadamente cuenta con Aliviáne , este es un producto natural, que ayuda a combatir los dolores causados por la fatiga o el sobreesfuerzo físico después de una rutina deportiva.

Este producto cuenta con extracto de planta, raíces y de hierbas naturales tales como:

El jengibre: se caracteriza por ser una raíz, que contiene gran cantidad de vitamina del grupo B  y vitamina C entre sus componentes. Además cuenta con minerales como magnesio, calcio,  entre otros.

Esta raíz, posee también propiedades medicinales como: antiinflamatorios y analgésico, que alivian los dolores que se producen por la fatiga muscular.

El sauce blanco: es empleado en la medicina tradicional china ya que colabora con el alivio de los dolores musculares.

Esto se debe a que contiene un poderoso antiinflamatorio, además de propiedades analgésicas.

Es importante señalar que, la salicina resulta ser un precursor del ácido acetilsalicílico, conocido comúnmente como aspirina.

El sauce blanco fue empleado durante décadas para combatir los dolores musculares. En la actualidad, la salicina se emplea en su forma original, en productos como Aliviáne.

Garra del diablo: es una planta medicinal con propiedades antiinflamatorias y analgésicas utilizada para aliviar dolores musculares y articulares.

Estás mismos beneficios los aporta Aliviáne que contiene extracto de garra del diablo entre sus componentes naturales. Y se consume en forma de cápsula.

Contiene propiedades analgésicas que ayudan a aliviar los dolores que causan las inflamaciones y mejora los síntomas causados por la fatiga crónica.

No esperes más, evita la fatiga muscular y los dolores que esto implica con productos naturales. De esta manera no sufrirás los efectos secundarios de los fármacos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *