¿Qué es el sueño?

¿Qué es el sueño?

Última actualización: 16-01-2019. Equipo Nutricioni

El sueño, es un proceso fisiológico extraordinario que actualmente es objeto de estudio por muchos científicos. Conocer el misterio que gira en torno a este proceso tan maravilloso, es una tarea muy emocionante que poco a poco se va esclareciendo.

La biología del sueño ha demostrado ser un factor importante en la vida de las personas. Sus trastornos clínicos dejan al descubierto que dormir es importante para la salud integral de las personas.

Actualmente, en el mundo, existe una tendencia; se trata de una reducción del tiempo de sueño en las personas, cosa que ha generado el trastorno del sueño. Un gran problema sanitario en el mundo.

Características del sueño

El sueño, como dijimos, es un proceso natural de todo ser humano. Incluso los animales y las plantas también concilian el sueño. Es una actividad vital para todo ser vivo. El sueño posee ciertas características y son:

  • Disminuye la conexión entre la conciencia y los eventos externos.
  • Es un proceso totalmente reversible, lo que lo hace un estado patológico muy distinto a los demás.
  • Con él podemos estar inmovilizados y contar con una relajación muscular.
  • Se realiza diariamente.
  • Cuando se activa el sueño, la persona toma una postura estereotipada.

De acuerdo a las investigaciones, se pudo determinar que la población joven es más dócil a los trastornos del sueño. Esto, debido a factores externos que afectan directamente sus hábitos de dormir.

Durante cada noche, mientras dormimos, suceden diferentes cosas o sufrimos de estados de sueño. Estos ocurren bajo un patrón repetitivo durante los cuatro o seis ciclos del sueño que cumplimos durante toda la noche.

Cada uno de estos estados varían en función a dos fases de sueño que tienden a diferenciar por su actividad muscular, cerebral y movimientos oculares.

Un dato a tener en cuenta a la hora de dormir es el tiempo. Se dice que el promedio ideal para dormir están sobre una media de 4 o 5 horas al día. Cuando se duerme hasta 8 horas, se dice que ayuda a mejorar la calidad de vida y a tener un mejor bienestar.

Fases del sueño

Dentro del proceso del sueño podemos distinguir la presencia de dos etapas, la primera es una fase de sueño lento o NO REM y la segunda, fase de sueño rápido o REM (siglas en inglés Rapid Eye Movements o movimientos oculares rápidos).

La fase del sueño NO REM se divide, a su vez, en cuatro fases que poseen características muy distintas. Lo que mostraremos a continuación es la evolución del sueño en una persona hasta llegar a la fase REM.

Fase I. Aquí comienza el sueño ligero, en donde las personas aún pueden percibir los estímulos externos. En este punto el sueño es poco o nada reparador. En comparación con el estado de vigilia (dormir por 5 minutos), el tono muscular disminuye y aparecen los movimientos oculares lentamente.

Fase II. En esta fase ya el estado de desconexión comienza a tener más efecto. El sistema nervioso actúa bloqueando vías de acceso de información sensorial. Ya aquí es casi imposible que la persona sienta lo que sucede a su alrededor.

El sueño es reparador, en cierto sentido, lo cual no lo hace ser una fase óptima para recuperar energías.

En este punto la persona ocupa el 50% del sueño, su tono muscular es mucho menor que la fase previa y desaparecen los movimientos oculares.

Fase III. La profundidad del sueño se acentúa aún más y se le denomina DELTA. Aquí el bloqueo sensorial gana más fuerza y se intensifica. Si la persona despierta en esta fase, puede hacerlo confundido y desorientado.

En esta fase no se sueña, la presión arterial y el ritmo respiratorio disminuye de 10 a 30 %. La hormona de crecimiento se activa e incrementa. El tono muscular disminuye aún más que sus fases previas y no hay movimientos oculares.

Fase IV. Es la fase en donde la persona experimenta un incremento de la profundidad del sueño. La actividad cerebral disminuye. En este punto se recupera del cansancio físico y muy especialmente, psíquica del organismo.

Aquí el tono muscular ya está completamente reducido. No es la fase común de los sueños, pero aparecen normalmente. Cuando se entra a esta fase es posible la manifestación del sonambulismo o de terrores nocturnos.

Fase RE. Es también concordia como sueño paradójico, ya que se contrasta con la atonía muscular, lo que se conoce como: relación total del cuerpo. Es una condición muy común cuando el sueño es profundo y se activa el sistema nervioso central.

En esta fase en donde los sueños se recrean en forma de narración, con una trama por más absurda que sea. La actividad cerebral es rápida y el tono muscular completamente nulo. Aquí se pueden experimentar alteraciones típicas como pesadillas, sueño REM sin atonía y parálisis del sueño.

Trastornos del sueño

La importancia que tiene para el ser humano el descansar y dormir, representa un valor de vida o muerte. Cuando no se logra conciliar el sueño, los trastornos vinculados a este comienzan a salir. Aquí algunos de ellos:

Insomnio. Este es el trastorno del sueño más común en el mundo, sobretodo porque afecta al 25% de la población mundial.

Los motivos van desde padecer de depresión o ansiedad.

Se caracteriza por no poder lograr el sueño con facilidad y mucho menos mantenerlo durante toda la noche.

Cuando una persona padece de este trastorno, comienza a sentir somnolencia durante el día, lo cual repercute negativamente en su actividad diaria. En las noches el ciclo se repite, evitando que este logre dormir.

Dentro de este trastorno de sueño encontramos un efecto que se llama: piernas inquietas. Se trata de un movimiento constante de las extremidades inferiores que no permite que la persona consiga el sueño.

Apnea del sueño. Se trata de un trastorno muy abrumador, en donde la persona que lo padece sufre de una ligera pausa respiratoria durante el sueño. Dura poco tiempo y al despertar, la persona comienza a respirar nuevamente.

También se produce un ronquido fuerte que hace despertar a la persona y lo vuelve a encaminar en su ruta del sueño.

Este ocurre en la fase REM y lleva a la persona a un sueño ligero que no le permite un descanso correcto.

Narcolepsia. Este se asocia más a una enfermedad neurológica que se produce por una anomalía cerebral. Esta altera los mecanismos neurales del sueño, en donde la persona toma una siesta por un tiempo corto de entre 2 y 5 minutos.

No importa en donde se encuentre, la persona cae rendida y al despertarse siente un gran alivio.

Lo delicado de esta enfermedad, es que ocurre en cualquier instante, incluso si está manejando. Quienes padecen de ella, pasan a la fase REM, ya que carecen de ondas lentas de sueño.

Influencia del sueño en el aprendizaje y la memoria

Desde comienzos del siglo XX se han profundizado más las investigaciones que giran alrededor del sueño y cómo influye en el aprendizaje y la memoria.

De acuerdo a estudios neurocientíficos, dormir es muy importante para consolidar la memoria.

Estas investigaciones lograron determinar la vinculación estrecha que hay entre el sueño y la consolidación de la memoria. Lo cual es mucho mejor cuando se duerme y se descansa adecuadamente.

Lo primero que se requiere para que la memoria se active es atender algo. En este punto comienza a formarse la memoria. Cuando no atiendes algo con dedicación, esto no podrá llegar a tus circuitos cerebrales y por ende, no lo podrás recordar.

Sin embargo, cuando las cosas se atienden correctamente, el sueño es un factor influyente en la consolidación de lo atendido. Luego de haber dormido y descansado adecuadamente, la memoria queda almacenada y lista para ser evocada cuando se requiera.

De acuerdo al Dr. Facundo Manes, neurólogo y neurocientífico argentino explica cómo el sueño cumple un rol importantísimo para el desarrollo saludable de la memoria y del organismo. Dentro de lo que destaca:

Durante el sueño el cerebro es capaz de procesar toda la información atendida recientemente. Esto ayuda a consolidar los nuevos aprendizajes del día. Es por eso que dormir bien es importante para el proceso cognitivo de un individuo.

Por otra parte, el sueño es capaz de afectar a la memoria, convirtiéndola en una más resistente a las interferencias y los vincula al conocimiento previo general que éste posea.

Es la fase REM es donde ocurren los sueños y los ojos comienzan a moverse rápidamente debajo de los párpados. En este estado, si medimos, mediante un electroencefalograma podemos ver que la actividad cerebral es igual a cuando estamos despiertos.

Entre cada ciclo las personas pasan 90 minutos por cada uno. Comienza en el NO REM y culmina en el REM. Dependiendo del sueño profundo que tengamos y el momento de cada ciclo en el que nos despertamos, influye la calidad del descanso y sus beneficios.

Como podemos ver, el sueño posee grandes beneficios para la salud y la mente. Si dormimos bien, podemos estar sanos y con una memoria activa.

Entonces podemos concluir, que cada vez que dormimos, estamos sumando vida a nuestro organismo.

Hombre sentado en una cafeteria leyendo un libro mientras sostiene una taza

Influencia de la nutrición en el sueño

Comer bien o mal, influye directamente en un sueño profundo. Si se tiene una mala dieta y por ende la digestión no se realiza correctamente, durante la noche tendrás varios conatos de insomnio.

A continuación mencionaremos los alimentos adecuado para comer y cuáles no:

  • Después de las 7 de la noche, está prohibido al ingesta de bebidas como refrescos, té, café y cacao. Son consideradas excitantes.

  • Comer muy pesado te puede llevar a dar muchas vueltas en la cama sin poder dormir.

  • Los horarios de comidas equilibradas deben existir en tu dieta diaria.

  • La cena debe ser completa y dejarte satisfecho, no te acuestes con hambre, pero tampoco exageres.

  • Si consumes muchas proteínas, la síntesis de la serotonina se reducen en el cerebro. En este caso, la adrenalina aumenta lo que nos permite mantenernos alerta.

  • Al condimentar tus alimentos, ten cuidado con los que usas en la cena. Algunos pueden activar el jugo gástrico y dificultan el sueño debido a molestias estomacales.

  • Beber alcohol es sinónimo de desvelo. Además, si lo haces a horas cercanas para dormir, se traduce en un sueño ligero.

  • Minerales como el calcio y magnesio son perfectos para el sueño, ya que provoca las conexiones nerviosas.

  • Es recomendable elevar los niveles de la hormona serotonina y melatonina. Un ejemplo de ellas son los hidratos de carbono, comúnmente conocidos como cereales, pan, arroz, pasta, vegetales, legumbres o la patata.

Estos alimentos tienen la capacidad de estimular la producción de insulina, la cual permite la formación de la serotonina.

En conclusión podemos decir, que si tenemos una buena nutrición, nuestro sueño podrá llegar a su fase REM.

La vinculación que existe entre el sueño y la buena alimentación nos indica que debemos comenzar a tener una dieta equilibrada y muy saludable.

En el caso de hacer ejercicio, también ayuda a mantener el cuerpo sano y a elevar los niveles de sueño en la persona.

¿Cómo lograr un sueño profundo?

Para lograr un sueño profundo, te mostraremos algunos consejos que puedes seguir para que no sufras de trastornos que imposibilitan tu descanso. Recuerda que dormir bien tiene más beneficios que cualquier otra cosa:

  • Consumir alimentos con magnesio como semillas de calabaza o espinaca antes de dormir, favorecen el sueño durante toda la noche.

  • Dormir durante la tarde unos 10 o 30 minutos beneficia el sueño nocturno. El punto está en cumplir los tiempos, si te pasas, no sería muy beneficioso para ti.

  • Tu cama es un lugar exclusivo para dormir y descansar. Evita organizarla como un lugar de trabajo o un sitio para comer.

  • Mantener un clima agradable en la habitación ayuda muchísimo. Mantener en 15 y 20 grados la temperatura es ideal para un sueño profundo.

  • Tomar una buena ducha caliente antes de dormir ayuda a relajar el cuerpo.

  • Programa una hora exacta para despertar, incluso los fines de semana. Si decides alterar tus horas para despertar, podrías crear una alteración del reloj interno del organismo. El resultado sería unas muy malas noches.

  • Regresa al organismo el tiempo que perdió por haberte dormido a destiempo. No se trata de hibernar, se trata de completar el ciclo que se descontrole por el desvelo programado.

  • Si no puedes dormir, no fuerces el proceso. En vez de quedarte pensando porque no puedes conciliar el sueño, busca mecanismo para lograr. Leer un libro o escuchar música ayuda considerablemente.

  • El insomnio puede ocurrir como efecto secundario de algunos medicamentos, revisa sus fórmulas y atiende el problema.

  • Aleja el despertador de tu rostro así como también equipos electrónicos.

  • Lavanda, un aroma muy usado para conciliar el sueño. Usa velas aromáticas y aceites con esencias siempre y cuando no seas alérgico a esto.

  • Una relación integral de cuerpo ayudará a tener un mejor sueño. Comienza por los pies y ve subiendo lentamente por tu cuerpo hasta llegar a la cabeza.

  • Evita contacto de luces de aparatos que entren a tu habitación ya que esta podría generarte un insomnio.

  • Un vaso de leche tibia contiene triptófano, un ingrediente que ayuda a calmarte durante la noche.

¿Cómo solventar los problemas del sueño?

El sueño, ya podemos decir que sin él nuestra vida no sería igual, incluso podríamos pasar más tiempo sin comer, que sin dormir. Si esto es así, debes considerar aliviar tus trastornos del sueño rápidamente.

Para eso te ofrecemos un excelente producto que contiene todo lo necesario para apaciguar tu día por las noches y que logre conciliar un sueño profundo, se trata de MelAmino, una fórmula avanzada que te brinda un manejo del sueño profundo.

Si deseas un sueño reparador durante toda la noche, sin necesidad de recurrir a drogas que posee efectos secundarios, entonces prueba el nuevo MelAmino, un producto lleno de propiedades que sirven para ayudarte a dormir mejor.

Sus elementos son completamente naturales y muchas de ellas ya las tiene el organismo. Sirven para complementarlas y mejorar los trastornos del sueño que puedas tener. Cuenta con magnesio y muscuna pruriens.

Además cuenta con 5 HTP el cual se usa para combatir el insomnio y GABA mejor conocida como ácido gamaaminobutírico que es usado para calmar dolores y a las personas durante el sueño.

MelAmino no contiene sustancias modificados genéticamente, pero si cuenta con sustancias naturales que el cuerpo posee, tales como: melatonina y L-teanina.

Las sustancias que MelAmino contiene son para complementar las ya existen en tu organismo.

Este producto busca aliviar los efectos del trastorno del sueño que poseas y mejorar tu calidad de vida.

Sabemos lo importante que es dormir para la salud cerebral y física, por eso con este excelente producto tendrás un aliado rápido para conciliar el sueño. Lo ideal es consumir sus pastillas cuando seas estrictamente necesario.

Nunca está demás consultar con tu médico de cabecera sobre tus problemas y preguntar por el uso de estos suplementos naturales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *