personal trainning, mujer ejercitando sus musculos y tonificando, Entrenador personal mostrando a una mujer joven cómo entrenar bíceps en el gimnasio

¿Qué es el entrenamiento? Mitos, realidades y recomendaciones

¿Qué es el entrenamiento? Mitos, realidades y recomendaciones

Última actualización: 04-02-2019 por Editor Ismeli.

Para poder entender lo que es realmente el entrenamiento, debemos revisar la raíz etimológica de la palabra.

Se trata de una palabra compuesta por el prefijo “inte-” (de dentro), la base central “trahere” (arrastrar o tirar), y el sufijo “-miento” (resultado, modo o manera). De acuerdo con esto el entrenamiento es la “forma como arrastramos algo hacia el interior”.

Esto no nos aclara el concepto, pero nos orienta al real significado de la palabra. El entrenamiento es el conjunto de procedimientos, formas y maneras como un individuo puede traer o procurar determinados resultados a su interior. Es decir, desarrollar e internalizar determinados conocimientos, habilidades y/o capacidades.

Desde este punto de vista podemos comprender que existen una gran cantidad de entrenamientos.

  • Físico: Consiste en llevar a cabo series previamente establecidas de ejercicios con el fin de desarrollar ciertas habilidades o potencialidades físicas en un tiempo determinado.

  • Profesional: Es el que se lleva a cabo en un sitio de trabajo. Está orientado a para mejorar el rendimiento en el manejo de herramientas, equipos, documentos y materiales de uso frecuente por los empleados de una empresa.

  • Militar: Es realizado por los integrantes de un cuerpo de ejército, a fin de adquirir habilidades y condiciones físicas para intervenir y subsistir en un posible conflicto bélico.

  • Espiritual: Aquel que persigue purificar la mente, las acciones y el espíritu en busca de un acercamiento a una divinidad y/o a una doctrina en particular.

  • Coaching: proceso interactivo típico de entornos empresariales. Se basa en que un entrenador o Coach dirige a un equipo para que alcance determinados objetivos. Se hace mediante el óptimo aprovechamiento de  los recursos y habilidades de que éste dispone.

Es evidente que en todos ellos el individuo busca, de forma personal o asistida, aprender y desarrollar técnicas y rutinas. Esto se ve motivado a potenciar sus habilidades y facultades intrínsecas para alcanzar objetivos específicos.

El entrenamiento físico y sus  variadas modalidades

Entrenamiento de reacción en futbol

Existen diferentes modalidades o tipos de entrenamiento que persiguen objetivos distintos. Sus técnicas se diferencian de acuerdo a los metas que se pretenden alcanzar cada uno de ellos. Estos tipos de entrenamiento son:

  • De resistencia: Se enfoca en desarrollar la capacidad de vencer la fatiga originada por  la actividad física , durante el mayor tiempo posible la fatiga. Se hace mediante las carreras de fondo y el ciclismo y otras prácticas.

  • De velocidad: Su objetivo es el de adquirir técnicas y habilidades que permitan alcanzar una meta prefijada en el menor tiempo posible. Tal es el caso de las pruebas cortas de carrera y de natación..

  • De potencia: Orientado a aumentar la capacidad de transformar la energía muscular en fuerza, capaz de realizar un trabajo mecánico a alta velocidad. Como ocurre en la halterofilia.

  • Aeróbico: Compuesto por ejercicios de moderada duración y de mediana o baja intensidad. El cuerpo quema grasas e hidratos de carbono para obtener energía, necesitando del oxígeno para la combustión orgánica. Ejemplo de ello puede ser el caminar, correr, nadar, montar bicicleta y muchos otros.

  • Anaeróbico: Consistente en ejercicios de alta intensidad y corta duración. La energía utilizada proviene de ciertas sustancias almacenadas en el tejido muscular, como el Adenosin trifosfato (ATP), la Creatina y el glucógeno.No necesitan la oxigenación continua de los tejidos. Entre ellos están los saltos, los “sprint” y muchos otros.


Estas cuatro formas básicas se entremezclan en las diferentes disciplinas deportivas. Casi siempre las rutinas de cada una de ellas son combinaciones de todos estos tipos de entrenamientos.

Se debe tener claro el objetivo perseguido al entrenar

Al diseñar un programa de entrenamiento físico, se recomienda identificar claramente los objetivos a alcanzar. Se plantean interrogantes como estas: ¿qué es lo que realmente persigo con el entrenamiento?, ¿masa muscular?, ¿alto rendimiento en alguna disciplina deportiva en particular?, ¿resistir exigentes rutinas?,¿incrementar la potencia muscular?, ¿lograr un cuerpo sano o estéticamente proporcionado y atractivo?.

La respuesta franca a estas preguntas determinará la proporción en que los tipos de entrenamiento conformarán nuestro programa. Dependerá de las rutinas de ejercicios que serán dirigidas a determinados grupos musculares, focalizadas a una respuesta muscular específica o generalizadas.

Es importante tener claro cómo se logran los resultados del entrenamiento.

Si el objetivo es el incremento de la masa muscular, por ejemplo, debe entenderse que el esfuerzo  con que se exige al músculo. Determinará la exigencia catabólica a la que se somete al tejido muscular. Mientras que la duración y calidad del período de reposo y recuperación incidirán en la calidad y cantidad del proceso anabólico en que se construirá nuevo tejido muscular.

Las rutinas se planifican con ejercicios de comprobada eficiencia en el incremento de la masa muscular, tales como el press en banca, press militar, sentadillas, peso muerto y remo horizontal con barra entre otros.

Ese mismo tipo de conocimiento será útil para diseñar planes de entrenamiento para atletas de alto rendimiento en variadas disciplinas deportivas. Para adolescentes en pleno crecimiento, adultos de ambos sexos en busca de firmeza y tono muscular, mujeres embarazadas, adultos mayores. Incluso para pacientes en periodo de rehabilitación de lesiones físicas y cualquier otro que se pueda considerar.

Para todos ellos es importante tener en cuenta que el período de la jornada en que no se realizan actividades de ejercicios físicos, importa tanto como el tiempo dedicado al ejercicio.

La calidad de la dieta ingerida, la disponibilidad suficiente y oportuna de las exigencias nutritivas del organismo, la calidad y cantidad del reposo, entre otros, serán determinantes en los resultados generales obtenidos.

¿Qué riesgos puede afrontar una persona a causa de un entrenamiento inadecuado?

Contrario a lo que muchas personas piensan, el elevar el nivel de exigencias en un programa de entrenamiento puede no sólo ser ineficaz. Puede traer serias consecuencias negativas.

Entrenar durante demasiado tiempo y no tener un tiempo de recuperación adecuado y de calidad, puede ser de consecuencias más nefastas que el no entrenar en lo absoluto.

  • Sobreentrenamiento: Se produce cuando se eleva demasiado la exigencia física en el entrenamiento. Igual cuando el tiempo de recuperación o la dieta no son suficientes para recuperar el músculo. Puede originar lesiones musculares, depresión y cambios de humor, problemas nutricionales y/o pérdida significativa de peso.

  • Lesiones físicas: Rutinas de ejercicios ejecutadas indebidamente o que sobrepasen la capacidad del individuo pueden ocasionar lesiones de leves a severas.

  • Trastornos metabólicos: Generalmente a causa de una dieta no balanceada. Origina trastornos en la producción de determinadas proteínas, degradación de tejidos musculares o deficiencias en otros procesos vitales como la digestión, la circulación sanguínea o las respuestas neurológicas.

  • Abuso de sustancias controladas: El uso indiscriminado de sustancias como los esteroides anabolizantes, puede causar severos daños a la salud. Lo más notables son cambios morfológicos generales y en los genitales- Incluso se describen esterilidad, acné intenso, hipertensión, anomalías hepáticas y muchas otras más.

Por estas razones se recomienda siempre que los programas de entrenamiento sean concebidos por profesionales debidamente capacitados. Que estos no se limiten a las recomendaciones referidas a las rutinas de ejercicios a seguir, si no que se ocupen de otros aspectos como la dieta a seguir-

Importancia de la dieta ingerida por el sujeto en entrenamiento

La calidad de la dieta ingerida por el individuo que sigue un plan de entrenamiento físico, es determinante en el éxito del programa. Al punto de equipararse con la calidad, intensidad y frecuencia de las rutinas de ejercicios que se sigan.

No olvidemos que en definitiva lo que persigue el entrenamiento es construir un tejido muscular más voluminoso y eficaz- Esto no podrá conseguirse si no se suministra en la dieta la “materia prima” y el “combustible” energético requerido para ello.

Por ello es esencial que la dieta ingerida aporte la debida proporción de los distintos elementos nutritivos necesarios, para que los ejercicios físicos den los resultados esperados.

Estas proporciones y requerimientos pueden variar sustancialmente en los distintos tipos de dieta y los fines que persigue. La proporción de hidratos de carbono y la presencia y cantidad de determinados aminoácidos esenciales no es, por dar un ejemplo, la misma en un entrenamiento de resistencia que en uno de potencia, e incluso debe adaptarse a la edad, sexo y condición física del individuo, entre otros factores.

No solo es importante la cantidad que se ingiere de cada tipo alimenticio- La calidad de los nutrientes aportados también será determinante en los resultados del programa de entrenamiento. Para distintos objetivos de entrenamiento pueden ser más importantes los aportes de determinados carbohidratos, aminoácidos y micronutrientes que para otros.

Es aquí donde el uso de suplementos nutricionales como Alfa Músculo pueden ser de gran utilidad. Aportar cantidades convenientemente proporcionadas de importantes aminoácidos, precursores proteicos, vitamínicos y nucleícos y otras sustancias de alto valor nutricional. Son fácilmente asimilables y con pocas probabilidades de originar efectos secundarios no deseados.

Ventajas que aporta Alfa Músculo a la dieta de una persona en entrenamiento físico

Son muchos los beneficios que la exclusiva fórmula de Alfa Músculo puede brindar a un sujeto en un plan de entrenamiento dirigido.

  • Aporta arginina en forma de alfa cetoglutarato, aminoácido esencial que favorece la dilatación arterial y el flujo sanguíneo, la liberación de hormonas de crecimiento desde la hipófisis, y con ello el metabolismo anabólico y la síntesis proteica. Tiene además efectos favorables sobre el envejecimiento y la recuperación de heridas, cirugías y quemaduras.

  • Contiene ornitina alfa cetoglutarato, aminoácido esencial para el ciclo de la urea, la síntesis del glutamato, la insulina y la hormona del crecimiento. Favorece también el desarrollo muscular, el aumento de fuerza y la recuperación muscular. Incrementa la síntesis de óxido nítrico y las funciones inmunológicas.

  • Su fórmula incluye la glutamina  como alfa cetoglutarato,  que aporta nitrógeno a los tejidos musculares, energía para el sistema inmune y la mucosa intestinal; es esencial para la síntesis de la glucosamina, la enzima glutatión y el neurotransmisor glutamato.

  • Gracias a su contenido de L-Arginina HCl, Alfa Músculo promueve la síntesis proteica y mejora sustancialmente el rendimiento atlético, entre otros importantes beneficios.

Todos estos atributos nutricionales, presentados en una adecuada dosificación de bajo impacto en la salud, aún en consumos por periodos prolongados.

Brinda beneficios adicionales sobre nuestra salud, con claras ventajas para personas de tercera edad, con problemas digestivos, autoinmunes o circulatorios. Pacientes en  convalecencia por traumatismos, deficiencias neurológicas y hasta disfunciones eréctiles e infertilidad.

Alfa Músculo en un poderoso complemento de la dieta de personas con programas de entrenamiento de mediana a alta intensidad.

Diseño de rutinas de entrenamiento físico eficientes

Hombre y mujer en un gimnasio planificando como será su rutina

.Los programas de entrenamiento físico pueden variar ampliamente según el objetivo que se persigue y el nivel de exigencia atlético que se aspira alcanzar. Sin embargo, hay elementos que un buen profesional del área debe considerar para su diseño.

  • Las sesiones de entrenamiento deben planificarse para 3 a 5 días a la semana.- Pueden variar desde una sesión diaria de 45 minutos en individuos de baja exigencia, hasta 5 o más sesiones que sumen hasta 6 horas por día en atletas de alto rendimiento.

  • Las diferentes rutinas de ejercicios deben distribuirse de tal manera que se trabajen en días distintos grupos musculares distintos. Así cada uno de ellos tendrá un tiempo de recuperación suficiente.

  • Aunque para determinados objetivos se requiera dar preponderancia a ciertos grupos musculares, es conveniente una moderada ejercitación de todos los grupos musculares en el tiempo de entrenamiento.

  • Toda rutina debe contener en proporción variable ejercicios de estiramiento, cardiovasculares y/o aeróbicos; Ejercicios de fuerza, resistencia y potencia. Los ejercicios de fuerza máxima y de hipertrofia son opcionales para determinados objetivos. Las rutinas diseñadas en circuitos rinden excelentes resultados si se planifican acertadamente.

  • Se debe detallar al sujeto que músculo o grupo muscular se está trabajando en cada ejercicio. La forma correcta de realizarlo con máximos resultados y mínimo riesgo de lesiones, el número de repeticiones, el tiempo de reposo entre series y cualquier otra información de interés.

  • Finalmente, el profesional eficiente debe hacer recomendaciones sobre el tiempo de recuperación fuera del recinto de entrenamiento. Deben incluir sugerencias para una dieta balanceada, para un descanso adecuado y restaurador y para un estilo de vida saludable en general.

Sanos consejos para el entrenamiento autodirigido

Con mucha frecuencia nos toca ser nuestros propios entrenadores. Si tenemos un mediano conocimiento de nuestra estructura muscular y de rutinas básicas de ejercicios esto es perfectamente posible. No obstante, hay una serie de recomendaciones que pueden sernos de utilidad.

  • Planifique sus rutinas calibrando su resistencia y eficiencia natural. Evite exceder sus límites o exigir excesivamente a su organismo.

  • Cuide la postura y la forma adecuada  y segura de realizar los ejercicios con el menor riesgo a lesionarse. Si tiene dudas, busque ayuda calificada.

  • Valore el tiempo de recuperación entre sesiones de ejercicios, y preocupese en llevar un estilo de vida sano. Evite el alcohol y el tabaco, duerma suficiente y oportunamente y eluda las tensiones y situaciones estresantes.

  • Preste especial atención a su dieta. Debe ser balanceada y suplir las exigencias energéticas de los ejercicios realizados y las metas de crecimiento muscular que se proponga. Un suplemento nutritivo como Alfa Músculo puede ser de gran ayuda para reforzar la ingesta nutritiva.

  • Evite el consumo de fármacos con graves riesgos para la salud tales como los Esteroides anabólicos, no existen  niveles seguros para la inocuidad de estas sustancias.

  • Ponga siempre por delante su salud ante cualquier otra motivación de orden estético, competitivo, social o profesional.

Siguiendo estas sencillas pero sabias recomendaciones, podemos asumir la preparación de nuestro cuerpo para determinada actividad deportiva. Para nuestra satisfacción personal de poseer un cuerpo sano, proporcionalmente desarrollado y estéticamente atractivo. Con poco riesgo de que estas actividades nos ocasionen perjuicios en nuestra salud.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *