Mujeres y un hombre realizando ejercicios con bicicleta estatica

¿Qué es el ejercicio y cómo evitar el sobreesfuerzo?

¿Qué es el ejercicio y cómo evitar el sobreesfuerzo?

Última actualización: 04-12-2018 por Editor Glismir.

Para disfrutar de un cuerpo y mente saludables hace falta ejercicios, vitaminas y minerales que fortalezcan al organismo todo lo que necesita. Sin embargo, ¿qué es ejercicio?, para algunos es un medio de vida, para otros solo entrenamiento físico, aunque la mayoría suelen verlo como el camino hacia una salud definitiva.

Las actividades de carácter físico han estado presentes en la vida diaria desde que el hombre se encontró en la necesidad de tener una buena condición física que le permitieran desenvolverse mejor en sus tareas diarias como cultivar, cazar o incluso escapar.

De esta manera iba resultando más común su presencia en los imperios de Roma y Grecia, de los cuales surgió la idea de crear los llamados juegos olímpicos, donde distintos países participarán en los coliseos para determinar al campeón que sería premiado.

Los ejercicios no solo fomentan salud, sino que cambian la manera de percibir y administrar el cuerpo humano de la mejor manera para alcanzar metas que para el público promedio resultan imposibles, generando sentimientos de logro inexplicables.

Es por esta razón que en la siguiente entrega analizaremos a fondo muchas de sus virtudes, sin descuidar, que a veces, los excesos arruinan no solo carreras sino también nuestra capacidad de superación.

Para evitar estos casos, la medicina hace presencia con diversos medicamentos como Aliviáne, desarrollada especialmente para evitar los principales desgastes corporales mediante su composición de enzimas.

Las cuales son usadas a nivel metabólico para producir alivio a la fatiga o agotamiento, atacando las proteínas dañadas para su mejor aprovechamiento, además contiene extractos de plantas que alivian los dolores musculares.

Mujeres y un hombre realizando ejercicios con bicicleta estatica

Los ejercicios y sus beneficios para la salud

Entre las cualidades de los ejercicios se destacan:

La mejora cardiovascular en el organismo, la cual facilita el bombeo de sangre a través del cuerpo, esto es necesario para lograr un metabolismo acelerado y un mejor transporte de nutrientes.

Además cuando movilizamos al torrente sanguíneo, evitamos la aparición de coágulos en las venas, cosa que dificulta la presión arterial y al mismo tiempo libran del cuerpo las grasas saturadas que desaceleran el flujo y terminan forzando al corazón.

De la misma forma, se incrementa la conversión de grasas saturadas en carbohidratos que se usan como energía, lo que ocasiona la pérdida exponencial de peso.

Lo que le brindará una mayor eficiencia a su cuerpo mejorando la flexibilidad, agilidad, velocidad, reflejos, capacidad muscular y ósea.

En el apartado óseo, resulta beneficioso ya que permite que los minerales como el calcio se desplacen rápidamente por el sistema sanguíneo dándole la capacidad de llegar a los lugares más necesitados.

Por otra parte, afecta a nuestro cerebro, le brinda oxigenación por medio de la sangre y lo recubre con nutrientes esenciales que son de importancia en la actividad neuronal mejorando la capacidad de respuesta y agilizando sus funciones.

Al observar estas mejoras, no es de extrañar que un gran número de personas se esfuerce por obtenerlas, sin embargo, se debe ser precavido y no excederse, si tu caso es este y necesitas respaldo te recomendamos Aliviáne.

Con el apoyo de un médico, podrás verificar que su contenido a base de enzimas y plantas aplicadas en el metabolismo revitalizará tus fuerzas, al convertir las proteínas dañadas de manera útil en tus rutinas, eliminado el agotamiento y los dolores.

Rutinas que se adaptan a las necesidades

Los ejercicios pueden formar parte de nuestra vida diaria de una manera más amena, podemos incluso disfrutar de ellos, la mayoría de las personas suelen cansarse o aburrirse cuando siguen un patrón y al cabo de cierto tiempo dejan el entrenamiento.

Actualmente existen profesionales que buscan otras maneras más prácticas de ejercitarse, este tipo de rutinas se adapta incluso a personas mayores que tienen muchos estrés o no se relacionan fácilmente con otros.

El sistema trata de juntar a varios de estos individuos y permite su mutuo apoyo en actividades físicas no comunes en donde predominan el compartir, la música, los retos o la competencia, para mejorar la forma de ver la vida.

Es así como las actividades aeróbicas o anaeróbicas pueden contribuir con la parte psicológica y emocional, al permitirle al deportista experimentar sentimientos de gozo y logro.

Además las actividades físicas son incluyentes, todas las personas de distinta edad, color o raza pueden integrarse, puesto que la meta es la misma para todos mantener la buena salud.

En casos donde las personas son muy vulnerables a causa de enfermedades como hipertensión, obesidad, artritis, etc, existen ejercicios y aparatos que le permitirán de una manera leve ejercitar su cuerpo.

En caso de las personas promedio, con bajo índice económico pueden realizar sus propias rutinas como trotar, caminatas, saltos, abdominales, entre otros, por cuenta propia y recibir los beneficios a corto plazo.

Y si el tiempo es escaso, puede ser del público que prefiere usar escaleras en vez del ascensor, caminar y no tomar el autobús o recurrir al trote para apresurar las llegadas.

Ilustración de como trabaja el brazo en ejercicios con mancuernas

Causas de los sobreesfuerzos

Las causas más comunes son las psicológicas, donde encontramos la capacidad de superación, es la que impulsa al individuo a no retroceder a su estado anterior, sino a seguir adelante sobre cualquier adversidad de manera intensa, descuidando lo demás.

La presión grupal, ejercida por la sociedad para provocar ideas erróneas de que se necesita un condición física exagerada para ser aceptado de la mejor forma posible.

La psicología del entrenamiento, impulsada por un grupo de profesionales o entrenadores que preparan las personas de tal manera que provocan un sentimiento de apoyo y responsabilidad hacia el ejercitante provocando el compromiso y dedicación total.

En el ámbito físico, se produce por causas alimenticias, es el primer responsable de provocar descalcificación o baja presencia de hierro en músculos y sangre, generando debilitamiento corporal que conlleva a fuertes lesiones, fracturas y desgaste de ligamentos.

El exceso de ejercicios con o sin conocimiento de las capacidades máximas del cuerpo, para ciertos ejercicios es necesario probar las resistencias para conocer el aguante tope que se requiere para no sobre esforzarse y conseguir fatigas o lesiones.

Un entrenamiento continuo intenso y sin descansos puede provocar cansancio extremo y las capacidades musculares y de respuesta se verían menguadas. Además pudiera ocurrir el desgaste de coyunturas o cartílago causando dolores e imposibilitando algunos movimientos.

La falta de calentamientos previos a cualquier actividad física y la omisión del uso de diversos equipos de protección son muy frecuentes incluso en los profesionales, es por ello que se debe capacitar y acostumbrar a efectuar su uso sin excepciones.

Enfermedades que surgen por exceso de ejercicios

Pueden producirse varias afecciones, existen de carácter atrofiante, por lesión, desgaste, fatiga o emocionales.

Las primeras ocurren cuando se practican ejercicios a temprana edad, por lo general en la adolescencia, consiste en rutinas de levantamiento de peso que conlleva al esfuerzo de los músculos del cuerpo.

Lo que les exige un aumento de volumen, causando que las fibras se desarrollen antes de lo normal y conserven el tamaño al cual se les acostumbró.

Los levantamientos de pesas ocasionan presión en los huesos del cuerpo, oponiéndose su crecimiento, obteniendo como resultado bajas estaturas y un esqueleto menos desarrollado.

Las lesiones se producen por varios motivos, obviar los calentamientos, evitar el uso de protectores, efectuar ejercicios sin supervisión, aumentar los niveles máximos soportados por el cuerpo.

Cuando los músculos y huesos se desgastan, resulta más difícil mantener ciertas posturas, los reflejos se vuelven lentos, los huesos y coyunturas no ejercen fricción, en algunos casos el cuerpo se nota más elástico y el panorama se torna peligroso.

Un fallo podría ser fatal, un desgarre muscular o una fractura no solo terminan carreras sino que cambian la vida de las personas.

El cansancio extremo impide la ejecución del completo potencial del cuerpo, la capacidad de respuesta es baja y los desmayos o fallas en el transporte de sustancias primordiales dejan al organismo indefenso, en algunos casos el colapso aparece.

Una baja producción de hormonal, el sentimiento de fracaso y la presión, son factores fuertes para una persona, muchos no superan ni con tratamiento estas adversidades. Antes de someterse a rutinas largas se debe estar preparado mentalmente para todo.

Mujer realizando ejercicios de piernas con pesas en la espalda

Evitando excesos de ejercicio

Para contribuir al estado de salud corporal, es necesario que en toda rutina de entrenamiento se deje en libertad el modo de pensar del deportista, debe ser él quien decida hasta donde expondrá su cuerpo.

Se le proporcionará instrucciones de apoyo para efectuar los ejercicios de manera responsable, para controlar las faltas de calentamiento, protección o descuido que son comunes en los jóvenes e inexpertos.

Aconsejar con flexibilidad, de tal manera que no se viole el espacio mental o psicológico, esto fortalecerá la confianza, autoestima y autodominio.

Exhortar al uso correcto y periódico de implementos de seguridad, notificar las consecuencias de no llevarlos, aplicar como reglamento rutinario.

Impedir la realización de levantamiento de pesas a menores de edad, no solo por la peligrosidad, sino por las consecuencias degenerativas a futuro.

Tomar descansos en medio del entrenamiento y dormir bien son factores que beneficiarán a la regeneración de tejidos musculares, su relajamiento y endurecimiento.

Aunque no lo parezca, incluso expertos recomiendan otorgar un descanso adecuado al cuerpo, esto mejorará el rendimiento deportivo, resultando más beneficioso para el organismo y el atleta.

Alimentarse bien debe ser el mandamiento diario para reponer vitaminas y minerales gastados, emplear una dieta rica en vegetales, frutas y proteínas impulsarán a un mejor desarrollo muscular, óseo, cerebral y sanguíneo.

Para reforzar el bienestar del cuerpo existen suplementos de apoyo como Aliviáne, que contiene enzimas y plantas aplicadas a los desgastes excesivos y dolores musculares.

Su efecto consiste en aprovechar los nutrientes dañados, retorno ándolos a la sangre mediante el metabolismo, para poder ser usados de nuevo en actividades físicas.

Vitaminas que vigorizan el cuerpo

Existen gran cantidad de sustancias que ayudan al cuerpo a mantenerse estable, este hecho nos facilita acompañar con ejercicios las rutinas diarias manteniendo la salud.

Para mejorar el ritmo cardíaco es necesario consumir vitamina C, puesto que favorece a la circulación sanguínea, lo que ayudará a las enzimas a transportar los valiosos nutrientes a todo el cuerpo, tanto el cerebro y el corazón se mantendrán en funcionamiento.

Por otro lado las toxinas dañinas podrán ser procesadas de mejor manera librando al cuerpo de su presencia, lo que ocasionará que los órganos trabajen de mejor manera.

La vitamina D concede la posibilidad de transportar y ubicar a los distintos minerales presentes en el organismo en los sectores más afectados o donde son necesitados, este es el caso del calcio.

Permite la asimilación y absorción del mismo y posteriormente se integra a los huesos y dientes aumentando la producción cartilaginosa, fortaleciendo los huesos, manteniendo las articulaciones.

Lo que impide que los esfuerzos ocasionen fuertes lesiones, ya que los huesos aportan apoyo y fortaleza a los músculos en la ejecución de actividades físicas, puede consumirse mediante el pescado, el hígado y la yema de huevo.

La vitamina A es fundamental en los procesos de producción de hormonas esteroideas, que favorecen al ímpetu del gimnasta y puede ser conseguida en vegetales como las zanahorias.

Para evitar el envejecimiento prematuro de los tejidos por muerte celular y radicales libres, es necesario el consumo de vitamina E, la piel recubre nuestros músculos por eso es vital mantener su elasticidad y fuerza consumiendo cereales o frutos secos.

Minerales que endurecen los músculos y huesos

Para proveer de nutrientes a los sistemas del cuerpo es necesario emplear una dieta rica en minerales, estos compuestos metálicos son esenciales en las respuestas nerviosas del cuerpo, porque forman cadenas que transportan los impulsos.

Esta habilidad le permite al cuerpo reaccionar rápidamente ante cualquier actividad física, saltar obstáculos, levantar peso, correr, etc.

Para mejorar esta rama son necesarios sodio, cloruro y potasio, si se desean mejorar los reflejos se pueden consumir alimentos como tomates y moras.

Cuando el deportista necesita aumento de masa muscular, su nutrición debe ser muy selecta, es por este motivo que deben consumirse una gran cantidad de proteínas, la base de todas ellas es el hierro, sin embargo, puede conseguirse en varios rubros.

Se le ubica en verduras como espinacas, brócoli, también en todo tipo de carnes rojas, en huevos y algunos pescados.

Combinar estos ingredientes y una buena rutina de ejercicios te brindarán mayores fuerzas, las fibras musculares se regenerará brindándote músculos fuertes y grandes.

En el caso de una mejor estructura ósea, no existe mayor ayuda que el famoso calcio, porque contribuye a la coagulación de la sangre en heridas, aumenta la densidad de los huesos, mejora su elasticidad y articulación.

Lo que le brindará a los órganos una mejor protección, incrementará las fuerzas del cuerpo y será más resistente contra las posibles lesiones, brindándole una mayor seguridad al practicante al momento de hacer esfuerzos.

Por eso es vital que se incluyen dietas balanceadas, conformadas por el rubro de las hortalizas y carnes, para tener todo su apoyo en un solo plato.

Imagen en primer plano de te de cola de caballo

Hierbas que brindan alivio físico

Plantas hipotensoras:

Cola de caballo.  Es una planta perfecta en casos de esfuerzo físico o lesión, ya que se usan sus tallos estériles para enfermedades como la anemia, fatiga, convalecencia, obesidad, hipertensión, fracturas heridas y hemorragias.

Para prepararse se realiza una infusión a la cual se le agregarán 10 gramos por litro de agua, y se deberá beber cuatro tazas al día.

En lugar del té, puede aplicarse de forma externa mediante compresas, renovándose cada quince minutos.

Ortiga. A esta hierba se le suelen utilizar sus hojas y flores, posee varias propiedades y resalta por ser astringente, antiséptico y ligeramente hemostática.

Su infusión se aplica exteriormente en lociones o compresas para mejorar contusiones, quemaduras y heridas.

Preparar aplicando a una tasa cinco gramos de hojas y debe ingerirse cuatro veces al día.

Plantas reumáticas:

Cardo santo. Es conocido al conformar platillos, se utiliza como digestivo natural, sirve como antibiótico e incluso es un buen antirreumático que calma los dolores, se caracteriza por tener un sabor amargo.

Algunas personas lo aplican en casos de malestar, gripe o resfriados, también aumenta la hemoglobina, lo que lo hace excelente para enfrentar la anemia.

Cepacaballo. Planta muy conocida en casos de torceduras, puesto que desinflaman contusiones, trata con la incontinencia de forma positiva por ser buen diurético y se puede aplicar sobre heridas en forma de antiséptico.

Ceibo. Es una hierba que puede ser usada como sedante, aunque principalmente utiliza en baños de vapor para dolores reumáticos, por ejemplo, lumbago, ciática y artritis. Sus gárgaras pueden curar llagas y dolores de garganta.

Orientación para actividades físicas equilibradas

Para conseguir el equilibrio total en actividades físicas, se recomienda bajar la cantidad de ejercicios u horas de práctica si se nota excesivamente cansado.

Tome un par de días para restaurar fuerzas debidamente, de lo contrario podría experimentar microsueños en el transcurso del día.

Puede ingerir algún tipo de calmante o plantas como el toronjil, que lo ayuden a conciliar el sueño, despeje su mente y piense en ejercitarse luego.

Si presenta dolores fuertes, utilice agentes mentolados en spray o gel para aliviar los dolores, aliméntese sanamente, su dieta debe ser la de un campeón, por eso integre carnes y vegetales a su dieta.

No deje de practicar ejercicios, puesto que ellos le ayudarán a mantenerse fuerte y sano, solo reconozca cuándo debe detenerse y descansar, en la vida hay tiempo para todo, así que no se desespere.

Trate en lo posible de no buscar resultados a corto plazo, enfóquese en no presionar al cuerpo y no escuche consejos sobre atajos peligrosos, todo esfuerzo sano tiene sus recompensas.

Cada organismo es distinto, así que trata de conocer bien el tuyo y no rompas las barreras de tus límites, la salud y la vida son primero.

Si lo deseas recuerda usar el complejo natural Aliviáne, confeccionado con el propósito de brindarte apoyo en los momentos de dolores musculares y cansancio extremo.

Los extractos de plantas como raíz de garra del diablo, raíz de jengibre y corteza de sauce blanco disminuyen los dolores de las lesiones o el sobreesfuerzo, no te pierdas sus bondades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *