Feliz pareja está acostada en la cama juntos. Disfrutando de la compañía de cada uno.

¿Qué es el deseo sexual?

¿Qué es el deseo sexual?

Última actualización: 19-04-2019. Equipo Nutricioni

Si no existiese el deseo sexual, probablemente un instinto natural de los seres vivos, la vida en este planeta no tendría lugar tal y como la conocemos hasta ahora. Al menos desde el punto de vista científico, la reproducción de especies, depende en gran parte de esa necesidad de generar vida a través del emparejamiento.

En los humanos, el deseo sexual es algo que se presenta durante el desarrollo  de varios de los aspectos de su esencia, el biológico, el orgánico y el psicológico, entre otros. En el hombre por ejemplo y en términos muy básicos, debe esperar a entrar en consciencia de sus características masculinas mientras crece desde la niñez.

Se trata del desarrollo de múltiples facetas comenzando por ejemplo con las emocionales, donde se descubren afinidades hacia el sexo opuesto, al niño le agrada la niña. Varones de la especie se relacionan con hembras mediante la palabra, los gestos agradables y hasta se comienzan a generar juegos psicológicos.

El deseo sexual no es fortuito o algo que aparece de la nada, los juegos psicológicos que mencionamos en líneas anteriores generalmente no son a propósito. Por ejemplo uno de estos se refiere a la actitud de uno de los dos, niño o niña, jóvenes o jovencitas que se manifiestan rechazando en ocasiones a sus compañeros de juegos o de estudios.

Se desarrollan técnicas intuitivas que al final lo que buscan es medir el interés, todavía personal en ese otro niño o niña, todo esto al cabo del tiempo lleva al interés sexual. Se puede decir que es el proceso del desarrollo sexual mecánico del individuo, hombre o mujer, aunque por supuesto esto se desarrolla de manera diferente en los animales.

Se ha determinado que hasta en los animales se sucede el deseo sexual, es decir el acto sexual por placer solamente y no meramente por un acto  de reproducción instintivo. Esto último puede significar que el deseo sexual en los animales también se desarrolla en una forma similar a la de los humanos.

De hecho se ha determinado que existen al menos dos especies de animales que realizan el acto sexual o tienen sexo por placer, además de cumplir las intenciones reproductivas. Estos son los delfines y una clase especial de simios llamada bonobo que son un tipo de chimpancé que habita generalmente en las selvas del continente africano.

Feliz pareja está acostada en la cama juntos. Disfrutando de la compañía de cada uno.

El deseo sexual

Muchos no saben en realidad qué se entiende por deseo sexual o la libido, por lo que vamos a tratar de explicar de la manera más sencilla de que se trata este concepto. Más allá de decir que desear es querer poseer algo, el deseo es el anhelo de cumplir nuestra  voluntad o satisfacer un gusto, obviamente en el tema sexual será el de esta necesidad.

Si hablamos de darle un significado académico, se trata de la acción y el efecto de querer estar en posesión de algo, anhelar y satisfacer las apetencias de lo que se quiere. Es el impulso que se activa cuando se siente el apetito por algo que agrada o que se piensa que le agradará.

Todo esto por supuesto tiene sus motivaciones muy válidas, sobre todo en el ámbito sexual, ya que el deseo sexual cumplido generalmente produce satisfacción. Es muy probable que tanto en el que desea como en el objeto de este deseo, aunque en muchas  ocasiones, el deseo sexual frecuente no satisfecho, podría generar nostalgia.

El deseo sexual es una herramienta muy utilizada en la mercadotecnia para incitar a la adquisición de muchos productos, ya que este puede ser inducido de forma subliminal. También de forma sugerente mediante figuras e imágenes representativas del sexo no explícito como por ejemplo la forma de una botella o de un calzado.

El deseo sexual es una condición inherente a la naturaleza del ser humano y que lleva a las personas a buscar satisfacer la posesión del objeto de ese anhelo. Por otro lado y en el caso específico de la sexualidad, se entiende que el deseo sexual por lo que interpreta cada humano en su psique se enmarca en lo que piensa le dará placer.

De hecho el individuo como ser humano, hombre o mujer, toma como impulso de sus acciones el motor de la sexualidad como lo podemos observar en las relaciones. No solo las de pareja sino también en todos los ámbitos, comercial o social, todos sabemos que una buena figura en combinación con una excelente actitud sexual es sinónimo de éxitos.  

Hombres o mujeres y hasta animales, se convierten en individuos activados en todos sus comportamientos permanentemente en la dirección de obtener el objeto de sus deseos. Y en el tema del sexo, parece haber un factor exponencial que magnifica conductas, hábitos y comportamientos en la línea directa de satisfacerlo.

Las edades del deseo sexual

Es un tema muy importante e interesante, el despertar de la sexualidad y por consiguiente  el del deseo sexual, aunque ya vimos que esta condición se va desarrollando. Mientras el ser humano crece, los aspectos psicológico, biológico, anatómico endocrino y fisiológico, se van conjugando ante los estímulos externos.

En el despertar del deseo sexual en los humanos se producen cambios intensos que por supuesto alteran el sistema emocional en tanto que se requiere de un gran aprendizaje. Para poder manejar el tema del deseo sexual mientras se va desarrollando se requiere de un aprendizaje que la mayoría de las veces se obtiene de la práctica del ensayo y error.

Lamentablemente y aunque la información  sobre estos temas ya ha sido investigada y expuesta con suficiente amplitud, todavía existen fuertes tabúes. Esto último significa que muy pocos saben en realidad en qué momento se despierta el deseo sexual aunque las señales puedan ser muy evidentes.

 La pubertad, es el paso entre la adolescencia y la adultez, por lo que comienzan a suceder modificaciones importantes en el organismo, incluyendo la estructura mental. Pensamientos, sentimientos, emociones y comportamientos se sumergen en cambios importantes que son difíciles de interpretar en tanto que suceden por primera vez.

Por supuesto que ya el adolescente, chico o chica, ya no ven la vida de la misma manera en tanto que se resaltan sentimientos ya diferentes por el sexo opuesto. El gusto por la cercanía del ser agradable y bien parecido se magnifica y la interpretación de estas emociones se vuelve confusa por lo que se requiere orientación.

Desde el punto de vista filosófico de Freud la sexualidad en los niños entra en un período de latencia que se suscribe entre las edades de 6 y 11 años, se trata de una pausa. Pero lo anterior  se reactiva en la pubertad, esto último, según el, debido a un receso que le permite al infante desarrollar y manejar sus defensas psíquicas ante el deseo sexual.

Lo expuesto en líneas anteriores sugiere la idea de que el niño ya desde temprana edad comienza un período del desarrollo de actividad sexual mental expresadas en fantasías. Afortunadamente existe este período de latencia como pausa que desemboca en lo que  denomina Freud tranquilidad sin la ausencia de sexualidad.

amor en intimidad, Hermosa joven pareja tendido en la cama, abrazando

El interesante juego del deseo sexual

Considerando la idea de que el deseo sexual es eminentemente físico emocional y que tiene toda una maraña de estructuras en juego, podemos analizar las dinámicas que se establecen entre varones y mujeres desde el principio como podríamos observar si las miramos con cuidado en sus ambientes como por ejemplo en los colegios mixtos.

Las actividades de los niños varones se centran en juegos naturalmente deportivos y a veces hasta rudos, desde los cuales ven las actividades de las niñas como sin sentido. Por supuesto que las chicas se divierten con bailes o actividades manuales y ven por su lado como poco inteligentes a los chicos que juegan fútbol por ejemplo.

Este juego responde aunque solo intuitivamente por ahora al deseo sexual, es decir, a la atracción sexual que va manifestándose, en donde comentarios evasivos van y vienen. Y es que los niños en esta etapa pueden expresar ideas como la de que deben vacunarse contra la infección de las niñas sin recordar que provienen de una mujer.

Paradójica y sorprendentemente todas estas actitudes y comportamientos, palabras y posibles ofensas tienen que ver con un juego que pretende atraer al sexo opuesto. Casi que hablamos de un juego subliminal que generalmente ni siquiera los mismos niños y niñas se dan cuenta que funciona en sentido contrario a lo que creen pretender.  

El deseo sexual involucrado en la sexualidad inconscientemente se hace de métodos atípicos en los primeros años de vida para que evitemos sus poderosas manifestaciones. Esto último lleva al individuo, chico o chica hasta el manejo de lo prohibido respecto a lo permitido donde ya las ideas concretas se imponen sobre los que genera la imaginación.

El desarrollo del deseo sexual más allá de la adolescencia comienza a crecer y acelerarse en cuanto el ser humano se da cuenta de la mecánica del juego de la seducción. Este es un proceso que se magnifica con el uso de todas las herramientas que aumentan la atracción del individuo y por consiguiente el deseo sexual.

El desarrollo muscular en los hombres y de la figura en las mujeres es detonante del deseo sexual en tanto que se manejan diferentes niveles de hormonas sexuales. En esto la mejor forma de manejar estas variables es complementar la dieta diaria con los suplementos adecuados y en esta idea el Creador de Músculo habla de la mejor opción.

Las manifestaciones del deseo sexual

Damos por hecho que la satisfacción del deseo sexual, expresado en las ganas de tener intimidad con el sexo opuesto, no es una tarea  que tenga una solución inmediata. En una infinidad de casos, satisfacer este deseo pasa por una actividad definida como el acto de masturbación de manera de aliviar esta necesidad, y es que la intimidad sexual lo es.

Es realmente muy complejo el tratamiento de la manifestación del deseo sexual en los humanos, en tanto que las formas de experimentarlo pasan por muchos aprendizajes. El proceso es largo y generalmente entra en juego el ensayo y el error en donde se experimentan heridas emocionales muy profundas que marcan el camino.

Cómo canalizar el deseo sexual es uno de los temas más estudiados en el mundo entero por científicos, psicólogos, profesionales de toda índole, y es que nos involucra a todos. No es similar al caso de los animales, que aunque muchas especies tienen su dinámica propia de cortejo y emparejamiento, la hembra por ejemplo, puede escoger al macho.

La libido en los humanos es el impulso sexual y se trata de eso que determina el gusto a la vista y al tacto por el objeto de ese deseo y que reviste misterio ya que no se define. No hay exactitud en lo que despierta el gusto y el deseo por una u otra persona, son miles o millones de detalles y características de la otra persona que pueden generar el deseo.

Es difícil determinar a ciencia o filosofía cierta, qué es lo que hace que un cuerpo desnudo atraiga y despierte el deseo sexual en el otro y porque las formas lo magnetizan. Porque a muchos les atrae la actitud, a otros el conocimiento, a los demás la figura, sea ésta bien estilizada o hasta deforme, es un misterio aún.

Una de las más grandes curiosidades, aunque parezca obvia, es la de que al satisfacer su apetito sexual, la mayoría desea cambios, como si se necesitaran de nuevos sabores. El tiempo en el que cada individuo, hombre o mujer, se cansa de satisfacer su apetito sexual con la misma pareja es muy variable y depende de los lazos afectivos emocionales.   

Las variaciones hormonales en los seres humanos determinan una gran cantidad de sus comportamientos . Por ejemplo, la testosterona en el hombre es su masculinidad. Esto a todas luces modifica las tendencias al deseo sexual por lo que será propicio suplementar la alimentación sana con nutrientes como Creador de Músculo  que es la mejor solución.

Las variaciones de intensidad del deseo sexual

Según lo que creemos de la lógica, el deseo ´por lo sexual es mucho mayor al principio de una relación o en el comienzo o en el despertar de los instintos sexuales. En la pubertad, una etapa que se revela entre los 10 y 15 años de edad, desata una gran cantidad de emociones sobre todo ante el sexo opuesto así como también ante si misma.

Es tan intensa esta etapa que los adolescentes llegan a no reconocerse a si mismos como hasta ahora se habían pensado, comienzan a ser otras personas. Esto anterior,  puede tornarse un problema si se reconoce como un ser atractivo ya que lógicamente tendrá necesariamente que aprender a manejar el acercamiento sexual.

En este caso se desarrolla un protagonismo que se enmarca en una gran intensidad en las relaciones lo que conduce generalmente a muchos descubrimientos mentales. Pero los de índole fisiológico no se quedan atrás cuando la pequeña dama se descubre a si misma experimentando la menstruación y el chico su primera eyaculación.

Por supuesto que la intensidad de las relaciones es mucho mayor en tanto que la pareja y todas las emociones y sentimientos que se involucren sean una novedad. A medida que se van descubriendo entre sí, el perfil verdadero de cada uno, la personalidad oculta de cada uno de los involucrados.

Muchos se preguntan el porqué de la decadencia de la relación al pasar el tiempo y si se debe a la falta de deseo sexual o si el envejecimiento será el culpable del declive. Pero es que el deseo sexual satisfecho y placentero es algo así como el gran detonante del querer estar muy cerca de la fuente de esa satisfacción, y ésta práctica repetida puede cansar.

Ciertamente el deseo sexual debe verse y tomarse solo como uno de los elementos de las relaciones, un factor esencial donde el gusto por el opuesto es fundamental. Pero los cambios de intensidad son inevitables como podremos observar si nos fijamos con un poco de cuidado en el comportamiento general del ser humano.

Se dice que un abdomen generosamente amplio en hombres o mujeres, es una señal mata deseo además de que una figura en gran sobre peso dificulta la intimidad. La agilidad y el alimento visual son esenciales para alargar la vida del deseo sexual por lo que suplementar la dieta diaria con un producto como el Creador de Músculo te permitirá extender la vigencia del factor sexual mejorando niveles hormonales.

Detalles esenciales sobre lo que es el deseo sexual

 Se trata de uno de los motores del desarrollo de la vida humana y animal en este planeta, y cada día que pasa desde que alguien lo descubrió, aumenta los misterios que encierra. La pericia por ejemplo, de cada uno de los dos involucrados en  el acto sexual, puede mejorar o declinar según se aprenda o se descubra al otro.

Dicen  que en la variedad está el gusto y es que parece cierto que al practicar el acto sexual y satisfacer el deseo sexual propio y tal vez el ajeno repetidas veces, mejora. Pero lo anterior por supuesto involucra, en la generalidad de los casos una buena cantidad de relaciones que conformarán la experiencia.

El deseo sexual podría nublar la razón cuando se está ante un ser humano experto en las artes de la seducción, se puede perder el control de la voluntad propia y sucumbir. Así como se pinta puede suceder, pero no es algo extraño y que lo estamos descubriendo, ya que desde las antiguas civilizaciones estas artes fueron descubiertas y practicadas.

Tan cierto puede ser lo anterior que hasta imperios se vinieron abajo debido a las experticias de mujeres como la famosa espía Margaretha Geertruida. Una mujer que ha sido reconocida en la historia del espionaje seductor como la muy hábil Mata Hari y que logro colocar a las más conocidas capitales de Europa de rodillas a sus pies.    

Fascinante historia la de una mujer que se apoyó en lo que sabía que significaba el deseo sexual para el ser humano, como manejarlo y despertarlo sin piedad. Tanto que al ser descubierta en sus manejos y manipulaciones, fue ejecutada en París, lo que en cierto modo demuestra el gran poder del factor que representa este deseo.

Citamos la explicación muy acertada y al caso de la doctora Myriam Belmar, una de las endocrinas del Hospital Vithas Nisa Pardo de Aravaca en Madrid, España. Y es que si las relaciones son gratificantes, el organismo querrá repetirlas en la idea de volver a sentir la satisfacción que se generó.

A decir de la experta doctora, se delata la actuación de nuestro sistema de recompensa, y es que durante esta condición de satisfacción - excitación, se generan endorfinas. Pero además dopamina y serotonina, al igual que cuando se come chocolate o se desarrolla alguna actividad de placer y bienestar, lo que produce una especie de adicción.

La manera en la cual cada individuo, hombre o mujer, logre superar los objetivos relacionados con su aspecto sexual en las relaciones dependerá de varios factores. Y entre ellos uno de los más importantes es la alimentación por lo que se sugiere complementarla con los mejores productos nutritivos, como Creador de Músculo, una alternativa saludable.

Hermosa pareja se abraza mientras pasan tiempo juntos en la cama en casa

Hablemos sobre Creador de Músculo, una saludable opción para el desarrollo sexual

El hecho de que un producto tenga la propiedad de estimular el deseo sexual mediante la optimización de los niveles de testosterona, le confiere características muy interesantes. Y es que  Creador de Músculo funciona como un aminoácido completo además de ser una proteína en forma de polvo.

La resistencia muscular depende de que el organismo pueda disponer de buenos niveles  de estos aminoácidos y proteínas además de muchos de los ingredientes en esta fórmula.  Se trata de un excelente promotor del desarrollo muscular, y esto no solo funciona en los hombres sino también en mujeres, ya sabes que en ellas también existe la testosterona.

Al influir en las mejoras del nivel de testosterona, por supuesto mejora el deseo sexual en  tanto que la libido, el apetito sexual, se mantiene activo. Al incrementar el desarrollo de la musculatura, usualmente se promueven el atractivo y el apetito sexual, por lo que deseo y satisfacción se incrementan.

La presentación de este producto es en polvo de proteínas, es decir, un polvo de músculo magro de características únicas por su formulación ya que incrementa la masa muscular. Además facilita la recuperación luego de sesiones de entrenamiento exigentes, en tanto que incrementa la resistencia al máximo.

Por otro lado la formulación de este producto garantiza la acción de proteínas superiores fortificadas y magnificadas con aminoácidos y varias vitaminas esenciales. Lo que en gran medida estimula la producción en nuestro organismo de masa magra limpia, en tanto que la fórmula incluye nutrientes convenientemente bajos en calorías.

En conclusión, estamos frente a un producto de factura superior que además de mejorar continuamente el deseo sexual, incrementa el rendimiento de atletas de alta exigencia. Esto último lo logra al mejorar la síntesis  proteica mediante la inclusión de enzimas asociadas con la buena digestión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *