Ilustración de la piel de una mujer con el signo del colageno

¿Qué es el colágeno y cuáles beneficios tiene para la salud?

¿Qué es el colágeno y cuáles beneficios tiene para la salud?

Última actualización: 14-02-2019. Equipo Nutricioni

El colágeno es la principal proteína constituyente de los tejidos conjuntivos la piel, los huesos y los tendones. Puesto que la piel es el órgano más extenso, el colágeno es la proteína más abundante en el cuerpo.

Una tercera parte del contenido proteico de un organismo está hecho de colágeno, que forma parte también de tejidos como la córnea, el hígado, la aorta, los pulmones e incluso el cabello, si bien en menor proporción.

Ilustración anatomica de las articulaciones en tobillo y rodilla

Esta proteína tan especial, que le brinda estructura todos los animales incluyendo al hombre, debe poseer grandes cualidades: resistencia y flexibilidad a la vez.

El colágeno es segregado por diversas células del tejido conjuntivo, por ejemplo los fibroblastos, para lo cual se requiere la participación de aminoácidos.

Mirando muy de cerca, vemos que estos se unen entre sí mediante puentes de hidrógeno en forma de triple hélice, siendo la glicina (30 %), la hidroxiprolina (25%) y la hidroxilisina (25%)  los aminoácidos básicos constituyentes.

Podrían estar presentes la arginina, la glutamina y otros aminoácidos en menor porcentaje.

En cada vuelta de la hélice, la glicina queda en medio y el entramado proporciona fuerza a la estructura y muchas posibilidades de interacción.

¿Cómo el colágeno le brinda soporte al cuerpo? Veamos: los tejidos del cuerpo están hechos a base de células, pero debe haber algo que las mantiene estructuradas, evitando que se dispersen.

En efecto, las células se encuentran embebidas dentro de lo que se denomina “matriz extracelular”.

Y uno de los componentes principales de la matriz extracelular es el colágeno, además de otras proteínas como proteoglicanos, glicoproteínas y elastina.

Aparte de esta función de soporte, el colágeno actúa sobre los procesos de coagulación de la sangre, en procesos como el de la agregación plaquetaria, por ejemplo.

Tipos de colágeno en el organismo

El colágeno no es una molécula única. Hay muchos tipo de colágeno dependiendo del tipo de tejido y su función, se conocen hasta unos 28 tipos distintos.

Cada tipo de colágeno tiene una secuencia de aminoácidos diferente, manteniendo siempre la estructura helicoidal ya descrita y para distinguirlos se los denota con números romanos, tal como veremos en breve.

En los tejidos duros como el hueso, el colágeno debe constituir el soporte para los depósitos minerales constituyen el hueso y le otorgan su dureza, mientras que en los tejidos blandos se ocupa de darles la integridad necesaria.

Las fibras se pueden entretejer en forma de largas cuerdas o bien en láminas rígidas, según la terminación de la triple hélice. Por ejemplo la triple hélice con extremos romos forma el colágeno tipo I, el más abundante.

El colágeno tipo I se encuentra principalmente en la piel, los huesos y los tendones, entre otras estructuras y brinda resistencia ante estiramientos o tracciones.

El colágeno de tipo II también es muy importante ya que forma parte del cartílago articular, también se encuentra en los discos de las vértebras y en el humor vítreo del ojo y es resistente a la presión.

El  segundo tipo más abundante es el colágeno tipo III, que se encuentra principalmente en los músculos, vasos sanguíneos, piel y paredes del intestino, entre otros órganos.

Es un tipo de colágeno muy apropiado para brindar soporte a órganos que resisten presión y deben expandirse, tal como los que hemos mencionado.

El colágeno tipo III aporta sobre todo flexibilidad. Su molécula es mucho mayor que la de los colágenos tipo I y II.

El colágeno de tipo IV está presente en la córnea y los glomérulos renales que es donde ocurre el filtrado de la orina, es un tipo de colágeno que forma un tejido de moléculas dispuestas al azar como sustento de los epitelios.

Otros tipos de colágeno están presentes en el organismo en menor proporción, asociados a los principales tipos y siempre otorgando resistencia, fuerza, flexibilidad y soporte en lugares específicos.

Activando la síntesis del colágeno

La síntesis del colágeno está dirigida por los genes, al menos 24 de ellos participan.

La información genética que contienen deberá ser transcrita a través del ARN para que se formen las proteínas, todo con ayuda de las enzimas que regulan las diferentes reacciones bioquímicas que se necesitan.

Se trata de un proceso bastante complejo que se inicia en el interior de las células productoras de colágeno y finaliza en el exterior, con el ensamblaje que tendrán las fibras según el tipo al que vayan a pertenecer.

El problema es que al envejecer, el proceso de síntesis del colágeno se ralentiza, porque tanto la cantidad como la efectividad de las células que lo producen decrece con el tiempo.

Hay factores que influyen en esto, por ejemplo la acción de los radicales libres. Se estima que debido al proceso de envejecimiento, a partir de los 25-30 años se pierde un 1,5 % del colágeno en los tejidos.

Dependiendo del estilo de vida, la predisposición genética y los cuidados que se hayan tenido, para cuando se llega a los 50 años, es posible percibir los efectos del deterioro del colágeno en forma de problemas articulares, arrugas, flacidez de la piel y pérdida de masa ósea.

El deterioro del colágeno también afecta a quienes practican deporte y actividad física muy intensa, gracias al desgaste que esto supone y las posibles lesiones.

El exceso de peso también contribuye a ese deterioro, pues añade presión sobre todo a las articulaciones, pero también requiere esfuerzo extra por parte de los vasos sanguíneos y el corazón.

Los antioxidantes tienen un papel importante en la protección de las células, entre ellas las que generan el colágeno, de los efectos de la radiación UV y de los radicales libres.

La vitamina C también es importante al momento de la síntesis del colágeno, ya que su deficiencia incide en una menor producción de procolágeno, un precursor del colágeno.

Ciertos minerales, por ejemplo el cobre, el azufre y el magnesio, son necesarios para la síntesis adecuada del colágeno.

La ingesta de colágeno hidrolizado en suplementos aumenta la cantidad de colágeno en el organismo, gracias a unos mecanismos que describiremos un poco más adelante.

La alimentación adecuada con proteínas, vitaminas y minerales es necesaria para producir adecuadas cantidades de colágeno. A lo cual hay que añadir el descanso adecuado, ya que este es un factor decisivo para su síntesis.

Importancia de una dieta adecuada

Llevar una dieta apropiada es el primer paso para ayudar al organismo a que sintetize más colágeno, y puesto que se trata de una proteína, la ingesta de aminoácidos a través de la alimentación es importante.

Para ello es importante el concepto de colágeno asimilable, es decir, hay que priorizar los alimentos que contengan colágeno que el organismo sea capaz de aprovechar.

Y los alimentos que cumplen este requisito son por supuesto de origen animal, y además deben someterse a largo tiempo de cocción

Esto se debe a que el colágeno es una proteína de estructura muy compleja, que hace difícil la digestión. Al someterlo a cocción prolongada su biodisponibilidad aumenta considerablemente.

Entre los los alimentos necesarios para promover la síntesis del colágeno están aquellos que lo contienen, como los de origen animal, y los que contienen vitamina C y minerales que tal como explicamos, mejoran su síntesis.

Y por supuesto los que contienen antioxidantes, para prevenir el deterioro celular, que incluye las células productoras de colágeno.

He aquí una breve lista de los alimentos que debemos incluir para mejorar nuestro colágeno:

  • Caldos de huesos y patas de res y de cerdo, que hayan pasado por un largo tiempo de cocción.
  • Caldos a base de cabezas de pescado también son apropiados para reponer colágeno.
  • Caldos a base de patas de pollo
  • Callos
  • Gelatinas a base de tejidos cartilaginosos.
  • Huevos
  • Lácteos
  • Frutos secos y semillas, ricos en magnesio y cobre
  • Legumbres
  • Cítricos, frutas y verduras con gran contenido de vitamina C
  • Papas
  • Cereales de grano entero, que además aportan fibra.

alimentos que contiene vitaminas y nutrientes necesarios al cuerpo. Foto en primera plana

Algunos de estos alimentos no son los preferidos de quienes carecen de tiempo para cocinar o no desean incluir alimentos de origen animal. Los suplementos que contienen colágeno hidrolizado son una buena alternativa.

El suplemento nutricional Articagos, es una fuente de vitamina C y vitamina E, ambas potentes antioxidantes.  Además contiene oligoelementos como el cobre y el zinc que ayudarán a la formación del colágeno y a fortalecer las articulaciones.

Consecuencias de la pérdida de colágeno

Como hemos mencionado, la pérdida de colágeno se acentúa con la edad. Además existen otros factores como por ejemplo los hormonales, problemas de absorción de nutrientes y estilo de vida.

Entre estas repercusiones están:

Artrosis: es una enfermedad degenerativa en la que el cartílago se destruye, quedando los huesos de la articulación en contacto directo, lo cual causa dolor e inflamación.

El colágeno articular se degrada paulatinamente y el cartílago se va adelgazando de tal modo que pierde resistencia y el rozamiento de los huesos se hace inevitable.

Tal vez por la influencia del factor hormonal, la artrosis es más común en las mujeres que en los hombres.

También se presenta con frecuencia en los deportistas, a causa del desgaste que sufren sus articulaciones cuando realizan ejercicio extenuante.

Osteoporosis: otra enfermedad degenerativa en la cual el factor hormonal tiene un rol importante, ya que puede afectar a las mujeres después de la menopausia.

El colágeno le brinda soporte a la estructura ósea, tal como dijimos antes, y es en esta malla donde se deposita el contenido mineral que le aporta la dureza al hueso.

Al pasar el tiempo el colágeno, al igual que sucede en el cartílago, se deteriora y las sales minerales se dispersan, haciendo que el hueso se torne poroso y frágil.

Por ello en caso de osteoporosis, además de consumir calcio, es necesario fortalecer la matriz de colágeno para que los minerales puedan adherirse a ella adecuadamente.

Envejecimiento cutáneo: sabemos que el colágeno es el soporte de la piel. Cuando este se deteriora a causa de los radicales libres, la exposición a los rayos UV y la edad, el colágeno pierde sus propiedades.

Esto da lugar a la formación de arrugas, flacidez, manchas y pérdida del contorno facial. Asimismo influye en la apariencia de uñas y cabello.

Articagos contiene glucosamina y condroitina, que junto al colágeno crean una estructura capaz de absorber impactos, mejorando la función de la articulación.

Colágeno hidrolizado en suplementos

Casi siempre el colágeno presente en los suplementos es de tipo II, el mismo que forma parte del cartílago articular.

El colágeno puede extraerse directamente de los huesos, tendones y cartílagos de los animales para consumo, el cual se hidroliza, es decir, se descompone con ayuda de agua y enzimas, para que su asimilación sea más fácil.

Después se le somete a diversos procesos de purificación. También es posible obtenerlo sin la participación de enzimas, utilizando ácidos o bases para descomponerlo en partículas más pequeñas.

El colágeno hidrolizado tiene un mayor aprovechamiento por parte del cuerpo, en un 80 % o más. La presencia del colágeno hidrolizado dentro del organismo le hace creer a este que hay tejido destruido y que debe activar la producción de colágeno para repararlo.

Hay estudios que demuestran que efectivamente ese es el caso en células como los condrocitos, que en presencia de colágeno hidrolizado aumentan la síntesis de colágeno nativo y además otros elementos propios del cartílago.

Los condrocitos son las células encargadas de conformar la matriz cartilaginosa, así que cuando se activan para regenerar el cartílago, es una excelente perspectiva para quienes tienen problemas en las articulaciones.

Por otra parte, experimentos controlados han arrojado que pacientes con artrosis, mejoraron sensiblemente sus síntomas con la ingesta de colágeno hidrolizado.

Otros estudios en mujeres con osteoporosis indicaron reducción en la destrucción ósea en aquellas a quienes se les administró colágeno hidrolizado.

Y es que la ingesta de colágeno hidrolizado facilita el trabajo de las células encargadas de producirlo naturalmente en el cuerpo.

Salvo en quienes tengan problemas con la metabolización de las proteínas, como por ejemplo enfermedades renales, la inclusión de suplementos de colágeno hidrolizado es muy prometedora.

Y no se trata solamente de aliviar los síntomas de estas afecciones, lo cual de por sí ya es una gran ventaja. El colágeno hidrolizado vía oral, aporta grandes beneficios para la apariencia del cutis, las uñas y el cabello.

También se han hecho ensayos sobre el efecto del colágeno en la disminución de las arrugas, que demuestran un efecto positivo del mismo para atenuar las líneas de expresión y arrugas.

¿Qué hacer y qué no hacer para mejorar nuestro colágeno?

Ya hemos indicado algunas recomendaciones para incentivar la producción de colágeno por parte del organismo, recapitulemos pues lo que hemos aprendido:

  • Usar protector solar para evitar el fotoenvejecimiento por los rayos UV.
  • Una dieta balanceada con alimentos ricos en proteínas ayuda al organismo a disponer de todos los aminoácidos que necesita.
  • Incluir antioxidantes tales como vitaminas C y E, selenio y antioxidantes de origen vegetal para impedir el daño celular.
  • El tabaquismo contribuye al deterioro del colágeno en gran medida y debe ser evitado a toda costa para mantener la salud.
  • La síntesis de colágeno y otras proteínas, tiene lugar durante el descanso, por lo tanto es imprescindible dormir lo suficiente para asegurarla.
  • El consumo de vegetales ricos en minerales es necesario para la salud de todo el organismo.
  • Consuma gelatina, que está hecha a base de colágeno de fácil absorción y es muy versátil y fácil de preparar.
  • Haga ejercicio adecuado para su condición, al menos media hora al día tres veces por semana, teniendo presente una buena rutina de calentamiento para prevenir daño articular.
  • La hidratación es muy importante para mantener el colágeno flexible y las articulaciones saludables, asegúrese de consumir suficiente líquido al día en forma de agua, jugos y caldos.

  • El estrés perjudica interfiere con los procesos bioquímicos del cuerpo, incluyendo la síntesis y el mantenimiento del colágeno. Evítelo con ayuda de las muchas técnicas de autoayuda disponibles.

El suplemento Articagos es la mejor alternativa para articulaciones saludables. Contiene vitaminas, minerales y extractos vegetales que fortalecen los tejidos y alivian el dolor que se presenta cuando hay problemas articulares.

Una dieta equilibrada que contenga alimentos ricos en proteínas, aún si estas son de origen vegetal, más glucosamina y condroitina presentes en Articagos, refuerzan el cartílago y fortalecen las articulaciones.

Realmente el colágeno tiene muy pocas contraindicaciones, y para el que se ingiere a través de la dieta ninguna, salvo en quienes por enfermedad renal o hepática, deban limitar los alimentos que mencionamos antes.

El colágeno en forma tópica a veces causa reacción en algunas personas, en forma oral muy rara vez. Hay mucha variedad de suplementos y a la hora de escoger, asegúrese que sea de buena calidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *