ejercicios de resistencia para tonificar, la mujer joven en forma y tonificadora tiene un descanso después del entrenamiento físico con elementos de tabla para la fuerza de los abdominales

¿Qué cambios ocurren en mi cuerpo cuando practico ejercicio?

¿Qué cambios ocurren en mi cuerpo cuando practico ejercicio?

Última actualización: 24-03-2019. Equipo Nutricioni

Aunque todo el tiempo nos están repitiendo los muchos beneficios que otorga al organismo la práctica de actividad física, no sabemos exactamente cuáles son los cambios que ocurren en nuestro cuerpo cuando hacemos ejercicio.

hombre musculoso ejercitando, Hombre musculoso joven haciendo ejercicio con pesas. Chico entrena sus bicep

Son muchas las transformaciones que podremos ver, en prácticamente todos los aspectos de nuestra salud, cuando empezamos a movernos de forma regular siguiendo una planificación y con objetivos específicos, bien sea perder peso, moldear la figura, manejar el estrés, superar la depresión, entre otros fines.

Estos cambios comienzan a ser notorios incluso a corto plazo. Desde el instante que toma la primera pesa o hace el primer trote, empiezan a darse, no solo en el aspecto físico, sino también a nivel mental.

Es que durante el ejercicio, el organismo va reaccionando y responde a diversos estímulos que dan muestra de los beneficios que va recibiendo. Mantener el cuerpo activo permite un estilo de vida saludable.

Cuando se inicia el ejercicio, casi de forma automática el cerebro comienza a producir una infinidad de reacciones químicas. De tal manera que el hábito de ejercitarse no solo promueve un incremento de los músculos o la quema de grasa corporal.

También fomenta una mejora en la capacidad de atención y concentración que perdura aún después de haber terminado el entrenamiento, por lo que su calidad de vida mejora considerablemente.

Es que al activarse los músculos, de inmediato se suceden una serie de reacciones en las cuales se libera una cantidad importante de sustancias que resultan en menos grasa, mejor figura y mayor agilidad mental. Además de brindar vitalidad y bienestar.

Fomenta un mayor desarrollo muscular, sin contar los beneficios que brinda a todo el sistema vascular, mejor desempeño del torrente sanguíneo protegiendo el corazón, ya que fortalece el músculo cardíaco e incrementa la circulación sanguínea.

Además, durante el ejercicio se liberan varias hormonas, tales como el cortisol, la adrenalina, la testosterona y también las endorfinas. El nivel de relajación que logra el cuerpo tras la actividad física permanece por un buen tiempo.

Sobre todo cuando el ejercicio se vuelve recurrente, la sensación de bienestar, la agilidad mental, la pérdida de peso y el estado de relajación, se prolongan.

No obstante, hay que acotar que siempre va a depender de cada organismo el proceso de adaptación al ejercicio.

¿Cuántas calorías se pierden con cada ejercicio?

Tomemos como base una rutina de 30 minutos de ejercicios aproximadamente, la pérdida de calorías dependerá en principio del tipo e intensidad del entrenamiento.

En el caso de los ejercicios aeróbicos, por ejemplo, al caminar rápido puedes quemar hasta 250 calorías en un promedio de 30 minutos. Pero solo caminar logra quemar un promedio de 140 calorías.

Sin embargo, al correr durante 30 minutos puede llegar a quemar hasta 325 calorías. Pero al bailar solo quemas 190 calorías. Los ejercicios aeróbicos en general, favorecen la quema de hasta 180 calorías.

Otros ejercicios como andar en bicicleta, le ayudan a quemar hasta 230 calorías. En tanto que practicar artes marciales hace que pierdas aproximadamente unas 370 calorías.

Disciplinas como el cardiobox pueden ayudarle a perder unas 300 calorías. O el crossfit, por ejemplo, que es de mayor intensidad, le hace quemar 350 calorías aproximadamente.

De acuerdo a estas cifras puede crear una rutina cotidiana de ejercicios con la actividad que más le agrade. De esa forma, podrá establecer su objetivo diario si se trata de quemas calorías y ganar masa muscular.

Poco a poco su cuerpo empezará a incrementar su resistencia y podrá agregar mayor intensidad a su preparación. Todo bajo la supervisión de un entrenador, preferiblemente.

Por supuesto, esto debe ir de la mano con una dieta balanceada, además de unos hábitos saludables que incluyan un buen descanso. Evitar el consumo de bebidas alcohólicas y tabaco, entre otros malos hábitos.

Además de suplementos naturales, que favorezcan un mayor rendimiento y una mejor recuperación de los músculos trabajados durante. Aliviáne es un complemento alimenticio que contiene enzimas proteolíticas, las cuales contribuyen también con la circulación sanguínea.

Una de sus funciones principales es minimizar el impacto que produce el sobreesfuerzo. Contribuye con un mayor rendimiento, mejorando y potenciando la actividad física.

Aliviáne  es su mejor aliado para sintetizar la proteína que se ha visto afectada por un sobreesfuerzo físico, gracias a su aporte en proteasa fúngica.

Cambios desde el punto de vista mental y emocional

Ya es conocido que al practicar ejercicios su salud se mantiene en niveles óptimos. Mejorando su calidad de vida en muchos aspectos. Sin embargo, veamos cuáles serían estos beneficios desde el punto de vista mental.

  • Con el ejercicio se puede reducir el estrés y todos los síntomas asociados a este trastorno, tales como ansiedad y depresión. Además, otros síntomas como irritabilidad, cambios de humor y sensación de intranquilidad se disipan con el ejercicio regular.
  • Su agilidad mental se incrementa. Esto se debe a que cuando se practica ejercicio la circulación sanguínea aumenta, por consiguiente el flujo de sangre y oxígeno que llega al cerebro es mayor. Así su nivel de captación es mejor, retiene mayor información.
  • Se mantiene más alerta, mejor concentrado y su capacidad de aprender es mayor cuando se practica alguna actividad física.
  • También le ayuda a sentirse más motivado a afrontar sus labores diarias y plantearse sus metas a largo plazo.

Esto le hace ver cada reto con optimismo y con la energía y buena vibra que más que verlo como un desafío, lo ve como una oportunidad de crecer, precipitando nuevos logros en su vida.

  • Su autoestima nunca estuvo más alta. Al mejorar su figura lo hace también su confianza, al tener frente al espejo la imagen corporal que siempre deseó. Esto propicia un mayor entusiasmo y ganas de abarcar nuevos proyectos en su vida.
  • Mayor nivel de bienestar. Ya que durante el ejercicio se liberan endorfinas, las conocidas “hormonas de la felicidad”. Por lo que va a mantener no solo una sensación de bienestar sino de placer y buen humor cada vez que practique ejercicio.
  • El ejercicio es un buen distractor, que además de otorgarle un estilo de vida más saludable, le ayuda a dejar a un lado las preocupaciones, esto lo mantendrá con buen estado de ánimo. Al punto de mantener una actitud positiva ante los problemas.

Más allá de desanimarse ante cualquier contratiempo, podrá afrontar con sabiduría y paciencia los obstáculos que se le presenten en el camino. De esta manera logrará salir adelante.

  • El ejercicio es un oxigenante cerebral natural totalmente efectivo. En general, al practicar ejercicios se mantiene relajado, más concentrado y enfocado, con la suficiente confianza en sí mismo, lejos de padecer de trastornos mentales, tales como la depresión.

Cambios en el sistema cardiovascular

mujer haciendo cardio, entrenamiento cardio del intervalo al aire libre. Hembra caucásica en ropa deportiva ejercicio al aire libre en la mañana

Así como el cerebro se ve beneficiado con el ejercicio, lo mismo pasa con el resto del organismo. En el caso del sistema cardiovascular, los cambios saludables que otorga son bastante variados.

  1. Aumenta la cantidad de sangre que bombea hacia el corazón.
  2. Reduce la tensión arterial al incrementar los capilares, las venas y las arterias.
  3. La frecuencia cardíaca disminuye no solo durante el ejercicio sino también en reposo.
  4. Cuando la masa muscular comienza a desarrollarse, también se produce un aumento de masa muscular en el área miocárdica. Lo mismo ocurre en la cavidad ventricular. Por lo que cuando la persona realiza algún esfuerzo, mejora su rendimiento.
  5. Ya que su perfusión sanguínea mejora notablemente y le brinda fortaleza al músculo que está realizando el esfuerzo. Además, el nivel de glóbulos rojos se incrementa, manteniendo su hemoglobina, apoyando una mayor retención de oxígeno.
  6. También se consiguen mejores respuestas en cuanto a la recuperación posterior a efectuar algún esfuerzo, producto de la fuerte actividad aeróbica. Sin contar que zonas como la hipodermis obtienen más oxígeno debido a una mejor circulación de sangre.
  7. Esto se traduce en menos celulitis, ya que a mayor circulación de sangre y oxígeno en estas zonas, se protegen por más tiempo las células de la piel, evitando este tipo de alteraciones.
  8. Condiciones como insuficiencia venosa, trombos y otros similares, se pueden prevenir con el ejercicio ya que propicia un mejor sistema de retorno y bombeo de la sangre por las venas y arterias.

Cambios en el sistema muscular

El ejercicio logra incrementar el tono y la fuerza muscular. Con la actividad física regular se reduce el riesgo de padecer de cualquier forma de atrofia muscular.

Este tipo de trastorno es común cuando el organismo no se mueve lo suficiente. Pero al ejercitarse, hace posible la síntesis de miofibrillas sarcoplasmáticas, evitándolo.

La recuperación y regeneración de las fibras musculares mejora potencialmente con el ejercicio, debido a que la producción de mitocondrias aumenta, al igual que los capilares. Esto reduce el consumo de oxígeno, previniendo cansancio o fatiga durante el ejercicio.

La recuperación de las fibras de los músculos se realiza mejor y más rápidamente.

Con el entrenamiento se moldean los músculos, proporcionándole una mejor figura y un aspecto corporal grato y estéticamente adecuado.

Movimientos musculares más coordinados y fluidos se logran con el ejercicio. Ya que optimiza la coordinación intermuscular e intramuscular.

Las reservas energéticas de ATP se incrementan con más ejercicio.

La grasa corporal se reduce, permitiendo un mayor incremento de masa muscular. El glucógeno muscular también aumenta, la grasa intramuscular por otro lado disminuye.

Las lesiones musculares por malos movimientos o posturas también disminuyen notablemente con el ejercicio porque la elasticidad aumenta. La flexibilidad en cada movimiento es aún mayor.

Lo mismo sucede con las contracciones musculares y las lesiones articulares. El ejercicio mejora todo este tipo de situaciones, reduciendo el riesgo de padecerlas y otorgándole al cuerpo mayor rendimiento y resistencia durante la actividad física.

Otros cambios importantes

  1. Los tendones y ligamentos se mantienen fortalecidos.
  2. Se incrementan los niveles de glucógeno, calcio, magnesio.
  3. El hígado también se fortalece, y cumple su función depuradora de una forma más eficiente.
  4. La frecuencia y volumen de la respiración aumentan.
  5. También la temperatura corporal cambia con el ejercicio, lo que debe manejarse con cuidado, equilibrándola con una adecuada hidratación.
  6. Mayor equilibrio del pH del organismo, siendo más alcalino y menos ácido. Además los lípidos o grasas en sangre se reducen en niveles normales. Se logra conciliar mejor y más rápido el sueño cada noche.
  7. El metabolismo se activa e incrementa la acción metabólica del organismo. Esto a su vez genera una buena y mayor síntesis de ATP y de fosfato de creatina. Además se produce un incremento en las reservas de combustible como glucógeno y azúcar en sangre.
  8. Los músculos alrededor de la espalda se vuelven más fuertes, de esta forma se evitan los dolores en esta zona en particular.
  9. Se incrementan los niveles de hormonas, como el estrógeno, que pueden prevenir el cáncer de mama.
  10. El ejercicio mantiene en forma el organismo, mejorando los índices de respiración, para un mayor rendimiento.
  11. La estructura ósea se mantiene sana por la presión que ejercen los músculos, esto previene la aparición de osteoporosis.
  12. Los músculos aún a 24 horas posteriores al ejercicio, continúan en la quema de glucosa, evitando la diabetes ya que no se requiere la producción de insulina.
  13. La piel se mantiene más hidratada y sana.
  14. También su desempeño sexual mejora notablemente; su apetito sexual se incrementa y sus relaciones íntimas son más placenteras y duraderas. Además la expresión genética en su ADN mejora.
  15. El sistema inmune se mantiene fortalecido y los cambios favorables que ejerce en el sistema nervioso y el cerebro reducen el riesgo de padecer de enfermedades neurodegenerativas como el Alzhéimer.

La alimentación y el ejercicio

Representación gráfica de una vida sana, con buena alimentación y ejercicio

Muchas creencias erróneas al hacer ejercicio tienen que ver con la alimentación.

“Si quieres estar en forma, deja de comer”, es un error de proporciones abismales, ya que la alimentación es uno de los elementos esenciales para el que practica deporte.

Aunque sí es importante controlar el nivel de calorías que se consume, la realidad es que la alimentación debe ser de calidad y cantidad en los productos más nutritivos.

Para el que realiza actividad física, es importante comer antes y después del ejercicio.

Los menús varían de acuerdo a la actividad e intensidad física en cada entrenamiento. Por lo que antes de realizar ejercicios se debe nutrir el cuerpo con hidratos de carbono complejos tales como legumbres, arroz o pan integral.

Son alimentos que se digieren rápidamente, además de garantizar al organismo, la energía que requiere para el momento de la actividad física. En caso que su práctica sea en la mañana, entonces puede optar por hidratos de carbono simples.

Puede consumir entonces leche o yogur, que le garantizan energía, pero de igual forma se digieren rápidamente. Por lo que la recomendación antes de ejercitar es evitar alimentos ricos en fibra o con alto contenido de grasa por digerirse más lentamente.

La hidratación cumple un importante papel. Antes, durante e incluso después del ejercicio y aunque no se practique se debe consumir suficiente agua durante el día. Recordemos que con el ejercicio vienen cambios en cuanto a la temperatura corporal.

Cuando se incrementa la sudoración, esto supone un gasto de agua y sales minerales a través del sudor y que debe reponerse con el consumo de agua. Las proteínas y los hidratos de carbono pueden tomarse posterior al ejercicio.

El consumo de suplementos que mejoren la condición física y al mismo tiempo brinden alivio es una indicación relevante. Los deportistas que realizan entrenamientos de alto rendimiento tienen un plus extra con Aliviáne. Contiene bromelina, papaína y sauce blanco, entre otros ingredientes.

Por lo que Aliviáne  es su mejor aliado cuando se ha lastimado el músculo y se produce alguna lesión, ya que brinda alivio. Además, permite una mejor recuperación muscular en casos donde el ejercicio ha sido un poco exagerado.

Pero en esencia, hace posible el logro de sus objetivos, al ser una medida terapéutica, aliviando el dolor producido por lesiones cuando se ha lastimado el músculo. Activa el metabolismo para una mejor absorción de las proteínas.

En general, los cambios que se suceden en el organismo, todos resultan favorables sobre todo en el aspecto de la salud física y emocional del individuo. Es importante contar con la asesoría necesaria en cuanto al tipo de ejercicio y con qué frecuencia debería realizarlo.

De igual forma, siempre consulte al médico de manera que sea evaluado previamente antes de iniciar cualquier actividad física. Cumplir con los parámetros sin exagerar en la intensidad y permitir el debido descanso y recuperación a los músculos.

Todos estos cambios favorables que el ejercicio brinda al cuerpo, se darán solo cuando el ejercicio sea constante y regular. No es necesario llevar entrenamientos de alto nivel. Lo de que debe ser es constante, una hora de ejercicio, tres veces a la semana al menos.

Esto a la par de una dieta balanceada, buenos hábitos de sueño y sin excesos. Le abrirá las puertas a una vida plena y saludable.

Planifique sus actividades diarias, para que el ejercicio sea una actividad con la misma prioridad que tendría los otros pendientes.

Trate de ser consecuente y en poco tiempo notará cambios saludables en su cuerpo. Su salud estará en condiciones óptimas, además de mantener el peso y la talla deseados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *