¿Qué alimentos contienen la vitamina A?

¿Qué alimentos contienen la vitamina A?

Última actualización: 04-01-2019. Equipo Nutricioni

capsulas naturales llenas de alimentos que asemejan vitaminas y nutrientes para mejorar la salud, complejo vitaminico que sirve de mucho alimento, carnes, legumbres, frutas, verduras

La mayoría de la población global tiene miopía. El 95% de las personas requiere usar lentes, pero no lo hacen por asuntos de apariencia. La vitamina A es importante para la visión.

Al consumir alimentos que contienen vitamina A podrá evitar problemas de visión.  Otras propiedades de esta vitamina es ayudar al sistema inmunitario y la reproducción.

Además,  este compuesto ayuda al buen funcionamiento de muchos órganos, como el corazón, los pulmones, los riñones, entre otros. Conocer los alimentos que contienen la vitamina A será de mucho beneficio al poder mezclarlos con la dieta que consumes todos los días.

Todos los expertos señalan que lo más importante para tener, y mantener una buena salud es poseer una buena dieta balanceada que contenga todas las vitaminas. Es absolutamente indispensable proveer al cuerpo de los nutrientes esenciales cada día.

Esto permitirá brindar las energías a nuestro cuerpo que necesitamos para empezar y superar todas nuestras tareas día a día. Hay vitaminas que destacan desde lo más general hasta lo más específico. Dentro de ellas tenemos una que se destaca para los beneficios que aporta a la visión.

Al estar al tanto de cuáles son los alimentos que son ricos en esta vitamina nos será más fácil incluir estos alimentos a nuestra dieta y así nutrirnos. Además, los alimentos son deliciosos y los incluimos con los ojos cerrados a tu vida cotidiana. También puede que usted los esté comiendo desde hace mucho tiempo sin conocer sus propiedades.

Vitamina A

Es una vitamina con numerosas propiedades, entre ellas se caracteriza por ser un antioxidante.

Por esto es capaz de proteger al organismo de las células que intervienen en el proceso del envejecimiento, retardando sus signos, como lo son enfermedades, arrugas, síntomas y dolencias relacionadas con el paso del tiempo.

La vitamina A es liposoluble, es decir, que se adquiere a través de la comida. Es dividida en dos tipos, la vitamina A preformada, que se encuentra en carnes, pescados y productos derivados de la leche; y la provitamina A, que se encuentra en frutas, verduras y vegetales.

Esta vitamina es capaz de detener la pérdida de la agudeza de la vista  asociada con el envejecimiento. Protege la retina, su deterioro y posibles enfermedades como la catarata.

También previene las  enfermedades derivadas de problemas en la tensión ocular, por ejemplo el glaucoma. Mejora notoriamente la adaptación de la visión en la oscuridad y la visión nocturna.

Si no se consume suficiente vitamina A se pueden desarrollar diferentes problemas en la salud. La más común es una enfermedad en la vista llamada xeroftalmia.

La xeroftalmia se caracteriza por la incapacidad de ver en lugares con poca luz, si no es tratada a tiempo puede llegar a desarrollar una ceguera parcial o total. Afecta más que todo a niños pequeños que están desarrollando su aparato ocular o a mujeres embarazadas.

¿Qué alimentos contienen vitamina A?

Hay una larga lista de los alimentos que contienen vitamina A. Todos los vegetales verdes contienen esta vitamina, al igual que las frutas verdes, naranja o amarillas (limones, cambur, mandarina, naranjas, parchitas, kiwi, melón, durazno, mango, albaricoque, etc.)

Los lácteos son una amplia fuente de vitamina A, está presente tanto en la leche, como la mantequilla. El queso es una rica fuente de vitamina A. El yogurt es una buena opción ya más si se aplica como aderezo en ensaladas verdes.

Siempre se ha asociado a los conejos y la zanahoria con la buena vista. Esto es cierto, la zanahoria es uno de los vegetales con los niveles más altos de vitamina A. El brócoli, las espinacas y la col son alimentos verdes que contienen esta vitamina.

La batata y la papa son muy versátiles, se pueden hacer en purés, como bocadillos, ensaladas, fritos y asadas.

Los alimentos de origen animal también contienen altos niveles de vitamina A. La carne de res, el pollo, el pavo, el cerdo y el pescado no solo contienen vitamina A, sino una gran cantidad de vitaminas que nuestro cuerpo necesita diariamente. En especial los niños y adolescentes que se están desarrollando.

La dieta de toda persona se debe caracterizar por poseer todos los nutrientes y vitaminas que nuestro cuerpo necesita. Una habitual presencia de Omega 3 (presente en pescados y mariscos) ayudan a detener las enfermedades degenerativas de la vista.

Es importante incluir en nuestra dieta las espinacas, la col y el brócoli para mantener la salud de nuestra rutina. Los frutos secos y los cereales son la principal fuente de selenio y zinc, que combinados con la vitamina A son la mejor fuente de nutrientes para la salud.

Consejos para llevar una dieta sana y equilibrada

Es importante para llevar una dieta adecuada para nuestra salud consumir la cantidad correcta de cada alimento. Nuestro cuerpo necesita proteínas, vitaminas y minerales que provea a nuestro organismo las energías o calorías necesarias.

Para lograr este sano equilibrio podemos seguir los siguientes consejos:

Variedad en los alimentos: Requerimos nutrientes de todo tipo de alimentos. No solo es necesario comer carnes o vegetales. Se requieren alimentos de todos los grupos (cereales, frutas, hortalizas, aceites, proteína, lácteos).

Debido a que ningún alimento posee todos los nutrientes necesarios por sí solo. Es recomendado ingerir 30 alimentos distintos en las cantidades correctas para así estar sanos.

Comer más frutas y verduras: Es cierto que a los niños se les dificulta comer los temidos vegetales. Pero es trabajo de los padres enseñarles desde pequeños a comer todo tipo de alimentos.

Las verduras y frutas contienen grandes cantidades de agua, hidratos de carbono y fibra. No poseen muchas grasas y nada de colesterol. Cuentan con muchos minerales y vitaminas hidrosolubles como lo es la vitamina A.

Reducir la ingesta de productos procesados: Hoy en día existe una gran cantidad de productos procesados que dañan nuestra salud. Grandes cantidades de grasas saturadas y azúcar refinada que producen enfermedades como la diabetes y la obesidad.

Realizar alguna actividad física: Al menos treinta 30 minutos al día de actividad física puede estar salvando su vida del sedentarismo. No es necesario ir a un gimnasio todos los días. Basta con caminar por el parque o ir a bailar hará que su salud se beneficie.

Cinco comidas al día: La clave son siempre cinco comidas al día: desayuno, merienda, almuerzo, merienda y cena. Las meriendas pueden ser frutas frescas o algunas ensaladas.

Mantenerse siempre hidratado: El 80% de nuestro cuerpo es agua, si no suministramos la cantidad adecuada que el cuerpo necesita de agua comenzara a fallar en sus tareas.

No someterse a una dieta estricta: Al pensar en dieta nuestra mente se condiciona a que es algo horrible y tormentoso. Pero no tiene que ser así, no tiene que despedirse de sus comidas favoritas sino, volverlas más sanas y saludables.

Practicar algún deporte: Al practicar algún deporte nuestro cuerpo y mente entrena no solo físicamente, también entrena la parte de la disciplina. Se acopla mejor a regímenes alimenticios y a horarios para hace mejor la alimentación.

Dormir bien: Descansar bien es un aspecto importante de nuestra salud. Al estar completamente descansados nuestra mente y procesos cognitivos funcionaran de manera correcta. El metabolismo actuará más rápido lo que hará mejor la asimilación de las comidas.

Funciones de la vitamina A

Morena bastante joven que hace algunos ejercicios de yoga en casa durante su embarazo

Entre las propiedades principales de la vitamina A se encuentra su gran favorecimiento a los asuntos reproductivos. Incrementa la producción de espermatozoides y contribuye de manera positiva el ciclo reproductivo femenino, reduciendo los dolores menstruales y el cólico.

Es muy importante en el embarazo, ayuda al óptimo desarrollo del feto pues forma correctamente el corazón, los ojos y oídos del embrión. Continúa siendo de vital importancia en el proceso de amamantar.

Los bebés recién nacidos hasta los dos años de edad toman suplementos de vitaminas, entre ellas la vitamina A. Ayudando al correcto desarrollo de todo su sistema inmunitario.

La piel necesita la vitamina A. Principal beneficiaria de esta vitamina. Embellece y ayuda a reducir las manchas causadas por los años o por el sol. Está relacionada con una enfermedad cutánea que afecta a la mayoría de los adolescentes y que podría seguir hasta la edad adulta, el acné.

La vitamina A ayuda a los tejidos blandos y a las articulaciones, siendo muy bueno para tratar los dolores en huesos y articulaciones.

La vitamina A también es llamada algunas veces retinol, por sus propiedades en la formación de la retina. Al apoyar al sistema inmune es muy buena combatiendo las enfermedades infecciosas y las autoinmune como el caso de la psoriasis.  

Previene enfermedades infecciosas, especialmente del aparato respiratorio, u otras patologías como el sarampión. Su ingesta puede ayudar a prevenir las células cancerígenas como en el caso de un cáncer de pulmón o de estómago.

Falta o exceso de vitamina A

El nivel de vitamina A es visto mediante un análisis de sangre. Cuando hay falta de vitamina A el sistema inmune queda debilitado haciendo que nuestro organismo sea propenso a contraer infecciones. Los problemas de visión están relacionados con el déficit de esta vitamina.

Las enfermedades cutáneas pueden aparecer con los niveles bajos de esta vitamina. Dermatitis, psoriasis, acné y seborrea son algunas enfermedades que podrían atacar nuestro organismo por los bajos niveles de vitamina A.

Como todas las cosas no es bueno su bajo consumo pero tampoco es bueno excederse. Su exceso aunque no es algo común y tienen que ser unas cantidades muy exageradas puede desarrollar enfermedades también. Puede causar enfermedades asociadas con la pérdida de peso como lo es la anorexia.

La alopecia o calvicie (la pérdida anormal de cabellos, sobrepasando la caída de 100 cabellos al día) también es provocada por el alto consumo de la vitamina A.

Los dolores de cabeza y la ictericia (cuando la piel se vuelve amarillenta por el aumento de la bilirrubina) son los síntomas más comunes y reversibles que desaparecen luego de dejar la ingesta excesiva de esta vitamina.

La vitamina A y el embarazo

La vitamina A o retinol es fundamental para el embarazo. Gracias a esta vitamina los tejidos se desarrollan correctamente y los huesos se fortalecen. En el feto es muy importante para desarrollarse durante el primer trimestre de embarazo.

Por la vitamina A se desarrollan el sentido de la vista, el sistema nervioso y el sistema inmunitario.

Pero también hay que tener cuidado con el consumo en exceso porque puede traer graves consecuencias tanto en la madre como en el futuro bebé. Pudiendo ser causa de malformaciones o defectos congénitos en el feto llegando incluso a la pérdida del bebé.

Nuestro cuerpo necesita 800 gramos al día de esta vitamina. Una dieta sana y balanceada son claves para toda persona y más para las embarazadas, ni muy poco ni en exceso para garantizar la absorción necesaria de vitaminas, minerales y nutrientes. Tanto como para la madre como para el feto.

En la lactancia la necesidad de vitamina A sigue siendo importante. Generalmente todos los bebés nacen con bajos niveles de vitamina A. Por esto es importante la lactancia materna exclusiva los primeros seis meses de vida.

El calostro (la primera leche que sale de la madre) es la que más contenido de vitamina A tiene en todo el proceso de lactancia. Se necesita debido a que la demanda del lactante es en exceso y las madres necesitan estar bien por sí misma y por él bebe.

La vitamina A y su papel en la visión

retrato de la visión mayor de la prueba de la mujer con la carta de prueba en fondo. Mujer cerrando un ojo con la mano

La vitamina A o también llamada retinol está encargada de varias tareas en el organismo. La función más conocida es su papel en la visión. Al consumir la vitamina o retinol es llevada a la retina. La retina se encuentra ubicada en la parte de atrás del ojo.

Las fotorreceptoras que son las células bastones encargadas de recibir la luz y los pigmentos. Cuando es necesario el retinol se une a una proteína llamada opsina para luego formar la rodopsina. La rodopsina en los bastones captan cantidades muy pequeñas de luz, por esto es importante para la visión nocturna.

La falta de vitamina A en la retina dificulta la visión en lugares oscuros, esto es conocido como “ceguera nocturna”. Esa es solo una y la más común de los problemas causados por la falta de vitamina A.

Las enfermedades de visión es algo más común de lo que la gente piensa, cada 7 de 10 personas usa lentes correctivos. Los problemas visuales pueden aparecer desde el nacimiento, la niñez o se desarrollan con el tiempo.

Los errores en la refracción son los que producen los más comunes problemas en la vista. La miopía, hipermetropía, el astigmatismo y la presbicia.  Estos ocurren cuando la forma de nuestro ojo evita que la luz enfoque en la retina, puesto que el globo ocular es más largo o más corto de lo que debería.  

Las personas con problemas en los ojos no con conscientes de que tienen un problema ya que muchas veces se han acostumbrado.

Los síntomas más comunes de estas patologías suelen ser dolor de cabeza, visión borrosa, doble o nublada. Así como entrecerrar los ojos para tratar de fijar la vista, luces deslumbrantes, ojos secos, fatiga ocular, problemas para enfocar las letras y muchas veces estos pacientes sienten que las letras se mueven.  

Trastornos de la visión más comunes

Existen otras afecciones visuales además de los causados por errores de refracción. Otros trastornos comunes de la visión pueden ser:

Ojo perezoso (Ambliopía):  Es cuando ocurre una reducción en la visión de un ojo, por consecuencia de un nervio dañado que no realiza la transmisión de manera correcta entre el ojo y el cerebro.

Síndrome de la visión de computadora: Las personas que usan constantemente el ordenador desarrollan esta patología. Se manifiesta con una serie de síntomas luego de usar excesivamente el aparato: dolores de cabeza en los hemisferios laterales, fatiga ocular, visión borrosa, ojos llorosos además de dolores en el cuello y hombros por la postura forzada.

Fotofobia: Las personas fotofóbicas desarrollan sensibilidad excesiva a la luz generando malestar y dolor.

Estrabismo: Falta de coordinación entre los ojos que puede corregirse por medio de cirugía o lentes.

Acromatopsia o Daltonismo: Personas incapaces de distinguir ciertos colores.

Miopía: Dificultad de ver de lejos. Esto ocurre cuando la retina enfoca la luz delante en vez de hacerlo sobre ella.

Hipermetropía: Es contrario a la miopía, dificultando la visión de objetos cercanos.

Astigmatismo: Este trastorno puede presentarse en conjunto de las dos últimas. Se caracteriza por enfocar las imágenes borrosas o alargadas.

Presbicia: Este trastorno se va presentando con el paso de los años. Consiste que la persona va perdiendo la facultad de enfocar los objetos cercanos.

Suplementos naturales que contienen vitamina A

Todos los sentidos son importantes. Al igual que para mantenerlos es preciso que nos alimentemos bien, tengamos buenos hábitos de vida y dejemos atrás el sedentarismo.

El sentido de la vista es muy importante. Gracias a él percibimos lo que nos rodea y nos permite realizar nuestras tareas diarias.

Todo esto ratifica la importancia de una buena salud llena de vitamina A. Suplementos como Suplemax aportan todos los nutrientes necesarios  para tu organismo.

Suplemax no solo contiene vitaminas A, B, C D y E, además contiene niacinamida (vitamina B8) que es un componente fundamental en el cuidado de la piel. Contiene calcio y al estar combinado con la vitamina D también fortalece huesos y articulaciones previniendo la osteoporosis.

Además de ayudarnos a mantener un sistema inmunológico sano, ingerir suplementos como Suplemax te mantiene activo dándote la fuerza que tu sistema necesita. Este suplemento más unas buenas costumbres alimenticias te brindaran los escudos necesarios para dejar a un lado todas las enfermedades.

La vitamina A cuida la salud de tus ojos, dotándolos de una vista de águila para afrontar todos los retos que se presenten.

Comments 2

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *