Prueba las mascarillas caseras para el acné

Prueba las mascarillas caseras para el acné

Última actualización: 25-05-2019. Equipo Nutricioni

El acné es una enfermedad frecuente, que afecta a muchas personas desde la adolescencia hasta la edad adulta. Cuando esta no es tratada a tiempo, puede causar una baja de autoestima, seguridad y confianza de las personas, provocando depresión.

Las personas que presentan problemas de acné dejan de realizar sus actividades por temor a ser humillados y ofendidos ante los demás, es importante acudir con un especialista, para conocer cómo controlar esta enfermedad.

Para algunas personas algunos tratamientos son costosos a pesar de que son eficaces y casi siempre recurren a las mascarillas caseras, buscando no solo la facilidad económica, sino utilizar los recursos que nos brinda la naturaleza.

Ya que esta última posee infinidad de propiedades, que no solo nos ayudan a combatir un problema de estética como lo es el acné, también a mejorar nuestro estado de salud y el buen funcionamiento del organismo.

mujer con acne y problema facial, Mujer joven con acné antes y después del tratamiento.

¿Cuáles son las mascarillas caseras más conocidas?

Existen una variedad de opciones y alternativas naturales para tratar un problema tan recurrente y frecuente en muchas personas como lo es el acné. Entre estas tenemos:

Mascarilla de aloe vera y limón: La primera es una planta la cual es muy conocida a nivel mundial, gracias a que posee propiedades cicatrizantes e hidratantes.

Para realizar esta mascarilla debes utilizar una de las pencas de aloe vera o sábila, esta se pela y se le extrae la masa gelatina que posee, luego se lava muy bien para eliminar otras sustancias irritantes en la penca.

El limón tiene la cualidad de eliminar el exceso de grasa, gracias a sus propiedades limpiadoras y purificantes.

Lo primero es mezclar bien el aloe vera con el jugo del limón, batirlos hasta conseguir la consistencia deseada para la mascarilla.

Mascarilla de arcilla verde: Esta ha sido utilizada por siglos, para extraer las toxinas presentes en el organismo y aportarles los minerales que necesita.

Esta puede ser utilizada tanto en el área de la cosmética, con en nuestro cuerpo para eliminar dolores e inflamaciones.

La arcilla siempre a sido eficaz para tratar los problemas de acné por lo cual, nos ayuda a extraer las sustancias que causan el acné, reducen la inflamación, entre otros.

Para su uso se debe mezclar la arcilla verde con agua tibia, la cual quedará cremosa para que se pueda untar y que no se gotee.

Lo mejor es utilizar implementos de madera, cristal o cerámica, para evitar los de metal y plástico.

Mascarilla de yogurt y árbol de té: Esta mascarilla es utilizada para pieles grasas y mixtas, que tengan impurezas o acné, en el caso del yogurt este hidrata la piel y no permite que se resequen las pieles mixtas.

También es utilizado para refrescar la piel en épocas de calor, el aceite esencial de árbol de té, ha sido de gran utilidad para combatir infecciones.

Esta esencia a la hora de realizar la mascarilla se agregan unas pocas al yogur, este debe ser natural, sin colorantes, azúcar y edulcorantes.

Además el yogur se puede mezclar con avena y miel, después aplicar en el rostro se deja actuar por unos 20 minutos, hasta que nuestro cutis la absorba y seque.

Luego retira esta mascarilla con agua, se aconseja realizar esta una vez a la semana.

Otras mascarillas caseras

Mascarilla de yogurt, miel y avena: Realiza una mezcla con solo estos tres  ingredientes, aplícala en tu rostro dejándola actuar por algunos minutos, hasta que el cutis la absorba y seque.

Después lava tu rostro  con agua y aplica crema hidratante. Es recomendable aplicar esta mascarilla una vez a la semana.

Mascarilla de levadura de cerveza y clara de huevo: Ambos alimentos son beneficiosos para cualquier tipo de piel, en especial las que tienden a acumular grasa.

La levadura tiene la función de eliminar las toxinas que se encuentran en la piel, contiene silicio que mantiene el cutis firme y joven.

En cuanto a la clara de huevo esta brinda firmeza y reduce la acumulación de sebo.

Al momento de preparar esta mascarilla, se deben mezclar ambos hasta conseguir una estructura suave y cremosa.

La yema del huevo es de gran utilidad para las personas que tienen la piel seca, con el uso de esta mascarilla lograras cambios radicales.

Mascarilla de miel: Está por ser natural ofrece muchos beneficios para la piel, es muy utilizada en la parte de cosméticos, elimina las toxinas, es un exfoliante que regenera las células muertas.

Tiene la capacidad de reducir las impurezas, evita el aumento de bacterias y deja la piel suave e hidratada en todo momento.

Además la miel se puede combinar con la canela en polvo, después de mezclar ambos aplícala por las noches unos diez minutos para que la piel la absorba, esta mascarilla la puedes realizar por dos semanas y notarás cambios en poco tiempo.

Mascarilla  de limón: El limón es cítrico por naturaleza, cuenta con propiedades astringentes, disminuye las imperfecciones y cicatrices de la piel. Es un exfoliante, que desaparece las células muertas, aclara el tono de la piel y disminuye las cicatrices.

Para preparar esta mascarilla de limón, solo debes exprimir el jugo de algunos limones y con un algodón aplicar en el rostro donde este el acné, déjalo actuar en la noche y luego enjuaga la cara con agua.

El jugo de limón también se le puede agregar una clara de un huevo y se mezcla, luego se aplica en el área afectada deja reposar por algunos minutos y luego retíralo con abundante agua fría.

Mascarilla de vinagre de manzana: Este es muy utilizado gracias a su acción limpiadora o astringente, ya que deja la piel suave e hidratada, gracias a las vitaminas que este posee.

El aplicar este vinagre de manzana en el rostro por unos días verás como sus propiedades cicatrizantes y antiinflamatorias actúa desapareciendo así las células muertas, también tiene la ventaja que elimina las manchas.

Mascarilla de vinagre con agua: Para aplicar esta combinación primero se debe lavar el rostro que un jabón neutro, luego se aplica el vinagre ya mezclado con agua con un algodón, dejarlo reposar y secar, por último, aplica una crema hidratante.

Mascarilla de fresas: Las mascarilla de fresas es realizada en una licuadora, agregando unas fresas y una clara de huevo, acompañada de miel.

Luego de que se forme una pasta homogénea, aplícala en la zona a tratar, déjala actuar por unos minutos y luego retirala del rostro con agua fría.

La mezcla de estos ingredientes te ayudará a tener una piel tersa, limpia y suave.

Mascarillas extra

Mascarilla  de tomate: Para realizar la mascarilla de tomate, se debe conocer que esté alimentos contiene vitaminas A, C y minerales que nutren la piel, es un astringente.

Limpia la piel de manera profunda, combate las impurezas y reduce la producción de grasa en el rostro.

Para preparar la mascarilla se triturar 2 tomates sin piel, acompañadas de azúcar y jugo de limón, hasta que la mezcla esté homogénea.

Aplícala en el rostro y deja actuar por unos minutos, se recomienda no exponer esta piel al sol con el tratamiento, ya que el limón puede provocar la aparición de manchas, lo mejor es aplicarlo por las noches.

Mascarilla de zanahoria: Este alimento contiene betacarotenos, es un antioxidante que equilibra los niveles de grasa en la piel, posee propiedades antiinflamatorias.

Por lo cual reduce el tamaño de los granos, mejora la apariencia de la piel, previene las impurezas, evita la presencia de marcas en el cutis.

Para realizar la mascarilla se tritura la zanahoria hasta obtener una crema, agrega una cucharada de miel, gotas de jugo de limón, se le colocar yogur o gel de aloe vera.

Se aplica esta mascarilla sobre el rostro, dejar actuar por unos minutos y luego retiras con agua tibia.

Mascarilla de bicarbonato de sodio: Sus propiedades ayudan no solo a tratar el acné sino a controlar la piel grasa, equilibra el pH de la piel, elimina toxinas, es un exfoliante que combate las células muertas, acumuladas y evitar el desarrollo de impurezas.

Es antiinflamatorio, es efectivo contra los granos del rostro más fuertes. Para realizar la mascarilla se agrega bicarbonato, agua y zumo de limón.

Se aplica solamente en la zona donde se encuentran los granos y espinillas, con algodón y deja actuar por unos minutos. Por último, retira con abundante agua tibia.

Mascarilla de avena y leche: La avena es ideal para tratar el acné en compañía de leche, este preparación contiene vitaminas A y ácido láctico, ideal para reparar los tejidos de la dermis afectados por las impurezas, hidrata y suaviza.

Para preparar esta mascarilla, se tritura la avena y en un recipiente se le agrega la leche, hasta que esté espesa.

Se debe lavar el rostro con un limpiador fácil primero, luego aplica la mascarilla, déjala actuar por unos minutos y retira con agua fría.

Más mascarillas caseras

Mascarilla de avena y pepino: Cuando existe la presencia de los poros dilatados, el exceso de sebo, impurezas y la piel está áspera.

El pepino es un excelente astringente, reduce la grasa en el rostro, previene la formación de granos entre otras impurezas.

Para la preparación de esta mascarilla, se debe licuar el pepino, colocarlo en un recipiente y mezclarlo con avena y jugo de limón.

Aplicar sobre el rostro y dejar actuar por media hora, luego retirarla con abundante agua fría.

Mascarilla de sal marina: Esta opción en realidad no es una mascarilla, sino un truco utilizado por muchas personas para que los granos desaparezcan,

La playa o el mar tienen un gran contenido de sal, el cual es de mucha ayuda para eliminar los granos del rostro, cada cierto tiempo puedes limpiar este con agua y sal marina para que los granos desaparezcan.

Cada mascarilla ofrece los benéficos que todos desean, para tener un cutis sano y saludable en todo momento del día.

Pero,  para esto es necesario notar si existe algún cambio en nuestro rostro a la hora de aplicar la mascarilla. Al preparar el rostro con la aplicación de cremas o lociones astringentes para limpiarla de impurezas y maquillaje.

Así la mascarilla a aplicar surtirá el efecto que se busca y desea, el cual es eliminar los granos, espinillas o cicatrices de acné.

¿Qué función cumplen las mascarillas antiacné?

La mayoría de estas mascarillas antiacné se deben aplicar por lo menos una vez por semana, si la piel es grasa se puede aplicar hasta dos veces.

Se debe realizar una serie de pasos antes de aplicar la mascarilla estos son:

  • Lavar bien el rostro y realizar una exfoliación con el uso de sal y azúcar, masajeando de forma circular el cutis, se debe actuar en las zonas grasas y evitar rascar la piel donde se encuentra el acné.
  • Lavar el cutis con agua y secarlo bien.
  • Aplicar la mascarilla, dejando libre el contorno de ojos, dejarlo actuar por 20 minutos.
  • Lavar y secar la cara de forma inmediata y aplicar loción hidratante que no sea grasa, como por ejemplo: el aceite de coco o jojoba, ya que son menos grasos.
  • Si el cutis tiene exceso de grasa se puede aplicar aloe vera o sábila natural.
  • Exfoliar el cutis por lo menos una vez a la semana, para eliminar las células muertas y destapar los poros obstruidos.
  • Evitar tocarse muy seguido el rostro con las manos.
  • Utilizar maquillajes libres de aceite, a base de agua y matificantes, preferiblemente en polvo y no en crema.
  • Cambiar la alimentación o incorporar a la dieta frutas, verduras, cereales integrales, legumbres, productos lácteos desnatados.
  • Evitar alimentos grasos, mantequilla, carnes grasas, dulces, azúcar, alcohol, alimentos picantes, bebidas con cafeína.
  • Consumir abundante agua, para mantener la piel hidratada y eliminar las toxinas.
  • Tener hábitos saludables como por ejemplo: dormir las 8 horas diarias, realizar actividad física o ejercicios de manera regular, eliminar el sedentarismo, evitar el estrés diario, entre otros.
  • No te aprietes, ni toques los granos o impurezas del rostro.
  • En caso de tener un acné muy pronunciado, lo mejor es acudir con un dermatólogo, para que este te indique el tratamiento adecuado y se debe seguir como este lo indique.
  • Es fundamental a la hora de secar tu rostro utilizar paños limpios o servilletas desechables, para mantener tu cutis sano y libre de grasa e impurezas.

Un suplemento ideal y natural

El suplemento Anti Canas está diseñado con una fórmula ideal para mantener el cabello fuerte, sano y saludable, debido a la combinación de minerales, hierbas y vitaminas que este posee.

Gracias a sus componentes, Anti Canas está en una única presentación de 60 cápsulas, las cuales contienen: vitamina B, ácido fólico, biotina, zinc, cobre, catalasa, cola de caballo, palma enana americana, cebada, entre otros.

Este suplemento evita o frena la producción de catalasa, para retrasar el envejecimiento y la aparición de las canas, Anti Canas también previene la caída del cabello y la posibilidad de padecer de calvicie.

Debido a algunos estudios se demostró que la palma enana americana contenida en Anti Canas, reduce la producción de ciertas enzimas responsables de convertir la testosterona en DHT o dihidrotestosterona. Esta sustancia se asocia con la pérdida de cabello tanto en mujeres como en hombres.

Las fórmulas naturales que son consumidas por vía oral, pueden tardar algunos meses para notar cambios significativos sobre todo durante el crecimiento del cabello, ya que este se verá fuerte, sano y sobre todo saludable.

Cada día que pasa nuestro organismo, requiere que sea cuidado y que este cuente con todo lo necesario para su buen funcionamiento, estado de salud y bienestar. ¡No lo olvides!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *