BioBacflor

$29.99 USD

  • Favorece el crecimiento de bífido bacterias (flora benéfica) e inhibe el de las bacterias patógenas.
  • Promueve la absorción de monosacáridos, la obtención de energía de nutrientes y su almacenamiento.
  • Mejora la absorción de agua y minerales en el colon, y aumenta la velocidad del tránsito intestinal.
  • Interactúa con el sistema inmunológico, promueve el desarrollo normal de las funciones autoinmunes.
  • Proporciona señales para promover la maduración de las células inmunes en el tracto intestinal.
– Añadir a la cesta –

Agotado

Categoría:

Descripción

BioBacflor ha sido especialmente formulada con base en un gran número de microorganismos vivos beneficiosos para la salud en general, y que son conocidos por su eficacia en el fomento de un sistema digestivo y un sistema inmunitario saludables.

Los probióticos son microorganismos vivos que han demostrado su beneficio para la salud, cuando se ingieren en las cantidades adecuadas.

Estas sustancias se pueden incorporar a la dieta diaria de forma consciente, y también hay otros alimentos que los contienen de manera natural.

BioBacflor suministra los elementos que ayudan a reducir los patógenos causantes de la diarrea, y contribuyen a restaurar la microflora intestinal luego del tratamiento a base de antibióticos.

BioBacflor contribuye a promover la absorción de monosacáridos y el posterior almacenamiento energético, debido a la capacidad que poseen sus ingredientes para descomponer los carbohidratos indigeribles.

A nivel del tracto intestinal, este producto interactúa con el sistema inmunológico, proporcionando señales para fomentar la maduración de las células inmunes y el desarrollo normal de las funciones autoinmunes.

En lo que respecta a la diarrea inducida por antibióticos, la ingesta de BioBacflor garantiza el restablecimiento de la flora intestinal, consiguiendo calmar y aliviar los síntomas.

Los microorganismos han evolucionado junto al ser humano formando una parte integral de su vida, realizando una serie de funciones importantes, que pueden favorecer tanto la salud, como la enfermedad.

Es innegable que estamos expuestos a una infinidad de agentes contaminantes y toxinas, por tal razón, y en aras de mejorar y balancear la flora intestinal, la opción de incluir probióticos en forma de suplemento cobra una gran importancia.

En nuestro intestino existe un complejo ecosistema de bacterias y enzimas. Saber elegir el tipo de probiótico correcto contribuirá a cultivar y mantener un equilibrio sostenible que fomente el bienestar general.

BioBacflor puede ayudar al intestino, proporcionando ácido láctico al sistema digestivo.

El ácido láctico presente en este producto contribuye a estimular un ambiente equilibrado e inhibir el crecimiento de bacterias malas.

Algunas cepas usadas en la formulación de BioBacflor pueden ser eficaces para el alivio de enfermedades bacterianas patogénicas gastrointestinales, mejorando la digestión y la producción de gases.

La suplementación con BioBacflor podría disminuir los sentimientos de ansiedad y aliviar los síntomas de la depresión.

La combinación de probióticos contenidos en este producto tiene también importantes beneficios en materia del estado de ánimo.

La ingesta de BioBacflor podría contrarrestar el aumento de peso y la diabetes.

Además, existe una gran cantidad de estudios que avalan los beneficios de usar este producto como tratamiento para problemas gastrointestinales, como el síndrome del intestino irritable.

BioBacflor estimula la función inmunológica y la síntesis de ciertas vitaminas; también contribuye a equilibrar la flora intestinal, reduciendo trastornos digestivos como el exceso de gases, al limitar el crecimiento de bacterias que los generan.

BioBacflor puede funcionar como un antibiótico natural, ya que tiene la capacidad de producir una acción antimicrobiana contra los patógenos presentes en los alimentos, el aire, y el resto de elementos del entorno.

Se puede considerar el uso de BioBacflor como un pilar de apoyo a la dieta.

BioBacflor brinda una eficaz combinación de los siguientes probióticos y otros elementos naturales, cuyo uso es clave para mejorar ciertas funciones orgánicas:

Bacillus subtilis

Bacillus subtilis es una bacteria totalmente resistente a las sales biliares, y soporta bastante bien el ambiente ácido del estómago, lo que le permite entrar y colonizar el sistema digestivo.

Esta bacteria fortalece la mucosa intestinal y fomenta el crecimiento de otras cepas probióticas, como los lactobacilos.

Bacillus subtilis estimula el sistema inmune, contribuyendo a la producción de una amplia gama de anticuerpos, incluyendo los que combaten las enfermedades del tracto urinario y de los intestinos.

Bacillus coagulans

Se trata de una cepa probiótica beneficiosa que contribuye a promover la salud digestiva, fomentando un sistema inmunológico saludable, normalizando la absorción de nutrientes en el cuerpo y ayudando a equilibrar la flora intestinal.

De igual manera, Bacillus coagulans produce ácido láctico en el interior del tracto digestivo, estimulando el crecimiento de bacterias sanas, al tiempo que inhibe el crecimiento de las bacterias dañinas; también ayuda a mantener unos niveles de pH saludables.

Bacillus coagulans influye en la respuesta inmune del cuerpo, aportando un apoyo general a todas las cepas de probióticos beneficiosos.

Además, algunas cepas de este bacilo mejoran la respuesta de las células T para estimular la salud del sistema inmunológico.

Bifidobacterium bifidum

Es una cepa de bacterias utilizadas generalmente como probiótico.

Se encuentran naturalmente en la flora intestinal que vive en el colon.

La inclusión de B. bifidum en un régimen dietético proporciona el huésped ideal con una variedad de beneficios.

  1. bifidum ayuda en la síntesis de vitaminas del complejo B y la vitamina K en los intestinos.

Complementar la dieta con B. bifidum ayuda a mejorar la digestión y potenciar la actividad fagocítica inmune del cuerpo humano.

  1. bifidum promueve el equilibrio bacteriano y la digestión óptima, disminuyendo así la producción de histamina, una sustancia química responsable de desencadenar reacciones alérgicas en el organismo.

Además, es especialmente eficaz en el tratamiento de la diarrea, incluyendo diarreas infecciosas y diarreas asociadas con el uso de antibióticos, evidenciándose una disminución de la frecuencia de las deposiciones, del peso fecal y de los calambres abdominales.

Lactobacillus rhamnosus

La efectividad y utilidad de este probiótico se ha demostrado en el tratamiento de muchas enfermedades, incluyendo malestar gastrointestinal, diarrea, prevención de la infección respiratoria, prevención de infección del tracto urogenital, dermatitis y permeabilidad intestinal.

Lactobacillus rhamnosus ejerce un control directo sobre algunos agentes infecciosos o bacterias dañinas, y funciona como un medicamento profiláctico en ciertas situaciones, por ejemplo el rotavirus, y diarreas relacionadas con el uso de antibióticos.

Además, Lactobacillus rhamnosus es capaz de sobrevivir a las condiciones de extrema acidez del tracto digestivo, colonizando durante su recorrido intestinal. Una vez establecida, equilibra la microflora a lo largo de las paredes de los intestinos.

Lactobacillus acidophilus

El Lactobacillus acidophilus es un tipo de bacteria que se localiza naturalmente en los intestinos y es uno de los probióticos más conocidos.

Pertenece a un grupo de bacterias llamadas bacterias del ácido láctico o Lactobacillus, por su capacidad de convertir azúcares en ácido láctico.

Los alimentos y los suplementos a base de Lactobacillus acidophilus, ayudan a equilibrar las bacterias potencialmente dañinas que de otra manera podrían florecer en el intestino debido a enfermedades o antibióticos.

Lactobacillus casei

Lactobacillus casei es una especie de bacteria anaerobia Gram positiva del género Lactobacillus, presente en el intestino y la boca de los humanos.

Es una bacteria probiótica, productora de ácido láctico, por lo que se emplea en la elaboración de productos lácteos fermentados.

Para que estas bacterias actúen en el intestino, deben llegar a él intactas, resistiendo previamente la acción de los jugos gástricos, biliares y duodenales el tránsito a través del tracto gastrointestinal.

Se ha demostrado que esta bacteria es muy resistente a rangos elevados de pH y temperatura, y que presenta por lo tanto un excelente porcentaje de supervivencia.

Esto es lo que la hace tan atractiva para la fabricación de alimentos funcionales.

Fructooligosacáridos (FOS)

Los fructooligosacáridos son compuestos que se encuentran de forma natural en cantidades discretas en numerosos alimentos vegetales. Son un tipo de fibra soluble que el organismo no es capaz de digerir ni de asimilar.

Sin embargo, son usados como sustrato energético por las bacterias del intestino grueso, en particular por las del género Bifidum.

De esta particularidad derivan los efectos positivos de los fructooligosacáridos sobre la salud del sistema digestivo y la función inmunológica.

Los FOS son un tipo de fibra soluble compuesta por unidades de fructosa.

Los efectos saludables de los fructooligosacáridos se asocian a su capacidad para modificar la composición de la microflora del colon, ejerciendo un papel relevante en la prevención de cáncer de colon.

 

Ingredientes: FOS (fructooligosacáridos), (complejo de jugo de inulina) 150 mg *, BioMOS® FG (complejo de oligosacáridos de manano) 50 mg *, Mezcla probiótica Vitalabs 6-Strain que consiste en: DE111 ™ (Bacillus subtilis), Bacillus coagulans, Bifidobacterium bifidum, Lactobacillus rhamnosus, Lactobacillus acidophilus, Lactobacillus casei 750 millones de CFU † * Otros ingredientes: celulosa vegetal, celulosa microcristalina, estearato de magnesio vegetal y dióxido de silicio

Advertencia de alergenos: contiene soja

† Potencia en el momento de la fabricación. Este producto se puede mantener refrigerado para maximizar la vida útil y la potencia.

Uso sugerido: 1 cápsula tomada de 1 a 3 veces al día preferiblemente con las comidas o según lo indique un profesional de la salud.

Precaución: no exceda la dosis recomendada. Este producto no está destinado a madres embarazadas o lactantes o niños menores de 18 años. Si tiene una afección médica conocida y tiene dudas sobre la conveniencia de tomar este producto, consulte a su médico antes de usarlo. Este producto se fabrica y empaqueta en una instalación que también puede procesar leche, soja, trigo, huevo, cacahuetes, nueces de árbol, pescado y crustáceos.

Mantener fuera del alcance de los niños. No lo use si el sello de seguridad está dañado o falta. Guardar en un lugar fresco y seco.

Estas declaraciones no han sido evaluadas por la Administración de Drogas y Alimentos. Este producto no está destinado a diagnosticar, tratar, curar ni prevenir ninguna enfermedad.