Problemas que afectan los riñones y consejos para tratarlos

Problemas que afectan los riñones y consejos para tratarlos

Última actualización: 04-12-2018. Equipo Nutricioni

Las enfermedades renales pueden afectar a cualquier persona, independientemente del género sexual y la edad. Todos somos vulnerables niños, jóvenes, adultos o ancianos.

Sin embargo, son muchas las personas que desconocen esta preocupante realidad. Esto conlleva a que en ocasiones haya descuido en relación a la prevención, diagnóstico, cuidados,  y tratamientos.

Algunas de las características fundamentales acerca de los riñones

-Ubicación: En condiciones normales de salud todo ser humano posee 2 riñones que se encuentran ubicados por debajo de las costillas inferiores, en la parte posterior del cuerpo, a ambos lados de la columna vertebral y por encima de la cintura.

Dentro de la cavidad abdominal existe una leve asimetría ocasionada por la presencia del hígado del lado derecho de la caja torácica.

Esto ocasiona que el riñón derecho se encuentre ligeramente más abajo que el izquierdo, ya que el hígado es un órgano relativamente grande.

-Tamaño: El tamaño de los riñones varía levemente de un individuo a otro,  pero tomando como referencia un adulto promedio; oscila entre 11 y 12 cm de alto por unos 6 cm de ancho. Aproximadamente es el tamaño del puño cerrado de una persona joven.

-Forma: La forma de los riñones es más menos parecida a la forma de una habichuela, judía o frijol.

-Peso: Los riñones pesan alrededor de 150 a 170 gramos (en una persona adulta).

Principales funciones que desempeñan los riñones a nivel fisiológico

-Filtran la sangre: los riñones se encargan de conservar todos los componentes y sustancias que el cuerpo necesita y eliminar todo aquello que no sea necesario.

-Mantienen la cantidad de líquido: necesario en el organismo. El equilibrio es indispensable para que nuestro cuerpo trabaje bien y pueda realizar todas sus funciones.

La intoxicación por agua es un cuadro clínico poco frecuente. Ya que en un individuo sano que le funcione bien la hipófisis, el corazón y los riñones. Deberá exceder por mucho la ingesta diaria de agua recomendada.

Pero si se sobrepasa esta barrera se puede producir una condición conocida como hiponatremia o lo que es igual a una excesiva disolución de sodio en sangre. En casos extremos esto puede ocasionar problemas graves irreversibles, principalmente al cerebro.

Poco líquido conlleva a una deshidratación.

La deshidratación por el contrario es una condición bastante común. Se presenta cuando el organismo no recibe una cantidad suficiente de líquidos y electrolitos para que  el organismo pueda funcionar bien.

Una persona puede deshidratarse por muchas razones: no ingerir suficiente líquido, estar enferma, padecimientos del estómago (diarrea), sudoración excesiva, etc.

-Liberan 3 hormonas importantes: eritropoyetina (estimula la médula ósea y permite la producción de glóbulos rojos), renina (se encarga de regular la presión arterial) y calcitriol (activa la vitamina D facilitando su aprovechamiento y utilización).

¿Cómo realizan los riñones la maravillosa tarea de filtrar la sangre?

Aproximadamente cada media hora los riñones filtran la sangre, eliminando sustancias tóxicas que serán expulsadas a través de la orina.

Fluyendo a partir de las arterias la sangre llega hasta los riñones, donde es recibida y pasada a través de los glomérulos. Estos son millones de unidades pequeñísimas que funcionan como microfiltros.

Los glomérulos poseen la capacidad de diferenciar qué sustancias necesitamos y cuales no durante el proceso de filtrado. Apartan los líquidos excedentes y los desechos para transformarlos en orina que será expulsada posteriormente.

La sangre limpia y filtrada fluye hacia a las venas para reincorporarse al torrente sanguíneo.

A continuación unos conductos cilíndricos denominados uréteres, son los encargados de enviar la orina hacia la vejiga. Donde finalmente son expulsados.

Problemas y enfermedades que se presentan comúnmente a nivel renal

-Cálculos renales: Las piedras o cálculos renales son una complicación bastante frecuente que puede afectar ambos riñones o uno de ellos.

Ciertos minerales  y sustancias presentes en la orina pueden llegar a acumularse dentro de los riñones, generando cristales que pueden unirse para formar piedras o cálculos.

Los cálculos son estructuras sólidas que pueden ser bastante pequeñas llamadas arenillas. Miden menos de 5 mm y pueden ser expulsadas con facilidad del aparato urinario.

Lamentablemente en algunos casos el material que conforma los cristales puede juntarse y compactarse; hasta formar estructuras de varios centímetros y diferentes formas.

Básicamente los tipos de piedras renales pueden dividirse en 4 categorías según su origen o procedencia:

  1. Cálculos de calcio. Es el más frecuente. Resulta de la combinación del calcio con otras sustancias.
  2. Cálculos de ácido úrico. Puede cristalizarse solo o bien combinarse con el calcio presente en la orina.
  3. Cálculos de estruvita o coraliformes. Se generan a partir de la combinación de amonio, fosfato y magnesio. Alcanzan grandes tamaños.
  4. Cálculos de cisteína. Los genera la presencia excesiva del aminoácido cisteína en la orina, son poco frecuentes.

-Infecciones de los riñones: Comúnmente son ocasionadas la presencia de bacterias provenientes de otra parte del tracto urinario.

La anatomía femenina es un factor de riesgo condicionante, por lo que las mujeres deben tener un mayor cuidado de contraer enfermedades bacterianas en vejiga y tracto urinario.

-Pielonefritis: La pielonefritis es un tipo de infección renal complicado, que requiere de atención médica inmediata.

Este tipo de infección es provocado por bacterias agresivas y comienza generalmente en la vejiga, pasando por el tracto urinario hasta alcanzar uno o los dos riñones.

Si este tipo de infecciones no es tratado de manera adecuada puede ocasionar daño renal permanente e incluso poner la vida en riesgo.

Cada año miles de personas mueren por no recibir a tiempo un tratamiento adecuado.

-Enfermedad renal crónica: Es reconocida por las siglas CKD en inglés (chronic kidney disease). Es un padecimiento grave progresivo; no ocurre de un día para otro, se manifiesta en etapas.

Por lo general cuando se presenta a edad temprana, el individuo ni siquiera sospecha que la esté desarrollando.

Estos factores de riesgo son: tensión alta, historial familiar o predisposición genética, edad, enfermedades como la diabetes y trastornos alimenticios como la obesidad.

-Cáncer de riñón: Este terrible padecimiento ocurre cuando las células consideradas malignas prosperan y se reproducen de forma descontrolada.

En el cáncer de riñón las células cancerosas inician su acción a partir de éstos órganos.

Puede afectar a personas de cualquier género y edad. Considerándose como el más conocido el carcinoma de células renales que por lo general se presenta en adultos.

-Enfermedad renal congénita o hereditaria: Las enfermedades renales también pueden tener una procedencia hereditaria. En este caso un individuo puede verse afectado inclusive desde el vientre materno.

Ejemplo de ello es la ERP o enfermedad renal poliquística, la cual se trata del crecimiento de quistes en los riñones y es ocasionada por un trastorno genético hereditario.

¿Qué factores pueden contribuir a que se dañen los riñones aceleradamente?

-El consumo indiscriminado de  ciertos medicamentos utilizados para combatir dolores, malestar general y fiebre. Estos medicamentos son conocidos con el nombre de antiinflamatorios no esteroideos.

-Medicamentos especiales empleados para radiografías y estudios por imágenes que requieran contraste.

-Productos y medicamentos laxantes para la evacuación intestinal.

-La presencia de infecciones provocadas por virus como el HIV y el virus que induce la hepatitis C.

-Bacterias agresivas resistentes a los antibióticos como por ejemplo: acinetobacter, pseudomonas y otras enterobacterias como klebsiella, E. coli, serratia y proteus.

-Lesiones provocadas por accidentes, caídas, golpes fuertes, traumatismos, contusiones, heridas punzantes, lesión violenta o cualquier otro impacto capaz de provocar un daño sobre estos sensibles órganos.

-Enfermedades de la vejiga y de los conductores urinarios (uréteres).

-Enfermedades autoinmunitarias crónicas como el lupus por ejemplo, capaz de provocar daño a todo el organismo.

-Exposición recurrente a ambientes altamente contaminantes con presencia de sustancias químicas tóxicas como plomo y mercurio.

Complicaciones graves que pueden ocasionar  infecciones renales

-Tejido cicatrizado: Este tipo de lesiones puede ocasionar enfermedad renal, insuficiencia e hipertensión.

-Septicemia: Implica la entrada de baterías al torrente sanguíneo. Es una situación grave de alto riesgo. Muchas veces resulta difícil identificar la causa exacta que provocó la septicemia, ya que son numerosos los tipos de bacterias que pueden ocasionarla.

-Complicaciones durante el embarazo: Las embarazadas que padecen infecciones urinarias durante la gestación, corren el riesgo de que el feto pueda nacer con deficiencias de crecimiento.

Algunos consejos para prevenir las infecciones de los riñones

-Ayuda al organismo a eliminar bacterias y otros agentes patógenos. Ingiere suficiente cantidad de líquido (agua, jugos naturales, zumos de frutas). Para obtener mejores resultados hazlo de forma natural, sin agregarle aditivos químicos.

-Tan pronto sientas deseos de orinar, hazlo. Evita en lo posible aguantar las ganas de ir al baño, recuerda que tu vejiga aunque es elástica posee una capacidad limitada para la acumulación de líquido.

-Después de finalizar las relaciones sexuales vacía tu vejiga. Si es posible, lávate con un jabón de pH neutro. Esto constituye una buena práctica que ayuda a eliminar las bacterias presentes en la zona genital, que pueden subir por el tracto urinario y ocasionar problemas.

- Al realizar la evacuación intestinal, las damas deben proceder a higienizar la zona siempre de adelante hacia atrás, jamás al contrario. Para evitar de esta manera que las bacterias presentes en el recto puedan subir por la vagina y a través del aparato urinario.

-¡Querer es poder! Mantente hidratado durante todo el día. Incluso si es necesario lleva contigo una botella de agua pequeña a todas partes. Si pasas el día fuera de casa no te deshidrates, sé previsivo.

Plantas naturales que desintegran los cálculos renales y combaten la infección

-Ortiga. Es una excelente planta medicinal con muchos beneficios para la salud.

La ortiga ayuda a combatir infecciones, a limpiar la sangre, desintegra los cristales y cálculos renales, incrementa la respuesta inmunológica y reduce los niveles de azúcar en sangre.

Además es efectiva en el tratamiento de anemias, dolores musculares y picaduras de insectos.

Esta planta ha sido utilizada con buenos resultados en el tratamiento de presión arterial alta, artritis, fiebre de heno y muchas otras afecciones.

También puedes aprovechar sus beneficios al adquirir UriProtek, que integra esta planta como uno de sus componentes para ayudar al sistema renal a estar saludable.

-Jengibre. La raíz de jengibre es rica en sustancias que apoyan eficazmente la limpieza renal y contribuyen a eliminar a través de la orina los elementos que se quedan atrapados en los riñones.

Estos elementos y sustancias que se quedan atrapados tienden a cristalizarse formando arenilla. Los cristales posteriormente pueden fusionarse hasta llegar a convertirse en piedras y cálculos renales.

Algunas bacterias potencialmente agresivas utilizan las piedras como un medio para sobrevivir a la acción de antibióticos. Por lo cual es necesario expulsarlas o extraerlas del sistema renal.

-Cola de caballo. Es una planta diurética por excelencia, lo que la hace ideal para tratar valores elevados de ácido úrico.

Los niveles elevados de ácido úrico en el organismo favorecen la aparición de piedras y acarrean diversos tipos de complicaciones.

Esta planta medicinal también es utilizada en el tratamiento efectivo de enfermedades reumáticas como la gota y la artritis.

La cola de caballo posee propiedades remineralizantes, por lo que se recomienda para incrementar los niveles de energía y recuperar fuerza y vitalidad, especialmente luego de pasar por procesos físicos  desgastantes.

UriProtek te ofrece los beneficios de ésta y muchas otras plantas medicinales. Todas de gran beneficio para los riñones y el aparato urinario en general.

-Cúrcuma. Esta planta medicinal es conocida en el mundo entero por la enorme cantidad de beneficios que aporta a distintas partes del organismo.

Los órganos del cuerpo humano que más se benefician de la ingesta de planta son: el hígado, los riñones y la vesícula.

En cuanto a los problemas de los riñones; pacientes que padezcan nefropatía diabética, índice bajo de filtrado glomerular e insuficiencia renal, pueden beneficiarse de su consumo.

Hierbas medicinales guindadas en un palo de bambú

¿La medicina natural realmente puede beneficiar estos importantes órganos?

La respuesta es ¡Sí! Desde hace miles de años muchas culturas ancestrales en el mundo entero se han beneficiado de la medicina natural para combatir enfermedades de todo tipo, incluyendo padecimientos renales.

Los riñones son dos órganos especializados que realizan maravillas por el organismo. Por ello debemos asegurarnos de brindarles el apoyo renal que necesiten.

UriProtek es un excelente producto probado científicamente en los mejores laboratorios, patentado y comercializado. Al adquirirlo puedes convertirlo en un aliado indiscutible a nivel renal.

Las plantas y hierbas naturales presentes en la composición de UriProtek contribuyen a expulsar los desechos metabólicos excedentes, que son dañinos para el organismo.

Al ingerir UriProtek estarás beneficiándote de potentes plantas medicinales que limpian, estimulan la liberación de desechos, purifican la sangre y eliminan hongos, virus y bacterias

De igual manera UriProtek posee un alto poder diurético que contribuye eficazmente  en la liberación y expulsión de material de desecho a través de la orina.

Principales plantas y hierbas medicinales que te aportará UriProtek

Este producto especialmente creado a partir de plantas naturales contiene:

Abedul, hoja de buchu, baya de enebro, raíz de grava o eupatorium purpureum, extracto de semilla de uva ursi, hoja de ortiga, cúrcuma, hoja de té verde, hoja de romero, polvo de fruta de arándano silvestre, polvo de fruta de frambuesa y polvo de fruta de fresa, hierba goldenroad, solidago virgaurea, cola de caballo, astrágalo, té de java, raíz de jengibre, corteza de canela o cinnamomum cassia. Dale a tu  salud el apoyo que necesita, ¡Adquiere UriProtek cuanto antes!

Máximas para reflexionar

-La ausencia de ambos riñones no es compatible con la vida. De allí radica la necesidad de cuidarlos,  protegerlos y prevenir cualquier enfermedad que pueda afectarlos.

-Si permitimos que nuestros riñones se afecten por descuido y falta de prevención no podremos hacer la mayoría de las cosas que consideramos actividades cotidianas y pondremos en riesgo la propia vida.

-Llevar un estilo de vida saludable beneficia todo el organismo. Salga a caminar, ejercítese, aliméntese bien. Los problemas siempre van a existir, aprenda a salir airoso de las dificultades.

-Al comprar medicamentos de venta sin prescripción, pregúntele al farmacéutico si el producto que está adquiriendo genera un impacto a nivel renal. Si es así no lo compre, busque otras alternativas.

-Si usted es un paciente diabético actúe de manera responsable y procure siempre mantener la enfermedad bajo control. Comprométase a conservar los niveles dentro de los rangos recomendables por los especialistas en materia de salud.

-Si usted padece de presión arterial alta propóngase como objetivo estabilizarla. Con ayuda médica y constancia usted podrá hacerle frente rápidamente a ese factor condicionante.

-La enfermedad renal crónica es tratable, no se conforme con vivir una vida a medias. Converse con un buen especialista que le guíe y le oriente durante este proceso. Recupere su salud.

-Haga su parte, cumpla los tratamientos y mantenga siempre una actitud positiva. Piense que en el mundo hay muchas personas afrontando esa misma situación.

-Consulte siempre con el especialista médico si en su caso particular es aconsejable o no el uso de hierbas medicinales como parte del tratamiento.

-Recuerde que cada paciente es único y solo el especialista es quien puede determinar la factibilidad de implementar opciones alternativas.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *