Sistema digestivo vista anterior ilustración 3d, en fondo negro.

Principales enzimas que actúan en el proceso de la digestión

Principales enzimas que actúan en el proceso de la digestión

Última actualización: 11-04-2019. Equipo Nutricioni

La digestión es la tarea del organismo donde se descomponen los alimentos para adquirir de ellos la energía y nutrientes necesarios. Este proceso no se podría llevar a cabo sin la participación efectiva de las enzimas digestivas. Conoce las principales enzimas que actúan en el proceso de la digestión.

Para hablar de las enzimas digestivas se precisa conocer todo el proceso digestivo y el trabajo de cada una de sus partes.

La boca, esófago, estómago e intestino son los órganos más conocidos del aparato digestivo. Sin embargo, existen otros que también trabajan en la degradación de los alimentos introducidos en el cuerpo.

El proceso de digestión da inicio con la digestión mecánica, cuando introducimos los alimentos en la boca para comer. En este momento los alimentos no están preparados para que el cuerpo extraiga de ellos lo que necesita. Por lo que deben ser transformados de materia apta para nutrir las células corporales.

La digestión química es la última etapa de la digestión, la cual se ejecuta en el intestino delgado. Esa descomposición de los alimentos, de grande hasta más pequeño, es tarea de las enzimas digestivas.

Estas enzimas tienen la responsabilidad de apresurar las reacciones químicas, ellas son liberadas por los mismos órganos del aparato digestivo. Algunas de ellas son: amilasa, pepsina, tripsina, lipasa pancreática, entre otras. Todas indispensables para la óptima ejecución de las tareas digestivas.

Este proceso finaliza con la expulsión de los desperdicios alimenticios, proceso que dura aproximadamente unas 40 horas, de inicio a fin.

Los catalizadores o enzimas digestivas tienen el poder de generar los nutrientes que el organismo necesita, ya sea grasas, proteínas o azúcares. También están en capacidad de liberar toxinas al cuerpo.

No obstante, cuando el organismo no cuenta con los suficientes catalizadores digestivos, es común tener una mala digestión. Es allí cuando se empieza a padecer de flatulencias, diarreas, reflujos o acidez, aunque existen más malestares ocasionados por la falta de enzimas digestivas.

Función de las Enzimas Pancreáticas

Las enzimas digestivas: ampliando el conocimiento sobre ellas

Son elementos moleculares que en mismo organismo genera, con la intención de controlar y normalizar las reacciones químicas que se generan dentro de él.

Ellas son creadas desde el mismo momento en que entran los alimentos a la boca.   Cada catalizador digestivo cumple una tarea específica. Unas se encargan de fortalecer el sistema inmune, atenuar los malestares de las inflamaciones, minimizar la tensión de las paredes estomacales, entre otras.

A pesar de que el mismo organismo las produce, se dan casos donde hay deficiencias de enzimas digestivas en él. Las enzimas digestivas tienen la capacidad de regenerarse y reproducirse, hecho que se da cuando se tiene una correcta alimentación.

Alimentos específicos que colaboran en la recuperación homeostática del aparato digestivo, son las hortalizas.

En tanto, que frutas como la papaya y la piña se distinguen por ser excelente para contrarrestar la acidez estomacal y regularizar el pH del intestino. Debido a los altos niveles de bromelina en estas frutas, las hace aliadas en la conservación de la salud digestiva.

La bromelina contribuye a la mejoría de las úlceras gástricas, así como las insuficiencias del páncreas y las biliares.

Malos hábitos alimenticios son los mayores detonantes de complicaciones en la metabolización de los alimentos. Igualmente, las alteraciones gastrointestinales pueden provocar el mismo efecto.

Con el pasar de los años el mismo organismo va creando menos de estas enzimas. Las estadísticas demuestran que a los 70 años de edad el organismo habrá reducido la creación de enzimas a un tercio de la cantidad total.

Razón por la que es común ver a las personas mayores padeciendo de flatulencias, lentitud en el tránsito intestinal, intolerancia a ciertos alimentos, con menos energía.

Las enzimas digestivas están presentes a través de todo el aparato digestivo. Es decir, en las segregaciones gástricas, pancreáticas e intestinales y en la saliva.

Incluir catalizadores digestivos en la ingesta diaria ayuda a cubrir las deficiencias que puedan existir en el organismo.

Los tipos de catalizadores digestivos

Las moléculas reguladoras de la digestión han sido categorizadas de la siguiente manera. Todas ellas indispensables para poder disfrutar de una buena salud digestiva.

Amilasa. Se origina en la boca y en el páncreas, con la intención de desintegrar el almidón en porciones pequeñas de azúcar. Presente en Enzi Activ fórmula patentada para beneficiar el proceso de la digestión. La amilasa se puede conseguir en ciertos vegetales. Hay dos tipos que son:

Celulasa. Actúa sobre las fibras hasta conseguir su metabolización.

Pepsina. Degrada las proteínas hasta convertirlas en aminoácidos, es producida en el estómago. Igualmente lo puede obtener de Enzi Activ.

Lactasa intestinal. Ella consigue la glucosa y galactosa tras descomponer la lactosa obtenida de la leche.

Lipasa pancreática. Su nombre indica dónde se origina, es útil en la tarea de degradar las grasas. Puedes contar permanentemente con esta enzima, gracias a Enzi Activ.

Tripsina. Creada en el páncreas, descompone las proteínas que se encuentran en los alimentos.

Maltasa. Presente en el intestino delgado, para transformar los azúcares presentes en los granos en glucosa adecuada para el organismo.

Diastasa. Se obtiene del exterior del cuerpo, de las semillas germinadas. Cumple la tarea de regular la hidrólisis, convirtiendo el almidón en dextrina y luego en glucosa.

Proteasas. O peptidasas, se valen de una molécula de agua para cumplir sus funciones.

Quimotripsina. Es un tipo de la molécula anterior y realiza la degradación de las proteínas alimenticias dentro del intestino.

Alfa-galactosidasa.  Es colaborador en el proceso de digestión de las legumbres y las verduras

Beta-Glucanasa. Especiales para degradar los carbohidratos con mayor grado de complicación, como lo son la fibra y granos.

Bromelina. Ayudante por excelencia en la digestión de proteínas.

Los tres últimos, junto con la lactasa, los puedes conseguir en Enzi Activ. Es una opción práctica al tener déficit de ellas.

Ptialina. Transforma el almidón en maltosa, se ubica en la saliva.

Fitasa. Colabora con la metabolización de los alimentos, incentivando la creación de vitamina B.

Sacarosa. Asimila la mayor parte de los azúcares comestibles.

Sistema digestivo humano en fondo iluminado

Importancia de las enzimas para el proceso de la digestión

Los alimentos deben ser procesados con el fin de poder sustraer de ellos los nutrientes que el organismo necesita. Es allí donde participan las enzimas digestivas para obtener los mejores resultados.

Son los catalizadores digestivos los que ayudan a la formación del bolo alimenticio, preparándolo para que entre de forma correcta al estómago. Es allí donde actúan otro grupo de enzimas para degradar la comida aproximadamente un 75%, este asunto puede durar por lo menos una hora.

Cuando termina ese proceso previo a la  digestión, comienza el trabajo del ácido hidroclórico para normalizar las enzimas. Posteriormente, se terminan de descomponer los alimentos.

Los alimentos son desplazados a través del intestino delgado y páncreas, siempre bajo la influencia de las enzimas para continuar con el proceso digestivo.

Por último, todos los nutrientes adquiridos en la alimentación y procesados gracias a la participación de las enzimas, son permeados al sistema sanguíneo.

Se necesita que todo este proceso se realice perfectamente para poder gozar de una excelente salud digestiva.

Los catalizadores digestivos colaboran para expulsar las toxinas del cuerpo y como consecuencia se reducen las inflamaciones. Del mismo modo, promueven a una mejoría del sistema circulatorio.

Estas enzimas son útiles para subyugar la fibrosis. Esta contiene fibrina, cuando los niveles de ella en el cuerpo son muy altos las enzimas digestivas procuran disolverlo. Ya que la fibrina es un tipo de proteína.

Liberarse de mucha fibrina es una forma de minimizar la fatiga crónica y fibromialgia, además de combatir el envejecimiento del organismo. Por estas razones también se puede obtener una mejora de la disfunción eréctil.

Las enzimas digestivas crean nuevas células naturales, provocando progresos en el trabajo de las células blancas. Situación que perfecciona el proceso de defensas en el organismo.

En fin, el buen desempeño de las enzimas, es una excelente opción para disfrutar de una buena salud de todo el organismo.Pues como ya observaste, pueden mejorar el sistema inmunológico y circulatorio. Igualmente, puede atenuar inflamaciones y sus síntomas.

¿Cómo ayudar a las enzimas digestivas?

A partir de los 20 años se empieza a deteriorar el sistema digestivo y comienza a bajar la producción de las enzimas naturales.

La baja en la creación de estos catalizadores está directamente relacionada a que la producción de ácido clorhídrico también se ve mermada. Siendo este ácido fundamental para la fabricación natural de las enzimas del sistema digestivo.

De tal manera que se puedan extraer de ellos los nutrientes que portan y el cuerpo tanto necesita. El sistema de degeneración varía para cada alimento, dependiendo de las características del mismo.

Ciertamente algunos alimentos se digieren más fácilmente, en tanto que otros, necesitan más trabajo para descomponerse.

A través de todo el proceso digestivo es ideal tomar abundante agua.

Con la intención de colaborar con el trabajo de las enzimas digestivas es primordial incluir en la alimentación cotidiana vitamina B6 y zinc. Ambos incitan la producción de las enzimas y facilitan la metabolización de todos los tipos de alimentos.

Una buena noticia es que la lista es larga de los alimentos que contienen zinc y vitamina B6. La cuestión sería aprender sobre las propiedades de los productos a consumir.

Entonces, desde ahora no es solo comer, es hacerlo conscientemente, aportando al organismo lo que precisa para conservar la salud. Buscar los alimentos que contengan el apropiado porcentaje de catalizadores digestivos. Esas porciones se pueden encontrar en los siguientes alimentos:

Vegetales verdes. Brócoli, perejil, celery.

Piña. Por su alto contenido de Bromelina. Ella incentiva una mejoría significativa cuando se padece de acidez estomacal, estabiliza el pH de los órganos digestivos.

Kiwi. Contiene actinidina, que participa en la degradación de las proteínas. Optimizando las funciones gástricas. También tiene altos niveles de fibra, componente que muy bueno para el sistema digestivo.

Miel de abeja. Mejora el movimiento intestinal y la retención de   los nutrientes alimenticios.

Asimismo, es vital comer más alimentos crudos y menos calorías. Así como masticar bien la comida, este hábito contribuye a una más fácil digestión de los alimentos.

Las semillas también incrementan las enzimas.

mujer hidratandose, Mujer deshidratada que siente sed con el vaso que bebe agua dulce mineral pura filtrada para refrescar el cuerpo o recuperar energía, problema de deshidratación, hidratación y concepto de salud

Cuidando todo el proceso de la digestión

Con la intención de disponer de un excelente proceso digestivo es de gran valía tomar en cuenta las siguientes sugerencias.

Escoger correctamente lo que comerás. Como ya mencionamos, los distintos grupos alimenticios necesitan diversas tareas para ser procesados. Por ejemplo, las grasas exigen más tiempo y esfuerzo.

Los alimentos picantes son conocidos por ser irritantes para el sistema digestivo, mientras que los granos se distinguen por producir flatulencias.

No olvides que es fundamental comer integrantes de todos los grupos alimenticios con la correcta combinación para sacarle mayor provecho a los alimentos. Del mismo modo, debes ser cauteloso con las cantidades de las porciones.

Prestar atención al masticado. Para hacer bien, ya que al hacerlo de ésta manera le presta ayuda a la digestión de los alimentos. Estarás facilitando el trabajo al sistema digestivo y añadiendo enzimas.

Hidratarse bien. Durante el día y al momento de comer, para facilitar la metabolización de las comidas. También puedes preparar jugos de frutas para complementar la alimentación.

Comer serenamente. Aparta tiempo para comer, hazlo con calma y tranquilidad, disfrutando cada mascada. Tras haber comido descansa un poco.

Ten presente que el estrés es enemigo mortal de una buena digestión, a la verdad es enemigo de la salud física completa.

Complementa las enzimas naturales. Una buena cantidad de enzimas es vital para la buena digestión. Por lo tanto, es una decisión inteligente, agregar enzimas a tu cuerpo es una opción favorable para la salud digestiva.

Libérate del estrés. Aprender a manejar el estrés y librarse de él es súper importante para tu salud. Busca técnicas que te ayuden en esta tarea y luego implementarlas en tu rutina diaria.

Incorpora aceite de oliva a tu alimentación. Para optimizar la tarea del páncreas, la retención de los minerales también se verá incrementada. Contiene vitamina E, actúa como laxante y alivia la acidez del estómago.

Come abundante fibra. Pero en los porcentajes adecuados, los cuales son de un promedio de 30 gramos por día. Ella facilita la defecación.

Otras buenas recomendaciones son:

  • Consume cinco raciones de frutas y verduras al día.
  • Acostúmbrate a tener horas fijas para comer.
  • Cepíllate después de comer.

Conociendo más sobre las enzimas

Las enzimas digestivas no son las únicas que laboran en el cuerpo humano. Las metabólicas y las que son a base de alimentos también lo hacen.

Las metabólicas están en el interior de las células, con la intención de colaborar con ella a desempeñar las funciones correspondientes a su reproducción. Están vinculadas íntimamente con todos los sistema del cuerpo, además de la conservación de ellos.

El páncreas es el órgano de crear la mayoría de los dos primeros tipos nombrados. En tanto que, las enzimas a base de alimentos, son los que ingieres a través de la comida. Ellas también colaboran con el cuidado de la salud digestiva.

Lo mejor es comer los alimentos lo más crudo posible. La razón es que la cantidad de enzimas desprendida será menor, destinados a intervenir en otras tareas fisiológicas.

Estos catalizadores son importantes para el correcto desempeño de todas las tareas fisiológicas.

Hasta ahora en el cuerpo humano han sido registrados un número mayor de 3000 catalizadores, teniendo cada uno de ellos asignaciones distintas.

Algunas de las acciones que precisan de las enzimas para ser ejecutadas son:

La absorción de oxígeno, para concebir energía, curación de heridas, lidiar con las infecciones, desinflamar, extraer los nutrientes celulares, expulsar toxinas.

En la degradación de las grasas, para normalizar los niveles de colesterol y triglicéridos,  reduce el avance del envejecimiento, son otras de las tareas. Asimismo, diluir los coágulos sanguíneos.

Para el desempeño correcto de las enzimas también precisan de minerales y vitaminas en el organismo. Estos acompañantes han sido denominados coenzimas. La más conocida es la coenzima Q10, otra es el magnesio.

Para contar con una óptima salud digestiva es indispensable prestar atención a las enzimas que ingresas a tu cuerpo. Lo puede hacer a través de los alimentos que ingieres, aunado a los complementos nutricionales que aportan enzimas a tu cuerpo.

Realiza ejercicios frecuentemente y no mastiques chicle, al hacerlo le das la orden a tu sistema digestivo que vas a comer. Entonces él empieza a producir enzimas, las cuales no usarás, simplemente estarás derrochándolas, igual que la energía que invertiste para crearlas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *