prueba de vih, Muestra de tubo de extracción de sangre con etiqueta de prueba de VIH en laboratorio.

Prevéngase de la enfermedades causadas por virus

Prevéngase de la enfermedades causadas por virus

Última actualización: 23-03-2019. Equipo Nutricioni

Los virus son entidades muy pequeñas, compuestas de una molécula de material genético dentro de un recubrimiento de proteína.

No son organismos unicelulares, como las bacterias. Tampoco se les considera un ser vivo, ya que no se nutren para formar su propio material genético.

Para replicarse, los virus ingresan a una célula anfitriona donde toman el material genético de la misma para hacer réplicas de sí mismo.

ataque del sistema inmunologico hacia los virus, Linfocitos que atacan a los virus. Ilustración médica 3D sobre inmunidad.

Los virus necesitan una célula huésped para replicarse. Una vez que el virus penetra la célula, altera el ADN celular y lo reprograma para convertirlo en una fábrica de virus.

En tamaño los virus son entre 100 y 1000 veces menor que las bacterias, las cuales tiene un tamaño del orden de un micrón, es decir la milésima parte de un milímetro.

Mientras las bacterias pueden verse con un microscopio óptico, los virus no. Los virus sólo pueden verse con microscopios electrónicos.

Los virus son causantes de enfermedades infecciosas frecuentes como el resfrío común, la gripe y las verrugas.

Los virus también pueden causar enfermedades muy graves y peligrosas como el VIH/SIDA, la viruela y el ébola.

Como los virus secuestran o invaden las células sanas del organismo y toman su material para replicarse, entonces causan daño celular, que va desde la mutación de las mismas hasta la muerte celular.

A nivel macroscópico, este daño celular se refleja como enfermedades o mal funcionamiento del organismo.

Los virus pueden atacar distintas partes del cuerpo, como los pulmones, el hígado, las células sanguíneas y otros.

El sistema inmunitario es capaz de combatir los virus, por eso no siempre que se contraiga un virus, la persona o el animal se enfermará por él. Las plantas por su parte también pueden ser atacadas por los virus y tienen sus propios mecanismos de defensa.

Nuestro organismo en condiciones normales y sin síntomas de enfermedad, aloja normalmente innumerables virus y bacterias.

Por ejemplo, las bacterias habitan normalmente en la piel, en el sistema digestivo y en la boca y garganta, en los intestinos.

Como los virus son muchísimo menores que las bacterias no se sabía que también formaban parte del ecosistema de nuestro organismo.

Sorprendente: las personas sanas alojan virus en su organismo

Estudios relativamente recientes concluyen que  las personas sanas, sin ningún síntoma de enfermedad, también alojan colonias de virus que se encapsulan en las células de diferentes partes del cuerpo como la boca, la nariz, la piel y los genitales entre otras.

En la boca de la mayoría de las personas sanas habitan cepas de herpesvirus y en la piel, genitales y nariz de la mayoría de las personas sanas hay colonias de virus de papiloma.

Se cree que cuando se rompe el equilibrio entre las diferentes cepas, o cuando el sistema inmune deja de responder adecuadamente, entonces dominan las cepas dañinas y de más alto riesgo.

Se estima que en el cuerpo de la mayoría de las personas normalmente habitan  alrededor de 60 millones de millones de virus, entre ellos adenovirus, herpesvirus, virus de papiloma entre otros, son cepas que el cuerpo puede mantener bajo control y no dan ninguna señal de enfermedad.

Los virus pueden estar en la célula sin dañarla, volviéndola portadora. Una persona portadora no manifiesta síntoma alguno de enfermedad.  Algún desequilibrio en el sistema inmune puede desencadenar la multiplicación viral, tras un tiempo de latencia.

Se cree que algunas cepas de virus pueden ser beneficiosas para el sistema inmune, en el sentido de contribuir a la generación de anticuerpos que nos protegen de las infecciones. Este es el principio de  funcionamiento de las vacunas.

El organismo puede tener inmunidad por un tiempo a cierto tipo de virus, después que el organismo enfrenta al virus y produce los anticuerpos específicos contra él. Pero los virus pueden mutar o cambiar su estructura, entonces los anticuerpos dejan de funcionar.

Para combatir las cepas de virus dañinas  que son las causantes de diversas enfermedades como:  gripes, resfriados, varicela, sarampión, fiebre amarilla, hepatitis y sida, entre otras enfermedades virales, NO funcionan los antibióticos.

La mayoría de los tratamientos para enfermedades virales sólo ayudan a mejorar los síntomas hasta que el propio sistema de defensa del organismo reaccione y genere los anticuerpos que combaten la infección.

Para algunas tipos y cepas de virus existen remedios antivirales, pero sólo se recurre a ellos en algunos casos específicos.

Conozca las principales enfermedades virales

Entre las principales enfermedades causadas por virus podemos nombrar:

  • La gripe
  • El resfriado
  • El dengue
  • La gastroenteritis
  • La fiebre amarilla
  • La varicela
  • VIH - SIDA
  • Hepatitis
  • Papiloma Humano
  • Mononucleosis
  • Ébola

Gripe y resfriado

La gripe o gripa o influenza es  una enfermedad viral común que afecta las vías respiratorias. Suele confundirse con el resfriado, ya que en un comienzo tienen síntomas similares.

El virus que provoca la gripe es el “influenza virus” generalmente el tipo H1N1. En cambio el resfriado es provocado, generalmente, por el rinovirus o coronavirus.

Mientras el resfriado puede repetir varias veces al año, la gripe suele dar una sóla vez por año.

Los virus de la gripe estacional son influenzavirus A, influenzavirus B y C. La gripe aparece globalmente como epidemia o pandemia en forma anual durante otoño e invierno en las regiones templadas.

A nivel de síntomas resfriado y gripe son similares. Fiebre, debilidad general y dolor de cabeza. Sin embargo estos síntomas son mucho más fuertes y postrantes en el caso de la gripe que en el resfriado.

Otros síntomas comunes a las dos enfermedades son: congestión nasal, estornudos, mocos, tos, dolor de garganta y de cabeza. Pero nuevamente, muchos más fuertes en el caso de la gripe que el resfriado.

En la gripe los síntomas aparecen de repente, mientras que en los catarros son graduales.

La gripe y también los catarros se transmiten de un individuo a otro a través de finas gotas esparcidas en forma de aerosol cargadas de virus, que proceden de la saliva o de las secreciones nasales o bronquiales.

Las personas al hablar, reír o estornudar esparcen gotitas que quedan suspendidas en el aire. Este spray con su carga viral puede llegar hasta un metro de distancia de la persona que la esparce.

El contagio se produce cuando una persona sana inhala estas gotitas, o toca superficies que fueron contaminadas y luego lleva sus manos a la nariz o los ojos. Los virus de la gripe o del catarro pueden sobrevivir hasta 24 horas fuera del cuerpo.

Para minimizar el contagio la persona afectada debe evitar estornudar al aire en lugares cerrados y habitados por personas no afectadas, para esto debe cubrir su nariz y boca con servilletas o pañuelos desechables o con el antebrazo, nunca con las manos.

¿Cómo evitar el contagio de gripes y resfriados?

Las personas sanas pueden minimizar el riesgo de contagio si evitan tocar superficies de uso común, como teléfonos, pasamanos del transporte público, manijas de puertas y el apretón de manos.

También se recomienda lavar las manos con agua y jabón regularmente y evitar llevarlas a la nariz y a los ojos.

Los síntomas de la gripe no sólo son más severos que los del catarro, sino que también dura más tiempo.

Mientras un catarro desaparece después de 2 o 3 días, una gripe puede durar una semana o más. Mientras un catarro te permite seguir llevando tu vida de una forma más o menos normal, una gripe en cambio te tumba en cama generalmente con fiebre alta.

Tanto la gripe como el resfriado hacen que el organismo sea más propenso a contraer infecciones bacterianas como neumonía o bronquitis que complican el cuadro clínico. En algunas personas el cuadro se complica con la aparición de ataques de asma.

La Organización Mundial de la Salud reporta 650 mil personas fallecidas anualmente a causa de la gripe y sus complicaciones en todo el mundo.

En los países desarrollados se dispone de vacunas contra la gripe y la recomendación es que la población de mayor riesgo se vacunen anualmente. Los grupos de mayor riesgo son personal médico, enfermeras, personas con VIH, diabéticos, mayores de 65 años, niños menores de 5 años, asmáticos y personas con enfermedad de los pulmones, corazón o hígado.

Ni la gripe, ni los catarros pueden curarse con antibióticos. Los medicamentos que se comercializan con el nombre de “antigripales” contienen algún analgésico como el acetaminofén, paracetamol o ibuprofeno, combinados con algún descongestionante o antialérgico.

Ninguno de estos llamados  “antigripales” combate los virus de la gripe o el catarro, sólo alivian los síntomas.

Existen fármacos antivirales que normalmente se emplean en personas que tienen alto riesgo de padecer complicaciones, como obesos mórbidos, asmáticos, ancianos o personas con cuadro clínico complicado.

El virus del papiloma humano

El virus del papiloma humano, muchas veces pasado por alto por la mayoría de las personas, afecta al 80% de la población sexualmente activa.

En la sociedad actual es la enfermedad de transmisión sexual más común y la mayoría de personas se infectan poco después de empezar su vida sexual.

Imagen en primer plano representando la intimidad sexual

Este virus no es único. Se calcula que hay entre 150 a 200 tipos de virus del papiloma humano pero la mayor parte de la sociedad y de la humanidad ha aprendido a convivir con este virus a lo largo de los años.

Entre los tipos de virus del papiloma hay los de bajo riesgo que son los que  suelen producir las verrugas genitales y los de alto riesgo que puede acabar derivando en cáncer.

Tener el virus del papiloma, no necesariamente implica tener cáncer, pero sí que puede derivar en ello.

La mayoría de veces las infecciones por papiloma se eliminan espontáneamente, pero si persisten en el tiempo, entonces sí pueden provocar cáncer.

En las mujeres el más común de los cánceres a causa del papiloma es el cáncer de cérvix o cáncer de cuello uterino. También puede ser cáncer de vagina o cáncer de vulva.

En los hombres, el virus del papiloma puede causar cáncer de pene y en ambos (hombres y mujeres) puede causar cáncer de ano, cáncer de orofaringe o cáncer de garganta.

En el año 2013 el actor Michael Douglas sorprendió a todos durante una entrevista televisiva en la que afirmó que él había contraído cáncer de garganta por practicar sexo oral.

Actualmente se ha recuperado, pero en efecto tenía razón. Probablemente fué el sexo oral el causante de la infección por papiloma que luego degeneró en cáncer de garganta.

Ahora se sabe que los causantes principales de cáncer de garganta son el alcohol, el cigarrillo y el sexo oral.

Los dos primeros, cigarro y alcohol, porque irritan y destruyen las células de la garganta teniendo que regenerarse continuamente y es allí cuando un fallo en la secuencia de ADN puede producir células cancerosas.

El sexo oral puede llevar a que se aloje el virus del papiloma en la garganta, y cuando el virus usa el ADN de las células de la garganta, puede producir alteraciones que devienen en células anormales o cancerosas.

Vacuna para el virus del papiloma humano

Existe la vacuna para el virus del papiloma humano. La vacuna conocida por su nombre de marca como Gardasil 9, protege contra:

  • Los tipos 16 y 18 del virus del papiloma humano: estos son los que causan el 80% de los casos de cáncer cervical.
  • Los tipos 6 y 11 del VPH, que ocasionan el 90% de los casos de verrugas en los genitales.
  • Además de otros cinco tipos de VPH que suelen  provocar cáncer del cuello uterino, ano, vulva, vagina, pene o garganta.

Para niñas y niños entre los 9 y  los 14 años, se requieren dos inyecciones. La segunda inyección se aplica seis meses después de la primera.

En cambio para las personas con edad comprendida entre 15 a 45 años, la vacuna requiere de tres inyecciones separadas. La segunda inyección es aplicada dos meses después de la primera y la tercera cuatro meses después de la segunda.

El efecto preventivo de la vacuna contra el VPH se mantiene al menos 3 años después de haber sido colocada.

La vacuna para el VPH protege contra el cáncer cervical transmitido sexualmente y también previene las lesiones que pueden evolucionar en cáncer vaginal o de vulva, según indican estudios recientes.

Si la persona ya está infectada de papiloma, la vacuna no la protegerá en general, pero puede impedir el contagio de alguna variante o tipo a ya contraído.

La vacuna es más efectiva en la medida que se aplique a una edad menor, aún cuando a edades infantiles generalmente no se es sexualmente activo.

Aún cuando la persona haya sido vacunada, debe consultar al médico en caso de aparición de verrugas, y las mujeres deben hacerse su citología al menos una vez al año.

Igualmente siempre deben mantenerse las precauciones, no sólo por el VPH sino por las otras enfermedades de transmisión sexual.

Entre las medidas preventivas están el uso del preservativo y evitar el sexo oral con parejas ocasionales,  a menos que se trate de una relación estable y el compañero esté libre de esta afección.

VIH/SIDA

El Virus de la Inmunodeficiencia Humana o VIH, debilita a el sistema inmunitario.

Generalmente los infectados por VIH se enferman y pueden hasta morir por las otras infecciones que pueda adquirir debido a un sistema inmune deprimido.

El SIDA (síndrome de la inmunodeficiencia adquirida) son los síntomas que padece un infectado del virus de la inmunodeficiencia humana (VIH).

Entre ellos está la aparición de infecciones poco frecuentes que comúnmente no ocurrirían con un sistema inmunológico sano.

De hecho infecciones que normalmente se combaten rápido, se tornan muy peligrosas para los afectados con SIDA.

Este virus del VIH se transmite por tener relaciones sexuales sin protección alguna o por compartir jeringas o cualquier objeto que pueda herir y que haya estado en contacto con sangre infectada, ya que la mayor concentración del virus está en la sangre.

La concentración del virus es menor en el sémen y mucho menor en la saliva o las lágrimas. Allí la concentración del virus no es suficiente para contagiar a otra persona.

Tampoco se contagia por la cercanía por compartir utensilios o ropas o por un apretón de manos, por ejemplo.

El VIH también puede contagiarse de una madre a su bebé, ya sea en el período de lactancia o en el momento del parto.

Las medidas de prevención incluyen sexo con preservativo, usar material estéril para perforaciones o tatuajes y evitar el compartir jeringas.

Actualmente, debido al tratamiento antirretroviral, una madre infectada puede tener embarazo y parto sin riesgo de contagio para el bebé.

Aunque la lactancia materna estará contraindicada, la posibilidad de contagio durante el parto se ha minimizado considerablemente.

Extralib Hombre para potenciar el vigor sexual

A pesar de los riesgos de contagio que implican las enfermedades de transmisión sexual, no tener sexo o tener un bajo desempeño sexual también puede dañar la salud, disminuye la autoestima y debilita la salud general.

Por eso en Nutricioni.com te mantenemos informado sobre qué son y qué precauciones pueden tomarse para prevenir las enfermedades de transmisión sexual.

¡Tener sexo es bueno! para la alegría y el bienestar general. Pero como todo lo bueno en la vida: todo en su medida y siempre con precaución y responsabilidad.

En el mercado existen suplementos naturales con el propósito de mejorar el desempeño sexual del hombre. Por su fórmula cuidadosamente elaborada, Extralib Hombre destaca por su efectividad comprobada.

Hablaremos sobre algunos de los componentes naturales contenidos en Extralib Hombre de cuya eficacia no hay duda:

Xanthoparmelia Scabrosa

Es un liquen usado por la medicina China desde tiempos milenarios. Ha sido usado para aumentar la energía sexual del hombre, extendiendo la calidad y duración de las erecciones. Los antiguos libros chinos hablan de los efectos de este liquen.

Sus extraordinarios efectos se deben a que contiene sustancias de estructura química similar al sildenafil sintético, que produce resultados  similares y con la ventaja de tener menos efectos secundarios.

L-Arginina

La arginina es un aminoácido precursor del óxido nítrico, con efectos beneficios en el organismo. El premio Nobel de Medicina de 1998 se otorgó por los estudios y hallazgos sobre la arginina.

La arginina está presente de forma natural en el organismo, pero si se ingiere, aumenta el nivel de óxido nítrico en la sangre, y se consigue entre otros efectos, una dilatación de las paredes de los vasos sanguíneos, mejorando el flujo sanguíneo particularmente en el pene.

Horny goat weed o hierba de cabra en celo

Puede traducirse del inglés como “mala hierba de la cabra cornuda”. También se la conoce como “hierba de cabra en celo”. Su nombre científico es Epimedium.

También es un antiguo remedio chino, pero recientes estudios han comprobado su eficacia como afrodisiaco natural de gran ayuda para la disfunción eréctil.

La lista de beneficios naturales de Extralib Hombre prosigue

Cnidium

Es una planta originaria de la China, pero también se encuentra en América del Norte.

Está comprobado que quienes ingieren cnidium, ya sea sus frutos o semillas, aumentan el rendimiento sexual y el deseo sexual. Se ha usado exitosamente en el tratamiento de la disfunción eréctil.

Raíz de rhodiola

La rhodiola rosea es una planta herbácea de las regiones frías del hemisferio norte, como la costa del Ártico, Los Alpes, El Himalaya, Los Pirineos y las Montañas Rocallosas.

Esta planta ha sido usada desde tiempos inmemoriales por los escandinavos y los rusos porque es un estimulante que aumenta la resistencia física y mental. Mejora el sistema vascular favoreciendo la circulación y oxigenación de la sangre.

Pero lo más importante es que además aumenta la potencia sexual del hombre, ya que es afrodisíaca, aumenta la calidad y la duración de las erecciones y previene la eyaculación precoz.

Raíz de Maca

Las comunidades andinas han usado esta raíz como estimulante desde hace milenios.

La maca es un miembro de la familia de los vegetales crucíferos, la misma del brócoli, la coliflor y los repollitos de Bruselas.

Los pobladores de los Andes extraen la raíz, la cual se seca y se muele, formando un polvo fino que puede añadirse a las bebidas y alimentos.

En los andes peruanos la conocen como raíz mágica, o raíz milagrosa porque mejora las erecciones, la calidad de la esperma y aumenta la fertilidad.

Ahora que sabe todo esto, cuide sus hábitos alimenticios, ejercítese, tome Extralib Hombre, tenga buenas erecciones y disfrute del sexo con responsabilidad y protección.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *