Tendinitis codo, doloroso de epicondilo lateral de codo debido a la tendinitis es un síndrome de codo de tenista. Es un alivio por parte del partidario del codo de tenista.

Prevención y tratamiento del dolor de codo

Prevención y tratamiento del dolor de codo

Última actualización: 14-03-2019. Equipo Nutricioni

Una articulación es un área donde se encuentran los huesos del esqueleto. Estas a su vez   permiten realizar movimientos acordes con el tipo de función que realizan flexión y extensión.

Por ejemplo, una articulación de bisagra es un tipo de articulación que sólo permite movimientos de flexión y extensión. Estas articulaciones permiten la rotación relativa de los huesos que a ella llegan y son típicas de las extremidades superiores e inferiores del cuerpo humano.

Tendinitis codo, doloroso de epicondilo lateral de codo debido a la tendinitis es un síndrome de codo de tenista. Es un alivio por parte del partidario del codo de tenista.

Por otra parte, estas articulaciones poseen un tipo de tejido especial llamado cartílago. El cual cubre algunos de sus huesos y es el encargado de reducir la fricción entre ellos, facilitando así, el movimiento y evitando el desgaste óseo.

Otro tejido especial es el llamado membrana sinovial el cual encapsula la articulación. Su función es segregar y contener un líquido lubricante llamado líquido sinovial. Mientras que  los llamados ligamentos, son los que mantienen unidos los huesos en las articulaciones, y limita sus movimientos.

Con todo lo anteriormente expuesto podemos decir que el codo es una articulación de bisagra situada en las extremidades superiores, donde se une el brazo con el antebrazo. Une al húmero (hueso del brazo) con  el cúbito y radio (hueso del antebrazo).

Aunque esta articulación es tratada como única, en realidad está conformada por tres articulaciones. La articulación principal es la que une al húmero con el cúbito, y las secundarias la que une al húmero con el radio y  el cúbito con el radio.

Por otra parte el codo permite dos tipos de rotaciones parciales. La primera, es la que permite que se toque el hombro, y la segunda, la que admite que con el brazo estirado se pueda colocar la palma de la mano boca abajo.

En cada una de estas rotaciones intervienen dos de las tres articulaciones del codo. Las rotaciones del codo se combinan con las de hombro y muñecas para generar los movimientos de las extremidades superiores.

Afecciones musculares de la articulación del codo

Las afecciones más comunes del codo, se originan por la inflamación de algunos de los tendones que unen los músculos a los huesos en la zona del codo.

Estos tendones se inflaman debido al uso constante y reiterativo de los músculos del antebrazo. También, por posiciones exigidas al antebrazo, que van más allá de la capacidad de rotación de la articulación del codo.

Por esta razón los practicantes de deportes donde se requiere la ejecución repetitiva de la extensión de la muñeca y/o giro del antebrazo, son propensos a sufrir de esta tipo de lesión.

Ejemplo de estos deportes son el tenis, el golf, el béisbol, el hockey y todos aquellos deportes de contacto.

Asimismos, es importante saber que la inflamación de los  tendones se caracteriza por un dolor de mediana intensidad, presente en la parte del codo donde se encuentra el tendón afectado.

Dicho dolor, se intensifica al tratar de rotar el antebrazo, a tal punto que impide realizar algunas actividades comunes, como girar el pomo de una puerta.

Cuando la lesión del tendón se presenta en la parte exterior del codo, se llama epicondilitis (codo de tenista).  Si se presenta en la parte interna, se denomina epitrocleitis (codo de golfista) o tendinitis del bíceps, según el músculo cuyos tendones se inflaman.

Por ejemplo, un esguince de codo ocurre cuando los ligamentos del codo se extienden o desgarran a tal punto que la articulación pierde movilidad.

Estos se generan por una fuerte torcedura del antebrazo o un golpe directo en el codo. Los síntomas son dolor fuerte, acompañado con inflamación y hematomas, que impiden el movimiento de rotación en la articulación.

Afecciones del tejido blando de la articulación del codo

La bursitis o bursa como también suele llamársele es una afección causada por la inflamación de la membrana sinovial.  

En el caso de la articulación del codo, esta afección se llama bursitis olecraniana, y es conocida como codo del estudiante. Ya que es una afección habitual en ellos, cuando en el aula de clases, adoptan posiciones inadecuadas, y cargan todo el peso del cuerpo en el hombro.  

La inflamación de la bursa ocurre por varias causas a saber:

Puede originarse por una infección o como síntoma de otros padecimientos, como la gota y la artritis reumatoide.

También por apoyar constante y repetidamente los codos contra una superficie dura. Sus síntomas incluyen un dolor intenso, inflamación y coloración enrojecida en la piel de la parte exterior del codo.

Cuando la inflamación de la bursa es originada por la acción del sistema inmunológico, se le denomina artritis reumática.

Esta es una enfermedad degenerativa, por lo que sus síntomas se agravan con el paso del tiempo. Produce deformaciones permanentes en las articulaciones, y conduce a la inamovilidad si no es tratada a tiempo.

La gota es una inflamación de las articulaciones causadas por la acumulación de ácido úrico en forma de cristales.

Produce dolor agudo, inflamación de la articulación, enrojecimiento de la piel, sensación de calor e hipersensibilidad al tacto. Los síntomas aparecen de forma intermitente y violenta, generalmente se manifiestan en la  noche.

La artrosis u osteoartritis es una enfermedad degenerativa originada por el desgaste del cartílago.  

Este aumenta la fricción entre los huesos, lo que a su vez genera, el crecimiento óseo en la periferia de los extremos de los huesos  (articulación). Con ello, ocurre una reducción de la capacidad de movimiento.

La artrosis del codo tiene como síntomas dolor moderado, inflamación y la mencionada reducción de la capacidad de movimiento, (rigidez articular).

El dolor suele incrementarse al disminuir la temperatura y/o aumentar la humedad ambiental. En etapa avanzada, genera edemas y deformaciones.

Vitaminas y minerales para prevenir y aliviar el dolor de codo

Para tener articulaciones sanas, es necesario reducir la acción de los radicales libres.

Estos radicales son compuestos que se originan en determinados procesos del metabolismo y se propagan por el organismo. Tienen la propiedad de degradar el cartílago de las articulaciones, apresurando su desintegración, lo que puede generar artrosis.

Un antioxidante es una sustancia que en el organismo reduce la acción de los radicales libres. Las vitaminas C y E son potentes antioxidantes, así como el beta-caroteno, sustancia precursora de la vitamina A.

Otros antioxidantes son los minerales de cobre, cinc,  hierro, manganeso y selenio. El proteoglicano es una clase de proteínas que se encuentra en el cartílago de las articulaciones.

Alimentos ricos en selenio como nueces de brasil, atún, camarones, carne de res, hígado, carne de pollo, champiñones, semillas de calabaza, semillas de girasol, trigo sarraceno y huevos. Sobre mesa de madera.

Su estructura molecular les permite absorber mucha agua, lo que les da la propiedad de soportar fuerzas de compresión, evitando así la carga sobre los huesos. La vitamina D participa en la síntesis de esta importante sustancia.

Ya que el cuerpo humano no tiene la capacidad de generar el colágeno, lo hace transformando una sustancia precursora, el procolágeno. Dos aminoácidos, la glicina y prolina, son sintetizados a procolágeno por el organismo.

La vitamina C se encarga de inducir esta transformación, una dosis ajustada de esta vitamina, permite la producción del colágeno necesario para la reemplazar el que se degrada en las articulaciones.

Los condrocitos son células especializadas que se encuentran en el cartílago de las articulaciones. Su función es mantener el cartílago, mediante la producción de las dos sustancias antes señaladas: el proteoglicano y el colágeno. El crecimientos de estas células se favorece por la presencia de la vitamina E.

El calcio y el fósforo son es esencial en el mantenimiento de un sistema óseo saludable, ya que forman la parte estructural de las células óseas.

En las articulaciones, fortalece los extremos de los huesos, evitando el desgaste de los mismos. También el manganeso y el boro contribuyen con este último fin. Por otra parte, el cobre favorece la formación del colágeno.

Alimentos para prevenir y aliviar el dolor de codo

La dieta incluye el consumo de alimentos ricos en proteínas,  garantizando así el suministro adecuado de los aminoácidos requeridos para la sintetización del cartílago.

Las fuentes naturales de proteínas son las carnes rojas y blancas, el pescado, huevos,  la leche y sus derivados. Igualmente en legumbres (lentejas, judías y garbanzo), frutos secos (nueces y almendras) y cereales (arroz y pasta).

El omega-3 es un ácido graso que resulta un potente antiinflamatorio. Se encuentra en los pescados de carne azul (salmón, atún y sardinas), y las semillas de linaza, salvia, canola y soya, consumidas de forma directa o en sus aceites.  Las nueces también contienen este ácido graso,.

Se recomienda el consumo abundante de jugos de frutas. Aparte de los nutrientes que aportan las frutas, el jugo permite la hidratación. El agua es requerida para sintetizar el líquido sinovial, y para hidratar el proteoglicano.

Entre los frutos a consumir se encuentra la papaya. Posee un contenido apropiado de carotenos, y vitaminas A, C y E, y  aporta adicionalmente calcio, magnesio, potasio y fósforo.

La papaya contiene papaína, una enzima con propiedades antiinflamatorias, y que disminuye la formación de hematomas.

La piña en un fruto tropical que contiene vitaminas B1, B6, B9, C y en menor proporción,  vitamina E. Es fuente de potasio, fósforo, magnesio, yodo, cobre y manganeso. Contiene una enzima llamada bromelina, que es un poderoso antiinflamatorio.

Por su parte, la cereza, es rica en beta-caroteno, vitaminas C y E, magnesio y hierro. Al igual que la mora, frambuesa, arándano y fresas, aportan varios antioxidantes, tales como la antocianina, y quercetina; está última con propiedades antiinflamatorias.

Como valía añadida, contiene ácido salicílico, componente que  posee propiedades antirreumáticas y antiinflamatorias.

Las vitaminas y minerales pueden también obtenerse de suplementos alimenticios. Por ejemplo, el Aliviáne contiene papaína y bromelina.

Tratamientos físicos caseros para aliviar el dolor de codo

Tradicionalmente se ha empleado el frío para reducir el dolor de codo, y revertir su hinchazón.

El frío causa la constricción o contracción de los vasos sanguíneos, lo que reduce la inflamación, y con ello, el dolor que la misma causa. Por otra parte, afecta las terminaciones nerviosas que transmiten el dolor.

Originalmente se empleó el hielo para enfriar, el cual paulatinamente ha sido sustituido por las compresas de gel congelado.

La compresa fría se coloca directamente sobre la zona afectada, por un período no superior a los 20 minutos, acción que se repite tres o cuatro veces al día.  Se deben tomar precauciones para que el frío no afecte a la piel en la zona de contacto.

Otro tratamiento casero es llamado hidroterapia de contraste.

En el mismo, se coloca por tres minutos en la zona afectada una compresa caliente, la cual se retira para inmediatamente aplicar una compresa fría durante un minuto.

Las acciones anteriores se repiten alternativamente por 24 minutos, pudiéndose aplicar un ciclo completo de este tratamiento, dos veces al día.

El efecto vasodilatador y vasoconstrictor que producen respectivamente el calor y el frío, contribuye a la disminución del dolor.

El sulfato de magnesio se ha empleado como un tratamiento casero de la artritis. En el caso de la afección del codo, el tratamiento consiste en sumergir el mismo por media hora, en una solución de un cuarto de cucharada de sulfato de magnesio en un litro de agua.

En otros casos, se combina la sal marina gruesa con una pequeña dosis de sulfato de magnesio (1,5% en peso), y se usa esta sal en la elaboración de las comidas.

Cuando el origen de la afección del codo es la actividad física intensa, se recomienda el reposo del antebrazo. Un tratamiento tradicional para lograr ello es el empleo de vendajes especiales que inmovilizan el codo.

Dichos vendajes sólo pueden ser realizados por especialistas en el tema, ya que un vendaje inapropiado puede agravar la afección.  

Remedios caseros para aliviar el dolor de codo

Las raíces del jengibre y de la cúrcuma han sido tradicionalmente empleadas como tratamiento del dolor de las articulaciones, debido a que tienen efectos antiinflamatorios y analgésicos. 

Estas se consumen individualmente o combinadas, en forma de té, tres veces al día como tratamiento curativo, y una vez al día como prevención.

El aceite extra virgen de oliva. Este es  usado en combinación con otros componentes, en la elaboración de ungüentos usados para el alivio del dolor de codo.

beneficios del aceite de oliva extra virgen

Dos de los ingredientes más usado con este fin, son el ajo y la pimienta roja (pimienta de cayena), ambos ingredientes tienen propiedades antiinflamatorias.  

La absorción cutánea de estos componentes favorece la disminución rápida de la inflamación, y con ello, el dolor.

Adicionalmente, estos ungüentos disminuyen la actividad de los terminales nerviosos que transmiten el dolor, lo que produce un efecto analgésico.

Las plantas con alto contenido de mentol, como la menta, hierbabuena y eucalipto mentolado, también se emplean en la elaboración de cremas desinflamatorias.

El mentol es un antiinflamatorio y analgésico natural, y por ser un alcohol, se absorbe fácilmente por la piel.  Estas hierbas se trituran en aceite de coco o aceite de oliva extra virgen, añadiendo cáscara de limón para potenciar su efecto.

La vaselina o petrolato puro es otra base para elaboración de cremas para el tratamiento de  las afecciones de las articulaciones.

Se combina con diferentes plantas que poseen componentes activos desinflamantes y calmantes del dolor.  Entre estas se encuentra la semilla de pimienta roja, la hoja del laurel, hojas de plantas mentoladas, y flor de la caléndula.

La aplicación de determinadas hojas directamente sobre la zona afectada del codo es uno de los tratamientos caseros más difundidos.

En cada región los moradores tienen identificadas las plantas al alcance, que tienen propiedades antiinflamatorias Entre ellas se pueden mencionar las coles, de distribución mundial, y el mango y el guanábano, de las regiones tropicales.

Otras plantas que previenen y alivian el dolor de codo

El lúpulo ha sido empleado tradicionalmente como un relajante natural y para inducir el sueño.

Investigaciones recientes ha determinado que los alfa-ácidos o humulonas que contiene, poseen la propiedad de armonizar la respuesta natural a la inflamación y al dolor.

Por ello, los preparados que contienen esta planta, como el BioCestrés, son empleados para aliviar el dolor leve de las articulaciones durante la actividad diaria normal.

La garra del diablo o harpagofito es una planta oriunda de África, que ha sido usada tradicionalmente en la medicina natural de esa región.

Estudios médicos han demostrado que la eficiencia del harpagofito en el tratamiento de afecciones de las articulaciones, dado su efecto antiinflamatorio y analgésico.

El principal principio activo de esta planta es el harpagósido, sustancia que inhibe la producción de prostaglandina, y con ello, reduce la inflamación de las articulaciones.

La corteza del sauce blanco se ha empleado tradicionalmente en China para el tratamiento del reumatismo.

Ella es rica en una sustancia llamada salicina, un potente antiinflamatorio natural, que también tiene propiedades analgésicas.

La salicina es la base del ácido acetilsalicílico, que se comercializa con el nombre de Aspirina, y cuyo uso como analgésico es altamente conocido. La tendencia actual es consumir la salicina en su forma original, en productos como el Aliviáne.

El koji kin, o simplemente koji, no es una planta, sino un hongo (aspergillus oryzae) muy usado en la comida japonesa para producir fermentación.

Produce un conjunto de enzimas llamadas proteasa fúngica, que el organismo emplea en la descomposición y digestión de las proteínas dañadas.

Este proceso crea la necesidad de reposición de proteínas, y con ello, la generación de nuevos aminoácidos que son usados en la regeneración del tejido cartilaginoso.

El producto Aliviáne contiene extractos de garra de diablo, corteza de sauce y proteasa fúngica, lo que lo hace un eficiente antiinflamatorio y analgésico.

Además, posee una dosis adecuada de algunas enzimas requerida para la regeneración del colágeno en las articulaciones.

Por ello,  Aliviáne es recomendado para el tratamiento del dolor de codo.

Isabel Barrera

Prevención y tratamiento del dolor de codo

Última actualización: 14-03-2019. Equipo Nutricioni

Insertar texto aquí.