analgesicos, Píldoras de medicina farmacéutica en tabletas y cápsulas con el estilo de imagen retro vintage.

¿Por qué son importantes las tabletas maternas?

¿Por qué son importantes las tabletas maternas?

Última actualización: 08-04-2019. Equipo Nutricioni

El organismo de las mujeres es bastante complejo. Y si le sumamos el hecho de estar embarazadas pues ya no se trata sólo de cuidarse como individuo sino la de darle las mejores condiciones de salud a ese ser que crece en su interior.

Cuando la concepción es planificada, se deben tomar en cuenta ciertas recomendaciones como cambiar los hábitos alimenticios, integrando comidas nutritivas que aporten todos los nutrientes necesarios.

Además se debe mantener un peso estable para evitar problemas de salud como diabetes gestacional, eliminar vicios como el cigarrillo y las bebidas alcohólicas e incluir suplementos vitamínicos, entre otras.

Durante las 40 semanas aproximadas que dura la gestación, el cuerpo femenino sufrirá algunos cambios, además que los estados emocionales se verán afectados. Existirán futuras madres más enérgicas de lo habitual y otras que se sienten fatigadas.

En las primeras consultas de control prenatal, el médico obstetra sugerirá algunos exámenes de laboratorio de sangre y orina para verificar cómo están los valores de la hemoglobina, colesterol, glicemia, triglicéridos.

También deberá verificar si existe algún tipo de proceso infeccioso que pueda poner en riesgo la salud de la paciente o de su bebé.

Igualmente se sugerirá la ingesta de algunas vitaminas y minerales que deben prolongarse durante todo el embarazo, e incluso en el periodo de lactancia. Entre ellas destacan el ácido fólico, calcio, hierro, y otros componentes necesarios para el feliz término del estado de gravidez.

Al incluir dichos suplementos, se mantendrán estables los niveles nutricionales de la madre, además que se minimizarán los riesgos de que el feto desarrolle enfermedades como la espina bífida, una patología que puede surgir en los primeros días luego de la concepción.

Esta acarrea consecuencias como problemas de motricidad y retardo mental, debido a la cantidad de nervios que se dañan por quedar expuestos durante su proceso de formación.

Al ingerir vitaminas, la madre tiene menos posibilidad de que se debilite su estructura ósea, pues en el embarazo, el feto absorbe el calcio para la formación de sus huesos. También mejorará el proceso de oxigenación de la sangre gracias a la inclusión del hierro.

¿Comiendo por dos?

Una buena alimentación será la clave para el correcto desarrollo del embarazo pues en los nutrientes que se ingieren se encuentran los aportes necesarios tanto para la madre como para el futuro bebé.

Uno de los mitos que gira alrededor de la gestación es que la madre debe alimentarse por dos, y aunque ciertamente va a requerir de un extra para el doble sustento, no quiere decir que pueda caer en los excesos, pues el peso aproximado que debe ganar la mujer en esta etapa es de al menos 13 kilos.

Éstos serán distribuidos entre el peso del bebé, la placenta, líquido amniótico, pecho y útero aumentados de tamaño, sangre y otros líquidos adicionales, más las grasas y nutrientes del cuerpo de la madre.

Es por esto que las futuras madres no deben confiarse en comer sin límites, pues más cantidad no significa más saludable. Lo ideal es que la dieta diaria integre los grupos alimenticios de forma equilibrada, además de vitaminas y minerales.

Los carbohidratos como cereales, pasta, pan y harinas integrales, funcionarán para mantener altos los niveles de energía y así evitar la fatiga, mientras que las proteínas como carnes, huevos, lácteos y leguminosas, contribuirán al crecimiento de las células y a la regeneración muscular.

Las frutas y vegetales están indicadas por aportar vitamina A, D, C, B6, B12, además de hierro, calcio y ácido fólico. Por su parte, las grasas son como una reserva de energía a través de otros alimentos que deben consumirse con moderación como la margarina y aceites de origen vegetal.

Igualmente el consumo de agua será muy importante tanto en la etapa de gestación como en el período de lactancia ya que la madre podría tener tendencia a deshidratarse. La ingesta del vital líquido también ayuda a evitar las infecciones urinarias y el molesto estreñimiento.

La piel es uno de los órganos más afectados durante el embarazo pues al estirarse, especialmente en la zona abdominal, piernas, pechos y brazos, pueden aparecer estrías. Es por esto que tomar agua será vital.

VicMujer es el suplemento vitamínico ideal para la mujer en todas las etapas de su vida. Contiene todas las vitaminas y minerales necesarios para un funcionamiento óptimo de todos los órganos.

Vitaminas y minerales necesarios para un embarazo sano

Son muchas las enfermedades que pueden prevenirse si se ingieren suplementos vitamínicos o si se aprovechan al máximo los nutrientes que brindan cada alimento.

El calcio, que funciona para el desarrollo óseo del bebé sin dañar la estructura del de la madre, lo puedes encontrar en los lácteos como leche, yogurt, queso y margarina.

Además este mineral está presente en las semillas de chía, pescados de hueso blando como las sardinas y vegetales como el brócoli y las espinacas.

El hierro es importante para evitar la anemia ya que es un mineral que contribuye a la formación de glóbulos rojos. Se puede absorber de alimentos como las carnes rojas, semillas de sésamo, frutos secos y vegetales verdes como el berro y las acelgas.

El ácido fólico, como ya se ha mencionado, ayuda a prevenir enfermedades en el feto como la espina bífida, además que ayuda al organismo de la madre en la producción de sangre y proteínas. Puede obtenerse de alimentos como la soya y otras leguminosas, vegetales verdes y frutas cítricas.

La vitamina A, al igual que el calcio, ayuda a mantener los huesos fuertes, además de mejorar el aspecto de la piel y de ser beneficiosa para la vista. El pollo, pavo, zanahorias y melón, son algunos de los alimentos con mayor carga de esta vitamina.

La vitamina C ayuda a los procesos de cicatrización y mejora la absorción del hierro, además que mantiene a las encías sanas ya los huesos y dientes fuertes. Puedes encontrarla en frutas cítricas como la naranja.

Las vitaminas B6 y B12 son excelentes para la formación de glóbulos rojos y el mejor rendimiento del sistema nervioso. Se encuentran en cereales, lácteos y algunos tipos de carne.

Finalmente la vitamina D, ayuda a la absorción del calcio. La yema del huevo, el salmón y el queso, son altos en esta vitamina.

VicMujer es una carga vitamínica que funciona perfectamente para la etapa de gestación por ser una combinación de todos los nutrientes necesarios para el sano desarrollo del embarazo.

Contiene una amplia variedad de vitaminas, minerales y hierbas en cada paquete.

Detalles que no se pueden obviar en el post parto

Una vez finalizado el embarazo, las mujeres deben seguir teniendo cuidados especiales con su salud, pues el organismo poco a poco se está recuperando de un proceso en el cual ellas sirvieron de albergue a una nueva vida. Por lo tanto es importante que tomen ciertas precauciones.

Lo primordial es mantener la alimentación saludable y la ingesta de vitaminas y minerales para mejorar el rendimiento físico y asegurar el correcto funcionamiento de los órganos vitales.

Es por esto que la recomendación es no excederse con alimentos procesados, seguir manteniendo a raya los hábitos como fumar o ingerir bebidas alcohólicas, y realizar rutinas de ejercicios de manera moderada, siempre y cuando no exista algún tipo de complicación médica.

Durante el primer semestre luego del nacimiento del bebé, la madre debe por lo menos hacer cinco comidas diarias (tres fuertes y dos meriendas) garantizando un buen suministro de calcio y vitamina D.

Durante el lapso de la lactancia materna, se pierde mucho este mineral tan fundamental para mantener la estructura ósea.

Madre amamantando, amamantamiento. Madre sosteniendo a un bebé recién nacido en un abrazo y amamantando.

También es importante seguir la dieta alta en hierro y vitamina C, por las grandes pérdidas de sangre al momento del parto, que traen como consecuencia la disminución en los niveles de glóbulos rojos.

Con la alimentación adecuada se puede prevenir el desgaste en los huesos, la caída del cabello (producto de los cambios hormonales y deficiencia de minerales) además de una ganancia extra de peso.

La dosis diaria de VicMujer es perfecta para el día a día de las mujeres pues tiene un sinfín de beneficios, aparte del aporte de vitaminas.

VicMujer ayuda a disminuir los niveles de azúcar y colesterol en la sangre, además que mejora los problemas de la circulación. Es un excelente oxigenante y además mejora la capacidad de retentiva y memoria.

Su presentación es de treinta paquetes que alcanzan para un mes, y cada uno contiene tres cápsulas, una cápsula blanda y tres tabletas.

Su combinación de hierbas, minerales y vitaminas, lo convierten en el mejor aliado para una buena nutrición. Es por esto que no debe obviarse de la rutina diaria de las féminas.

Las consecuencias de no ingerir vitaminas

Tanto para quienes están planificando tener un bebé como para las embarazadas o quienes ya dieron a luz, la ingesta de vitaminas debe ser obligatoria, pues muchas enfermedades pueden volverse una alarma que no dejará de sonar.

La anemia es uno de los problemas más comunes en las mujeres. Esto pasa ya sea por la menstruación o por el doble trabajo de oxigenación que ocurre en el embarazo y la lactancia.

Entre los síntomas de esta patología encontramos la fatiga extrema, incluso cuando se cumplen horarios de sueño y descanso prolongados; además está el empalidecimiento de la piel, dolores fuertes de cabeza, mareos y malestar general.

Los calambres están asociados directamente a la circulación sanguínea, es por esto que se requiere la ingesta de alimentos o suplementos vitamínicos con los nutrientes necesarios para ayudar a que este proceso natural se dé de manera fluida.

El estreñimiento también parece ser una de las enfermedades o patologías asociadas a las mujeres pues la población femenina que la padece es más alta que la masculina. Esto ocurre por la lentitud en el proceso digestivo o por la falta de consumo de alimentos altos en fibra.

Las infecciones urinarias son un dolor de cabeza para muchas mujeres, especialmente durante el embarazo pues el organismo se vuelve más sensible al contacto con las bacterias.

Si se consumen los alimentos adecuados, además de la ingesta suficiente de agua, el riesgo de padecer estas molestas patologías se minimiza considerablemente.

Luego de haber dado a luz y durante el período de lactancia, muchas mujeres se ven afectadas por la caída excesiva del cabello, esto se debe a la deficiencia de zinc y de las vitaminas del grupo B.

Por esto la recomendación es ingerirlas a través de alimentos altos en estos componentes o de suplementos vitamínicos.

Los mareos y desmayos son la consecuencia del déficit de la vitamina B12 pues sus bajos niveles traen consigo problemas de hipotensión arterial, poco flujo sanguíneo fluyendo hacia el cerebro, y debilitamiento a nivel neurológico.

Lo más recomendable es la visita a un especialista para que sugiera el mejor tratamiento ante estos síntomas.

Tips para llevar un embarazo a feliz término

  • Consulta a tu médico todas las dudas que tengas desde el momento en el que te enteres del embarazo.
  • Si se trata de un embarazo planificado con anterioridad, tu pareja y tú deberán realizarse ciertos exámenes médicos y habituarse a estilos de vida más saludables.
  • Se constante con tus consultas prenatales pues en ellas podrá monitorearse tanto tu salud como la de tu futuro bebé (crecimiento, alteraciones, control de peso, control de enfermedades como infecciones urinarias)
  • Aliméntate de forma saludable, sin saltarte comidas y sin abusar de productos procesados. Lo mejor es que escojas el equilibrio entre carbohidratos, frutas y vegetales, proteínas y grasas saludables.
  • Duerme por lo menos 8 horas al día. A medida de que van pasando los meses, se volverá más complicado el descanso así que debes aprovechar al máximo.
  • Incluye en tu dieta la ingesta de suplementos vitamínicos para aportar a tu organismo aquellos nutrientes que no puedas obtener de los alimentos. Recuerda lo importantes que son el ácido fólico, hierro y calcio.
  • Elimina de tu vida los hábitos como fumar e ingerir bebidas alcohólicas. Piensa en las graves consecuencias que esto puede traer para ti y para tu bebé.

Mujer embarazada sosteniendo zapaticos de bebé en su barriga

  • Realiza algún tipo de actividad física para mantenerte llena de energía. Para esto será indispensable consultarlo con tu médico, quien te recomendará cuáles son los ejercicios que no pondrán en riesgo al embarazo. Generalmente sugieren caminatas cortas a paso moderado y yoga para gestantes
  • Evita el estrés. El embarazo debe ser una etapa llena de serenidad, felicidad y expectación. Aléjate de aquello que perturbe tu paz y tu salud mental.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *