Hombre mayor con calambre en el pie

¿Por qué dan los calambres musculares?

¿Por qué dan los calambres musculares?

Última actualización: 19-12-2018. Equipo Nutricioni

Hombre joven con calambre en la mano mientras trabaja con la computadora.

Los calambres son espasmos o contracciones que ocurren en los músculos de manera inesperada, son muy comunes en personas que practican algún deporte. Conoce más sobre por qué dan los calambres y cómo combatirlos.

Estos calambres musculares son comunes en las noches y ocurre más que todo en los miembros inferiores.

Son dolorosos y pueden durar mucho tiempo en desaparecer, los calambres suelen presentarse en cualquiera de los músculos pero son más frecuentes en las pantorrillas y muslos.

También pueden dar calambres en los brazos, manos, pies, abdomen y tórax, cuando ocurre el calambre el músculo afectado se pone muy duro.

Una de las causas más comunes, es exagerar en la carga que ellos soportan y las lesiones musculares, por eso suele manifestarse en las personas que están comenzando un entrenamiento físico.

No solo la sobrecarga es una de las causas, también la falta de hidratación, tratamientos con diuréticos y antihipertensivos lo pueden producir como efecto secundario del tratamiento.

Son comunes en personas con problemas renales y con problemas  de circulación en las extremidades.

La falta de minerales en nuestro organismo como el magnesio, nos hace ser más propensos a padecer calambres.

Los científicos indican que los calambres nocturnos son frecuentes en personas mayores de 40 años.

Es recomendable que al sufrir calambres, si no es deportista, asista al médico para localizar las causas.

Para evitar los calambres debes mantenerte hidratado y consumir los minerales que nos protegen de esta desagradable experiencia.

Alfa Músculo es un producto que te ayudará a fortalecer tus músculos manteniéndolos relajados y así evitarás los calambres.

Hombre mayor con calambre en el pie

Causas de los calambres musculares

Los músculos son estructurados en su mayoría por células conocidas como miocitos, estos tienen la particularidad de responder a estímulos eléctrico enviados por el sistema nervioso aumentando o disminuyendo su longitud.

Estos estímulos eléctricos pueden ocurrir con la ayuda de los electrolitos, que funcionan como transporte de los impulsos nerviosos que envía el cerebro a los músculos.

Al llegar estos impulsos a los músculos este responde creando el movimiento, es decir, se genera una transformación de energía química a mecánica.

Si ocurre alguna falla en la comunicación entre el cerebro y los músculos o el sistema nervioso envía señales incorrectas muy fuertes las células no podrán procesarlas correctamente.

Cuando las células no reaccionan correctamente a las señales enviadas por el sistema nervioso se produce los espasmos o contracciones musculares conocidas como calambres.

Las causas de los calambres están relacionadas con la falta de magnesio y a una baja concentración de minerales en la sangre.

Cuando realizamos alguna actividad física como los ejercicios nuestro cuerpo pierde mucho líquido y con ello electrolitos.

Estas son solo algunas de las causas de los calambres musculares, además pueden ocurrir por deshidratación que es la que nos lleva a la deficiencia de electrolitos.

Otra causa pueden ser los trastornos en la circulación, malas posturas, llevar zapatos muy altos, ropa apretada, sobrecarga, entre otros.

Nuestros músculos necesitan oxígeno para poder realizar la transformación de energía química a mecánica, si los vasos sanguíneos no transportan suficiente oxígeno las células musculares no trabajan de forma correcta.

Todas estas pueden ser la causa de los calambres pero aún no se han confirmado específicamente, también se cree que son causados por el envejecimiento.

Alfa Músculo nuestro producto es 100% natural, te proporcionará todos los minerales que necesita tu cuerpo para mantener músculos sanos.

¿Cómo evitar los calambres?

Mujer y hombre joven realizando estiramientos antes de empezar algun ejercicio fisicoPara prevenir los calambres principalmente tenemos que evitar las posibles causas, te presentamos unas estrategias que te pueden ayudar.

Lo primero que debes tener en cuenta es realizar una buena planificación a la hora de entrenar y adaptar todo lo que hagas acorde a tus posibilidades.

Evitar excederte en el entrenamiento o al realizar cualquier actividad física, puede disminuir las posibilidades de presentar calambres musculares.  

Una de las cosas más importantes a la hora de entrenar es el calentamiento, debes preparar tus músculos para poderles exigir y así evitaremos una lesión.

Es fundamental seguir una buena alimentación que nos aporte las cantidades necesarias de proteínas, grasas, hidratos de carbono y minerales.

Es necesario balancear la cantidad de alimentos según nuestras características, es decir, peso y talla, y también dependiendo de las actividades físicas que realicemos.

Algo que es vital para evitar los calambres es la hidratación, esto nos ayudará a mantener un buen estado de salud, es esencial consumir de 2 a 3 litros de agua diaria.

Se aconseja tomar agua antes, durante y después de cada entrenamiento físico, no esperes a tener sed ya que en ese momento tendrá un cierto grado de deshidratación

Para prevenir los calambres que se presentan en la noche se recomienda realizar ejercicios suaves antes de dormir como caminar, andar en bicicleta, entre otros.

También es necesario evitar el frío en las piernas y usar ropa  de dormir ajustada, procura irte a la cama lo más cómoda y relajada.

ilustración de mujer haciendo diferentes tipos de ejercicios

¿Qué hacer durante un calambre muscular?


Todos en algún momento hemos experimentado un calambre muscular, tanto como al realizar una actividad física  o al realizar mucho esfuerzo.

Cuando realizamos movimientos repetitivos, o duramos mucho tiempo en una posición donde nos encontramos incómodos.

Cuando esto sucede nos sentimos adoloridos con miedo y sin saber qué hacer, lo bueno es que los calambres nos son mortales solo se debe a falta de circulación en algún músculo o una baja en los minerales.

Si presentas un calambre sigue estos consejos que pueden ayudarte:

Lo primero que debes hacer es detener la actividad que estás haciendo y realizar estiramientos del músculo acalambrado.

Luego realiza masajes suaves para tratar relajar el musculo, si es en una pierna deja caer el peso de tu cuerpo sobre esa pierna y flexiona levemente la rodilla.

Si no puedes mantenerte en pie siéntate y mantén estirada la pierna acalambrada, trata de llevar la pierna hacia la cabeza manteniéndola recta.

Esta posición también es efectiva cuando los calambres se presentan en la zona lumbar de la espalda.

Aplica calor al músculo afectado, si estás en casa toma una ducha de agua caliente tratando de que caiga directamente sobre el músculo afectado.

Siempre antes de que venga el calambre podemos sentir unos pequeños movimientos involuntarios similares a un tic nervioso como señal.

Esto lo puedes tomar como una alarma y así se te hará más fácil prevenir la llegada del calambre muscular.

Cuando sientas estos movimientos involuntarios detén la actividad que estás haciendo y realiza estiramientos musculares y masaje con fuerza para que el músculo se relaje.

Para prevenir efectivamente estos desagradables episodios, no hagas esfuerzos innecesarios, come saludablemente evitando las grasas y bebe mucha agua.

Con Alfa Músculo podrás prevenir de manera efectiva los desagradables episodios de calambres, gracias a sus componentes que mantienen fuerte tus músculos.

¿Qué debemos comer para evitar los calambres?

Una de las principales causas de los calambres es la baja concentración de minerales en nuestro organismo por eso es necesario consumir alimentos con este aporte.

Naranja. Nos proporciona un jugo de agradable sabor muy rico en potasio un mineral que es esencial en crecimiento de los músculos.

Además de todos los grandes beneficios que nos aporta la naranja también fortalece los nervios y así evita los calambres.

Plátano. Es muy rico en las comidas además nos proporciona, hierro, magnesio y potasio, vital para nuestros músculos.

Carnes. Pueden ser de pollo o de res de cualquier manera es una gran fuente de potasio, necesarias para muchas funciones de nuestro organismo.

Granos. Son ricos en magnesio un mineral esencial para el correcto funcionamiento de los músculos.

Lácteos. Todos los lácteos como el queso y el yogurt, son una gran fuente de calcio, que es un componente necesario para el tejido muscular y los huesos.

Soya. Excelente alimento rico en proteínas y minerales que ayuda a nuestros músculos a estar sanos y fuertes.

Aguacate. Este rico alimento tiene muchos beneficios para nuestra salud, uno de los principales es el aporte de magnesio a nuestros músculos.

Nueces. Este alimento con grandes propiedades para la salud es una gran fuente de magnesio beneficioso para los músculos.

Brócoli. Rico alimento necesario en nuestra dieta ya que es una gran fuente de minerales necesarias para el buen funcionamiento de nuestros músculos.

Líquidos. Mantenernos hidratados es sumamente  necesario para evitar los calambres, toma suficiente líquido diariamente así repondrán los minerales que tu cuerpo necesita.

Alimentos ricos en vitamina A y K

Vitaminas y minerales que debes consumir para evitar el calambre

Se cree que la baja de potasio y magnesio es una de las principales causa de los calambres, lo que no es tan cierto hay muchos minerales involucrados en los problemas musculares.

Sodio. Este mineral es muy importante para ayudar a retener líquidos, también colabora en la contracción muscular así  como en muchas funciones relacionada con los nervios.

Es esencial para absorber el azúcar en la sangre e interviene a que esta sea aprovechada por las  fibras musculares.

Es necesario que nuestra dieta nos aporte entre 2 y 3 gramos de sodio al día, una de las principales fuentes de sodio es la sal común.

Potasio. En combinación con el cloro y el sodio estos minerales ayudan a controlar y a equilibrar los líquidos.

El potasio se encuentra casi totalmente dentro de las células, regula el ph en la sangre y se encarga de sintetizar el glucógeno.

Una baja de potasio puede ser el causante de la debilidad de nuestros músculos, y con problemas de contracción muscular.

Las fuentes naturales de potasio son:

  • Soja.
  • Higo.
  • Germen de trigo.
  • Plátano.
  • Remolacha.
  • Aguacate.
  • Naranja.
  • Espinacas.
  • Entre otros.

Calcio. No podemos olvidarnos del calcio, se suele pensar que solo es para los huesos pero no es así, este mineral desempeña un papel importante en la contracción muscular e impulsos nerviosos.

Para que nuestro organismo pueda realizar una buena absorción del calcio necesitamos vitamina D que la podemos recibir a través de la luz solar.

Magnesio. Es uno de los más importantes entre los minerales, ya que actúa directamente en la contracción muscular.

Cuando sudamos mucho eliminamos gran cantidad de calcio por el sudor y esto puede traernos cansancio, calambres y contractura muscular.

Este mineral es vital para que nuestro corazón funcione correctamente ya que interviene relajando los tejidos musculares de las arterias.

Los alimentos que nos aportan magnesio son:

  • Nueces.
  • Maní.
  • Girasol.
  • Trigo.
  • Chocolate.
  • Arroz integral.
  • Entre otros.

Vitaminas que trabajan en conjunto con los minerales para prevenir los calambres

Además de los minerales ya mencionados los médicos recomiendan las siguientes vitaminas:

Complejo de Vitamina B. Esencial para prevenir los calambres, estudios realizados afirman que manteniendo una dieta que nos proporcione este grupo de vitaminas podremos reducir los calambres casi en su totalidad.

Los alimentos que son ricos en vitaminas del grupo B son: carnes, vegetales, huevos, legumbres, entre otros.

También, este grupo de vitaminas protegen nuestros músculos y el sistema nerviosos y nos mantienen fuertes y con mucha energía.

Vitamina D: Es una vitamina esencial para los músculos, su déficit puede aumentar las posibilidades de tener calambres.

Esta vitamina es producida por nuestro cuerpo, solo debemos mantenernos en el sol de 10 a 15 minutos 3 veces por semana.

Al recibir los rayos del sol nuestro cuerpo los convierte en vitamina D, se puede obtener con las comidas pero son muy poco los alimentos que nos la proporciona como el pescado, aceite de hígado y ostras.

Mujer preparando aceite de perfume en mesa blanca, aceites esenciales

Tratamientos naturales para prevenir los calambres

Además de las recomendaciones anteriores estos remedios naturales son eficaz para tratar los calambres musculares.

El ginkgo biloba. Este remedio natural usado desde tiempos antiguos nos proporciona una variedad de vitaminas y flavonoides.

Sus maravillosas propiedades nos ayudan a mejorar la circulación en las piernas y mejora la inflamación.   

Se recomienda tomar una infusión de ginkgo biloba todas las noches para prevenir los calambres especialmente el nocturno.

Aceites esenciales. Se utilizan para realizar masajes en los músculos donde se producen los calambres comúnmente.

Se recomienda los aceites de eucalipto, romero, pino, tomillo, ya que tienen propiedades relajantes y antiinflamatorias.

Miel y vinagre de manzana. Esta combinación se recomienda para mejorar la absorción del calcio en nuestro cuerpo y así mejorar la salud de los músculos.

Baño de agua de mostaza.  Hierve 1 cucharada de semillas de mostaza en 1 litro de agua, agrégalo a la bañera y date un baño con esta preparación antes de ir a la cama.

Esto te ayudará a relajar tus músculos, descansar mejor y podrás prevenir los calambres nocturnos.

Árnica. Esta planta es recomendada como analgésico natural, activa la circulación por lo que te ayudará a prevenir los calambres.

arnica planta medicinal preparada en crema para curar heridas, cicatrices y dolores

Prepara una solución de árnica, toma una compresa o paño empápala con esta solución y aplícala durante 10 minutos en el músculo afectado.

Alfa Músculo es el tratamiento natural más efectivo sin efecto secundario, gracias a sus componentes ricos en vitaminas y minerales dile adiós a los calambres musculares.

Como vemos los calambre se pueden presentar en cualquier parte de nuestro cuerpo pero son más comunes en las piernas.

Por eso es importante que realices los cuidados necesarios de tus músculos, para que se mantengan sanos y fuertes y así evitarás esta desagradable molestia.

Realiza ejercicios adecuados sin abusar de tus capacidades, consume alimentos nutritivos ricos en vitaminas y minerales y sobre todo bebe mucha agua.

Si con todas estas recomendaciones aún sigues presentando calambres es importante visitar al especialista para un mejor diagnóstico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *