Imagen en primer plano de hombre joven con granos en su rostro

¿Por qué aparecen los desagradables granos en la cara?

¿Por qué aparecen los desagradables granos en la cara?

Última actualización: 25-03-2019. Equipo Nutricioni

Se dice que el 90% de las personas ha tenido en su vida un brote de granos en la cara en algún momento.

Las espinillas como también pueden ser llamadas, son protuberancias que pueden salir en el rostro. Dicho de otra manera, ninguna tez sea de cualquier tonicidad, ha escapado de los procesos inflamatorios e infecciosos que involucran los poros de la piel.

Los granos en la cara suelen ser molestos y dolorosos, porque inflaman el folículo pilosebáceo.

mujer joven resignada por los granos que tiene en la cara

Los folículos pilosebáceos son conductos pequeños que contienen las glándulas sebáceas, las cuales nutren la piel y la raíz del pelo y, en muchos casos las glándulas sudoríparas.

Estos conductos desembocan en la piel por un orificio diminuto llamado poro. Cuando se inflaman estos folículos, aparece una elevación circunscrita de la piel alrededor del poro, con un contenido purulento visible desde la superficie.

Lo cierto es que afectan la autoestima de las personas porque aparecen repentinamente causando incomodidad porque son bastante antiestéticos.

Afortunadamente no pasan más de una semana en nuestra cara si son granos inofensivos. Sin embargo, es recomendable que cuidemos el rostro con el fin de evitarlos, ya que en algunos casos dejan marcas.

En este sentido cuidar lo que consumimos y estar en consonancia con nuestros cambios físicos nos darán una luz acerca de cómo mantener nuestra cara saludable.

El suplemento nutricional Re-Activa Piel, Cabellos y Uñas nos proporcionará el soporte adecuado para que el sistema inmunológico pueda afrontar estos detalles.

Hay que nutrir la piel desde adentro y además ayudar al organismo para que combata las toxinas y elimine los desechos causantes de los granos.

Aunque el origen de esta afección está determinada por la acción de las glándulas sebáceas, existen muchas clases de protuberancias en la piel, lo que se diferencia es la forma como brote, como esta constituido y las bacterias que contenga.

Las hormonas juegan un papel importante, siendo responsables la mayor parte de las veces del desequilibrio de las glándulas sebáceas, que terminan en pequeñas infecciones por la acumulación de sebo.

¿Por qué aparecen los granos en las cara?

La limpieza diaria del cutis es un hábito que debemos adoptar desde pequeños. Cuando estamos en etapa de desarrollo, los cambio fisiológicos determinan que tipo de piel vamos a tener definitivamente.

La piel posee un manto protector y además existe la flora cutánea que se encarga de protegerla. Se compone de microorganismos beneficiosos, cuyo desequilibrio favorece la intromisión de bacterias dañinas.

Por ello, si no padecemos de acné medio o severo, es bueno conocer qué puede dar origen a un brote de granos en la cara para evitarlos:

  • Los contaminantes ambientales. El aire contaminado en muchos sitios tiene partículas diminutas que se incrustan en la piel.
  • Ansiedad y estrés. Tener afecciones nerviosas como ansiedad estrés e insomnio pueden ocasionar brotes de espinillas en el rostro. Tener los nervios alterados hace que la piel también tenga consecuencias por el desequilibrio.
  • Higiene inadecuada.  Si comenzamos a ser más escrupulosos de seguro tendremos una cara más higienizada.
  • Alimentación deficiente. Cuando tenemos una dieta rica en grasas y azúcares, repercute en la toxicidad corporal y por ende el organismo intentará eliminar los desechos por todos los medios. Por ejemplo mediante los granos en la cara.

Un mito que se ha creado es el del chocolate y es un mito pues el cacao natural no da granos en la cara, el procesado sí.

  • Desequilibrios hormonales. Estos descontrolan la salida de las toxinas. Tanto mujeres como hombres pueden experimentar los granos a nivel de la cara, uno con más intensidad que otros.

Después de pasar la pubertad, las espinillas comienzan a aparecer con menor frecuencia o simplemente desaparecen.

  • Utilizar productos inadecuados en la cara. Muchas veces lavamos la cara con productos que no son adecuados para ello. Líquidos limpiadores, o astringentes no acordes con el cutis pueden provocar que tengamos brotes de espinillas.

Hay cremas limpiadoras que también crean reacciones adversas en la cara. Antes de usarla debemos verificar lo que contiene y si son hipoalergénicas.

Tipos de granos en la cara

Las pieles que presentan problemas deben ser atendidas por especialistas en dermatología para saber cómo tratar cada una de las afecciones. Existen 7 tipos de brotes cutáneos a saber:

  •  Milium. Aparecen donde la piel está reseca por no haber secreción sebácea y suele estar pegado al poro, por lo tanto no se puede drenar.

Para extraerlo se utiliza una lanceta, esto debe hacerlo un dermatólogo o esteticista, ya que es necesario hacer un corte.

  • Puntos negros. Cuando existe demasiada grasa en los poros, los contaminantes ambientales y los productos limpiadores inadecuados  hacen que está grasa se vuelva negra.

Para esto se suele recomendar limpiezas faciales  caseras o acudir a un especialista que aplique la exfoliación para limpieza profunda de los poros.

  • Las espinillas. Son puntos blancos pequeños, casi no tienen protuberancia o presentan inflamación, pero hay un pequeño punto infeccioso. Las espinillas son muy comunes.

Se pueden tratar naturalmente con aceite de árbol de té, el cual es un antiséptico que se puede aplicar de forma externa para ayudar a refrescar y a que la cicatrización sea buena y no deje marcas.

Esta infusión se aplica con compresas en la cara. Si las espinillas tienen mayor tamaño y no ceden con la medicación en casa es recomendable ir al médico para evitar infecciones mayores.

  • Los quistes. Son masas de grasa endurecida que se evidencia por brotes abultados en la cara y no suelen presentar infección. También existen los microquistes que no se ven a simple vista pero igual hay que atenderlos.

Normalmente el médico recomienda antibióticos para eliminar el sebo intradérmico.

Si los quistes no se eliminan con esto es mejor una pequeña intervención de los poros afectados, esto debe hacerlo un especialista.

Los forúnculos

Se trata de una infección aguda, a veces única o puede ser repetitiva de los folículos pilosebáceo, que forman una bolsa de pus.

Cuando la infección rebosa los límites del folículo, ocasiona un pequeño absceso subcutáneo que drena en la superficie de la piel. El absceso se denomina forúnculo.

Esta enfermedad suele afectar más a los hombres y presentarse a cualquier edad.

La causa más común son las infecciones, aunque también puede deberse a irritantes químicos o físicos, como cremas para afeitar, hojillas, lociones, entre otros.

Uno de los agentes infecciosos más común es la bacteria Staphylococcus aureus.

Entre los factores que pueden desencadenar estos granos en la cara están:

  • Higiene deficiente de la piel
  • Contacto con aceites industriales
  • Frecuentar los saunas
  • El abuso de cremas con cortisona,
  • Diabetes y
  • Trastornos del sistema inmunológico

Los forúnculos suelen aparecer en la barbilla y la cara, además de las axilas, brazos y piernas.

A veces no es solo un poro el que se infecta sino que pueden agruparse y unirse en un grano de gran tamaño que se denomina carbunco.

Los forúnculos poseen gran contenido de secreción sebácea y son dolorosos.

Deben tratarse delicadamente, pues no se pueden drenar de forma rudimentaria, ya que se puede provocar una afección e infección mayor.

Lo mejor es evitar que la bacteria se propague y no dejar huellas en el rostro.

Es recomendable que este tipo de procedimientos lo ejecute un dermatólogo o esteticista para que realice una pequeña incisión y poder sacar toda la secreción del poro. De esta forma suelen curarse en los 10 días siguientes con ayuda de un cicatrizante.

Cuando no se hace de forma adecuada el drenaje puede desencadenar una infección mayor e incitar a que las bacterias pasen al torrente sanguíneo, infectando otras partes del cuerpo.

Los granos y las espinillas

Los granos son causados por una infección en el conducto excretor o poro acompañado de inflamación que se puede ver a simple vista y es de color rojo apareciendo en cualquier parte del rostro.

Frecuentemente puede ser tratados fácilmente mediante limpieza con agua y jabón de pH neutro.

Este tipo de acné es una afección de tipo eruptiva que puede ser leve o crónica y afecta en las partes de la piel en donde se produce más grasa. La cara es una de ellas.

Las espinillas no tienen una causa única y pueden originarse por múltiples factores entre los cuales tenemos los ambientales, hormonales, hereditarios, emocionales, alimenticios y cosméticos.

Estos factores conducen a la obstrucción del poro, la producción exagerada de grasa y la infección por propionibacterium acné, que provoca una reacción inflamatoria en el folículo.

Los granos en la cara pueden afectar en ambos sexos, aunque a los hombres puede ser con más intensidad.

El acné, como también suele llamarse afecta a un 85% de la población especialmente a los jóvenes en edades comprendidas entre 12 y 25 años.

Por este motivo los médicos no la consideran una enfermedad propiamente, sino como una parte más del desarrollo del adolescente.

El complemento nutricional  Re-Activa Piel, Cabellos y Uñas es de gran ayuda para mejorar el aspecto de la piel, haciéndola más lozana, ya que algunos tipos de granos son más agresivos.

Habitualmente después de superar la adolescencia los granos en la cara tienden a desaparecer, sin embargo, dependiendo de la severidad, pueden dejar muchas marcas en el rostro.

Ilustración en la cara de un hombre producto de las granos que salen en la cara

La forma más común de los granos en la cara es el acné vulgaris y se originan cuando las glándulas sebáceas  de la piel secretan una cantidad excesiva de grasa y taponan los poros.

El sebo retenido y las células muertas hacen que la zona se inflame aunado a las bacterias del ambiente causan que se forme una pústula.

A veces ni siquiera se inflama, solo vemos los puntos rojos con pus que corrientemente son muy dolorosos. Si drenamos con las manos podemos tener cicatrices permanentes.

¿Cómo podemos eliminar los granos en la cara?

Hay varias recomendaciones que podemos utilizar para tener un cutis reluciente:

La limpieza facial. Como primer paso no debe faltar la limpieza de la cara diariamente, esto implica no solo limpiar la cara con agua y jabón sino tener una exfoliación semanal y aplicar una limpieza facial profunda cada dos semanas.

Una limpieza del rostro regularmente permitirá que las células muertas se retiren luciendo piel nueva.

Para realizarte esta limpieza recibe buena información médica y que te recomiende las mejores marcas para que tengas los implementos adecuados para tu tipo de piel.

Existen productos exfoliantes y que eliminan las impurezas que no son recomendados porque sus componentes suelen ser muy agresivos.

Por ejemplo el jabón de azufre es excelente opción para controlar la grasa en el cutis y eliminar las espinillas, eso sí se recomienda para cutis grasos.

Si tu piel es seca puedes utilizar el mismo jabón pero con aceites esenciales hidratantes como los de miel, con aceite de oliva o manzanilla.

La exfoliación. Como complemento de un tratamiento para la limpieza de la cara, se recomienda una exfoliación con productos adecuados dependiendo tu tipo de piel.

Esto debe hacerse por lo menos una vez a la semana y verás como los granos y puntos negros irán desapareciendo.

Se recomienda la exfoliación pues retira las células viejas que tienden a acumularse en la piel, lo que favorece en incentivar la lozanía y brillo de la tez.

Después de aplicar la exfoliación hay que utilizar un tónico astringente para iniciar el proceso de sellar los poros en la zona donde más grasa se acumula, la frente, barbilla y la nariz, si puedes limpiar tu cuello mejor.

Hay que tener por costumbre quitar el maquillaje apenas lleguemos a casa para que los poros puedan respirar normalmente. Cuando vayamos a dormir debemos limpiar la cara con agua y jabón.

En el caso de las mujeres , es necesario retirar cuidadosamente el maquillaje por las noches, ya que la piel también quiere respirar.

Tener la cara sin películas que la cubra le dará la oportunidad de estar más fresca.

Recomendaciones importantes

Evitar apretarse los granos. Cuando sucumbimos ante la desesperación por quitarnos los granos en la cara, nos apretamos hasta que sale la secreción purulenta.

Muchas veces las espinillas maduran y se rompen solas. Otras veces podemos aplicar cremas mentoladas para que maduren rápidamente.

Si notas que ya la secreción salió y sientes dolor, con el poro abierto es prudente aplicar un poco de hielo para cerrarlo y bajar la inflamación.

Hacer ejercicio. Entre las causas por las cuales salen granos en la cara es porque los mismos se obstruyen.

El ejercitarnos hace que nuestra piel sude y elimine las impurezas, además es una forma de mantener el cuerpo sano y la cara limpia.

Después de una rutina de ejercicios es bueno lavar la cara y aplicar un poco de hielo para que las impurezas del medio ambiente no afecten la cara.´

A pesar de utilizar medidas higiénicas locales, nutrir la piel y utilizar medicaciones para el rostro es una medida adecuada para eliminar los granos molestos.

Independientemente de nuestro tipo de cutis, los complementos vitamínicos como Re-Activa Piel, Cabellos y Uñas hacen maravillas para ayudar a superar el acné.

Ayudarte con cremas de base acuosa es acertado para contrarrestar la grasa natural del rostro y mantenerlos limpios.

Y recuerda siempre aplicar bloqueador solar para proteger la piel de los rayos UV.

La alimentación: recurso indispensable para una cara impecable

Está demostrada la relación directa entre la aparición de los brotes en la cara y una dieta con exceso de grasa y carbohidratos refinados como caramelos, harinas blancas, dulces procesados y con grasas trans.

En estos casos debemos cuidar la dieta pues es fundamental para tener un cutis limpio.

La mejor dieta consiste en incorporar los alimentos ricos en vitamina A, por su función protectora y reguladora de la tonicidad de la piel, por ello los tomates, zanahorias, espinacas albaricoques y melocotones son recomendados ampliamente para tener una piel hermosa.

Se sugieren las grasas de buena calidad como los que se encuentran en los aceites vírgenes prensados en frío como los de oliva, girasol, soya, maíz, onagra, borraja y lino.

Las frituras hay que eliminarlas junto con la comida rápida.

La fibra alimentaria es de gran utilidad por su capacidad de arrastrar las toxinas y limpiar el intestino. Es muy importante ingerir una gran cantidad de verduras y hortalizas, los cereales integrales y las legumbres secas también deben incluirse.

Las bebidas y dietas detox pueden aplicarse con supervisión de un profesional.

Los jugos son adecuados por su aporte de vitaminas y su acción desintoxicante.

Se deben incluir las zanahorias, coles y perejil por su aporte de vitamina A y betacaroteno, las espinacas, pimentón verde y las hojas de las coles por su riqueza en vitamina B6; la remolacha, el nabo y la naranja por su contenido de selenio y el jengibre, perejil y zanahorias por su aporte de zinc.

Todos estos elementos están contenidos en Re-Activa Piel, Cabellos y Uñascomo un gran recurso para mantener una piel tersa y sin espinillas en la cara.

Para los granos en la cara los soportes nutricionales son el mejor preventivo terapéutico que acompañado de lecitina de soya, germen de trigo y levadura de cerveza podrán proporcionarle al organismo las propiedades bactericidas y antibióticas.

Un punto importante de resaltar es evitar el estreñimiento, ya que así tendremos un torrente sanguíneo menos contaminado.

Métodos caseros para evitar los granos en la cara

Existen diferentes maneras para tratar los granos en la cara. Los remedio caseros sirven para mitigar la afección y entre ellos encontramos mascarillas faciales muy efectivas y rápidas de elaborar.

Dentro de los recursos a emplear figura la miel, por su propiedad antiséptica e hidratante, que ayudan a eliminar las bacterias y a mantener la piel tersa.

Mascarilla de limón y miel. Para las impurezas del rostro el limón es un excelente recurso ya que es un astringente natural y combate la grasa facial, además de proveernos de vitaminas y equilibrar el color de la piel.

Closeup de goteo de la miel en cuenco de madera. Miel gruesa orgánica sana que sumerge de la cuchara de madera, en base de madera.

Para elaborarla coloca 4 cucharadas de miel, con medio vaso de jugo de limón fresco hasta lograr una mezcla homogénea. Esta mezcla hay que aplicársela en la cara y dejarla actuar por media hora.

Luego se retira con agua tibia, esta mascarilla se recomienda utilizarla dos veces a la semana para ver sus resultados. Debes cuidarte del sol mientras tengas la mascarilla aplicada pues pueden acentuarse las marcas ya que el sol y el limón no se llevan bien.

Mascarilla con miel y canela. La mezcla de estos dos elementos tienen la propiedad de desinflamar los granos del rostro. La miel tiene su aporte de nutrientes que brindará hidratación y efecto antibiótico.

Para prepararla se mezcla un poco de miel con la canela hasta que sea homogénea. Luego de la limpieza, se aplica sobre los brotes y se deja toda la noche.

A la mañana se retira la mezcla con agua fría y jabón. Lo conveniente es realizarlo 2 veces por semana. Para quienes no les gusta dormir con mezclas en la cara, pueden probar a dejarla por lo menos una hora.

Este preparado hará que las imperfecciones desaparezcan, manteniéndola hidratada y juvenil.

Mascarillas de arcilla. La aplicación de mascarillas de arcilla simple con esencias y extractos de plantas suele ser un buen desintoxicante facial.

Para estas cataplasmas es mejor usar la arcilla verde. Aunado a esto se sugiere darse baños calientes para provocar la sudoración y eliminar las toxinas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *