¿Podemos tener nervios en el estómago?

¿Podemos tener nervios en el estómago?

Última actualización: 05-02-2019. Equipo Nutricioni

Usted puede tener mariposas en el estómago no sólo mientras tiene que pronunciar un discurso o conducir a través de un tráfico espantoso.

El estrés también puede afectar el sistema digestivo y ocasionar diversos problemas estomacales, como hinchazón, dolor, gases y malestar estomacal.

Mujer arrodillada en una cama con dolor de estomago

¿Existe realmente algo así como un "estómago nervioso"? El término "estómago nervioso" se usa a menudo como otro nombre para el síndrome del intestino irritable.

Otros suelen llamarlo "intestino irritable" o "colon espástico". El síndrome de intestino irritable recibe el nombre de "estómago nervioso" porque los síntomas pueden ocurrir en momentos de estrés emocional, tensión y ansiedad.

Cuando experimenta respuestas psicológicas, como ante el estrés, puede influir en la función básica del sistema digestivo y provocar molestias abdominales.

Nuestro intestino es como un segundo cerebro que produce su propio conjunto de mensajeros químicos en el proceso digestivo.

Si está ocupado y agotado, es importante que reconozca esta relación única entre el intestino y nuestro cerebro, ya que puede ofrecer información y orientación para su salud y bienestar en general.

Si experimenta algún tipo de indigestión, donde su estómago "inexplicablemente" se inflama, especialmente cuando está ansioso por algo, es probable que tenga un estómago nervioso.

Un estómago nervioso puede ser una cosa extremadamente difícil de controlar, si no excesivamente embarazosa.

Imagine ir a una fiesta donde, en medio de toda la diversión, su estómago gruñe y se sale de control. O está en una cita en la que, de repente, tiene la sensación más fuerte y urgente de ir al baño.

No es el estómago el que está nervioso, sino usted: su ansiedad envía su sistema interno a un frenesí y el estómago es el eslabón más débil.

Tener un estómago nervioso puede ser una ocurrencia común en algunas personas. Sin embargo, según la ciencia médica, no es una condición oficial o diagnosticable.

Como se habrá dado cuenta, el intestino humano es muy sensible al estrés y las emociones, pero controlarlo con remedios caseros simples y efectivos lo ayudará a combatir los problemas estomacales causados ​​por el estrés.

Entérese de qué es lo que causa los nervios en el estómago

Nuestras vivencias con una carga emocional demasiado elevada pueden ocasionar molestias en la zona llamada “boca del estómago”.

Estas molestias pueden ser un dolor punzante y molesto, provocando un malestar general que cuesta mucho hacer que desaparezca.

Debido a que generan un gran fastidio, es importante conocer qué pensamientos y situaciones provocan esto, también como aprender a gestionarlas en caso que aparezcan continuamente.

Tal y como mencionamos anteriormente, los estados de ansiedad y estrés elevado son el principal motivo que provoca la aparición de estos nervios en el estómago.

Estos estados de alteraciones emocionales son factores causados por preocupaciones, inquietudes y nervios que tienen su origen en nuestra cognición.

Es decir, en nuestro pensamientos y en la manera que tenemos de afrontar las situaciones o problemas.

Los síntomas de la ansiedad se manifiestan mayormente en forma de pensamientos e ideas intrusivas, sentimientos de angustia y preocupaciones constantes.

Al transcurrir el tiempo, estos pensamientos llegan a interferir seriamente en nuestro estado de ánimo pues se convierten en el único foco de atención de nuestra mente.

Además, estos pensamientos no solo actúan en nuestra mente o estado de ánimo. Si no los ponemos solución, pueden llegar a afectarnos físicamente mediante un proceso llamado somatización.

La somatización es una capacidad inconsciente de convertir los trastornos psicológicos en síntomas orgánicos y funcionales. Es decir, en síntomas físicos, molestias.

Mediante este proceso podemos darnos cuenta de cómo nuestra mente y nuestro cuerpo están estrechamente unidos y de que un malestar o alteración grave en uno, se manifestará irremediablemente en el otro.

En el caso de los nervios en el estómago, cuando los estados de ansiedad y estrés se convierten en emociones, suelen provocar los síntomas físicos propios de esta alteración: las molestias y dolores estomacales.

Por suerte existen suplementos naturales que podrían ayudarte con estas dolencias, como lo es SupraEnergía, realmente efectivo para gestionar el estrés gracias a sus ingredientes altamente eficaces.

Síntomas y situaciones en las que surgen nervios en el estómago

Los médicos pueden referirse a un estómago nervioso si una persona tiene síntomas, como náuseas o distensión abdominal, que no están relacionados con ninguna afección gastrointestinal.

Estos síntomas corresponden a afecciones como el síndrome del intestino irritable, enfermedad de Crohn, la colitis ulcerosa o la gastroenteritis.

Los síntomas asociados con el estómago nervioso incluyen:

  • Hinchazón
  • Vaciamiento gástrico tardío
  • Diarrea
  • Gas
  • Náuseas

Los niños también comúnmente experimentan síntomas de un estómago nervioso. Ellos pueden describir sus síntomas de manera diferente a los adultos.

Es posible que se nieguen a ir a la escuela o informen con frecuencia sobre el dolor de estómago sin presentar otros signos de infección.

Se dice mucho que nuestro estómago es un segundo cerebro debido a la gran cantidad de neuronas ligadas a el sistema digestivo.

Por lo que resulta lógico pensar que una sobrecarga de preocupaciones y emociones negativas acaben por manifestarse mediante este tipo de dolores abdominales.

No existe una situaciones o vivencia concreta que haga aflorar este malestar, más bien son varias las circunstancias que pueden dar pie a los nervios en el estómago.

A lo largo de nuestra vida tendremos que hacer frentes a diferentes situaciones en la que los nervios y el estrés pueden jugarnos malas pasadas.

Exámenes en el cole, entrevistas de trabajo o el momento previo a la entrega de resultados médicos, son situaciones en las que la aparecen nervios en el estómago y es considerado como algo perfectamente normal.

Nuestro cuerpo se activa respondiendo a un estímulo que nos inquieta. Sin embargo este dolor provocado por nervios en el estómago desaparecerá tan pronto como desaparezca la situación temida.

Los nervios en el estómago más perturbadores son aquellos que están provocados por los estados de estrés crónico y ansiedad.

Cuando las emociones negativas se instalan de manera permanente y aparecen los nervios en el estómago, las molestias estomacales no desaparecen.

Por lo que es muy importante llevar a cabo acciones que mejoren el estado de salud psicológica y así poder eliminar también las molestias físicas asociadas.

A continuación: tips para aliviar este malestar

Intenta controlar la ansiedad, ya se ha dejado claro en numerosas ocasiones que la primera y principal causa de los nervios en el estómago son los estados de ansiedad y estrés.

Uno de los primeros pasos a realizar es intentar detectar cuáles son los pensamientos y preocupaciones que generan estos estados negativos para poner solución a estos.

Puede ser bastante complicado realizar este trabajo mental por sí mismo; por eso es recomendable ir a un especialista en salud mental que ayude en esta labor.

Evite el estrés del día a día, aunque parezca más fácil del decir que de hacer, una buena organización puede ayudarnos priorizar lo importante y a dejar tiempo libre para relajarnos.

Haga ejercicios de respiración y relajación, dado que nuestro objetivo es llevar una ritmo de vida mucho más calmado, aprender a respirar y relajarnos nos puede ser de gran ayuda.

Realice respiraciones abdominales, utilizando los músculos situados en la zona de la tripa, eso le ayudará a oxigenarse de mejor manera y sentirse relajado durante el día.

En ocasiones en las que la ansiedad comience a superarnos, haga ejercicios de relajación en ambientes calmados.

Controle lo que come, el exceso de carbohidratos, bebidas estimulantes pueden agravar nuestro estado de malestar y nuestro dolor gástrico.

Tanto en el momento en el somos afectados por los nervios en el estómago, como a lo largo de la vida, es de vital importancia mantener una dieta equilibrada y variada.

Practique ejercicio físico, existen numerosas disciplinas de ejercicio físico como el yoga o el pilates.

Estas rutinas, además de poseer innumerables beneficios físicos, nos ayudarán a mantenernos en un estado mental calmado y relajado.

Dedíquese a actividades placenteras, es importante dedicar un tiempo a las actividades que nos gusten, nos relajen y nos resulten placenteras

Tome bebidas e infusiones relajantes, existen multitud de tisanas e infusiones que pueden ayudar a disminuir la intensidad de las molestias.

Hombre sostiene una taza de té mientras observa como una chica se seca las lagrimas

Existe un suplemento efectivo: SupraEnergía, que va  a disminuir grandemente su estrés y ayudarle si sufre de insomnio.

¿Cuál es el tratamiento recomendado para los nervios en el estómago?

Un médico puede comenzar a tratar un estómago nervioso al identificar los factores desencadenantes del estrés en la vida de una persona.

Algunos de los posibles desencadenantes que una persona podría necesitar abordar para reducir sus síntomas incluyen la escuela, el trabajo, la familia o las relaciones.

Terapia: un terapeuta puede ayudar a una persona a hacer cambios para reducir el estrés en sus vidas.

Nadie puede eliminar el estrés por completo, pero un terapeuta puede ayudar a una persona a identificar formas de sobrellevarlo mejor cuando lo experimenta.

Medicamentos: en algunos casos, una persona puede necesitar tomar medicamentos para reducir la ansiedad y los niveles de estrés.

El tratamiento de la ansiedad y la depresión también puede ayudar a reducir la incidencia del estómago nervioso.

Meditación: puede reducir la ansiedad y el estrés al mejorar el enfoque y la atención plena de una persona.

Meditar implica sentarse o acostarse en una habitación tranquila y concentrarse en la respiración. Hay técnicas que ayudan paso ɡ paso a meditar provechosamente.

Alimentos: evite alimentos que empeoran un estómago nervioso. Ejemplo: productos lácteos y bebidas con cafeína como el café , el chocolate, los refrescos y el té.

Actividades para aliviar el estrés: participar en actividades que ayudan a reducir el estrés, tales como hacer ejercicio, leer, escuchar música o hablar con amigos, todo eso puede ayudar.

A veces, una persona también puede descubrir que puede aliviar el estrés al reducir el número de compromisos en su programa diario.

Remedios naturales: incluyen el jengibre, puede tomarse como té o como suplemento. El té de menta también puede reducir síntomas nerviosos del estómago.

Un médico también puede recomendar tratamientos específicos de acuerdo con el historial de salud individual de una persona.

Un estómago nervioso puede causar síntomas similares a los trastornos gastrointestinales crónicos.

SupraEnergía es un suplemento rico en ingredientes que te pueden ayudar a combatir el estrés, y por consiguiente evitar sentir los molestos sintomas de nervios en el estómago.

El tratamiento de los factores estresantes subyacentes puede ayudar a reducir la incidencia del estómago nervioso, aliviar los síntomas y mejorar la calidad de vida de una persona.

Vitaminas claves para la ansiedad y el estrés

El estrés consume vitaminas y minerales claves en exceso. Si no los reemplaza con los alimentos y suplementos adecuados, la ansiedad y el estrés pueden empeorar.

Comer una dieta rica en vitaminas y minerales correctos es el primer paso para nutrirse correctamente, la suplementación con nutrientes adecuados también puede ser importante.

Complejo B: como grupo, las vitaminas del complejo B son especialmente importantes para un cerebro sano y un sistema nervioso central.

Las vitaminas B tienen la reputación de ser "vitaminas antiestrés", capaces de equilibrar el estado de ánimo y calmar el sistema nervioso.

Un papel importante de las vitaminas B es la producción de los neurotransmisores esenciales para su capacidad de relajarse y mantener un estado mental positivo.

  • La vitamina B6 (piridoxina) se utiliza en la síntesis de las hormonas del estrés epinefrina y norepinefrina.

Esto significa que, cuando está estresado, hay menos B6 disponible para realizar sus otras funciones.

  • La vitamina B1 (tiamina) a veces se denomina una vitamina antiestrés porque fortalece el sistema inmunológico y mejora la capacidad de soportar condiciones estresantes.
  • La vitamina B5 (ácido pantoténico) es fundamental para la fabricación de hormonas del estrés producidas por las glándulas suprarrenales.

Vitamina C: desempeña varias funciones importantes para contrarrestar el estrés.

Suprime la formación de la principal hormona del estrés, el cortisol. Aquellos con niveles adecuados de vitamina C son más resistentes al estrés y se recuperan de situaciones estresantes más rápido.

Los investigadores probaron el impacto de la vitamina C en el estrés psicológico agudo eligiendo el miedo número uno de todos: hablar en público.

Los que recibieron vitamina C tenían niveles de cortisol bajos y presión arterial más baja, también informaron sentirse menos estresados ​​que aquellos que tomaron no tomaron.

SupraEnergía es un suplemento natural que contiene estas dos importantes vitaminas y adicionalmente otros ingredientes nutritivos, que combaten el estrés, evitan los nervios en el estómago y aportan energía.

Hierbas que calman el estómago nervioso

A veces, nuestro cuerpo rechaza lo que acabamos de comer, o se pierde el equilibrio de nuestras bacterias intestinales, o simplemente tenemos un estómago mareado.

Otras veces, el nerviosismo y la respuesta al estrés del cuerpo pueden aparecer como síntomas en nuestro intestino.

El uso de hierbas es tan antiguo como la humanidad misma, y sus efectos son tan beneficiosos antes como ahora:

Manzanilla: muchas personas conocen la manzanilla por su poder calmante y el suave apoyo que ofrece al sistema nervioso.

Esta flor familiar presenta cualidades muy similares cuando se trata de apoyar una digestión saludable.

Amargo, aromático y carminativo, suave y calmante, es calmante para el cuerpo y la mente, lo que puede ayudar si el estrés o la preocupación le causan molestias digestivas.

La manzanilla es excelente en casos de gases e hinchazón ocasionales y para aliviar las molestias de las náuseas asociadas con el embarazo o factores estresantes de la vida.

Jengibre: es un carminativo que se calienta y tiene una larga historia de alivio del malestar estomacal.

Raíz de jengibre y polvo de jengibre en el cuenco

Los herbolarios usan el jengibre para apoyar la digestión lenta y / o náuseas ocasionales de alimentos digeridos incorrectamente.

El jengibre enciende los fuegos de la digestión y alivia gases, hinchazón y náuseas.

Menta: el aceite esencial de la hierba contiene mentol, una sustancia volátil que soporta el músculo liso del tracto digestivo. Es útil para calmar los nervios, y por lo tanto un estómago nervioso.

Hierbas amargas: diente de león, bardana o muelle amarillo, estas populares hierbas amargas son bien conocidas por una buena razón.

Las hierbas amargas fortalecen nuestro sistema digestivo al apoyar su funcionamiento natural. Estimulan la respuesta digestiva innata de nuestro cuerpo y optimizan el trabajo digestivo.

Estas plantas lo logran activando la producción de las enzimas digestivas endógenas del cuerpo y la secreción de bilis, equilibran los niveles de HCl en el estómago.

  • Raíz de muelle amarillo: el extracto es un excelente producto digestivo amargo y se ha utilizado para apoyar la función intestinal regular y saludable.
  • Diente de león: un remedio digestivo tradicional, el diente de león se puede usar antes de las comidas para prevenir gases y la hinchazón.
  • Bardana: la raíz es altamente considerada como un tónico digestivo incomparable, y la dulzura puede atribuirse a los almidones que se almacena para que pueda pasar un largo invierno.

Estos almidones, nos alimentan también y ayudan a nuestros cuerpos a mantener una flora intestinal saludable y mantener nuestro microbioma en equilibrio.

¿Suele relacionar los nervios en el estómago con otras enfermedades?

Un estómago nervioso puede dar a alguien "mariposas" en su estómago, o incluso hacer que una persona se sienta como si necesitara vomitar.

A veces, las personas llaman el síndrome del intestino irritable (SII) un estómago nervioso. Sin embargo, una persona puede tener un estómago nervioso sin tener SII.

Esto se debe a que los síntomas del SII ocurren constantemente durante al menos 3 meses y, a menudo, mejoran con los cambios en la dieta y el estilo de vida.

Si presenta nervios en el estómago esto no se debe a otra enfermedad, usted tiene este problema si siente síntomas molestos en el estómago pero no tiene ninguna enfermedad allí.

El sistema GI tiene su propio sistema nervioso llamado sistema nervioso entérico. Las terminaciones nerviosas en el estómago están diseñadas para responder a las hormonas del estrés transmitidas desde el cerebro.

Esto es parte de la respuesta de "lucha o huida", que causa que las hormonas del estrés le indiquen al estómago que disminuya la velocidad para que pueda bombear más sangre al corazón, los pulmones y los músculos.

Puede experimentar altos niveles de estrés de forma regular, algunos desencadenantes relacionados con el estrés en general y un estómago nervioso incluyen:

  • Un próximo evento, como una prueba o presentación.
  • Problemas financieros.
  • Problemas de pareja o familiares.
  • Divorcio.
  • Cambios en el trabajo.
  • Algo emocionante.
  • La muerte de un ser querido.
  • Enfermedad crónica.

El suplemento SupraEnergía ayuda a mitigar el estrés y confiere energía y resistencia para tener más control ante las situaciones estresantes, porque contiene ginseng y raíz de Ashwagandha.

Se trata de plantas que aportan energía, vitalidad y a la vez ayudan a relajar los nervios y aclarar la mente, mejorando las capacidades cognitivas y otorgando seguridad para responder adecuadamente a los retos.

Por eso SupraEnergía es el suplemento ideal para ahuyentar los nervios en el estómago y sentir confianza en las propias habilidades para superar cualquier evento, sin que nuestras emociones se salgan de control.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *