Ilustración de piel seca en mujer joven

¿Piel seca?, descubre las causas

¿Piel seca?, descubre las causas

Última actualización: 06-10-2018. Equipo Nutricioni

La piel seca no es un problema exclusivo ni particular. En sí no es un inconveniente si se atiende a las causas que la producen y se mejora su condición con productos y estrategias adecuadas.

La piel es la capa protectora del cuerpo, el órgano más grande. Esta tiene diferentes matices, colores, texturas y condiciones.

La piel se suele clasificar en: seca, grasa, mixta y normal. La piel seca puede que sea una condición natural del cuerpo, o quizás algo hereditario. Está relacionada directamente con la cantidad de grasa que el cuerpo produce.

Con las rutinas diarias y los constantes cambios de actividad, muchas veces se olvida de prestarle la atención necesaria.

Es por esto que el hecho de que la piel esté seca depende de factores externos e internos fácilmente controlables.

Si la piel se está tornando reseca puede ser porque no se ha tomado suficiente agua. La falta de hidratación le resta humedad a la piel.

Otro factor influyente es el clima. Si se vive en zonas muy calientes o frías y no se toman las medidas necesarias, como abrigos o protector solar, la piel se verá afectada en más de una manera.

Por otro lado, si los alimentos que se consumen no cubren los requerimientos básicos diarios (agua y vitaminas) la piel se podría poner rasposa y quebradiza que suelen ser síntomas comunes de resequedad.

La edad también contribuye al deterioro de la piel. La falta de estrógeno en las mujeres hace que disminuya la producción de colágeno y la piel deja de producir su grasa natural.

Si se ha ingerido algún medicamento fuerte o estado bajo fuertes tratamientos médicos estos pueden traer como efectos secundarios la irritación de la piel.

Los detergentes de ropa muy fuertes o abrasivos son irritantes, al igual que tomar duchas muy largas de agua caliente o estar en contacto con fuertes productos químicos.

Otro factor que provoca resequedad en  la piel es la etapa de lactancia. Si no se reponen los líquidos que se pierden, la piel se seca.

Como última causa se expone que el alcohol y el cigarrillo contribuyen notoriamente a la desecación de la piel. Los altos niveles de nicotina que se absorben al fumar disminuyen la lozanía.

Mujer sonríe mientras se toca la piel de la cara

¿Cómo saber si se sufre de resequedad en  la piel?

La resequedad en la piel puede ser condición genética o simplemente dada por cambios de humor o cambios de estación.

También depende de los hábitos alimenticios, cotidianidad y el estado de salud.

Sea cual sea la razón de la resequedad en la piel, generalmente viene dada por estos síntomas:

  • Sensación incomoda de dureza después de estar en contacto con agua.

  • Piel de color blancuzca o grisácea después de la ducha o de nadar.

  • Piel áspera al tacto.

  • Picazón, grietas o prurito.

  • Líneas finas que tienden a abrirse y/o sangrar.

  • Descamación de la piel.

  • Se pueden observar ‘escamas’ en las piernas y/o brazos, simulando ‘piel de cocodrilo’ luego de mojarse.

  • Al momento de secar la  piel, se marcan rayas blancas cuando se pasan las uñas.

  • Arrugas prematuras.

  • Los labios se parten continuamente.

  • Enrojecimiento fácil de la piel.

Si existen más de tres coincidencias con estos síntomas, la piel está sufriendo de resequedad.

Muchas veces lo que se confunde con resequedad es algo más complicado, mezclando algún trastorno como psoriasis o dermatitis en la piel.

A pesar de que la psoriasis es un padecimiento que implica grietas y partición de la piel, se suele tratar de igual manera que la resequedad común.

Es importante que antes de tomar cualquier acción correctiva, se acuda al médico para cerciorarse de que la resequedad en la piel solo tiene que ver con ella y no hay nada más implicado.

Ilustración de piel seca en mujer joven

¿Qué se puede hacer si la piel está reseca?

Para corregir la resequedad en la piel es necesario, esencialmente, tomar previsiones de hidratación.

Lo principal es tomar abundante agua. Esto ayuda a que el cuerpo recupere los líquidos que se pierden durante la sudoración y excreción por la orina.

Generalmente, se recomienda tomar 8 vasos de agua diarios (lo que equivale a litro y medio o dos litros), pero esto solo es necesario si y sólo si se gasta esa cantidad de agua al día. Todo en exceso es dañino para la salud.

También una buena crema hidratante ayuda a que la piel recupere elasticidad. Preferiblemente sin olor y PH neutro.

Se debe de usar crema, o un aceite hidratante en su defecto, cada vez que se mojan las manos y cada vez que se va a la ducha.

El aceite hidratante debe contener, preferiblemente, ingredientes naturales y a su vez un alto contenido vitamínico.

En ese mismo orden de ideas, hay que evitar usar perfumes fuertes en las áreas donde más resequedad exista. Los alcoholes y parabenos desmejoran la calidad de la piel.

Otra manera de corregir la resequedad dérmica es disminuyendo los baños prolongados de agua caliente y regulando la temperatura a agua tibia.

Mejorar los hábitos alimenticios es definitivamente esencial. Si se consumen alimentos con alto contenido vitamínico y de colágeno, la piel lo agradecerá.

El colágeno es fundamental para darle a la piel una sana elasticidad. Ese elemento permite que la piel pueda estirarse y regresar a su forma normal. De lo contrario se formarían arrugas que luego se convertirán en grietas.

Persona se echa crema en la piel (codo)

Todo el cuerpo necesita cuidados

Cuando se habla de la hidratación del cuerpo se incluyen cara, manos y el resto.

Todo lo que no es mano o cara es importante, porque a pesar de que está cubierto con tela, también sufre y es necesario mantenerlo cuidado.

Para conservar la hidratación en la cara es recomendable usar mascarillas hidrantantes, aceites vegetales o cremas que promuevan la grasa natural de la piel.

Para las manos es recomendable usar hidratantes cada vez que se mojen. Así se combaten la resequedad y, al mismo tiempo, el envejecimiento de esta zona (igual sucede cuando se hidrata la cara).

Las cremas o aceites, en este caso, servirán como barrera y evitarán grietas en las manos.

Para esta zona del cuerpo, se puede hacer terapia de cremas o aceites calientes. Esto evitará que se cuarteen.

Los labios suelen partirse o quebrarse más que todo en climas fríos, es por esto que usando algún bálsamo labial mantenemos los labios protegidos.

Evitar mojar los labios con saliva si se padece de piel seca, es importante. Esta es la piel más sensible y fina de toda la cara y mojarla continuamente sin ofrecer protección es perjudicial.

Así como los productos hidratantes deben ser los mejores amigos, si se padece de resequedad en la piel, el protector solar también debe serlo.

Los rayos UV (ultravioleta) inciden en la piel en cualquier época del año. Es por esto que si se padece de piel quebradiza hay que cuidar de ella aplicando protector solar con el factor necesario según el color de la piel.

A pesar de que el sol es una gran fuente de vitamina D es imprescindible que la exposición sea con cuidado. Las largas horas de exposición podrían causar quemaduras, sin mencionar que promueve el envejecimiento de la piel.

Las pieles blancas necesitan un factor de protección mayor que el de las pieles oscuras y, por lo tanto, requieren más cuidados.

Es recomendable limpiar la cara todas las noches. Dormir con maquillaje es un error garrafal. El maquillaje promueve la aparición de arrugas y la resequedad en la piel ya que no deja que la epidermis respire.

Usar aceites hidratantes o cremas para la cara es una buena opción. Esto le devolverá a la piel la grasa necesaria y a su vez respirará mejor ya que estará en constante absorción.

Si la piel es reseca y difícil de hidratar, acostumbrarse a hacer rituales de hidratación nocturnos es la solución.

Después del baño o antes de dormir, es muy beneficioso usar aceites con alto contenido vitamínico. Durante la noche, el cuerpo activa la regeneración celular.

Mujer joven observando una crema para la piel

De la cintura para abajo también es importante

No se  pueden olvidar las rodillas, codos y pies.

Con el hidratante favorito, es preciso insistir en rodillas y codos. Suelen ser de las partes más complicadas del cuerpo y generalmente las que más necesitan hidratación.

Evitar exfoliar estas zonas y tener cuidado al momento de rasurar es conveniente, ya que la idea no es promover la resequedad en estas áreas.

En caso de querer blanquear estas zonas, hay que tratar de no usar blanqueadores extremos ni muy agresivos. Esto sólo ocasionará que la resequedad sea más profunda.

La piel de los glúteos también es necesario hidratarla. Con un buen aceite o crema, dando masajes suaves, es más que suficiente para hacerlo.

La piel de los glúteos y piernas no se agrieta, pero si puede escamarse si no se hidrata correctamente.

Los pies también son zonas importantes. Nos llevan de un lado a otro y por esto es imposible que la piel de la planta y talones no se reseque.

Masajear los pies con aceite de acción estimulante ayudará a la rápida absorción de la piel, evitando y contrarrestando la resequedad.

No se debe olvidar que cada vez que se vaya a hidratar alguna zona del cuerpo, masajear es importante.

Masajear siempre hacia arriba es la premisa, para promover la elasticidad de la piel. El masaje ayudará a que la piel absorba la hidratación que se le está  brindando.

Por último, debe prestarse especial atención a la ropa. Si se sufre de resequedad se debe utilizar en la medida de lo posible o mayormente ropa de algodón.

¡Un recordatorio! La ropa de tela sintética también promueve la resequedad e irritación de la piel. Tratar de que la piel respire en todo momento es imperativo.

¿Productos caseros para  lidiar con la resequedad?

Buenas noticias, ¡sí, hay un sinfín de remedios caseros que pueden ser usados para aliviar la resequedad en la piel!

Se pueden mezclar dos cucharadas de aceite de oliva con clara de huevo y, luego, retirar con agua tibia. Hará sentir la suavidad de inmediato

Por otro lado, usar la piel blanca que tiene la cáscara de los huevos y ponerla sobre la tez, ayudará a hidratar y tonificar la piel.

  • Jugo de limón y azúcar. Esta es una mezcla para exfoliar y suavizar. Pero, ¡cuidado! Si la piel es muy reseca, no se debe aplicar mucha fuerza y luego debe hidratarse muy bien la zona.

  • El aceite de almendras es un lubricante por excelencia. Posee un alto contenido de vitamina E, la piel lo absorbe rápidamente y con facilidad. La vitamina E también sirve como emoliente.

  • El aceite de ricino además de ser un gran hidratante, protege la piel de los jabones fuertes, sin mencionar que ayuda a eliminar impurezas de la piel.

  • El aceite de coco evita la descamación de la piel.

Es importante recordar que estos aceites contienen un alto contenido graso y que es necesario aplicarlos en la noche y quitarlos en la mañana antes de exponerse al sol.

Por supuesto que para que estos productos tengan efecto hay que  ser constantes en su uso, y ya que son de ‘bajo presupuesto’ es necesario plantear rutinas en su uso.

En efecto, no se deben usar todos los remedios caseros al mismo tiempo. Pueden acarrear irritación de la piel.

'Dime cómo te alimentas y te diré quién eres'

Algunos alimentos también tienen cualidades de hidratación y aporte de colágenos, sin mencionar, altos contenidos de vitaminas y minerales.

  • Las uvas son una extraordinaria fuente de antioxidantes y agua, lo que ayuda a que la piel se mantenga hidratada.

  • Las hojas de té verde también son antioxidantes por excelencia. Tomar infusiones ayudará a la piel constantemente.

  • Por otro lado, la sábila o aloe vera posee maravillosas propiedades de regeneración. Es capaz de aclarar cicatrices y sanar la piel.

Se pueden usar productos con esta planta o hacer mascarillas caseras directamente con la pulpa.

  • Los mariscos, pescados y frutos del mar tienen un alto contenido de vitamina D y colágeno. Ayudará a que la piel se mantenga lozana.

  • También es necesario que se consuman articulaciones de animales, tales como la rodilla de ganado. Son una fuente exorbitante de colágeno y grasa natural, lo que ayudará a la hidratación de la piel y articulaciones.

Productos comerciales, ¿qué deben contener?

Al momento de hablar de los productos para el cuidado de la piel, debe asegurar que se está adquiriendo algo de calidad.

La piel seca necesita cuidados especiales y los productos que se usan para estos casos no pueden pasar por debajo de la mesa.

Si los tratamientos hidratantes son para la noche, es necesario que sean de fácil retiro por la mañana.

Las cremas o aceites deben ser de fácil absorción y poseer alto contenido vitamínico.

Los hidratantes de  urea y lactato son ideales ya que ayudan a que la piel no pierda su humedad natural. Estos productos son ideales para pieles muy secas.

También es necesario que tengan ceramida. La ceramida retiene el agua en la piel y reduce, de igual manera, la pérdida de humedad.

Un componente importantísimo que debe mantenerse presente, es el ácido hialurónico, tan mencionado en la actualidad.

A pesar de que es un componente natural de la piel, se suele perder principalmente por el paso del tiempo.

Este ácido hialurónico es una molécula natural del cuerpo. En las cremas o aceites ayuda a reducir las arrugas en la piel por causa de la deshidratación.

Así mismo, este ácido mejora la regeneración celular, ayuda a mantener la humedad en los tejidos y mejora la absorción de nutrientes.

Es preciso verificar al comprar productos comerciales que también contengan ingredientes naturales, los cuales evitarán que la piel se sature y ayudarán a absorber mejor los componente agregados.

Piel Perfecta, ¡un todo en uno!

Como mencionamos anteriormente, la calidad es necesaria para obtener cambios notorios en todos los aspectos de la vida. Y en la salud esto no debe tomarse a la ligera.

Con la garantía de sus agentes naturales, Piel Perfecta posee todas las cualidades necesarias para que la piel se mantenga hidratada y lozana.

Piel Perfecta contiene antioxidantes, lo que ayuda a que la envoltura corporal se vea joven.

Los antioxidantes atacan los radicales libres evitando enfermedades y el desgaste del cuerpo.

Por otro lado, Piel Perfecta promueve nutrientes de alta potencia, todos enfocados al rejuvenecimiento e hidratación de la piel.

Al llegar a edades avanzadas (40 años en adelante) es necesario consumir alimentos y productos que tengan alto contenido vitamínico para suplir lo que se pierde diariamente.

Piel Perfecta posee una combinación de vitaminas, proteínas y componentes naturales que lubrican, humectan y regeneran la piel, combatiendo el día a día y el paso de la edad.

Gracias a su gran variedad de aminoácidos y fuentes herbales, apoya el cuidado, humectación y regeneración de aquello que se muestra al mundo: la maravillosa piel.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *