Pérdida de peso: ¿voluntaria o involuntaria?

Pérdida de peso: ¿voluntaria o involuntaria?

Última actualización: 14-02-2019. Equipo Nutricioni

La pérdida de peso no es más que la disminución de masa corporal. Esta baja ocurre  por una pérdida general tanto de líquidos, grasa o tejidos.

Ésta pérdida de peso puede ocurrir de manera absoluta, manifestándose en todo el organismo; o por el contrario, puede ocurrir en un área específica de nuestro cuerpo, y es así debido a casos de atrofia muscular, en los que se debe inmovilizar un área.

Igualmente, la pérdida de peso suele ser muy común debido a la edad; cuando se entra a la tercera edad, las personas bajan entre 1 y 2 kilogramos por década.

Ahora bien, además de lo ya mencionado, podemos dividir el adelgazamiento en voluntario e involuntario.

Cuando se está perdiendo peso de manera involuntaria, hay que tomar precauciones pues ésto puede ser señal de alguna enfermedad crónica; también puede ser signo o consecuencia de algún trastorno que provoque vómitos, diarrea, entre otros.

Si la pérdida de peso es voluntaria, no es más que el resultado del esfuerzo por parte de la persona, ya sea por motivos estéticos, de salud o ambos.

Normalmente, el adelgazamiento se busca y consigue mediante dietas o actividad física; cuando la pérdida de peso es terapéutica, está destinada específicamente a personas que sufren de sobrepeso u obesidad.

El adelgazamiento terapéutico también puede realizarse mientras busca fortalecer los tratamientos para aliviar o reducir los riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares, diabetes o algún tipo de cáncer.

También es oportuno hacer un llamado de alerta a esas personas que están sometidas a dietas demasiado rigurosas y que no son bien controladas, pueden desencadenar problemas graves como desnutrición, anemia, anorexia, entre otros.

Si estás buscando perder peso y la dieta no parece bastar, existe el uso de suplementos como Azúcar en la Sangre, que es completamente seguro y, además, proporciona a tu organismo la mejor combinación de vitaminas y minerales.

¿Cuándo la pérdida de peso debe preocuparte?

Adelgazar es, normalmente, motivo de celebración, sobre todo en un mundo donde la comida chatarra se ha vuelto el pan de cada día.

Sin embargo, si estas perdiendo de peso relativamente rápido, sin intención y, prácticamente, no te habías dado cuenta, es momento de que te preocupes.

Pero espera, debes evaluar muchas circunstancias pues, a veces, la pérdida de peso se debe a fases de intenso estrés, ya sea provocado por el trabajo, por problemas jurídicos como un divorcio o por situaciones de shock emocional, como perder a un ser querido.

Ahora bien, dinos: ¿Tu pérdida de peso repentina se asocia a algunos de estos factores? Si la respuesta es no, si tampoco estás haciendo dieta o ejercicio físico, es necesario que acudas a un doctor para que te ayude a evaluar el motivo de tu problema.Entre las enfermedades más comunes que suelen provocar una pérdida de peso repentina, podemos conseguir la diabetes, problemas en la tiroides o cáncer.

Preocúpate especialmente cuando, sin motivo aparente, ya has perdido más del 5% de tu peso corporal en un periodo que comprende entre 6 meses (o menos) y 1 año.

Para que se entienda mejor, si tu peso corporal normal es de 70 kilogramos, debes preocuparte si has perdido 3,5 kg o más de forma inesperada.

La pérdida de peso involuntaria puede venir con otras señales de alerta como la pérdida del apetito, cansancio, problemas intestinales o incremento de la frecuencia de infecciones y gripes.

¿Sin motivo? No, existen posibles causas

Podemos mencionar la pérdida de peso repentina o sin razón, sin embargo, todo lo que ocurre en nuestro cuerpo parece tener un génesis, y es importante identificarlo.

Quizás sea difícil a simple vista, pero con ayuda de un profesional podemos saber cuál es la causa de nuestro adelgazamiento; podría deberse a problemas que pueden ir desde depresión hasta VIH Sida, además de los ya mencionados.

Normalmente esto ocurre en un abrir y cerrar de ojos, y nos damos cuenta gracias a la ropa, que nos queda grande, o al comentario de otras personas.

Para poder corroborar la pérdida de peso, debe realizarse un historial de masa corporal; casi el 80% de las veces se puede saber con exactitud qué esta generando el problema.

Por otra parte, se cree que, aunque cualquier individuo puede pasar por un adelgazamiento involuntario, se ve acentuado este problema en las personas con más de 40 años. Esto podría deberse a que las personas de esta edad se preocupan más.

Los adolescentes y niños también pueden bajar de peso involuntariamente, pero éstos suelen pasarnos desapercibidos o aminoramos el problema con un simple “está creciendo”.

Otras causas muy comunes, tanto en jóvenes como en adultos son:

  • Enfermedades intestinales como úlceras y enfermedad de Crohn.
  • Afecciones neurológicas como demencia y enfermedad de Parkinson.
  • Problemas en la tiroides como hipertiroidismo.
  • Enfermedad de Addison, que es un problema en la glándula suprarrenal.
  • Cualquier tipo de cáncer.
  • Diabetes.
  • Depresión.
  • Problemas en el corazón.
  • SIDA.
  • Infecciones de transmisión sexual.
  • Drogadicción.
  • Desnutrición.
  • Tabaquismo.
  • Anorexia.
  • Bulimia.

Con respecto al cáncer, cualquier tipo puede causar pérdida de peso, sin embargo, se ve acentuado en los de carácter gástrico, de hígado o páncreas.

Para diagnosticar cualquier problema que este causando el adelgazamiento, deben realizarse tanto estudios del historial clínico como de los demás síntomas que se estén presentando.

Debemos recordar que el paciente que sufre de alguno de estos problemas no está pidiendo bajar de peso, por lo que es necesario que se mantengan al margen ciertos comentarios que puedan herir u ofender al paciente.

Estrés emocional y laboral

Otra de las razones más frecuentes que provocan pérdida de peso es el estrés, cualquiera que fuese su origen. Para este problema no hace falta ninguna edad u otra característica; no distingue entre personas.

Podemos mencionar problemas como estrés emocional, provocado por algún shock o una fuerte emoción, generalmente desagradable e imprevista.

La depresión también es considerada una enfermedad, y específicamente es una de las razones por las que las personas tienden a bajar de peso muy rápido y de manera drástica.

Ya mencionamos que Azúcar en la Sangre es excelente para bajar de peso; sin embargo, otro de sus beneficios adicionales es el tratamiento para la depresión, debido a su increíble combinación de hierbas.

Aparte de ello, puedes estar pasando por estrés debido a enfermedades graves que te afectan a tí o a un ser querido; la falta de tiempo y los problemas a nivel laboral también influyen en el estrés.

Esta pérdida de peso se debe, especialmente, por los niveles de cortisona que, durante un shock o estrés, suelen estar muy elevados; éste adelgazamiento ocurre principalmente a nivel muscular.

Otra razón podría ser que, simplemente, el estrés se ha apoderado de muchas aspectos de su vida, en los que, inclusive, puede olvidar comer.

Por otro lado, hay que tener presente que cuando un individuo pierde peso corporal, en muchas ocasiones, los porcentaje de grasa no bajan, sino todo lo contrario; este incremento de grasa podría desencadenar problemas cardíacos u hormonales.

El cerebro es uno de los órganos que quema más calorías, aproximadamente el 30% de las consumidas a diario; durante el estrés, éste trabaja de manera exagerada y utiliza mucha más energía de la normal.

En estos casos, es recomendable consultar no solo con un nutricionista sino con un médico, pues el paciente puede llegar a perder hasta tres o cuatro kilos por semana.

Azúcar en la Sangre no solo te ayuda a combatir la depresión y el estrés, sino que también te ayuda a estar saludable, en caso de que estés olvidando o evitando comer; proporciona a tu organismo vitaminas C y E, mientras mantiene tus niveles de glucosa en la sangre el mejor estado.

hierbas como medicamento organico en pildoras, medicinal natural sobre un fondo blanco

Pérdida de peso en ancianos

Quizás cada etapa de nuestra vida pueda verse influenciada por ciertos factores que nos hace perder peso; es sumamente necesario diferenciar, de acuerdo a las condiciones de cada persona.

Durante la vejez o el proceso de envejecimiento, es muy común y normal que la pérdida de peso ocurra de manera lenta; generalmente, en esta etapa comienza a disminuir el apetito.

Otros motivos que influyen o determinan la pérdida de peso es el cambio o la alteración en el gusto; también puede ser un efecto secundario de algún medicamento.

La demencia senil también es responsable de que nuestros ancianos pierdan peso, pero siempre por la enfermedad en sí, sino más bien porque olvidan alimentarse de la manera adecuada.

Si te parece que el adelgazamiento tenga otra razón, debido a que se estén presentando otros síntomas, lo mejor es consultar con un médico.

Pérdida de peso en el embarazo

Generalmente, perder peso corporal durante el embarazo no es precisamente normal ni frecuente; sin embargo, un motivo podría ser los innumerables mareos y vómitos por los que pasa la mujer embarazada en los primeres meses.

Si estas embarazada, asegúrate de tener un muy buena alimentación pues, los mareos y el vómito no deberían tener otro efecto en tí que el del malestar.

Como, durante el embarazo, se espera que la mujer aumente aproximadamente 15 Kg, es sumamente importante que consultes tanto con tu médico como con un nutricionista si llegas a percibir una pérdida de peso exagerado.

Adelgazar podría significar graves problemas para el feto, especialmente asociados con su crecimiento y, obviamente, con su nutrición.

Ilustración de mujer embarazada con la mano en la barriga y la cabeza

Pérdida de peso en el bebé

Cuando se tiene un bebé recién nacido, es muy común que se perciban una pérdida del peso corporal, generalmente ronda entre el 10% del mismo y suele ocurrir entre las primeras dos semanas desde el nacimiento.

Ésta pérdida se debe a la excreción, mediante la orina y heces, de ciertos líquidos.

Por otro lado, lo normal o esperado es que luego de estas dos semanas, el bebé aumente progresivamente de peso al menos hasta los 6 meses.

Debes preocuparte por ciertos motivos: la pérdida de peso se prolonga por más de estas dos semanas, o se incrementa la cantidad de masa corporal perdida; o, al contrario, el bebé está aumentando demasiado de peso y no va acorde a su altura y edad.

Diagnóstico de la pérdida de peso

Ahora bien, nosotros nos encargamos de hablarte de manera general y darte un poco de ideas para que no te tome desprevenido la pérdida de peso involuntaria; sin embargo, es necesario que el diagnóstico lo realice un especialista.

El médico es el encargado de evaluar cada uno de los síntomas que estes presentando, así como también tu historia clínica; lo más seguro es que debas realizarte exámenes de sangre, orina y heces, resonancias magnéticas entre muchas otras cosas.

No obstante, si crees que la pérdida de peso se deba a una mala alimentación, lo mejor es acudir a un nutricionista que te indique la mejor dieta para tu condición, pues sí, no todas las dietas son para bajar de peso.

Mujer joven en consulta con una medico nutricional.

Igualmente, posterior a haber recibido el resultado de los exámenes es que deberás dirigirte a médicos especialistas que te ayudarán a aliviar tu problema.

¿Quieres perder peso de forma voluntaria?

Si lo que estás buscando es perder peso de manera voluntaria debes estar consciente de que existen técnicas que, bien pueden ayudarte pero serán perjudiciales para tu salud.

La pérdida de peso no debe ser abrupta o excesiva, mucho menos debe ir acompañada de la falta de alimentación, pues tu organismo necesita muchas vitaminas y minerales para su buen funcionamiento.

Una muy buena alternativa para bajar de peso y, al mismo tiempo, proporcionar las vitaminas y minerales necesarios es Azúcar en la Sangre, incluyendo magnesio, manganeso y zinc.

A continuación te daremos algunos excelentes consejos que te ayudarán a bajar de peso de manera segura y efectiva, manteniendo tu salud en el mejor estado.

Te damos consejos para perder peso

Para estos y todos los consejos que puedas conseguir en nuestra y en cualquier página de internet, lo mejor es que los refuerces con la intervención de un nutricionista, pues recuerda que cada persona posee un organismo distinto y necesita métodos distintos.

Sin embargo, de manera general, parece que los métodos más recomendados por expertos son los siguientes:

  • No te niegues a comer huevo: este alimento es proteína pura, lo que te hará sentir saciedad, y, contrario a lo que puedas creer, son muy bajos en grasa, por lo que resultan perfectos como aperitivos a media mañana.
  • Merienda frutos secos: además de éstos, incluye a tus meriendas semillas y frutas, pues activan las enzimas que se encargan de quemar grasa.
  • Recomendamos que te mantengas hidratado en todo momento para que tu organismo trabaje mejor; lo mejor es beber agua antes de cada comida, de esta manera podrás frenar el hambre y, por ende, disminuir la cantidad de comida.
  • El secreto de toda dieta está en la variedad y en las porciones; no te niegues ningún alimento, solo modera su consumo, con ayuda y los consejos de tu nutricionista.
  • Que las lentejas y las judías sean tus mejores amigas. Incluirlas a tus almuerzos hará que sientas mayor sensación de saciedad y no te desesperes por la siguiente comida.
  • No creas en las bebidas light: aunque la propaganda te indique que son perfectas para adelgazar, no es cierto. Éstas bebidas solo harán que tus ganas de ingerir azúcar se incrementen.

Comida sana. Arroz negro, trigo sarraceno, aguacate, tomates cherry, guisantes verdes y avellanas. En un fondo de madera

¡Qué sería de la vida sin consejos!

  • Sí al curry: esta especie, al igual que el resto de las picantes, son buenas para las dietas puesto que aumentan el calor corporal, lo que se traduce en una mayor quema o eliminación de calorías.
  • Toma café: especialmente con poca azúcar. El café es perfecto para tu metabolismo pues lo acelera, mientras que incita a tu cuerpo a generar mucha más energía.
  • Cero insomnio: intenta en todo lo posible dormir de 7 a 8 horas por noche, lo cual te ayudará a regular los valores de glucosa en la sangre (Azúcar en la Sangre es el indicado si deseas especialmente este efecto).

Al mismo tiempo, el buen dormir hará que las hormonas del apetito (y por ende, el hambre) se mantengan en equilibrio.

  • Vitamina D: Ésta vitamina es perfecta para nuestra dieta; puedes obtenerla en ciertos alimentos o suplementos como Azúcar en la Sangre, pero lo mejor es que la recibas directamente del sol, ¡Sal de las sombras!.
  • Ten cuidado o evita en lo posible aquellos alimentos que sean ricos en grasa y azúcar.
  • ¡Se acabó la farra! Disminuye lo más que puedas la cantidad de alcohol que consumas.
  • Evita y combate problemas emotivos como estrés, frustración, aburrimiento y depresión. Busca ayuda de expertos si lo crees necesario.
  • Dile no al sedentarismo; la actividad física es sumamente necesaria para mantener un cuerpo saludable y estéticamente impecable. Recomendamos que realices ejercicios aeróbicos, al menos 3 veces a la semana.
  • Además de las rutinas de ejercicios, lo mejor es que te acostumbres a nuevos y mejores hábitos, como caminar o andar en bicicleta en vez de conducir; utiliza las escaleras, aún cuando haya ascensor.
  • Recuerda consultar con tu médico antes de iniciar cualquier rutina de ejercicios; igualmente, busca ayuda de un entrenador para que tu esfuerzo sea más productivo.

Instructor enseñando a mujer como debe utilizar la mancuernas

Bebidas para bajar de peso

Además de muchos alimentos perfectos para bajar de peso, recuerda que las bebidas deben estar incluidas en tus comidas, tanto por sus beneficios como por la delicia que significan.

Recomendamos que las tomes bien sea con las comidas, entre ellas o no; sin embargo, lo ideal es que antes de consumir, las bebidas o las comidas, tomes un vaso de agua grande, aproximadamente 20 minutos antes.

  • No puede existir una lista de bebidas en la cual no se incluya el agua mineral. ¡No la sustituyas!.
  • Agrega a tu dieta tés, especialmente negro, rojo, verde, matcha y kombucha. Recuerda no agregar azúcar, de lo contrario, no tendría mucha lógica incluirlos a una dieta.
  • Toma agua de coco como la prefieras, pero nosotros te aconsejamos que agregues hielo, copos de coco y un poco de zumo de limón. ¡Te encantará!.
  • El zumo de frutas, hecho en casa, diluido con agua y sin azúcar (o muy poca).
  • Recomendamos también el zumo de verduras frescas; es muy fácil de hacer en casa, solo necesitas tener cuidado con la sal.

Recuerda que lo mejor para bajar de peso es la disposición; ten cuidado si no es lo que estás buscando y, por el contrario, esfuérzate y persevera si es lo que tanto deseas.

Combina ejercicio físico con una excelente alimentación tanto para bajar como para aumentar de peso; busca ayuda de un experto y dile sí a los suplementos como Azúcar en la Sangre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *