Pensamientos positivos para desterrar lo negativo de la vida

Pensamientos positivos para desterrar lo negativo de la vida

Última actualización: 09-12-2018. Equipo Nutricioni

El  pensamiento positivo es  una herramienta eficaz para llevar una vida feliz  y placentera. Es útil para proponerse metas y alcanzarlas, para trabajar desde una perspectiva positiva.

Por lo tanto, es el vehículo que se conduce para alcanzar el bienestar personal; los pensamientos influyen grandemente sobre las emociones, de tal manera que el pensamiento positivo muestra a una persona más allá de sus dificultades y debilidades.

Así que pensar de manera optimista no es evadir los problemas o pensar que no están pasando, o que son producto de la casualidad: es ver la otra cara del problema desde la  perspectiva optimista, buscando soluciones a corto o mediano plazo.

Cuando se empieza a vivir de una forma diferente a la usual, en el camino se podrán conseguir fracasos, problemas, pero  el optimista las ve como oportunidades para mejorar.

Así mismo, pensar de forma positiva se debe entender como un nuevo estilo de vida que perdurará y que es un escalón para convertirse en un verdadero optimista.

Este estado es como un  imán que atrae las satisfacciones personales, por ejemplo, se vive mejor y por más largo tiempo.

Además, los pensamientos positivos elevan los niveles de serotonina en la persona, disponiéndola  a una actitud proactiva, bajando las angustias y los miedos.

Sin duda es necesario reflexionar sobre cómo se  producen los pensamientos positivos y negativos en nuestra mente y  cómo influye la nutrición en los pensamientos.

Es conveniente prestar atención a la nutrición diaria y tomarla como una guía para vivir de manera optimista, pues de la salud del cerebro dependen los pensamientos positivos.

Su estructura está formada por millones de neuronas interconectadas por axones y dendritas que  permiten regular todas las funciones del cuerpo.

Las investigaciones realizadas acerca de la influencia de la alimentación en los pensamientos, concluyen que la nutrición y los procesos cognitivos están firmemente estrechados.

Simplemente, sin una ingesta suficiente de vitaminas, minerales y otros nutrientes el cerebro no puede realizar sus funciones correctamente.

Alimentarse diariamente bajo una dieta balanceada, alta en nutrientes y suplementos  vitamínicos como NervSoport, garantizan que la función cognitiva procese pensamientos claros.

Atención, no se puede confundir dieta para mantener el peso con la dieta rica en nutrientes para mantener el cuerpo y la mente saludables.

La actitud positiva construye una vida optimista

Los pensamientos son procesos cognitivos que se construyen a través del aprendizaje desde el nacimiento, por lo que al ejecutarlos se convierten en acciones. Los pensamientos son ideas que se tienen acerca de algo.

Por consiguiente, al ser reiterativos se establecen como un patrón de conducta que se repiten una y otra vez.

Sin embargo, y por fortuna, los patrones de conducta o pensamientos errados se pueden modificar por pensamientos positivos.

La inteligencia nutricional, por ejemplo, permite a la persona escoger lo que alimenta o mata, todos los días se debe  decidir sobre nutrirse o simplemente llenar un vacío.

Nutrirse inteligentemente requiere que se le aporte al organismo todo lo necesario para subsistir de manera saludable.

Los complementos de vitaminas, contenidos en NervSoport, reúnen todos los nutrientes que requiere el cerebro para operar satisfactoriamente y dar respuestas optimistas ante las circunstancias que se presenten

Ilustración de cerebro al lado de vitaminas y suplementos

Muchos factores pueden influir en la construcción de un mundo personal menos negativo, más proactivo y sobre todo más positivo.

La decisión de este estado de felicidad casi constante es personal y sólo desde la individualidad podrá irradiarse y cambiar el entorno para que también se sume a la propia existencia feliz.

Es por eso que las personas que alcanzan sus metas, trabajan para satisfacer sus necesidades personales con menos esfuerzo cognitivo.

Vitaminas que se escriben con B

La ingesta de vitamina B12, incrementa y fortalece el número de neuronas permitiendo que la información sea transmitida sin dificultad. Esto genera  en las personas optimismo y produce pensamientos positivos que ayudan a combatir los problemas desde otro punto de vista.

Esta misma vitamina, aumenta el número de mitocondrias de las células cerebrales que se encargan de satisfacer la necesidad de energía del cuerpo. Por lo que la insuficiencia o carencia de vitamina B12 ocasiona daños importantes tanto en el cerebro como en el cuerpo.

Por otro lado, el mejor amigo del cerebro es el metabolismo. Éste indica los cambios físicos y químicos  a que están sujetas las células.

Es el propio metabolismo quien decide qué sustancias son nutritivas para sí y cuáles no, desechando en lo posible sustancias tóxicas que puedan afectar su buen funcionamiento.

El estado de ánimo de la persona mejora notablemente, cuando se le suministra a la fuente de nutrición  las vitaminas B1, B2 y B6, que pueden conseguirse, también, en  NervSoport.

Capsulas de color naranja con las iniciales de las vitaminas pertenecientes al complejo B

La vitamina B1 ayuda a las células del organismo a convertir los carbohidratos en energía. Éstos a su vez le suministran energía a las células del cerebro y al sistema nervioso.

La tiamina cumple con el papel de fortalecer las señales nerviosas; la deficiencia de esta vitamina  está relacionada con el padecimiento de estrés crónico.

Los alimentos que la contienen son principalmente las carnes rojas, blancas vísceras, legumbres cereales, levadura de cerveza y  complementos alimenticios como   NervSoport.

Otro aporte importante en nutrición lo tiene la vitamina B2, que es la encargada de la función del metabolismo, conocida también como riboflavina.

La riboflavina se encarga de sintetizar las proteinas, los lipidos y ayuda en la formación de anticuerpos y en la composición de glóbulos rojos.

La vitamina B1 permite mejorar la memoria en un 70%; es un desintoxicante natural del cuerpo y es necesaria en la etapa de la niñez.

Su deficiencia acarrea problemas de salud importantes: ocasiona dermatitis, fisuras en los labios, piel inflamada, y alteraciones neurológicas.

Por su parte la vitamina B6 estimula el anabolismo, es decir, la síntesis de proteínas y nuevos tejidos; mejora la función del sistema nervioso y la formación de neurotrasmisores.

La falta de la vitamina B6, disminuye la capacidad de pensar bien, de tener optimismo y mantener estable las emociones.

Es indispensable corregir a tiempo los déficit de esta vital vitamina. ya que afecta a los principales neurotransmisores responsables del bienestar emocional y corporal.

Magnesio y más para ‘pensar mejor’

Por otro lado, los minerales como el calcio y el magnesio cumplen una función importante en el organismo. Consumirlos mediante los alimentos, aporta los nutrientes necesarios para fortalecer el sistema óseo,  cardiovascular y cerebral.

El calcio es un mineral fundamental para el buen funcionamiento cerebral pues desempeña el papel de mensajero de las células nerviosas. Es un regulador, también, de la neurotransmisión y controla la excitabilidad nerviosa.

El magnesio, por su lado, es un nutriente vital, es un mineral importante para el bienestar psicológico; su deficiencia ocasiona confusión mental, episodios de psicosis con pensamientos negativos.

Este mineral mejora la memoria, potencia la sinapsis de las neuronas, y ayuda al cerebro a retener recuerdos a largo plazo.

Gracias al magnesio se pueden recuperar los recuerdos a corto plazo que se realizan a diario, como: ubicar las llaves o alguna cosa que se haya guardado.

El magnesio mejora el aprendizaje, capacita a la persona para tener pensamientos optimistas, facilita llegar a edad avanzada con excelente memoria.

Mujer de edad mayor sonriendo mientras se encuentra sentada

Su forma de conseguirlo es consumiendo alimentos altos en este mineral y mediante suplementos como NervSoport.

Ejercicios: Cómplices de los pensamientos positivos

El ejercicio mental y físico fomenta pensamientos positivos; si bien es cierto que el cerebro no es un músculo también necesita ejercitarse.

Los  estudios realizados respecto a cómo se organiza la actividad mental reflejan que los pensamientos se producen gracias a la actividad neuronal.

Sin embargo, a la actividad neuronal hay que sumarle la función de plasticidad, esto significa que las neuronas establecen verdaderos circuitos eléctricos.

Esta función de plasticidad permite a lo largo de la vida aplicar los fenómenos de aprendizaje y memoria, así como también comprender por qué nuestros pensamientos van cambiando a partir de nuestra experiencia.

Realmente es un verdadero acontecimiento positivo cuando, reemplazados viejos esquemas mentales o patrones de conductas erradas, se transforman en nuevos y asertivos.

La vida del ser humano cambia simplemente con girar los pensamientos negativos a los positivos, mirar otras alternativas y reemplazarlas son el comienzo de un nuevo amanecer.

Alguno de los ejercicios mentales importantes para iniciarse en los pensamiento positivos y cambiar conductas negativas es entrenar la mente de la siguiente manera:

  • Superar la negatividad: Modificar la visión que se tiene sobre sí mismo, cambiando los pensamiento de derrota y pesimismo por pensamientos optimistas.

  • Consumir alimentos nutritivos que beneficien la actividad cerebral: añadir a las comidas suplementos alimenticios.

  • Ingerir pensamientos positivos mientras se come: Nutrir de pensamientos de amor, paz, esperanza, fortalecen los neurotransmisores asociados al placer y la felicidad.

  • Con ejercicios mentales agradables se activa la serotonina que es  un mensajero del sistema nervioso central, importante en la inhibición de la ira y la agresividad.

  • Focalizarse en el presente: Vivir un dia a la vez, intentar ser feliz, eliminar el estrés y actividades inoficiosas.

  • Pensar de forma optimista y actuar de acuerdo a lo que se planifique y organice.

  • Agradecer por cada minuto que da la vida: esto es simplemente concienciar que no estamos solos, que vivimos en un planeta lleno de gente que se necesita.

  • Eliminar el consumismo y enfocarse en lo que proporciona bienestar mental y físico, realizar actividades reconfortante como hacer ejercicio físico.

Mujer joven realizando ejercicio de relajación en medio de jardin

Comer es un placer

Practicar el pensamiento positivo a la hora de consumir los alimentos proporciona mayor capacidad para escoger los que benefician el organismo.

Identificar los alimentos de acuerdo al valor vitamínico que necesita el cuerpo y la mente para cumplir sus funciones,  es una manera asertiva de nutrirse.

Alejar dietas y regímenes alimenticios estrictos de acuerdo a las calorías y carbohidratos que generan temor, es una  buena alternativa.

Otra  alternativa saludable es recurrir a los nutrientes que proporcionan las planta:  recurrir al poder curativo de la naturaleza.

Consumir plantas como la manzanilla que es un tranquilizante natural, rica en nutrientes que facilitan el sueño, tiene propiedades sedantes y relajantes.

Taza de té de manzanilla herbal en una tabla de madera. Té de manzanilla en una copa transparente y flores de manzanilla en la mesa de madera.

La Hierba de San Juan, contiene nutrientes que combaten la depresión, el estrés, los problemas emocionales y mentales, y se puede consumir en infusión

Comer fruta y verduras le aportan alto valor nutritivo al organismo, entre ellas están la guanábana, rica en vitaminas del grupo B

Combinar los alimentos ricos en proteínas, minerales y vitaminas, como vegetales y frutas, carnes y pescados  es una manera saludable de nutrirse.

Incrementar hábitos alimenticios como comer a la hora, masticar despacio para que el cerebro pueda registrar las entradas de nutrientes.

Cambiar las comidas altas en carbohidratos y azúcar por vegetales, frutas y proteínas sanas.

Tomar sol es una buena fuente para sintetizar el calcio que consumimos mediante los alimentos o suplementos.

Del Sol adquirimos la vitamina D importante para fijar el calcio a los hueso, dientes y demás estructuras ósea.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *