Pautas para la elaboración de un cuadro sinóptico de los carbohidratos

Pautas para la elaboración de un cuadro sinóptico de los carbohidratos

Última actualización: 12-05-2019. Equipo Nutricioni

Los carbohidratos son esenciales para la vida, por lo que es una buena idea presentar sus aspectos más resaltantes mediante un cuadro sinóptico.

Un cuadro sinóptico, o cuadro síntesis, es una forma didáctica y condensada de presentar información sobre una temática que abarca múltiples aspectos, que permite visualizarlos de manera global, organizada, jerarquizada y fácil de entender.

Su esquema organizativo típico parte de una idea central o general, y a partir de ella se subdivide en ideas principales, secundarias y complementarias con sus correspondientes detalles complementarios.

La intención es mantener al alcance en un mismo instrumento toda la información resaltante del tema principal y su información complementaria, como recurso para entender, explicar y discutir sobre el mismo sin que se escapen detalles importantes.

En cuanto a los carbohidratos, también conocidos como hidratos de carbono, azúcares, glúcidos o sacáridos, nos referimos a un tipo de biomolécula de importancia crucial para la vida, ya que son constituyentes esenciales de los tejidos orgánicos de animales y vegetales.

Aparte de esa función estructural, el azúcar más sencillo de todos, la glucosa, es la molécula mediante la cual las células vegetales fijan la energía solar, y partiendo de ella las células tanto animales como vegetales obtienen esa energía para vivir y cumplir sus funciones.

Otras funciones que pueden cumplir en el organismo son de tipo informativo o de detoxificación.

Existen distintos tipos de carbohidratos, y se les puede clasificar conforme a diferentes criterios, por lo que es conveniente utilizar un recurso didáctico para englobar los diferentes aspectos a considerar en el estudio de estas importantes moléculas bioquímicas.

Intentemos primeramente revisar la información más resaltante sobre este vasto tema, para luego establecer las pautas para condensar dicha información en un cuadro sinóptico.

Intentando crear un cuadro sinóptico con aspectos resaltantes de los carbohidratos

Existen múltiples criterios y esquemas organizativos a partir de los cuales crear un cuadro sinóptico de los carbohidratos, pero podemos intentar diseñar un sencillo y general, incluyendo además datos de interés acerca de dónde los encontramos:

CUADRO SINÓPTICO DE LOS CARBOHIDRATOS

(Según el tamaño de la molécula)

TIPO

Subdivisiones

Ejemplos

Presentes en:

AZÚCARES

SIMPLES

MONOSACÁRIDOS

(1 molécula)

OLIGOSACÁRIDOS

(2 a 10 moléculas)

Glucosa

Galactosa

Fructosa

Sacarosa

Maltosa

Lactosa

Rafinosa

Estaquiosa

Todos los tejidos orgánicos

Productos lácteos

Frutas

Vegetales,

Azúcar refinada

Verduras,

Cerveza

Productos lácteos

Leguminosas y crucíferas

Judías verdes y soya

COMPLEJOS O

POLISACÁRIDOS

(Cientos de moléculas)

FIBRAS

Solubles (S)

o

Insolubles(I)

ALMIDONES

GLUCÓGENO

Pectina (S)

Mucílago (S)

Betaglucanos (S)

Celulosa (I)

Amilosa

Amilopectina

Glucógeno

Avena, semillas de lino y linaza, ciertas legumbres, hortalizas, verduras y frutos secos

Todos los tejidos vegetales

Ciertas legumbres y verduras

Cereales

Hígado y músculos

A este cuadro podemos agregar algunas observaciones adicionales:

  • La glucosa puede presentarse como cadena lineal o cíclica, y tiene varios isómeros estructurales o de posición. La más abundante en los seres vivos es la D-glucosa o dextrosa.
  • La sacarosa, la maltosa y la lactosa son disacáridos (tienen 2 moléculas sencillas unidas por un enlace químico).
  • Los oligosacáridos como la estaquiosa son utilizados para producir edulcorantes artificiales, por tener un aporte calórico menor al de la sacarosa.
  • Aunque las fibras solubles e insolubles no son digeridas por el organismo, ambas son aliadas de la salud, y deben incluirse en la dieta en proporción adecuada.
  • Cuando el organismo demanda mayor cantidad de glucosa que la ingerida, recurre a las reservas de glucógeno acumuladas en el hígado y los músculos.
  • Si la reserva de glucógeno también se agota, o no puede usarse, el cuerpo recurre a los tejidos grasos, originando un tipo de subproducto indeseado (los cuerpos cetónicos).

Otra forma de obtener azúcares es descomponiendo las proteínas, lo cual genera trastornos fisiológicos y pérdida de masa muscular.

¿Qué son los carbohidratos y cuáles son sus funciones en los seres vivos?

Los carbohidratos o hidratos de carbono son sustancias bioquímicas de crucial importancia para la vida, están constituidos por carbono, hidrógeno y oxígeno, y responden a la fórmula general Cn(H2O)n, base sobre la cual se pueden formar macromoléculas de gran tamaño y complejidad.

Químicamente provienen de la poli hidroxilación de aldehídos (que forman los carbohidratos conocidos como aldosas) y las cetonas (que forman las cetosas).

La función de los carbohidratos determinante para la vida es la de atrapar energía en sus enlaces químicos, que posteriormente es liberada para permitir el funcionamiento de la unidad básica de los seres vivos, que es la célula.

Los vegetales son capaces de captar la energía solar gracias a una sustancia llamada clorofila, presente en sus cloroplastos, para sintetizar el carbohidrato glucosa a partir del dióxido de carbono que toman del aire y el agua que absorben del suelo, según la reacción química: 6CO2+ 6H2O + Energía C6H12O6+ 6O2.

La glucosa es usada por las células del mismo vegetal, o del animal que la adquiere de los alimentos que ingiere, junto con el oxígeno tomado de la atmósfera, para realizar la reacción inversa y liberar la energía de los enlaces químicos de la glucosa, en lo que se conoce como respiración celular.

Sin embargo, los carbohidratos cumplen otras importantes funciones en los organismos vivos, tales como:

Bioquímica. Formando parte de importantes moléculas, como el adenosin trifosfato (ATP), que es, por decirlo de alguna manera, la moneda energética de los seres vivos.

Estructural. Al formar parte de moléculas esenciales para los tejidos celulares, como la celulosa en los vegetales, la quitina en el exoesqueleto de los artrópodos y el colágeno y el ácido hialurónico en los animales.

Informativa. Constituyendo con otros compuestos glicoconjugados que dan la señal para reconocer hormonas, anticuerpos y microorganismos como virus y bacterias.

Detoxificante. Participando en reacciones del metabolismo secundario y en la eliminación de sustancias extrañas al organismo (xenobióticos).

Hay muchos tipos de carbohidratos, y cada uno tiene su importancia para la vida

De acuerdo al número de moléculas que los conforman, los carbohidratos se pueden diferenciar de la siguiente manera:

Los azúcares simples. Compuestos por un número limitado de moléculas de azúcar. Estos a su vez se subdividen en:

  • Monosacáridos. Constituidos por una sola molécula de azúcar. Son los que cumplen mayor número de funciones, y su suministro permanente es indispensable para la vida.

Los más importantes son la glucosa (en forma de dextrosa o levulosa), la galactosa y la fructosa.

  • Oligosacáridos. Compuestos de dos a unas pocas moléculas de monosacáridos y también representan fuentes de energía de uso directo. Entre los disacáridos (dos moléculas de azúcar unidas) se cuentan la sacarosa, la maltosa y la lactosa. Otros oligosacáridos son la rafinosa y la estaquiosa.
  • Carbohidratos complejos o polisacáridos. Se componen de decenas, cientos y hasta miles de moléculas sencillas, y sus funciones más resaltantes son las estructurales y la de actuar como reservorio de energía. Se deben diferenciar tres tipos importantes:

Las fibras. Presentes básicamente en los vegetales. No son digeridas directamente por los animales, pero juegan un papel importante en la digestión.

Las fibras solubles ayudan a reducir los niveles de colesterol malo y a controlar el nivel de azúcar en la sangre. Se encuentran entre ellas la pectina, los mucílagos y los betaglucanos.

La fibra insoluble elemental es la celulosa, que junto con la pectina conforma la pared de todas las células vegetales.

Los almidones. Son la forma de almacenar energía típica de los vegetales, pueden ser de cadenas lineales, como la amilosa, o muy ramificada, como la amilopectina.

El glucógeno. Esta macromolécula es la que permite almacenar energía a los animales para suplir la demanda entre las ingestas, se acumula en el hígado y los músculos en cantidades limitadas, y sobrepasada la capacidad de estos, los azúcares se retienen como grasas.

Para manejar toda esta información sobre los carbohidratos, y otras que pueden interesarnos, es útil esbozar un cuadro sinóptico.

Función de las Enzimas Pancreáticas

Las enzimas y su importancia en la digestión de los carbohidratos

Debido a la categórica importancia de los carbohidratos para nuestra subsistencia, es de vital importancia no solo incluirlos en nuestra dieta en la proporción adecuada, sino también asegurarnos de que nuestro sistema digestivo los aproveche correctamente.

Las sustancias responsables de asegurar la adecuada asimilación de todos los grupos de alimentos, incluyendo a los carbohidratos, son las enzimas.

Estos compuestos son catalizadores biológicos que tienen como función asegurar que se realicen las reacciones de descomposición  de los carbohidratos consumidos, para que estos puedan ser aprovechados por el organismo.

Las enzimas son altamente selectivas, es decir, existe una enzima específica para cada reacción bioquímica, y frecuentemente requieren de la acción de otros compuestos, como los inhibidores y activadores enzimáticos y los cofactores.

Las enzimas digestivas son segregadas principalmente por las glándulas salivares y el páncreas, y en menor proporción por el estómago y los intestinos.

Estas se subdividen en Lipasas (descomponen las grasas complejas en gliceroles y ácidos grasos), proteasas (descomponen proteínas en aminoácidos) y amilasas (descomponen los carbohidratos en monosacáridos, especialmente glucosa).

Diversos factores metabólicos, hereditarios, funcionales y relacionados con la edad pueden afectar la disponibilidad o los mecanismos de acción de las enzimas digestivas, originando que los alimentos y nutrientes no sean asimilados correctamente, aun cuando estén presentes en la dieta ingerida.

Por esta razón se usa con frecuencia cada vez mayor suplementos que incorporan enzimas digestivas tanto de procedencia natural como sintética.

El suplemento alimenticio Enzi Activ es una excelente muestra de cómo podemos favorecer la asimilación de carbohidratos y otros nutrientes con el uso de un solo producto de procedencia natural.

Veamos de qué manera esta versátil fórmula multi enzimática puede ayudarnos a asimilar todos los beneficios de un amplio grupo de alimentos de manera eficaz, incluyendo por supuesto a los más importantes carbohidratos.

Un coctel enzimático natural para ayudar a digerir las sustancias nutritivas

Entre los muchos suplementos digestivos existentes en la actualidad, el suplemento Enzi Activ se destaca por reunir hasta 16 de las más importantes enzimas digestivas.

Esto te asegura no solo su eficaz asimilación, sino que también te ayudará a evitar molestias típicas de una digestión “pesada”, como la gastritis, colitis, los gases y la hinchazón abdominal.

Este apoyo a la función digestiva es determinante para disminuir el riesgo de complicaciones más severas como pancreatitis, hepatitis, síndrome de colon irritable e incluso el cáncer colorrectal.

Entre las importantes enzimas aportadas por Enzi Activ se encuentran 2 tipos de proteasas, peptidasa, bromelina y papaína, todas ellas indispensables para la degradación de las proteínas a aminoácidos asimilables por el organismo.

Otro valioso grupo de enzimas presentes en la fórmula de Enzi Activ nos aseguran una completa asimilación de los distintos tipos de carbohidratos, tales como amilasa, glucoamilasa, invertasa, alfa galactosidasa, xilanasa y lactasa.

Además contiene cuatro enzimas que permiten una descomposición parcial de las fibras, como lo son la pectinasa, la betaglucanasa, la celulasa y la hemicelulasa, y aporta también lipasa, enzima muy necesaria para la correcta asimilación de las grasas.

Otra enzima importante que contiene es la fitasa, esencial para liberar formas asimilables de fósforo y ayudar en la asimilación de minerales como el calcio, el hierro y el magnesio.

Esta selecta combinación de enzimas digestivas, de origen totalmente natural, convierte a Enzi Activ en un aliado ideal para reforzar la fácil y rápida absorción de todos estos nutrientes, ayudándonos a evitar los problemas originados tanto por sus deficiencias como por su lenta asimilación.

El producto es también recomendable para personas que padecen de desórdenes digestivos y/o metabólicos tales como la diabetes, la enfermedad celíaca o la intolerancia a la lactosa.

Superando algunos mitos respecto a la ingesta de los carbohidratos

Muchas personas interpretan de forma errada el mensaje de los nutricionistas y de los medios de comunicación respecto al consumo de carbohidratos, asumiendo que lo más conveniente para mantener una figura ideal y evitar el sobrepeso es eliminarlos totalmente de la dieta.

Lo primero que puedes evidenciar de la información que aquí te presentamos, es que esto es poco menos que imposible, ya que los carbohidratos forman parte esencial de todos los tejidos orgánicos, tanto animales como vegetales.

La otra conclusión importante es que los carbohidratos son esenciales para la vida, por lo que una dieta deficiente en ellos pone en grave riesgo muchas de tus funciones vitales y tu salud integral.

Seguramente te preguntaras cuál es la actitud correcta que debes tomar en cuanto al consumo de carbohidratos.

Lo primero a tomar en cuenta es que debe existir un correcto balance entre los tipos de carbohidratos que incorporas en la dieta. Los azúcares simples deben estar presentes, pero en proporción tal que aseguren compensar el gasto energético de tus funciones vitales básicas.

Esto incluye tanto las calorías que tu cuerpo quema entre comidas como el remanente que el mismo almacenará en forma de glucógeno en los tejidos hepáticos y musculares para un eventual periodo de bajo consumo energético.

Es importante la acción enzimática para que tu organismo asimile completamente ese aporte calórico indispensable, así como los restantes nutrientes presentes en los carbohidratos simples y complejos.

De lo contrario, tu organismo enviará señales de requerir un mayor aporte energético, lo que se traduce en esos deseos irreprimibles de “picar” entre comidas.

Aquí debemos enfatizar la importancia de evitar las denominadas “calorías vacías”, que son alimentos que aportan muchas calorías, pero que tienen un valor nutricional bajo o incluso hasta nulo.

Se incluyen en esta denominación todos los productos con alto contenido de azúcares simples, y particularmente los refinados, tales como galletas y pastelería dulce, golosinas, chocolates, gelatinas, bebidas dulces y alcohólicas entre otras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *