Pastillas para adelgazar: rápidas y muy efectivas

Pastillas para adelgazar: rápidas y muy efectivas

Última actualización: 12-01-2019 por Editor Ernesto.

Imagen en primer plano de pastillas, capsulas y cinta de medir. Fondo blanco

La hipótesis del equilibrio energético plantea, que engordamos porque comemos más de lo que quemamos. Ésta fórmula de una manera reduccionista, pretende explicar lo que por décadas ha conllevado a la obesidad.

Los nutricionistas y otros especialistas en el tema, consideran que ésta hipótesis es limitada y errónea. Ya que los alimentos pasan por procesos metabólicos diferentes y por lo tanto, sus efectos son diferentes.

Esto produce distintas sensaciones en la forma en que percibimos el hambre, las hormonas y en cuántas calorías quemamos. Es por ello que se hace difícil la selección de los alimentos para adelgazar.

Si queremos perder peso, debemos priorizar la ingesta de los alimentos que nos ayudará a lograr nuestros objetivos. Estos son los primeros pasos para conseguir el cuerpo de nuestros sueños.

A lo largo de los años el balance entre la selección de los alimentos y la dinámica de ejercicios que favorecen la pérdida de peso de una manera saludable, ha estado acompañada de pastillas para impulsar la tarea de adelgazar.

Miles de pastillas recomendadas por especialistas y herbolarios destacan su efectividad para ayudar a perder peso y sentirse mejor que nunca. Así como también los riesgos de sus efectos secundarios.

Estos medicamentos o remedios naturales ayudan a:

  • Acelerar el metabolismo.
  • Inhibir la absorción de grasa en el intestino.
  • Disminuir el apetito.
  • Quemar la grasa acumulada.
  • Controlar la ansiedad.
  • Combatir la retención de líquidos.

La prescripción de estos medicamentos entre otras orientaciones, va a depender de las necesidades individuales de cada persona. En cuanto a medicamentos o fármacos más populares, se encuentran: Saxenda y Orlistat.

Así también entre las mejores soluciones naturales para perder peso se destacan: el té verde, el chitosán y las bayas de goji. Y en materia de “a lo natural”, el Cetolep es el  producto indicado para perder peso y obtener un físico más fluído.

Bondades de lo natural: bayas de goji, té verde y chitosán

Foto oscura del estilo de las bayas de Goji en un tarro en fondo negro

Bayas de Goji: Ayudan a elevar la sensación de saciedad y a controlar el apetito, debido a su alto contenido en fibra. Acelera el metabolismo ayudando al cuerpo a quemar grasa más rápido.

Té verde: Ayuda a quemar grasas porque impide el funcionamiento de la enzima responsable de la destrucción de la noradrenalina, hormona fundamental en el proceso de eliminar grasas.

Acelera el metabolismo, facilita el gasto calórico y la oxidación de las grasa ya que contiene cafeína.

Chitosán: Ayuda a reducir los niveles de colesterol en sangre y a no absorber las grasas que se encuentran en los alimentos que consumimos. El cuerpo actúa aumentando los niveles del colesterol bueno y reduciendo los de colesterol malo.

Así lo natural como el Cetolep ayuda potencialmente a reducir tejido graso, especialmente en el hígado. Sus efectos positivos de la hormona leptina aceleran el metabolismo, además de reducir el colesterol y la presión arterial.

El mito de las pastillas mágicas

No existe una pastilla mágica que al tomarla en la mañana, te haga perder peso comiendo todo lo que se te antoje sin hacer nada de ejercicio. Es imperativo cambiar tu estilo de vida, regular las calorías que ingieres y diseñar una rutina de ejercicios.

Debes ser muy cuidadoso con las pastillas que escojas para perder peso. Es muy triste la trayectoria de su historia. Algunas personas han muerto por enfermedades cardiovasculares, esto ocurrió con las adictivas anfetaminas, sibutramina y la efedrina.

Bajar de peso se ha convertido en una industria que maneja billones de dólares y por ello muchas personas olvidan su ética y mienten en su marketing. Sin embargo las pastillas han cambiado mucho desde 1950 cuando empezaron a utilizarse.

¿Cómo elegir la mejor pastilla minimizando efectos secundarios?

hierbas como medicamento organico en pildoras, medicinal natural sobre un fondo blanco

Esto puede ser un poco abrumador ya que al tratar de elegir e identificar lo mejor, lo primero que se quiere conocer es si provocan efectos secundarios o rebote. Por ello es importante tomar en cuenta:

Que sean efectivas: Aunque nos las hayan recomendado hay que asegurarse de los ingredientes de las cuales están compuestas y que se haya probado su efectividad. Algunas pastillas no contienen el ingrediente que dicen.

Que sea un producto certificado: Lea las etiquetas para conocer su contenido. Es recomendable que sean de extractos naturales como té verde, fenogreco, naranja, frambuesa, alcachofa, etc.

Que se recomendado por un experto en salud: Se aconseja que las pastillas para adelgazar sean prescritas por un experto quien valorará factores como peso actual, edad, sexo, etc. Cada organismo es diferente.

Tomar pastillas + dieta + ejercicio = Bajar de peso

Es recomendable que mientras se toma pastillas para perder peso, hacer algún tipo de dieta. Hay tendencias también en esta categoría, así por ejemplo la dieta cetogénica. Ésta dieta es alta en grasas saludables, baja en carbohidratos y moderada en proteínas.

Consiste en poner el cuerpo en estado de cetosis. Éste es un proceso que metaboliza la grasa para proporcionar energía, lo que significa “quemar grasas”. Ya que cuando en la dieta faltan carbohidratos, el hígado crea estas sustancias llamadas cetonas.

Pero éste tipo de dieta de tendencia requiere un tiempo de adaptación en el cual se puede experimentar algunos efectos secundarios como fatiga, calambres musculares, diarrea o náuseas.

La finalidad de la dieta ceto no es para reducir calorías como la mayoría de las dietas, sino que promueve el consumo de alimentos frescos y enteros como pescados, carnes, verduras, grasas y aceites saludables.

Es importante tener en cuenta, que cualquier dieta debe ser consultada por un nutriólogo que indique lo que es mejor para usted. Así como acompañarla de Cetolep que facilita el pueda alcanzar su objetivo de perder peso.

Así mismo es innegable que el ejercicio es una de las principales herramientas para estimular el gasto calórico, además optimiza el empleo de ciertos nutrientes. Igualmente está demostrado, que dormir bien (que no es lo mismo que dormir mucho), favorece la pérdida de peso.

Nuestro sistema hormonal funcionar mejor al evitarse situaciones de estrés que evitan que el cuerpo “se resista” a perder peso como respuesta a agentes agresivos como es la falta de sueño, el ayuno o la deshidratación.

Conozca más acerca de pastillas para perder peso

Sibutramina: Generalmente usado como tratamiento primario en personas con obesidad. En algunos países de América Latina ha sido restringido su uso debido a sus efectos secundarios.

Disminuye el hambre haciendo que la sensación de saciedad llegue más rápido, contribuye a regular la cantidad de comida que ha de ser ingerida.

No debe ser suministrado en caso de embarazo, período de lactancia, uso de antidepresivos y descongestionantes nasales, ni en los casos de anorexia y bulimia.

Orlistat: Impide la absorción de grasas en el intestino reduciendo así calorías consumidas, contribuye a controlar el colesterol alto y la obesidad. También es conocido como Xenical.

No debe ser empleado como solución para ingerir alimentos con altos contenidos grasos diariamente. No debe ser suministrado en caso de embarazo, período de lactancia, malabsorción intestinal o cuando haya tendencias diarreicas.

Saxenda: No debe ser empleado en personas consideradas “no obesas”, actúa a nivel del centro del hambre y la saciedad. Otro de sus efectos es “cambiar el gusto” haciendo que los alimentos sean menos apetitosos.

Requiere prescripción médica y empleado de manera inyectable. No debe ser suministrado en caso de embarazo, período de lactancia o en adolescentes.

Ideal en personas tratadas por obesidad con IMC superior a 27 kg/m2, hipertensión  arterial o diabetes tipo 2.

Clorhidrato de lorcaserina: Disminuye el apetito y aumenta la saciedad porque actúa en los niveles de serotonina del cerebro. Ideal en personas que están haciendo dieta, permite adelgazar rápido. Requiere prescripción médica.

Fentermina: Es empleado a corto plazo ya que su uso prolongado puede causar adicción. Requiere prescripción médica. Inhibe el apetito.

No debe ser suministrado en caso de embarazo, período de lactancia, antecedentes de alcoholismo y drogas, hipertiroidismo, glaucoma e hipertensión.

Empleado en caso de personas obesas con alto riesgo de salud que requieran disminuir el consumo de alimentos con altas calorías.

Remedios naturales para perder peso

Té verde: Favorece que el organismo utilice la grasa como fuente de energía. Acelera el metabolismo. Contraindicado en personas con problemas cardíacos o con sensibilidad a la cafeína.

Puede ser consumido en forma de cápsula 2 veces en la mañana y por la tarde o como té de 3 a 4 tazas al día.

Chitosán: Se conoce también con el nombre de quitosano, está elaborado a partir de fibras presentes en el esqueleto de los mariscos. Disminuye la absorción de grasas a nivel intestinal y aumenta la saciedad.

Su presentación es en cápsulas que pueden ser tomadas 2 antes del almuerzo y de la cena. Contraindicada en personas alérgicas a los mariscos.

Bayas de Goji: Está elaborado a partir del fruto fresco. Actúa como antioxidante y antiinflamatorio. Su presentación en forma de cápsulas a tomar 1 antes del almuerzo y de la cena.

Pese a ser un producto natural, está contraindicado durante el embarazo, en período de lactancia, personas con trastornos cardíacos, hipertensos y niños.

Una excelente forma de perder peso sin sentir hambre es controlando el índice glucémico. El índice glucémico no es otra cosa que la velocidad con que el azúcar o carbohidratos que contienen los alimentos llega a la sangre.

El consumir alimentos con un índice por debajo de 55, ayuda a aumentar la sensación de saciedad, por lo que progresivamente va disminuyendo las porciones y con ello favorece la pérdida de peso.

Alimentos como frijoles, lentejas, avena, ciruelas, manzana, naranja, fresas, frutos secos como maní, merey, almendras, la leche y el yogur, poseen un bajo índice glucémico.

Una dieta con balance de todos estos elementos tiene su complemento con el complejo Cetolep cuyo compuesto químico de cetonas de frambuesas, estimula el cuerpo a producir más adiponectina.

La adiponectina es una proteína que regula el metabolismo y descompone las reservas de grasa, es el mejor acompañamiento natural que mantiene sus antojos de comida bajo control y previene la ingesta de calorías mientras está a dieta.

La cetona de frambuesa

Es una sustancia natural que también está presente en los arándanos, las zarzamoras y los kiwis, es la responsable del delicioso aroma de las frambuesas. Se ha empleado por años en el mundo de la cosmética y como saborizante en la industria de la alimentación.

Recientemente se ha dado a conocer como suplemento para adelgazar. Extraer la cetona de la frambuesa es un proceso extremadamente costoso. De 1 kg de frambuesas tan solo se puede obtener entre 1 mg y 4 mg de cetona.

Por lo tanto la cetona de frambuesa (raspberry ketones) que se utiliza para elaborar los suplementos adelgazantes y como saborizante en la industria de la alimentación, no procede de las frambuesas. Se trata de una sustancia sintética.

Es una estructura parecida a la capsaicina y la sinefrina, es decir; 2 moléculas que aceleran el metabolismo. Se cree que tienen el mismo efecto que las cetonas naturales y contribuyen a la pérdida de peso.

Estudios evidenciaron que la cetona de frambuesas causaron un aumento de la lipolisis o degradación de grasa y aumento en la liberación de adiponectina.

La adiponectina es una hormona liberada por las células adiposas, las cuales están asociadas a la regulación del metabolismo y de los niveles de glucosa en sangre.

Al parecer los niveles de adiponectina son más elevados en personas delgadas que en personas con sobrepeso y tienden a aumentar a medida que se pierde peso. Por lo tanto favorecen la pérdida de peso.

A la fecha no se han declarado efectos secundarios graves y está declarada como GRAS (generalmente reconocido como seguro) por la FDA (Administración de Alimentos y Medicamentos estadounidense).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *