variedad de frutas y verduras para consumo, verduras y frutas en cesta de mimbre aislado en blanco

¿Para qué sirven las frutas y verduras?

¿Para qué sirven las frutas y verduras?

Última actualización: 14-03-2019. Equipo Nutricioni

Los alimentos de origen vegetal son vinculados a dietas saludables y efectos positivos para la salud. De esta creencia viene la costumbre de que debemos obligar a los niños y jóvenes a consumir frutas, verduras y hortalizas.

Para que sus organismos se desarrollen a plenitud. Pero en realidad, para saber de qué sirven las frutas y verduras. Cada una de ellas contiene vitaminas y minerales importantes para el organismo.

variedad de frutas y verduras para consumo, verduras y frutas en cesta de mimbre aislado en blanco

La naturaleza se organiza para cumplir sus ciclos en los que los seres vivos se relacionan a través de las cadenas alimenticias. Para garantizar que las plantas, los animales y el ser humano puedan obtener los nutrientes necesarios.

No es posible pensar la supervivencia de la especie humana sin el aporte que ofrecen las plantas.

Las especies vegetales son un diminuto laboratorio donde se procesan los minerales y sustancias que se encuentran en el suelo y en el medio ambiente.

Dentro de las raíces, tallos, hojas, flores y frutos se encuentran compuestos químicos que necesita el cuerpo humano.

La digestión en todas sus etapas va transformando estos compuestos hasta que se descomponen en sustancias más simples. Estas pueden ser absorbidas y asimiladas por el organismo.

Las fallas en el consumo de cantidades apropiadas de frutas y verduras se evidencian en el funcionamiento de los sistemas internos y en los órganos de los sentidos.

Las habilidades cerebrales se ven afectadas por las deficiencias de vitaminas y minerales. Las capacidades de aprender, memorizar, conceptualizar y razonar pueden disminuir debido a la mala nutrición.

Si a esto se agrega algún agente que incrementa el estrés o la depresión la mente puede colapsar degenerando en alguna enfermedad como paranoia, esquizofrenia o demencia.

La nutrición

En el lenguaje común se confunden los términos nutrición y alimentación por creer que son sinónimos. Esta creencia es errada, la alimentación se limita al proceso de tomar los alimentos preparados en platos de comida e introducirlos en la boca para ser masticados de manera voluntaria.

La nutrición consta de la alimentación y de todos los procesos que le siguen hasta que la comida es asimilada por el organismo y los desechos se expulsan del cuerpo.

A nivel biológico la nutrición se define como el conjunto de mecanismos que tienen los seres vivos para proveerse de las sustancias necesarias para permanecer vivos.

En el caso de las plantas ellas producen sus propios alimentos y los descomponen para asimilarlos. Los animales y el ser humano deben tomar alimentos de origen vegetal y animal para dotar al organismo de los nutrientes.

Partiendo de la definición, la nutrición incluye el proceso digestivo, la excreción y la respiración. Con la digestión el cuerpo se apropia de los alimentos y los nutrientes que contienen.

Con la excreción el individuo desecha las sustancias tóxicas que resultan de la digestión. La respiración aporta el oxígeno necesario para la vida.

En la actualidad la nutrición es uno de los aspectos más afectados por la prisa de la vida moderna.

Las comidas prefabricadas, los enlatados, los aditivos químicos, los crecientes negocios de comida rápida y la reducción del tiempo que se puede dedicar al momento de comer, han alterado la calidad de la nutrición.

Los alimentos hoy en día son divididos en los que engordan y los que son rápidos de preparar. La mayoría de las personas desconocen los riesgos que corren al no contar con una dieta balanceada.

Cuida la salud física y mental a través de la ingesta equilibrada de alimentos aleja las enfermedades y permite el desarrollo de todas tus habilidades.

Los grupos de alimentos

Los alimentos han sido objeto de un sin fin de clasificaciones. Recordamos cuando se hablaba de lípidos, glúcidos y prótidos. Luego se dibujaron pirámides en las que se establecen siete grupos de alimentos que debían consumirse en cantidades decrecientes según su ubicación en la imagen.

Hoy en día los nutrientes que conforman los alimentos se dividen en macronutrientes y micronutrientes. Esto según la cantidad que debes ingerir diariamente para mantener un buen estado de salud.

Los macronutrientes incluyen las proteínas animales y vegetales, los carbohidratos y las grasas. Los micronutrientes incluyen las vitaminas y minerales.

En cuanto a los macronutrientes, los prótidos se encargan de formar y reparar los tejidos del cuerpo. El tejido muscular, el conjuntivo, el nervioso y el adiposo.

Cada uno de estos tejidos forma estructuras dentro y fuera del cuerpo que permanentemente necesitan ser fortalecidos, reparados y regenerados.

En las proteínas de origen animal se incluyen carnes rojas y blancas además de los lácteos y sus derivados. En las proteínas de origen vegetal se encuentran otros nutrientes que cumplen las funciones de fortalecer el sistema nervioso. Además de mejorar las habilidades de los órganos de los sentidos. Las legumbres y la soya son fuentes de abundantes proteínas.

La energía que requiere el ser humano para sus actividades internas y de supervivencia es aportada por las grasas y los carbohidratos.

Las grasas se diferencian en aquellas que perjudican la salud (monoinsaturadas) y las que producen beneficios (poliinsaturadas). Esta energía se almacena en el tejido adiposo hasta ser usada.

Los carbohidratos son procesados desde la boca cuando la amilasa (enzima) presente en la saliva inicia su descomposición para formar almidón.

La energía que capta la glucosa que se construye partiendo de los hidratos de carbono se utiliza de forma inmediata para que el organismo realice sus funciones vitales.

La mente utiliza mucha energía para llevar a cabo las actividades relacionadas con el aprendizaje.

Las vitaminas y los minerales se conocen con el nombre de alimentos reguladores. Este nombre se debe a que ambas sustancias se encargan de controlar los procesos metabólicos, forman hormonas, enzimas y dan fortaleza a las estructuras orgánicas.

El sistema nervioso, el digestivo, el circulatorio, el respiratorio, el endocrino y el inmune necesitan de las vitaminas y de los minerales para funcionar correctamente.

Valor nutricional de las frutas

Las frutas son parte de las plantas, por lo general crecen cerca de las flores o a partir de ellas. Son de sabor dulce o ácido y se comen crudos como jugo, zumo o postre o también conocidas como parte de salsas y dulces. Las frutas se clasifican en:

Neutras: que son ricas en proteínas, vitaminas, sales, minerales y oligoelementos. Debido al azufre, potasio y fósforo fortalecen el sistema locomotor y el sistema inmunológico.

Entre ellas se encuentran el coco, cacao, maní, almendra, nuez, avellana y aceituna.

Dulces:  No contienen ácidos y contienen abundantes vitaminas A, C y E además de algunas del complejo B.

Ayudan a mantener la piel y las articulaciones en buen estado además de cuidar la salud de las células por su acción de antioxidante.

Se incluyen en este grupo la banana, sandías, pera, níspero, melón, manzana, granada, chirimoya e higo.

Ácidas: útiles para controlar el colesterol, el ácido úrico y los triglicéridos.

Muy usadas en los regímenes para bajar de peso. En este grupo se encuentran el kiwi, uva, limón, mora, piña, maracuyá, toronja, pomelo y arándano.

Semiácidas: con sabor entre dulce y ácido. Contienen abundantes proteínas de v a lo metabólico ya que participan en la fabricación de otras sustancias como enzimas y hormonas.

En esta clase se encuentran el tomate, durazno, manzana, granada. mandarina, mango, lima, guayaba y frambuesa.

Las frutas están compuestas en más de 80% de agua. En cuanto al valor calórico las frutas dulces contienen una mayor cantidad mientras que las ácidas son de bajo contenido energético. Las vitaminas A y C abundan, así como algunas trazas de complejo B.

En cuanto a los minerales que hay en las frutas, el potasio es usado para mejorar la transmisión del impulso nervioso y agilizar el movimiento corporal.

De igual forma es un nutriente importante en el proceso de homeostasis de las células.

El magnesio contenido en las frutas participa en la digestión, en el sistema inmunológico y en la formación de huesos y dientes.

La fibra contenida en las frutas se pierde debido a que se desecha la cáscara. Los especialistas recomiendan utilizarla para infusiones (frutas cítricas), dulces o salsas, e intentar comerlas después de lavarlas con abundante agua.

Los ácidos contenidos en algunos tipos de frutas como el ácido cítrico y el ácido salicílico sirven para desinfecta la orina, además de que actúan como anticoagulantes y antiinflamatorios.

Los colores y aromas de las frutas contienen elementos fotoquímicos, propios de las especies vegetales, que sirven para disminuir el riesgo de enfermedades degenerativas y cardiovasculares.

Maracuja, fruta ácida típica para dulces y bebidas.

Valor nutricional de las verduras

Cuando se habla de hortalizas uno se refiere a las especies vegetales que podrían cultivarse en una pequeña huerta. Debido a que no se trata de grandes árboles sino de arbustos y pequeñas plantas.

En la antigüedad se les llamaba vegetales de forma general y se especificaba como verduras aquellas de color verde. Las verduras hoy en día se clasifican según la parte de la planta que se come:

  • Si se usa la semilla como alimento, se incluyen todas las legumbres, guisante, habas, lentejas, soja.
  • Si se usa la raíz como alimento, se incluyen la yuca, rábano, zanahoria, apio, cumo y ñame.
  • Cuando el alimento se saca de debajo de la tierra denominan tubérculos y se incluye la papa, la batata, y el boniato.
  • Si se come el bulbo de la planta, se cuentan el ajo, la remolacha, la cebolla y el hinojo.
  • Cuando el tallo es el alimento, se encuentran el apio, el celery, el espárrago y el cebollín.
  • Si se comen las hojas o flores se incluyen la acelga, la col, la espinaca, la lechuga, la alcachofa, la coliflor y el brócoli.
  • Cuando se comen los frutos, se encuentran la calabaza, la berenjena, el pepino, el tomate y el pimiento.

Las verduras tienen un alto contenido de agua, más de 90%, y contienen más de 3 gramos de fibra por cada 100 gramos. En cuanto a la energía que proporcionan, cada 100 gramos aportan aproximadamente 40 kilocalorías.

Entre las vitaminas que más abundan en las verduras se encuentran la vitamina A y la vitamina C además de calcio. Ambas vitaminas tienen propiedades antioxidantes, la vitamina A además mejora el funcionamiento de los órganos de la vista y la vitamina C mejora las condiciones de la piel, el cabello y las uñas.

Debido a que ayuda en la síntesis de colágeno, además fortalece el sistema inmunitario y participa en la formación de glóbulos rojos. Queda explícito para qué sirven las frutas y verduras.

Importancia de las frutas y verduras para los niños

Al llegar a la etapa adulta debemos consumir al menos cinco (5) porciones de frutas y verduras al día para mantener equilibrada la dieta. El cuándo se discute aún, algunos especialistas sugieren usar las frutas en las meriendas y las verduras en las comidas principales.

Otros piensan que deben combinarse ambas, lo importante es no olvidar para qué sirven las frutas y verduras e incluirlas en el menú.

Durante la niñez el cuerpo está formando aún su estructura corporal. Huesos y músculos crecen y se conectan entre sí. Los sistemas orgánicos aún están adecuándose, la rutina de ejercicio físico diario es fuerte y las horas de descanso son importantes.

La nutrición tiene condiciones especiales. Diversas investigaciones a nivel mundial han evidenciado que las frutas y las verduras son los alimentos menos consumidos por los niños menores de 12 años.

Esta situación es preocupante ya que las vitaminas y los minerales son los únicos capaces de soportar el proceso de crecimiento y aprendizaje que en la infancia es permanente.

Durante los tres primeros años de vida el niño debe ingerir al menos 200 gramos de verdura diaria además de una porción de fruta.

El sistema inmune se fortalece durante estos años para poder enfrentar las diversas enfermedades que atacan al cuerpo durante el resto de la vida. La base de una buena defensa ante bacterias, virus y otros males igualmente fuertes.

La sugerencia de los pediatras es ofrecer las verduras como papillas o cremas, en el caso de las frutas. Además de comerlas en su estado natural pueden hacerse purés o compotas endulzadas con miel o melaza.

Si hay fallas en la ingesta de frutas y verduras durante la infancia, los músculos y huesos también se verán resentidos más adelante. Serán débiles, habrá fallas en la coordinación motriz y los reflejos pueden verse afectados.

verano con frutas tropicales excelentes para combatir el estreñimiento, mujeres sentadas cerca de la piscina sosteniendo platos grandes con increíbles dulces sabrosas frutas exóticas tropicales, papaya, mangostán, sandía fruta de dragón y piña, vegana saludable.

Los huesos pueden quebrarse con mayor facilidad y su regeneración es lenta e incompleta en algunos casos.

Los juegos, las presentaciones novedosas, involucrar a los niños en la selección y preparación de los platos con frutas y verduras. Esto puede ayudar a que aumente su preferencia por ellas.

También es común usar otros alimentos para atraerlos. Como por ejemplo hacer salsas con verduras que se sirven con pollo o carne y, en el caso de las frutas, agregarles avena, leche, galletas o chocolate.

Enfermedades relacionadas con carencias de vitaminas y minerales

Cuando el organismo no recibe la cantidad requerida de vitaminas y minerales sufre alteraciones en sus sistemas y en sus habilidades mentales.  Cuando nos preguntamos para qué sirven las frutas y verduras, esta es una de las respuestas posibles.

Una ingesta equilibrada d este tipo de alimentos mantendrá óptimo nivel la cantidad de vitaminas y minerales en el cuerpo.

A continuación, las enfermedades más comunes producidas por falta de frutas y verduras en la dieta:

Escorbuto: es producida por la carencia de vitamina C. Entre los síntomas están las erupciones, el resquebrajamiento del cabello, hemorragias en las encías e infecciones bucales.

Las hemorragias pueden presentarse en los extremos de los huesos largos o en la zona intracraneal ocasionando la muerte si no es tratada de inmediato.

Mala coagulación sanguínea: Cuando la ingesta de vitamina K está por debajo de lo normal la sangre es muy líquida, pierde su densidad normal.

Esto puede ser causado por la excesiva toma de antibióticos ya que eso afecta la efectividad de la vitamina K. Esto ocasiona hemorragias ante cualquier golpe o herida que deben controlarse ponto.

Raquitismo: la causa de esta enfermedad es la falla en la ingesta de vitamina D y de calcio por separado o simultáneamente. Es evidente la falla por la deformidad progresiva de los huesos.

La vitamina D es la que permite la absorción del calcio y de fosfatos en el intestino delgado. Por lo general se presenta en niños menores de tres años.

Dermatitis: cuando hay escasez de vitamina B5, también conocida como ácido pantoténico la piel, las uñas y la mucosa de cada órgano sufre daños produciéndose acné, dermatitis, eczemas y alteraciones en los tiempos de cicatrización.

Problemas en la vista: estos son producidos por falta de vitamina A, comienzan como leves fallas que pueden degenerar hasta la ceguera total.

Pueden presentarse daños en la córnea o en el nervio óptico además de la sequedad del humor vítreo.

Infertilidad: cuando la vitamina E falla en el organismo se produce la infertilidad masculina debido a que esta vitamina cúmplela función de formar los espermatozoides. Además, esta carencia vitamínica trae distrofia muscular, anemia y problemas con el funcionamiento del sistema nervioso.

Alteraciones del sistema inmune: los anticuerpos que se forman gracias a la acción de la vitamina B6 se reducen en cantidad cuando esta vitamina no se toma regularmente.

Su carencia también afecta la neurotransmisión de estímulos, produce insomnio y estrés.

Anemia perniciosa: es producida por el déficit de vitamina B12 y de hierro. Es muy común entre vegetarianos ya que se obtiene principalmente de las carnes rojas.

Ocasiona problemas en la composición de la sangre, la asimilación de otros nutrientes y debilidad corporal, tanto muscular como ósea.

Suplementos naturales que refuerzan el aporte nutricional de frutas y verduras

Las frutas y verduras por lo general, son alimentos que necesitan tiempo de compra, preparación cuidadosa y cocción precisa. Quizás esta la razón de porque son suprimidas de la dieta de la mayoría de las personas.  

Está claro para qué sirven las frutas y verduras, lo que sucede es que nos acostumbramos a consumirlas solo en ciertas ocasiones. Es extraño, por ejemplo, agregar una ensalada a nuestro sándwich de jamón y queso.

Los productos naturales similares a VitaVeg son elaborados por industrias farmacéuticas que cuentan con la participación de bioquímicos ofrecen los beneficios de las vitaminas y los minerales.

Tiene una combinación de vitaminas A, B2, B6, B12, C, D, E y K además de los minerales, calcio, zinc, yodo, magnesio, selenio, cobre, molibdeno, cromo, potasio y boro.

Esta combinación de agentes reguladores hará que el organismo funciones correctamente tanto en lo físico como en lo mental.

Los complementos naturales para la alimentación similares a VitaVeg también ofrecen los beneficios de diversas plantas medicinales que desde tiempos remotos son cultivadas en los cinco continentes y usadas para aliviar las enfermedades.

Entre estas especies vegetales se encuentra el té verde, famoso por su reciente participación comercial en un gran número de regímenes alimenticios para adelgazar.

Esta planta, tomada en infusiones o en extracto dentro de la combinación nutricional ha sido estudiada desde tiempos remotos. Así como sus muy variadas propiedades han sido descubiertas paulatinamente.

El té verde ayuda a prevenir los efectos del envejecimiento celular, reduce el riesgo de enfermedades cardiovasculares, estimula el metabolismo y fortalece los huesos.  

Además de reducir los niveles de colesterol, controla la glucosa en la sangre, mejora la memoria, cuida el hígado y fortalece el sistema inmune.

Otra planta conocida como benefactora del organismo es la cola de caballo, que se incluye en suplementos naturales parecidos a VitaVeg para aumentar su valor nutricional.

Esta especie es tomada desde tiempos remotos por sus propiedades para combatir los cálculos renales. Sin embargo, existen otros beneficios que aporta y gran cantidad de personas desconoce.

El extracto de cola de caballo contiene varios principios activos como el potasio, el silicio, gran cantidad de flavonoides y abundante vitamina C.

Entre sus usos más comunes están como antiinflamatorio, remineralizante, antianémico, antidiurético, antifúngico, cicatrizante, antioxidante y antiséptico.

Cómo ves su uso es muy versátil e incluirla en combinación con otras plantas y una mezcla de vitaminas y minerales aportan a tu organismo excelentes beneficios.

Los productos naturales similares a VitaVeg representan la oportunidad de blindar tu organismo contra enfermedades comunes, garantizando su correcto funcionamiento, para reforzar el valor nutricional de la dieta que consumes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *