¿Para qué sirve el sistema nervioso?

¿Para qué sirve el sistema nervioso?

Última actualización: 13-04-2019. Equipo Nutricioni

El sistema nervioso se caracteriza por ser el más completo del cuerpo, y es de gran importancia para el desarrollo de la vida humana. Sin embargo, es importante destacar para qué sirve el sistema nervioso.

La respuesta es muy compleja, ya que el sistema nervioso es el que se encarga de coordinar y regular las actividades del cuerpo. Este sistema es el que se encarga de relacionar al cuerpo con el exterior.

Esto lo puede lograr por medio de los órganos receptores como lo son: el oído, la nariz, la lengua, la piel y los ojos.

Es a través de estos órganos que se perciben los estímulos del exterior y se logra determinar qué es lo que pasa en el entorno.

De igual forma, es el sistema nervioso quien se encarga de controlar las demás funciones, tales como los latidos del corazón, el proceso de la digestión, la respiración, entre otros.

Todas las funciones y los movimientos que realiza el cuerpo son controlados directamente por el sistema nervioso. Dichos movimientos pueden ser voluntarios o involuntarios.

Dentro de las acciones que controla el sistema nervioso se encuentran presente:

  • La sensación de hambre o sed.
  • La posición del cuerpo, es decir si se están acostados o de pie.
  • Es el encargado de guardar los recuerdos en el cerebro.
  • Controla los sentimientos de alegría, ira, tristeza, entre otros.

Es importante señalar que el sistema nervioso se encuentra dividido en:

Sistema nervioso central, se encuentra constituido por: por la médula espinal y el encéfalo.

Sistema nervioso periférico, constituidos por las fibras nerviosas, esta son una extensión de la médula espinal y se encuentra distribuida por todo el cuerpo.

El sistema nervioso cumple una importante labor en el cuerpo humano. Desafortunadamente es la única parte del organismo que no tiene la capacidad de regenerarse.

Es por ello que se debe de cuidar al máximo con el fin de evitar su deterioro.

¿Cuál es la función del sistema nervioso central?

El sistema nerviosos central se caracteriza por ser parte del sistema nervioso completo, en él se encuentran el encéfalo y la médula espinal. Las funciones que estos desempeñan es la procesar y controlar todo el cuerpo.

Esto lo puede realizar a través del:

El encéfalo (conocido comúnmente como cerebro), este se caracteriza por ser un órgano de gran importancia. Este es el que se encarga de controlar:

  • Los pensamientos.
  • Las emociones.
  • El tacto.
  • La memoria.
  • La respiración.
  • La temperatura.
  • La capacidad de movimientos.
  • La vista.
  • El apetito.
  • Todos los procesos que regulan el cuerpo.

El encéfalo a su vez se encuentra dividido en:

El cerebro: por lo general se piensa que el cerebro es la totalidad del contenido craneal. Sin embargo no es así, el cerebro realmente se encuentra dividido en dos hemisferios, los cuales nombraron derecho e izquierdo.

Las funciones que deben de cumplir son las de coordinar los movimientos, los sentidos, el razonamiento, resolución de problemas, las emociones y el aprendizaje.

El bulbo raquídeo: se caracteriza por ser un pequeño ensanchamiento presente en la médula espinal. Allí es donde se controlan las funciones básicas del organismo tales como:

  • La respiración.
  • Los latidos del corazón.
  • La digestión.
  • La presión sanguínea.

Si se llegase a presentar una lesión en esta parte de encéfalo, podría ser mortal.

El cerebelo: este se encuentra ubicado en la parte posterior del encéfalo. Es aquí donde se controlan los movimientos musculares voluntarios, la estabilidad del cuerpo, el equilibrio y la postura.

La médula espinal: esta se caracteriza por ser un cordón grueso. Este se encuentra formado por muchas neuronas distribuidas a los largo de la columna vertebral.

Los cuerpo neuronales de la médula, actúan como centro de control involuntarios.  Por lo general se encuentran cubiertos por muchas fibras nerviosas.

Estas fibras son la que se encargan de transportar los impulsos nerviosos desde en encéfalo hasta donde se encuentran los receptores llamados también órganos efectores.

Función del sistema nervioso periférico

Dentro de las funciones que debe cumplir el sistema nervioso periférico se encuentran encuentra el control y transmisión de los impulsos nerviosos.

Esto se debe a que allí es donde se encuentran los nervios y las neuronas que se extiende a las afueras del sistema nervioso central dirigido a los miembros.

Esta parte del sistema nervioso no se encuentra protegido por los huesos o por barreras hematoencefálica. Desafortunadamente, esto deja al sistema nervioso periférico expuestos a las toxinas y a diferente daños de origen mecánico.

Dentro del conjunto de funciones que cumple el sistema nervioso periférico se encuentra la regulación, integración y  coordinación de los órganos internos.

Esto se puede lograr a través de las respuestas inconscientes del mismo sistema nervioso.

Para cumplir con estas funciones, el sistema nervioso periférico se encuentra dividido en:

Sistema nervioso somático: esta es la parte del sistema nervioso que se encarga de llevar la información sensorial y motora al sistema nervioso central.

Es en esta parte del sistema nervioso que se transmite la información sensorial de los movimientos. Esto ocurre después que el cerebro evalúa la información recibida por los receptores sensoriales.

Las principales neuronas que se encuentran presente en el sistema nervioso somático son: Neuronas sensoriales (o neuronas aferentes) y Neuronas motoras (o neuronas eferentes).

Sistema nervioso autónomo o vegetativo: este se encarga de proteger o moderar el gasto de energía que se produce en el cuerpo. Este sistema nervioso se encuentra formado por una gran cantidad de neuronas.

Estas sirven para que sea transmitido los impulsos entre el sistema nervioso central y la demás partes del cuerpo.

El sistema nervioso autónomo a su vez se encuentra dividido en:

Sistema nervioso simpático: este sistema se encarga de dar respuesta de forma automática cuando se encuentra en peligro. Prepara el cuerpo para un mayor gasto energético cuando se presenta una situación de peligro en el entorno.

Sistema nervioso parasimpático: colabora a mantener el cuerpo en un estado de calma colaborando con el ahorro de energía. Además controla las funciones  como la digestión, la presión arterial y la frecuencia cardíaca.

Receptores sensoriales

Los receptores sensoriales son lo que se encargan de recibir los estímulos a través de los órganos sensoriales. Es importante destacar que los receptores sensoriales son el final de los nervios sensoriales.

Además se caracteriza por ser el inicio del proceso sensorial. Esto se debe a que, el receptor se encarga de recibir los estímulos que se encuentran en el exterior y los conduce hacia el cerebro.

Una vez en el cerebro se analizan o interpreta de manera subjetiva la información recibida, a este proceso se le llama percepción sensorial.

Después de este proceso la información se lleva a la parte del sistema nervioso que le compete (sea el periférico o central), para dar una respuesta.

Los receptores sensoriales son:

La vista: a través de este sentido la persona conoce su entorno, logrando relacionarse con el semejante. El hombre para logra extraer información del medio que lo rodea debe contar con los elementos necesario.

La vista: capta la información, esto se obtiene a través de las imágenes visuales, diferenciando así el color, la posición, la forma entre otros.

El oído: es el órgano que permite percibir los sonidos logrando diferenciar entre el volumen, el tono, la dirección y el timbre. Por lo general las vibraciones sonoras son percibidas por el oído, este envía las señales al cerebro.

Cabe señalar que, en el oído también existen  terminaciones nerviosas que se encarga de recibir información  de los movimientos de esta forma se puede lograr el equilibrio.

El gusto: este sentido se encarga de percibir la información de las sustancias que son solubles en la saliva. Esto se realiza a través de las características químicas que poseen y le dan la sensación del sabor.

El olfato: este sentido se caracteriza por detectar los olores. Esto se procesó par reacciones de un quimiorreceptor, este se encarga de estimular las partículas de olor que  desprenden los cuerpo aromáticos.

Estas partículas ingresan a través de los epitelios olfatorios que se encuentran presente en la nariz. Los olores se encuentran en constante proceso por el sistema olfativo.

El tacto: se halla principalmente en la piel, por lo que cuenta con varios receptores nervioso. Es a través de este sentido que se puede  conocer la textura de los objetos.

Estos receptores se encargan de transformar los diferentes estimulas que recibe del exterior para que sea interpretado por el cerebro.

¿Cómo funciona el sistema nervioso?

A pesar de los divisiones con las que tiene el sistema nervioso, este para funciona las integra todas. La forma en que funciona es muy compleja, siendo el cerebro el principal órgano que emplea. La forma que funciona es la siguiente:

El cerebro se encarga de enviar las señales a través de los terminaciones nerviosas de la médula espinal y el sistema nerviosos periférico.

Esta es la forma en que se controla los diferentes movimientos de los músculos y las diversas funciones de los órganos en el interior del cuerpo.

Las neuronas se caracterizan por ser la principal unidad de trabajo en el sistema nervioso. En el cerebro existen un aproximado de 100 mil millones de neuronas.

Las neuronas se caracterizan por ser un cuerpo  celular que cuenta con un núcleo y unas series de extensiones llamadas axones y dendritas. Estas extensiones son las que permiten la comunicación entre neuronas.

Cuando en las neuronas se presenta un mensaje que envía otra neurona, estas emiten señales eléctricas a través de su axón.

Esta se van transformando en señales químicas y los axón se encargan de liberar el mensajes a los que se llama neurotransmisores.

Estos neurotransmisores son liberados entre las neuronas en un espacio que se encuentra entre el axón y las dendritas. A dicho espacio lo denominan sinapsis.

Por su parte, los neurotransmisores recorren la pequeña distancia de la sinapsis para poder llega a la dendrita. Una vez que llega los neurotransmisores a la dendrita estos son convertidos en señales eléctricas.

Este proceso se repite, es decir, la señal viaja por medio de las neuronas para volver a transformarse en señal  química, siempre que llega a neuronas vecinas.

En el caso de las neuronas motoras, estas se encargan de transmitir  los diferentes mensajes al cerebro, para así poder controlar los movimientos voluntarios del cuerpo.

En el caso de las neurona sensoriales, estas reciben los estímulos y posteriormente transmiten el mensaje en el cerebro.

En otras partes, el sistema nervioso se encarga de regular los diferentes impulsos involuntarios que se encuentran involucrados. Esto con la finalidad de mantener el buen funcionamiento del cuerpo.

Neuropatía diabética, una enfermedad del sistema nervioso

La neuropatía diabética, es una enfermedad propia de las personas que padecen de diabetes. Esta enfermedad ataca al sistema nervioso cuando el azúcar (glucosa) en la sangre se encuentra elevado.

Cabe señalar que la neuropatía diabética se presenta con mayor frecuencia en las terminaciones nerviosas de los pies y las piernas. De igual forma, se pueden ver afectado cualquier nervio del sistema nervioso.

Según los nervios que se vean afectados, los síntomas de las personas que presentan neuropatía diabética pueden abarcar:

  • Un dolor muy intenso.
  • Entumecimientos en las extremidades (pies, piernas, brazos y manos).
  • Problemas para realizar la digestión.
  • Problemas en el tracto urinario.
  • Problemas en los vasos sanguíneos.
  • Problemas el corazón.

Cabe señalar que los síntomas son variables, es decir en algunas personas se presentan de forma leve mientras que en otras tiene mayor intensidad.

La neuropatía es una enfermedad de las personas que tienen un nivel elevado de azúcar en la sangre a son diabética. Por esta razón, se puede controlar manteniendo un nivel adecuado de glucosa en la sangre.

Esto se puede lograr a través de la alimentación y con Azúcar en la Sangre, este es un producto natural diseñado para controlar los niveles de azúcar en la sangre. de igual forma, debe procurar llevar un estilo de vida saludable y realiza actividades física.

Por otra parte, existen cuatro tipos de neuropatías diabéticas, de allí que los síntomas que se presenten varían entre ellas. Las personas pueden presentar varios tipos de neuropatía simultáneamente.

Es probable que la causas entre las diferentes tipo de neuropatía difieran entre ella. Sin embargo las investigaciones han determinado que esta patología se debe a tener por largo tiempo los niveles de azúcar en la sangre elevados.

En la mayoría de los casos no se lleva un control, por lo que dañan de forma significativa los nervios. Esto ocasiona que interfieran en la capacidad de transmitir los impulsos nerviosos.

El azúcar en la sangre  también afecta las paredes de los vasos sanguíneos, interrumpiendo el paso del oxígeno y los nutrientes a los nervios del sistema nervioso.

Evita esta patología con Azúcar en la Sangre, es un producto natural por esta razón no ocasiona efectos secundarios. Además está elaborado con productos naturales como gymnema, melón amargo, banaba y guggle efectivo para tratar con diabetes tipo II.

Los síntomas de la neuropatía periférica y autonómica

Los síntomas de la neuropatía aparecen de forma gradual, dependiendo de los nervios que se encuentran afectados. En ocasiones no se notan los daños hasta que los nervios se encuentran bien afectados.

Para evitar padecer de neuropatía se debe mantener normales  los niveles de azúcar en la sangre. Para ellos cuentas con Azúcar en la Sangre,  entre sus ingrediente tiene canela, esta ayuda a reducir el azúcar en la sangre

Los síntomas que se pueden presentar son:

En la neuropatía periférica: esta es la que se presenta con mayor frecuencia en las persona con diabetes. Esta afecta principalmente la extremidades comenzando por los pies y las piernas.

Los síntomas de esta neuropatía se agudizan durante las noches, algunos de ellos son:

  • Dolores o calambres agudos.
  • Una sensación de ardor u hormigueo en las extremidades.
  • Se incrementa la sensibilidad al tacto.
  • Se incrementa la pérdida de los  reflejos, sobretodo en el tobillo.
  • Se tiene una pérdida en el equilibrio y en la coordinación.
  • Debilidad muscular.

Neuropatía autonómica: afecta principalmente al sistema nervioso autónomo. Cabe señalar que es este sistema el que se encarga de controlar  la vejiga, el corazón, los intestinos, el estómago, los órganos sexuales y los ojos.

La diabetes puede afectar cualquier zona, de allí que se presente los siguientes síntomas:

Problemas en el tracto urinario o en la vejiga, entre ellos infecciones, retención de líquido o incontinencia urinaria.

  • Estreñimiento, diarrea incontrolable o ambas.
  • Dificultad para tragar.
  • Aumento o disminución del sudor.
  • Problemas para controlar la temperatura corporal.
  • Gastroparesia o un vaciamiento lento del estómago, esto se puede presentar por náuseas, vómitos, hinchazón y pérdida del apetito.
  • Aumento de la frecuencia cardíaca.
  • Disfunción eréctil.
  • Sequedad vaginal.

Síntomas de la neuropatía: radicupeloplexopatia y mononeuropatía

Neuropatía radicupeloplexopatia: ésta también es conocida como amiotrofia diabética. Este tipo de neuropatía influye principalmente  en los nervios que se encuentran presente en las caderas, los muslos, los glúteos, los pies y las piernas.

Esta es la que se presenta cuando la persona está padeciendo de la diabetes tipo II o cuando el enfermo es un adulto mayor. Los síntomas que se tienen con frecuencia son:

  • Dolor con gran fuerza que ocurren durante un día o más, generalmente se presenta en las  caderas y los muslo o glúteo.
  • Una debilidad generalizada, con un encogimiento en los músculos del muslo con el tiempo.
  • Se presenta gran dificultad para ponerse de pie una vez que está sentado.
  • Se muestran el abdomen hinchado.
  • Se pierde peso sin causa aparente.

Mononeuropatía: este tipo de neuropatía causa daños severos en la cara, en medio del cuerpo o en las piernas. Se presenta con mayor frecuencia en los adultos mayores, afectando:

  • La pantorrilla o el pie.
  • La pelvis o la parte baja de la espalda.
  • La parte delantera del muslo.
  • El pecho o el abdomen.

La mononeuropatía puede ocasionar problemas en la cara entre ellos se encuentran:

  • Dificultad para enfocar.  
  • Visión doble.
  • Dolor detrás de uno de los ojos.
  • Parálisis en uno de los lados del rostro.

sistema nervioso desde optica inclinada hacia abajo, Ilustración médicamente precisa - columna vertebral

Prevén la neuropatía con Azúcar en la Sangre

La neuropatía diabética se puede prevenir o evitar si mantiene un nivel adecuado de azúcar en la sangre. Para ello debes descuidar lo que comes, evitado las harinas refinadas, los dulces, las grasas saturadas, entre otros.

De igual forma cuentan con Azúcar en la Sangre un producto natural que ayuda a controlar el azúcar en la sangre. Esto se debe a los ingredientes con los que cuenta entre ellos se tiene:

Gymnema sylvestre: esta es una planta que sirve para eliminar el azúcar de la sangre.de igual forma sirve para ayudar a disminuir el triglicérido y el colesterol malo del cuerpo.

La gymnema estimula la producción de la insulina en el cuerpo, de la misma forma controlar la necesidad de consumir azúcar.

De allí la importancia de su consumo cuando padeces de diabetes.

Picolinato de cromo se comporta como un importante recurso para promover la acción de la insulina y por lo tanto, la captación de la glucosa.

La corteza de canela: posee propiedades curativas que controlan los niveles de azúcar en la sangre. Esta sustancia es ideal para las personas que padecen de diabetes tipo II, resistencia a la insulina y de síndrome metabólico.

El melón amargo: se caracteriza por ser un vegetal de origen tropical, este ayuda a previene el desequilibrio del azúcar en la sangre. de esta forma se puede evitar presenta neuropatía por ende el daño en el sistema nervioso.

Pimienta de cayena: es una sustancia que se encuentra en los pimientos rojos, ayuda a reducir el riesgo de padecer de diabetes tipo II. Esta se debe a que contarla el azúcar en la sangre y la producción de insulina.

No conforme con los efectos previamente citados, este increíble producto te permitirá reducir los cuadros depresivos de modo natural. Es un producto completo que no puedes pasar por alto. ¡Pruébalo ya!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *