Taza de vidrio con infusión de hierbas, diente de león y ortiga en fondo de madera.

¿Para qué sirve el diente de león?

¿Para qué sirve el diente de león?

Última actualización: 06-12-2018 por Editor Pedro.

Saber para qué sirve el diente de león, te puede salvar de varios males muy presentes en la vida diaria, y esto ya que sus propiedades medicinales son muy variadas. Solo resta aprender a cómo usarla porque también tiene cuidaos para su uso, aunque podemos agregar que en la cocina, también está presente.

Se trata de una planta herbácea con varios nombres disponibles, el científico, Taraxacum officinale Weber, pero también tiene nombres vulgares, como el de achicoria amarga. Otros nombres comunes son: taraxacón, moraja, chipule, amargón, cerraja y lechuguilla, y hasta botón de oro la llaman.

Lo cierto es, que esta planta, sin tallo por cierto, fue poco apreciada en el pasado lejano, y hasta le tenían miedo en la antigüedad, cuando la relacionaban con prácticas oscuras. Pero la verdad, es que en la actualidad, esta planta, además de que prácticamente todas sus partes son utilizables para la medicina natural, es una gran aliada de nuestra salud.

Diente de león, se considera, aún hoy en día, como una planta vulgar en la idea de que se encuentra fácilmente en los caminos libremente como maleza.

Además muchos jardineros, la ven como hierba mala, en contraste, en realidad esta planta es muy respetada por los conocedores, como altamente medicinal, en vista de sus contenidos.

Una de las características particulares de esta planta es que  no posee tallo, como mencionamos antes, y es que crece directamente desde la raíz.  Llama la atención, que hace su aparición, emergiendo en una especie de grupo de flores y hojas alargadas y dentadas, que por cierto es de donde viene el nombre diente de león.

Esta forma dentada de las hojas, puede contener hasta 15 segmentos en forma de dientes, pero el nervio central se puede expandir hasta unos 15 cm de longitud. Otra particularidad de la hoja, es que los segmentos son asimétricos entre sí. Por lo que da la impresión de la dentadura de un león, además de que el segmento final es triangular.

Taza de vidrio con infusión de hierbas, diente de león y ortiga en fondo de madera.

El diente de león y sus características

Hay más en esta planta tan interesante como saludable, si nos referimos a sus flores, que por cierto es una de las que más llaman la atención por su color amarillo. Esta flor, además de que también colabora con la salud humana, tiene un comportamiento muy particular, y es que esta se cierra por las noches y en los días nublados o de poca luz.

Este proceso de las flores del diente de león, después de varios días de cerrar al caer el sol y abrir durante el día, termina con un cierre temporal durante  algunos días seguidos. Esto último resulta en el fruto de la planta, incluyendo por supuesto sus respectivas semillas, por lo que hay que mencionar que estas flores son hermafroditas.

La forma en la que se reproducen estas plantas, incluye un viaje de dispersión apoyado con los vientos de la zona, para esparcir el fruto y sus semillas. Otra forma en la que se  propaga, se dice que tiene que ver con gusanos que trasladan sus frutos, pero no es una teoría comprobada científicamente.

Debido a su condición de hierba vulgar, es un tanto difícil determinar fehacientemente su real procedencia, pero algunas investigaciones, arrojan verdaderos indicios. Se trata, de que se comenta sobre su origen europeo, pero la verdad, es que su presencia se ha extendido por todos los continentes.

El diente de león, es una planta del tipo perenne que posee una raíz primaria alargada y que emerge del terreno tal y como una roseta de hojas y flores. En cuanto a la altura que alcanza, no crece más allá de los 50 cm y sus hojas inclusive en ciertas ocasiones presenta microvellosidades.

Si le agregamos más características a la descripción, observamos que sus flores poseen pedúnculos huecos, es decir conductos que despiden al romper, un líquido lechoso. Este líquido es de tipo lechoso y de sabor amargo, además estas flores son de un llamativo color amarillo subido que asemeja al dorado, por lo que es fácilmente identificable.

El fruto que despide la planta diente de león, presenta una descripción científica o botánica poco común, se trata de una cipsela o aquenio con vilano. Estos frutos son conocidos comunmente como panaderos y para completar la descripción, sumamos que esta planta florece en la  primavera y continúa el proceso hasta fines del verano.

Contenido nutricional del diente de león

Realmente el diente de león es una fuente nutricional única por su contenido de vitaminas, minerales, carbohidratos, proteínas y grasas, pero no contiene ni colesterol ni azúcar. Si tomamos un marco de referencia de 100 gr de diente de león, podemos tener una buena referencia de los aportes que hace sobre las necesidades diarias de un adulto.

El ser humano promedio, necesita suministrarle al cuerpo, al menos 2000 calorías diarias, por lo que cualquier alimento que contenga diente de león, ya estará aportando un 2%. Y es que sobre de esos 100 g, ya ésta planta está sumando 45 calorías de las que se requieren, lo que la hace ideal en regímenes para adelgazar.

En esos mismos 100 g de la planta, también están contenidos otros elementos como los carbohidratos en aproximadamente 10 g, así, unos 4 g de fibra, otros 3 g de proteínas. Y minerales como el sodio tienen presencia en el diente de león, aunque con una mínima cantidad aproximada de 80 mg, y el agua también aporta a sus bondades nutricionales.

El porcentaje de grasa contenido en el diente de león es muy bajo, en tanto que no llega ni al 1% sobre los 100 g que se puedan consumir de esta planta. A todo lo anterior, podemos sumar varias vitaminas esenciales para la nutrición humana, y es que las vitaminas A, C, K,E y otras más, están contenidas en el diente de león.

Veamos algunas de las características de las vitaminas contenidas en el diente de león, comenzando por la vitamina A, un nutriente del tipo hidrosoluble, absorbido en digestión. Los aportes de esta vitamina son aprovechados por nuestro organismo para su correcto funcionamiento,  aunque una parte de esta se almacena en el hígado o en células grasas.

La vitamina C, la cual es fundamental para todas las actividades del organismo humano, también tiene presencia en el diente de león parta la prevención de muchas dolencias. Si examinamos, podemos encontrar unos 35 mg de la vitamina C en los 100 g de referencia que tomamos, y aunque la cantidad parece baja, en realidad es el 58% de los requeridos.

Y ya que entramos en el tema de los nutrientes, es necesario recordar, que los alimentos se deben complementar para que se logre la nutrición adecuada. Es por esto que recomendamos el VicMujer, sin duda la mejor combinación de nutrientes naturales para el equilibrio de las energías del cuerpo y el correcto funcionamiento del cerebro y la mente.

bolas de colores asemejan vitaminas y minerales que forman parte de la tabla periodica

Los nutrientes del diente de león revelan para qué sirve esta planta

La vitamina B7, denominada como alfa tocoferol, es otro de los componentes del diente de león y es un eficiente antioxidante que previene cáncer, diabetes y dolencias del corazón. Esto último, ya que facilita los tratamientos contra las enfermedades cardiovasculares, además de que fortalece el sistema inmunitario, la vista y la piel.

El contenido de vitamina K en el diente de león, casi alcanza al 1000% del requerido diariamente para que el organismo funcione debidamente al evitar el sangrado excesivo. Esta sustancia, es la encargada de regular los procesos mediante los cuales la sangre coagula a su debido tiempo.

Las enfermedades del corazón, se pueden prevenir con el consumo del diente de león, en tanto que esta vitamina K se considera esencial regulando procesos sanguíneos. Además esta vitamina es fundamental en el organismo en la idea del desarrollo de una osamenta resistente, dúctil y fuerte y este casi 1000% está referido a 100 g del diente de león.

El ácido fólico, también muy conocido como vitamina B9, está involucrado en el funcionamiento del aparato digestivo, y también en el mantenimiento de la salud de la piel. Además, esta vitamina, interviene en el mantenimiento de las funciones de las articulaciones, en la salud del cabello y en el buen desempeño visual.

El diente de león, proporciona, en 100 g de cualquiera de sus derivados para el consumo, apenas un 7% del consumo requerido diariamente por una persona adulta. Es decir, que el diente de león, en su contenido, aporta unos 27 microgramos de lo que se debería consumir cada día, pero su ausencia, no debe suceder.

Es por esto último, que el complementar la alimentación con un producto como nuestro suplemento nutritivo natural, el VicMujer, es necesario por sus componentes herbales. En tanto que los productos de la naturaleza, aunque muy completos nutrientes, no cubren todas las necesidades nutrientes por si solos.

En la composición del diente de león, nos encontramos con un elemento que es esencial para el desarrollo y mantenimiento constante de los huesos, el fosfato de calcio. Dato interesante, es el de que el cuerpo humano, debe contener y mantener al menos 1Kg de calcio para sumar salud a la dentadura y la osamenta.

Mucho más sobre el valor nutricional del diente de león y para qué sirve

La vitamina E, también suma en los beneficios que el diente de león nos brinda respecto a la salud, esto se refiere a su aporte en la formación de glóbulos rojos. Pero esta vitamina también facilita el proceso de absorción y utilización de la vitamina K, promueve la dilatación de los vasos sanguíneos impidiendo la coagulación de la sangre en ellos.

La vitamina E es usada por las células como medio comunicante entre ellas, es decir que facilita la interacción entre ellas además de que permite los procesos celulares. La mayoría de las funciones que cumplen las células en el organismo, son fundamentales y la presencia de esta vitamina en el diente de león cubre un 23% de esa necesidad diaria.

El mineral de hierro, es uno de los componentes importantes dentro de la configuración  nutricional del diente de león, En tanto que contiene 10 mg por cada 100 g de esta planta. Esta cantidad de hierro, se refiere a un aproximado del 20 % de los requerimientos diarios  de una persona adulta.

El hierro, juega un papel vital en el proceso de conversión del azúcar contenido en la sangre, en energía, además interviene en la producción de la sangre de nuestro cuerpo. Por otro lado, la presencia del mineral de hierro, es necesaria para las funciones de transporte de oxígeno alrededor del todo el organismo.

Finalmente el hierro, promueve la producción de las enzimas que intervienen en el nacimiento de nuevas células, neurotransmisores, hormonas y aminoácidos.  Hay más sobre las funciones del hierro en el organismo humano, pero por lo pronto revisaremos otros contenidos minerales.

Continuamos con el potasio, promotor de los procesos que se llevan a cabo por los electrolitos en el cuerpo, a esto se suma la función de mantener la presión en sangre. Las propiedades del potasio, contenidas además en el diente de león, son esenciales en el control de la hipertensión arterial y son casi 400 g, el contenido en 100 del diente de león.

El magnesio también está en el diente  de león y participa activamente en más de 300 procesos bioquímicos que suceden en nuestro organismo, además regula la glucosa.

A esto se adiciona el mantenimiento de las funciones del sistema nervioso central y el de la musculatura, pero también el de las funciones del sistema inmunológico.

La utilidad del diente de león en la salud

Como podemos observar, las propiedades saludables de los componentes contenidos en el diente de león, no solo son extensas, sino que además bastante completas. Tanto es así que aún podemos contar con los beneficios de 2 minerales más para el correcto funcionamiento de nuestro organismo.

Parte de la composición mineral del diente de león, es el fósforo, el cual está presente en el organismo, en forma de fosfato y es responsable del desarrollo y reparación de células. Los tejidos también se ven beneficiados por la acción del fósforo, además favorece la acción proteica, el equilibrio de las funciones hormonales y la digestión eficiente.

El consumo de unos 100 gramos de alguno de los productos del diente de león, significan unos 65 mg de fósforo que además equivalen al 7% de lo que requiere diario un adulto. Y finalizando esta relación de nutrientes esenciales, observamos que el sodio, incluido en el diente de león, aporta 75 mg por cada 100g de la planta, es decir, el 5% de lo requerido.

El diente de león, también contiene sodio, es decir, 75 mg del mineral, se encuentran en 100 g de cualquier producto derivado del diente de león, es un 5% de la necesidad diaria. Como muchos saben, la presencia de sodio en el cuerpo, es responsable de variaciones en la presión sanguínea, pero fortalece funciones del sistema nervioso y muscular.

Todos estos valores nutritivos, resultan en varias aplicaciones como veremos en las próximas líneas, ya que podemos agregar un cabello sano a las propiedades de la planta. Por su alto nivel de silicio, un mineral que posee importantes propiedades hidratantes, el mantenimiento de un cabello sano, se ve fortalecido.   

Aparte, la savia del diente de león, forma parte de efectivos tratamientos contra el acné y sobre todo si se presenta picazón en el cuero cabelludo o granitos molestos. Esta savia proveniente de la planta, se usa como crema o como un enjuague para el lavado del cabello.

El alto porcentaje de betacarotenos contenido en el diente de león, que como todos sabemos, tienen cualidades antioxidantes, son antienvejecimiento para el cabello. Es decir, protegen el cabello del envejecimiento prematuro, que frecuentemente ocurre por la acción de los radicales libres.

Las propiedades del diente de león

Varios de los tratamientos más comunes e importantes para la salud corporal, se basan específicamente en las propiedades depurativas de la planta diente de león.

Entre los más conocidos podemos nombrar: la arterioesclerosis, el colesterol, obesidad, hepatitis, gastritis, cirrosis, cistitis, estreñimiento, resfriados y hasta las várices y cálculos biliares.

La verdad es que la lista es extensa, por lo que podemos incluir tratamientos para regular los trastornos menstruales, la diabetes, el hígado y sin olvidar los de la vesícula bilial. Si tomas la iniciativa de comenzar a agregar diente de león a diario en tu tradición culinaria, sin duda también comenzarás a ver los cambios positivos en vitalidad y salud.

El nivel de energía aumenta con el consumo diario, siempre prudente, del diente de león, en tanto que todas las partes de esta planta pueden ser utilizadas como diurético. Esta propiedad aplica para la purificación de la sangre, así también como laxante, pero aún más, es muy eficiente en la tarea de facilitar los procesos digestivos.

Es necesario mencionar que como complemento de todas estas bondades, en muchos centros dedicados a la medicina alternativa natural, se usa a menudo el diente de león. Y es que se usa como base,  para la preparación de varios medicamentos.

El aceite usado en masajes para tratamientos corporales relacionados con el reumatismo y la artritis, también se extrae de la raíz, lo que funciona como una magnífica cura. El ácido fólico contenido en el diente de león, es el componente indicado para la regeneración de células a lo que se suma, es que acelera el crecimiento del cabello.

Siempre se podrá complementar los efectos del diente de león en la salud, agregando a la alimentación el suplemento VicMujer. Es la mejor combinación herbal de nutrientes para el equilibrio de energías y el mejor funcionamiento del cerebro.

Las hojas, hasta crudas, pero bien lavadas, se utilizan en la cocina, añadidas a las ensaladas, pero picadas en pequeños trozos y sin olvidar usar hojas jóvenes para esto.

Mejor si las hojas están comenzando a crecer de manera de evitar el sabor amargo de las más viejas.

Ya debes saber para qué sirve el diente de león

Después de haber recorrido todos los capítulos de este artículo, no queda sino estar seguros de que sabes mucho más sobre los usos y para qué sirve el diente de león. Ya entiendes que incluir al menos una bebida en tu dieta diaria, te dará el beneficio de aprovechar todas las propiedades medicinales de la planta.

Al menos existen dos formas de ingerir la planta desde algunas de sus partes, en ensaladas y en infusiones, aunque una posibilidad es el agua de diente de león. Hay quienes dicen que esta agua, transformó su cuerpo, por supuesto que esta aseveración proviene de las bondades del agua o infusión del diente de león.

Esta planta ingerida en forma de infusión, es capaz de desintoxicar el organismo para un cuerpo sano, particularmente cuando hace su efecto en el hígado limpiandolo. Con el pasar del tiempo y el diente de león, adquieres la capacidad de prevenir inflamaciones y la saturación del hígado.

Para preparar una ensalada natural que incluya diente de león, hacen falta algunos ingredientes, y entre estos necesitamos ajo, aceite de oliva, vinagre. Otros ingredientes que se requieren en la ensalada son muy conocidos, y se trata del jugo de limón, o lima, sal y pimienta recién molida y al gusto, más una chalota mediana, muy finamente picada.

Las hojas del diente de león, también se pueden cocinar para luego rellenar  tortas, mejor si las hojas son jóvenes al cocinarlas, ya que al pasar la juventud, se tornan amargas. En cuanto a los fines medicinales, se pueden consumir las hojas secas del diente de león preparando con ellas una deliciosa infusión.

La raíz también funciona en la elaboración de infusiones, se usan unas tres cucharaditas de raíz en una taza de agua previamente hervida, y se cuela después de 15 minutos. Esta bebida así preparada, posee todos los beneficios medicinales que hemos mencionado durante todo el artículo.

Hasta podemos combinar las hojas del diente de león, con bebidas, debido a su contenido de vitaminas y minerales, se mezcla con batidos, por ejemplo de fresa y naranja. Esta mezcla, fortalece el poder nutritivo de estos dos frutos, además, con las flores se puede preparar la llamada miel de diente de león, una mermelada exquisita.

Para concluir, te recuerdo que muchos vegetales, plantas y frutos del mundo natural, aportan ciertas cantidades de nutrientes, pero se deben complementar.

Esto se logra con el suplemento más completo que es VicMujer, lo mejor para lograr el equilibrio energético y mental del cuerpo y que fortalece la memoria y la comprensión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *