Botellas de aceite esencial con romero, tomillo, tomillo rastrero, equinácea, gaulteria, lavanda, mirra e incienso sobre un fondo blanco

¿Para qué sirve el aceite de lavanda? El aceite de los mil usos

¿Para qué sirve el aceite de lavanda? El aceite de los mil usos

Última actualización: 28-11-2018. Equipo Nutricioni

Imagen en primer plano de lavanda violeta. De fondo una montaña con nieve

¿Para qué sirve el aceite de lavanda? una pregunta con muchas respuestas, ya que se trata de un aceite multiusos y multibeneficios.

Si quieres mejorar la alopecia, disminuir arrugas o liberarte de la gripe, el aceite de lavanda es todo lo que necesitas.

Conocido por ser antiinflamatorio, antidepresivo y antiséptico, el aceite de lavanda es un aceite herbal que no puede faltar en la aromaterapia.

Se caracteriza por tener efectos analgésicos, sedantes, desintoxicantes y antiespasmódicos.

El aceite de lavanda puede variar de apariencia de un color amarillo verdoso o incluso ser incoloro y tiene un olor floral muy dulce y un tanto amaderado.

Proviene de las flores de lavanda, un arbusto oriundo de los países mediterráneos de África y Europa, que florece en hábitats soleados y rocosos.

El uso de la lavanda no es algo nuevo, de hecho se cree que ha sido utilizada por más de 2500 años.

Antiguamente era utilizada por los griegos y romanos para lavar y purificar sus cuerpos, agregando flores de lavanda al agua que utilizaban para bañarse, (de hecho, la palabra "lavanda" proviene de la palabra latina "lavare", que significa "lavar").

En otros países como Arabia y Egipto, usaban las flores de lavanda para hacer perfumes y durante la época medieval y renacentista en Europa se uso como desinfectante y desodorante natural.

Tanto las flores de lavanda como su aceite son muy codiciados por su inigualable aroma y la versatilidad de sus usos.

Por ejemplo las flores de lavanda pueden utilizarse como decoración en el hogar o en manualidades.

Y el aceite de lavanda es un ingrediente indispensable en los productos de cuidado corporal como cremas, jabones y mascarillas.

En cuanto al cuidado de cosas materiales, el aceite de lavanda también está presente en detergentes y otros productos de limpieza.

Hombre muestra diferentes sintomas de dolores musculares

Un baño anti-estrés para aliviar los dolores musculares

Las flores de lavanda son un arbusto de fácil cultivo que crece encima de un follaje verde o grisáceo, con la característica de producir flores hermosas y de agradable olor perfumado.

La flores de lavanda son de un color azul violeta que bajo el cielo de verano, desencadenan diversas sensaciones, gracias a su aroma dulce, pero no solo eso, tras esa hermosa apariencia, las flores de lavanda esconden múltiples beneficios.

Químicamente el aceite de lavanda tiene una composición muy extensa con más de 10 elementos activos y contiene moléculas aromáticas con la propiedad de suprimir el dolor, lo que lo vuelve un relajante natural.

El aceite de lavanda es rico en propiedades estimulantes, relajantes y antiinflamatorias, gracias a ello puede ser utilizado para tratar el insomnio, mejorar la ansiedad y la depresión.

Una forma de usarlo es como aceite corporal, masajeando las zonas afectadas para aliviar el dolor muscular o articular, así como también para tratar quemaduras, heridas y problemas de acné.

Puedes también utilizarlo agregando unas gotas en un recipiente de agua caliente y posteriormente con la cabeza cubierta, respirar el vapor.

Y si agregamos las gotas de aceite de lavanda en un recipiente con agua tibia puedes sumergir allí tus pies para relajarte.

También se ha comprobado que el aceite de lavanda tiene propiedades antibacterianas y tiene un increíble potencial para erradicar las infecciones de la piel y uñas.

Por otra parte, los científicos de Journal of Medical Microbiology, también publicaron un estudio donde encontraron que el aceite de lavanda elimina diversas especies de hongos.

Y lo mejor de todo esto, es que el aceite de lavanda no crea resistencia a otros antibióticos.

Las mujeres se están rascando los brazos de la picadura en concepto sano en fondo de la naturaleza.

Las picaduras de mosquitos ya no serán un problema

El aceite de lavanda es ideal para aliviar el dolor, incluso el que produce una picadura de mosquito, la picazón en la piel o el dolor después de la introducción de una aguja.

Si se aplica un poco de aceite de lavanda sobre la piel y se masajea suavemente es posible reducir la hinchazón, picazón o enrojecimiento, ya que es un antiinflamatorio natural.

También puede ayudar a curar heridas, cortaduras, y quemaduras,  ya que es capaz de fomentar el proceso de cicatrización.

Los desórdenes de la piel como por ejemplo eczemas, acné, psoriasis y las arrugas pueden mejorar notablemente con la aplicación de aceite de lavanda, sobre la zona afectada.

Un estudio realizado por la Universidad de Coimbra, demostró que el aceite de lavanda tiene un gran potencial para combatir los organismos bacterianos de la piel, llamados dermatofitos, así como también varios tipos de Candida.

En cuanto a la salud capilar, el aceite de lavanda también está presente aportando diversas soluciones.

Una de ellas es contra la alopecia areata (pérdida de cabello), ya que la lavanda puede impulsar el crecimiento de nuevo cabello hasta más de un 40% luego de utilizar un tratamiento capilar a base de lavanda.

Cuando masajeamos nuestro cuero cabelludo con un poco de aceite de lavanda, lo dotamos de brillo fuerza y resistencia.

Pero por si esto fuera poco, el aceite de lavanda también es un eficaz tratamiento casero para matar piojos y liendres, evitando así que estos sigan reproduciendose.

Los usos del aceite de lavanda son muchos y van desde lo más externo hasta lo más interno.

Así como ayuda a una mejor apariencia de la piel o de nuestro cuero cabelludo, también es capaz de mejorar nuestra digestión.

Si, el aceite de lavanda estimula el tránsito intestinal y la producción de jugos gástricos y de la bilis, lo que podría ser ideal para mejorar el dolor de estómago, la indigestión, vómitos, flatulencias, cólicos y diarrea.

Botellas de aceite esencial con romero, tomillo, tomillo rastrero, equinácea, gaulteria, lavanda, mirra e incienso sobre un fondo blanco

Aceite de lavanda para problemas respiratorios y circulación sanguínea

Otro de los beneficios del aceite de lavanda es que ayuda a aliviar los problemas respiratorios como la gripe, dolor de garganta, resfriado común, tos, asma, bronquitis, congestión nasal, amigdalitis y laringitis.

Para aliviar estos problemas bien se puede inhalar vapor a través de un vaporizador o aplicándolo sobre la espalda, pecho y cuello.

Fórmula para el Dolor, es un producto a base de hierbas aromáticas y medicinales como la albahaca santa y las hojas de té verde, que incrementan las propiedades del aceite de lavanda para aliviar los problemas respiratorios.

Gracias a su delicada combinación de hierbas naturales Fórmula para el Dolor, es un analgesico alternativo que puede utilizarse para reemplazar la aspirina o el acetaminofén y lo mejor de todo sin efectos secundarios.

El aceite de lavanda también es capaz de mejorar la circulación sanguínea, reduciendo los altos niveles de presión arterial y además puede utilizarse para la hipertensión.

El aceite de lavanda también es utilizado en múltiples recetas de cocina, por lo general es utilizado al momento de cocinar los alimentos, en especial para ablandar aquellos con un sabor más cítrico.

El aceite de lavanda comestible también suele añadirse en condimentos, siendo muy popular en recetas como pollo horneado y algunos postres.

Incluyendo el aceite de lavanda en nuestras comidas, es otra idea para aprovechar sus múltiples beneficios.

Otras formas de usar el aceite de lavanda es como producto de limpieza, una mezcla infalible y natural para limpiar los baños y la cocina es mezclar un poco de aceite de lavanda con bicarbonato de sodio.

No solo quitas las manchas, sino también matas las bacterias presentes.

Cuando salgas a acampar, utilizar un poco de aceite de lavanda puede protegerte de los mosquitos y otros insectos voladores. De hecho, el aceite de lavanda es utilizado como ingrediente en algunos repelentes.

Usos del aceite de lavanda

A este aceite de se le atribuyen múltiples usos y beneficios, por lo que nos brinda diversas soluciones a problemas de la vida cotidiana.

Aceite de lavanda para perros: Gracias a sus propiedades antisépticas, los usos del aceite de lavanda también abarcan a las mascotas de la casa.

Aplicando una pequeña cantidad sobre el pelaje de los perros, se usa como un repelente para las pulgas u otro cualquier insecto.

Lo importante de esto, es que los perros no consuman el aceite y no se use una cantidad excesiva de aceite.

Aceite de lavanda para las estrias y celulitis: Usando aceite de lavanda diariamente se puede mejorar la apariencia de las estrías y cicatrices no profundas.

Esto es posible gracias a las propiedades que contiene la lavanda para hidratar y regenerar los tejidos de la piel.

Además el aceite de lavanda es un ingrediente esencial en las cremas hidratantes y anti celulitis, por lo que si se aplica directamente el aceite natural sobre las zonas necesarias pueden verse mejoras.

Aceite de lavanda para los dolores musculares: Añadiendo unas cuantas gotas en nuestra ducha es ideal para aliviar los dolores musculares y el estrés.
Otra forma es mojar algún pañuelo en un recipiente con agua y unas gotas de aceite de lavanda.

Esto puedes utilizarlo como compresa y aplicarlo sobre esguinces o lesiones musculares.

Para los dolores fuertes donde un suave masaje no es suficiente, lo ideal es combinar las propiedades del aceite de lavanda con Fórmula para el Dolor.

Ya que Fórmula para el Dolor es ideal para aliviar dolores de cabeza, tensiones y ansiedad, además ayuda con las articulaciones y reduce la inflamación.

Otros usos del aceite de lavanda

Aceite de lavanda para dormir: Gracias a sus propiedades aromáticas y sus propiedades relajantes, al aceite de lavanda se le atribuye el beneficio de ayudar a conciliar el sueño y tener una noche más placentera.

Para usar el aceite de lavanda con este fin, puedes agregar unas gotas en tu ducha o aplicarlo tópicamente en la parte posterior del cuello, ambas formas deben ser antes de dormir, para disminuir el estrés y conciliar el sueño más rápido.

Algunas personas recomiendan aplicar unas gotas de este aceite sobre las sábanas y almohadas.

Pero si quieres potenciar estos efectos, puedes mezclar aceite de lavanda, con un poco de aceite de camomila romana y el aceite de magnesio, esta mezcla reduce los síntomas de insomnio y reduce el tiempo que tardas para dormirte.

Aceite de lavanda para las hemorroides: Habitualmente las hemorroides suelen causar lesiones, infecciones o incluso sangrado, que como es de esperarse en la mayoría de los casos provocan dolor.

Tomando en cuenta que el aceite de lavanda contribuye mucho en mantener un estado óptimo de la piel, su aplicación no se debe ignorar a la hora de combatir las hemorroides y mejorar sus síntomas.

Aunque es posible conseguir aceite de lavanda en los estantes de mercados o farmacias, también puedes hacerlo tu mismo desde la comodidad de tu casa, solo necesitas los siguientes ingredientes:

  • Flores de lavanda secas.
  • Aceite mineral o aceite de oliva.
  • Frasco o jarra.
  • Estameña o muselina.
  • Botella esterilizada

Lavanda y valeriana hierba flores y raíz con mortero y mortero, sobre fondo de roble. Utilizado en medicina alternativa natural.

Haz aceite de lavanda desde tu casa, facil y rapido

Para hacer aceite de lavanda de la mejor calidad, las flores deben recogerse en plena etapa de floración, ya que es cuando tienen la mayor cantidad de ésteres.

El aceite de lavanda se genera mediante la destilación y se necesitan aproximadamente 150 libras de lavanda para producir tan solo 1 libra de este preciado aceite puro.

Aunque también se puede conseguir aceite de lavanda haciendo una infusión fría de lavanda, remojando sus flores en otro aceite. Prueba la siguiente receta para conseguirlo.

Cuando ya tengas todo los productos de la lista anterior, lo primero que debes hacer es limpiar muy bien y secar por completo el frasco o jarra donde colocaras tus flores de lavanda.

En el frasco anterior coloca tus flores, hasta llenarlo por completo y luego vierte sobre las flores el aceite mineral o aceite de oliva, hasta rebosar y cubrirlas por completo.

(Recuerda tapar el frasco, para que no le caigan virutas o le caigan insectos)

Este frasco debes colocarlo en un lugar donde le pegue la luz del sol y debes dejarlo allí reposando de cuatro a seis semanas, esto con el fin de extraer el aceite de las flores de lavanda y mezclarlo con el aceite base.

Cuando hayan pasado las cuatro o seis semanas, vierte el aceite sobre la estameña para filtrar impurezas y conservalo en una botella esterilizada.
La efectividad del aceite de lavanda y sus amplios usos, proceden de los efectos psicologicos y fisiologicos que provoca su relajante y  delicioso aroma, además de que sus aceites volátiles estimulan el sistema límbico.

¿Es seguro usar el aceite de lavanda?

Como se ha dicho a lo largo de este artículo, puedes utilizar el aceite de lavanda de forma tópica o inhalando su vapor.

Si bien es cierto, algunos personas recomiendan tomar té de lavanda, no es una práctica totalmente segura.

Beber el aceite de lavanda en forma de infusión puede generar algunos efectos secundarios, como picor en los ojos, dificultad para respirar, cólicos, diarrea y visión borrosa.

Entonces ¿Es seguro usar el aceite de lavanda?, la respuesta es si, los aceites naturales (como el aceite de lavanda) son una excelente herramienta para incorporar en nuestro estilo de vida.

Sin embargo, ten en cuenta las siguientes recomendaciones para que tu experiencia con el aceite de lavanda sea más placentera y evites reacciones adversas.

  • No frotes tus ojos o membranas mucosas con aceite de lavanda, ya que podría causar reacciones alérgicas. Si esto llegase a ocurrir, lávate con abundante agua.
  • Cuando quieras aplicar aceite de lavanda puro sobre tu piel, en especial sobre heridas abiertas, te recomendamos que lo mezcles con un aceite base, como por ejemplo el aceite de oliva o aceite de coco.

Diluirlo en agua también es una buena idea, ya que si lo utilizas sobre tus heridas de forma pura, puede causar irritación. (si tienes dudas sobre esto consulta con un especialista).

  • Antes de utilizar el aceite de lavanda sobre una zona extensa, primero coloca una pequeña gota en tu brazo y observa si ocurre alguna reacción alérgica.

El aceite de lavanda podría causar alergias en algunas personas de piel sensible.

  • El uso de aceite de lavanda generalmente se recomienda para personas adultas y no para niños.
  • Algunas personas pueden experimentar efectos secundarios como vómito, dolor de cabeza, escalofríos y náuseas luego de aplicar tópicamente o inhalar el aceite de lavanda. Si esto ocurre suspense su uso.
  • En cuanto a las mujeres embarazadas o en periodo de lactancia, en la actualidad no hay estudios que confirmen si el uso de aceite de lavanda sea contraindicado o no.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *